La Biblioteca de los horrores

No sufráis, mis poquitos lectores, ni huyáis despavoridos, que no me ha dado por ponerme a escribir un libro con ese título, un poco manido pero no me neguéis que prestaríais atención. No, ni tengo la imaginación, creo, ni las ganas, ni los recursos suficientes para hacerlo. Esto va de otra cosa.
Veréis, dado el estado de mi monedero últimamente, no puedo permitirme muchas alegrías literarias. Pero, como dice el refrán, “aunque la bolsa esté exhausta, el día de gastar se gasta”, y no dispuesta a renunciar a uno de los mayores placeres que para mí tiene la vida, leer, pensé que bien podía permitirme la suscripción a Kindle Unlimited. Por un precio inferior a 10 euros puedes descargar a tu reader una buena cantidad de obras, conocidas y menos conocidas.

El 60% del contenido de lo que os ofrece Kindle unlimited es muy bueno, bueno o aceptable, tal vez por eso lo mantengo. Incluso descubro algunos autores que se autopublican, que están a la altura de los consagrados y a veces la sobrepasan con creces. Pero vayamos al 40% restante, que por lo general corresponde a autopublicaciones.

Pues bien, aquí es donde “El grito” de Munch se me queda corto para expresar gráficamente lo que siento. La tecla de borrado de mi tablet está literalmente desgastada del uso. Y os explico las razones mediante una clasificación personal:

1.- Los “Perdone usted ¿Podría hablarme en cristiano?” : Estos obviamente ni me los descargo, porque desde la descripción soy incapaz de descifrar su género, el argumento, la trama… Ya a priori parecen escritos por el “cuélebre” que cantaba Victor Manuel, que ha ido a la escuela a aprender a hablar al revés. En fin… Al menos os ponen sobre aviso y pasáis directamente, lo que se agradece.
2.- Los “Argumento Zenzasional”: En estos lees la descripción y piensas que no está mal, te gusta. Lo descargas y comienzas. Ay. Os prometo que no tengo nada contra la escritura en español americano; de hecho una de mis obras favoritas de todo el universo universal es “El Señor Presidente”, de Miguel Angel Asturias, que escribe cosas como “¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre, sobre la pobredumbre! ¡Alumbra, lumbre de alumbre, sobre la pobredumbre, Luzbel de piedralumbre! ¡Alumbra, alumbra, lumbre de alumbre…, alumbre… alumbra, alumbra, lumbre de alumbre…, alumbra alumbre!”  y habla de zopilotes y otros términos cuyo significado debo buscar. Y me encanta. Pero cuando me escribes un libro en lenguaje de culebrón y la acción transcurre no en Colombia sino en la Rusia zarista, y no te provoca sentimientos sino zentimientos en el corasón mientras te pones los sapatos y miras con intencidad a tu papasito lindo, a tu bebito lindo ay mami loves you… pues esta castellana recia, Pilar La Eremita, amante de la buena prosa, echa de menos una hoguera con combustible de papel (o un virus informático letal para ciertos “”harchibos”).
3.- Los “Ay tía Milady te enrollas con ese conde y te paga un sueldo Nescafé”: Nos situamos en la Inglaterra victoriana ¿si?, en la época de mi adorada Jane Austen. Vemos a un grupo de tímidas jovencitas debutantes que acuden a un baile en Almacks vestidas con colores pastel, modosas y recatadas. Hablan entre ellas. ¿Y qué dicen? “Tia te lo juro o sea es que el otro dia cuando fui de shopping me encontré con el Conde de Windsor que no sabes qué bueno está tía así es que Milady de verdad si te besa la mano enrollate con él “. Os juro por Arturo que hay un montón así, y yo no se si cortarme las venas o dejármelas largas, que tengo la huella dactilar difusa de darle al borrado con prisas antes de que se me quemen las retinas.
4.- Los “¿Hortografía? ¿I eso que es?” :  Encontrarse con un “haber niño, qué has echo con lo que avía encima de la mesa que se lo tenía que llebar a tu madre. Hay haber ahora que hago que yo lo dejé ay” es lo de menos. Hay cosas mucho, muchísimo peores, como fuertes olores ha quemado y horrores diversos. Una vez fui a Urgencias aquejada de un fuerte dolor de ojos, al borde del sangrado, y el médico me prescribió leer solo libros que hubieran pasado por las manos de expertos correctores.
Y el factor común a los cuatro puntos: cuando en el colegio nos enseñaban a redactar tan solo correctamente, andábamos de charleta con las Milady-tías de Halmacks ¿no?
Mi recomendación para aquellos autores noveles que sean tan valientes como para autopublicarse es que antes de escribir lean, que lean mucho, y que antes de dar al botoncito de enviar comprueben si están enviando un libro o la redacción de su sobrino de primaria. De nada. Porque esta vez ha sido anónimo. A la próxima menciono autor y “hobra”.
Tener una ilusión y llevarla a cabo por todos los medios posibles está bien, pero un poquito de por favor y vergüenza torera; hay que tener algo de autocrítica y ser conscientes de nuestras limitaciones, que si yo quiero ser arquitecta construyo una casa de muñecas antes que el Empire State.

Fuentes: Kindle Unlimited de Amazon

A propósito de Brad

No se me alborote el personal que por aquí pulule: no he tenido un subidón hormonal que me haya hecho cambiar la temática del blog para dedicarlo a maromos de impresión, no. Es que es Brad Pitt, mi Brad, un actor versátil que lo mismo te interpreta a un héroe romántico que a un maloso odioso (mentira, por muy malo que sea no se puede odiar a Brad, eso le falta a su registro, un personaje aborrecible). Alguien que traspasa la pantalla y te atrapa irremisiblemente haga lo que haga, un actor con alma. Y además, es guapo, como él mismo dice:


Soy una de esas personas que odias por la genética. Es así

o su icónico Tyler Durden en El Club de La Lucha (1999), que bien podría decirlo el propio Pitt

 Soy como tú quisieras ser, follo como tú quisieras follar…, estoy libre de todas las inhibiciones que tú tienes

Aunque llevaba trabajando algún tiempo, le conocimos en 1991 como JD,  el novio raterillo de Thelma en Thelma y Louise.

Nos transmitió su crisis sobrenatural como Louis de Pointe du Lac en Entrevista con el vampiro (1994). Amamos y lloramos con Tristan Ludlow en Leyendas de Pasión (1995). Con Heinrich Harrer estuvimos Siete años en el Tibet (1997). Quisimos morir para poder responder eso de ¿Conoces a Joe Black? (1998), planear el robo del siglo con Rusty Ryan en Ocean´s eleven (2001), y un largo etcétera hasta que ayer, su Cliff Booth le valió un Globo de Oro por Erase una vez en Hollywood (2019). 

Vaya esta entrada como mi homenaje personal. Por lo que nos ha dado y lo que nos dará.

De asuntos como Branniston y Brangelina como que pasamos de momento… (reconozco que adoro la costumbre yanqui de crear un ente con vida propia partiendo de una pareja. Tengo que postear sobre el tema)

Acabo con otra frase de Tyler Durden, solo porque me gusta

No somos nuestro trabajo. No somos nuestra cuenta corriente. No somos el coche que tenemos. No somos el contenido de nuestra cartera. No somos nuestros pantalones. Somos la mierda cantante y danzante del mundo.

Fuentes:

Entrevista en El Pais
Filmografía en Sensacine
Biografía en Wikipedia 
Las 10 mejores… segun ellos

De mudanzas, especias que no lo son, y creaciones invisibles

¡Toma título! Si hasta parece que voy a escribir serio, y no de los eventos consuetudinarios que acontecen en la rua que decía Machado para hablar de… pues si, de algo tan simple como lo que pasa en la calle dicho con grandilocuencia, que hace leer al pedante. O sea, que si te has equivocado y has llegado hasta aquí por esas cosas del caprichoso azar (y porque lo voy a publicar en Twitter qué demonios), no vas a leer El Lazarillo de Tormes o Los Cuentos del Conde Lucanor, tan dados a empezar sus capítulos con el tan famoso y útil De… lo que sea, sino un desvarío sabatino de una cualquiera (persona ¿eh?, no empecemos), o de Fulana (y seguimos, que luego dicen del machismo, ay Señor Señor) de Tal. Venga, que voy a lo que iba.

Andaba yo toda ufana por las redes comentando despreocupadamente un programita de TV de esos con que los pedantes de los eventos consuetudinarios se llevan las manos a la cabeza y se rebajan a insultar y hacerse de cruces a los que nos gusta lo que pasa en la calle (además), cuando algo llama poderosamente mi atención: una idea increíble, mágica, en la cual unos escritores se ofrecen a ser amigos invisibles de sus lectores regalándoles una parte de ellos, un poquito de su obra, UN LIBRO.  La idea la promueve o publica un perfil con nombre de especia picante: Ana Kayena.

Me pongo a investigarla un poquito y me encuentro con una joyita. No os cuento más, descubridla vosotros mismos:
Obviamente me apunto rauda cual centella. No tengo mucho que ofrecer, sólo unos ojos ávidos de leer, una imaginación, más bien escasita, dispuesta a que la lleven de viaje al infinito y más allá, y un inmenso respeto por aquellos que son capaces de crear realidades y fantasías en las que quiero sumergirme con gusto. A cambio debo comentar lo que lea.
Y así recuerdo que hace dos años inicié una modesta aventura en forma de blog en WordPress. Se lo comento a Ana kayena como quien no quiere la cosa y ella me sugiere continuar y la mudanza a blogger. Y aquí estamos, para lo que guste y para lo que no, reiniciando la aventurilla.
Muchísimas gracias Ana, esta minientrada va por tí. Y que tiemble Kindle unlimited que me voy a despachar a gusto con las autopublicaciones. Pero eso será mañana. Feliz 2020

La Magia de ser Sofía – Elísabet Benavent

Publicado el marzo 31, 2018

Voy a empezar con una cita del primer libro que me pareció adorable:

Me gusta leer por lo que nos gusta hacerlo a mucha gente…porque al abrir los libros siempre encontramos un viaje y una vida que suplantamos y que nos probamos como un vestidito en Zara, sin el inconveniente de que a mí jamás me sube la pu(ta) cremallera a la primera”.

Una amiga me recomendó leer esta bilogía, y lo cierto es que aunque un poco reacia, pensando que me encontraría con una novelita chick lit, me he dejado llevar por la magia de Sofía y por su versión de Madrid, un Madrid que conozco y reconozco como mío, que tiene magia en sí mismo y que la autora ha sabido plasmar a las mil maravillas.

Si quereis pasar ratitos amenos, dejaos entretener por Sofía y su entorno. Vais a encontrar el inicio, desarrollo y típica conclusión de novela romántica que trata sobre una relación tóxica, esa de la que huiríamos en la vida real pero que en los libros queda bonito; porque siendo sinceros una relación sana no da para un alarde literario (qué hubiera sido de nosotros, los lectores, si Anna Karenina siguiera viviendo tranquila con su esposo o de Madame Bovary si no se dejara llevar por sus instintos más primarios y atolondrados).
Eso sí, en esta historia que podría ser una de tantas del género, de pronto surgen retazos que son francamente hechizantes, y que hacen que piense que Elísabet tiene madera de grande en narrativa. Y qué demonios, aunque la abofetearía muchas veces, he aprendido a apreciar a Sofía y a su Café de Alejandría, que me ha traído recuerdos de rincones de los que disfruté en mi viejo Madrid aunque ya no están.
Y me ha atrapado, dejándome con una leve sonrisa al final. Vamos con la sinopsis.
Reflexión : Qué difícil es escribir sobre un libro sin destripar la trama con spoilers…

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café…
…o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

La Magia de ser Sofía

La Magia de ser Nosotros

Editorial Suma de Letras

El Protectorado de la Sombrilla – Gail Carriger

Publicado el marzo 22, 2018

Saltándome directamente coetaneidades, así, por la cara, si Julio Verne y Jane Austen hubieran tenido una hija en común con sus talentos mezclados, y salvando las respetuosas distancias, se hubiera llamado Gail Carriger.
Esta escritora nos adentra en un mundo de una irónica rigidez victoriana en ademanes y contenido sobrenatural, mezclada con artefactos muy steampunk dignos de una novela de Verne cuanto menos, en su divertida saga “El Protectorado de la sombrilla”. Vale, sustituímos el Nautilus por mariquitas mecánicas venenosas, pero ya nos dicen que el tamaño no importa ¿no?

Alexia Tarabotti es una solterona potencial y no tiene alma. Literalmente. Ello le hace inmune a los encantos sobrenaturales de aquellos seres con los que va tropezándose en su camino. Es tocarla y se vuelven inofensivos como humanos, los vampiros pierden sus colmillos y los hombres lobo sus garras. Y ella, inglesa de pro pero con sangre italiana, no está dispuesta a pasar su vida entre salones y bordados, y no se resiste a investigar un buen misterio.
Los personajes que acompañan a Alexia son igualmente deliciosos : el glamour y savoir faire del extravagante Lord Akeldama y sus bellísimos e inteligentes… em… llamémosles pupilos que estamos en el Londres victoriano.. la apostura y bestialidad de Lord Maccon, claro que un hombre lobo que se precie ha de ser brutal, la genialidad de Madame Lefoux, que siempre viste como un hombre…
Saga entretenida, dinámica e hilarante. Sólo hay 3 libros publicados en español. aunque hay traducciones no oficiales de otros dos. Vamos con las sinopsis :

Libro 1 : Sin Alma

Alexia Tarabotti debe desenvolverse bajo muchas y variadas tribulaciones sociales. En primer lugar, no tiene alma. En segundo, es una soltera cuyo padre es italiano y, además, está muerto. Y en tercer lugar, ha sido groseramente atacada por un vampiro sin ningún respeto por la etiqueta social. ¿Qué puede esperarse de todo eso?

Aparentemente, nada bueno, pues Alexia mata accidentalmente al vampiro y el atroz Lord Maccon (ruidoso, indecoroso, atractivo y hombre lobo) es enviado por la Reina para investigar el caso. Con inesperados vampiros apareciendo y esperados vampiros desapareciendo, todo el mundo parece estar convencido de la culpabilidad de Alexia. ¿Será capaz de averiguar lo que está sucediendo realmente en la alta sociedad londinense? ¿Su habilidad para anular los poderes sobrenaturales debido a su carencia de alma demostrará ser útil o simplemente embarazosa? Y, finalmente, ¿quién es el auténtico enemigo, y tendrán tarta de melaza?

Libro 2 : Sin cambios

Alexia Maccon, recientemente convertida en Lady Woolsey, se despierta a media tarde y descubre que su marido, en lugar de dormir plácidamente como todo hombre-lobo que se precie, está inmerso en una discusión a pleno pulmón de la que, acto seguido, desaparece sin ni siquiera despedirse, dejando a la pobre Alexia sola con el regimiento de soldados sobrenaturales que acaba de acampar frente a su casa, una plétora de fantasmas y una más que airada reina Victoria.

Libro 3 : Sin culpa

Abandonar la casa de su marido y volver a vivir con su horrible familia… ¡Lady Maccon es el escándalo de la temporada en Londres!
La Reina Victoria la ha echado del Consejo en la Sombra y la única persona que podría ofrecerle algún tipo de explicación, Lord Akeldama, desaparece de la ciudad inesperadamente. Para colmo, Alexia es atacada por una serie de bichos mecánicos homicidas, lo que indica claramente, como solo unos bichos semejantes pueden hacerlo, que los vampiros de Londres están muy interesados en ver a Alexia muerta.

Mientras lord Maccon elige permanecer en un estado cada vez más ebrio y el profesor Lyall intenta por todos los medios mantener la manada de Woolsey unida, Alexia huye de Inglaterra para buscar refugio en Italia, en busca de los Templarios. Ellos son los únicos que saben lo suficiente sobre los preternaturales para explicar su cada vez más incómoda condición, pero los Templarios pueden ser todavía peor que los vampiros… ¡y además van armados con salsa pesto!

Fuente de las sinopsis : http://www.leemos.foroactivo.com

http://www.casadellibro.com

Saga Los Hollows – Kim Harrison

Publicado el marzo 12, 2018

Reconozco que me encantan las sagas. Cuando las primeras páginas del libro inicial te enganchan, es muy gratificante saber que vas a estar un tiempo con los personajes que comienzas a conocer. La desventaja es que terminas anticipando sus reacciones ante las situaciones en que les ponen los autores, pero aún así disfruto, y si además logran sorprenderme acabo haciendo la ola al escritor.
No se da tal sorpresa en Rachel Morgan, la bruja detective protagonista de esta saga. Terminas conociéndola como la palma de tu mano, pero aún así te tiene en un puño en cada capítulo. Aunque anticipes el desarrollo y las más de las veces, la conclusión, Kim Harrison y su Rachel no te dejan abandonar y te mantienen en vilo toda la trama.

Cito la sinopsis del primer libro… las tramas de éste y los siguientes se descubren leyendo

Todas las criaturas de la noche se reúnen en el barrio de los Hollows para esconderse, merodear, divertirse… y alimentarse.
Los vampiros son los amos de la noche en un mundo en el que impera la ley del más fuerte, plagado de peligros inimaginables, y el trabajo de Rachel Morgan es precisamente mantener a raya ese mundo.
Cazarecompensas y bruja con un indiscutible atractivo sexual y un fuerte carácter, Rachel los atrapa vivos, muertos… o no-muertos.
Rachel Morgan es una bruja Blanca que lleva tres años trabajando como cazarecompensas para Inderland Security en constante, aunque torpe, lucha por hacerse con las mejores misiones para demostrar su valía. Está harta y desilusionada con el trabajo y quiere dejarlo. El problema radica en que dejar I. S. significa también dejar rápidamente esta vida. I. S. no acepta de buen grado el incumplimiento de contrato.
Entonces se le ocurre una descabellada idea que podría sacarle del apuro, siempre que… viva lo suficiente para llevarla a cabo. Rachel imagina que si puede localizar al mayor traficante de azufre de la zona de Los Hollows y Cincinnati, será capaz de rescindir su contrato. No obstante, conseguir las pruebas para atraparle no será nada fácil.
Con la ayuda de su guardaespaldas y de su compañera de cuarto, una vampiro, puede que tenga éxito….
En suma, unos libros con acción trepidante a raudales; de esos que cuando acabas estás casi como si hubieses corrido una maratón. Cuatro personajes recurrentes, la propia Rachel, su peligrosa compañera Ivy ¿algo más que amiga?, su socio el pequeño pixie Jenks y su ácido sentido del humor, y el malo a quien amas tanto como odias, el… ah no, no os digo lo que es, como Rachel, descubridlo; lo dejamos en el misterioso Trent Kalamack. Sortilegios y armas inventadas con los más insólitos elementos, personajes secundarios que merecerían su propia saga… Y risas, muchas risas dentro de la violencia. Una lectura para divertirse cual chanchos en charca que se dice.
Un pero : No toda la saga está traducida, y a pesar de que se encuentran traducciones no oficiales aceptables (y desde aquí agradezco el esfuerzo de los que se lo curran), no se cómo las editoriales españolas nos hacen esta faena de dejarnos a medias. Qué pu… digamos puñeta.
¡Ah! ¡Que acabo de leer que CW prevee serie de TV! Promete.

Libros de la serie :
Bruja Mala nunca muere
El bueno, el feo y la bruja
Antes bruja que muerta
Por un puñado de hechizos
Por unos demonios más
Fuera de la Ley
Dos fantasmas para la hermana Rachel
Bruja blanca, magia negra
Black Magic sanction (no traducido oficialmente)
Pale demon (no traducido oficialmente)

Hasta más ver

Trilogía All Souls – Deborah Harkness

Antigua entrada de WordPress Marzo 2018

Si en un caldero mezclamos un 70 % de fantasía, un 20 % de romance y un 10 % de ficción histórica muy bien tratada, tendremos como resultado la trilogía All Souls de Deborah Harkness, que ya suena como futura teleserie de éxito británica.
De la mano de Diana Bishop, una historiadora de la alquimia descendiente de brujas y profesora de Oxford, y Mathew de Clermont, vampiro con cientos de años, biólogo entre otras muchas cosas y también profesor de Oxford con membresía de uno de los Colleges más prestigiosos de la institución, visitaremos casas encantadas, viajaremos en el tiempo, libraremos batallas sobrenaturales, conoceremos personajes históricos como La Reina Isabel I y Sir Francis Bacon, y disfrutaremos de una prosa impecablemente traducida al español y una narrativa dinámica como pocas veces suele verse en este subgénero de fantasía no tan épica.
Brujas, vampiros y daimones nada naives como se acostumbra últimamente.
Muy recomendable para pasar unos ratos más que amenos. Descargable by the face en todas las páginas habidas y por haber… en todas