De mudanzas, especias que no lo son, y creaciones invisibles

¡Toma título! Si hasta parece que voy a escribir serio, y no de los eventos consuetudinarios que acontecen en la rua que decía Machado para hablar de… pues si, de algo tan simple como lo que pasa en la calle dicho con grandilocuencia, que hace leer al pedante. O sea, que si te has equivocado y has llegado hasta aquí por esas cosas del caprichoso azar (y porque lo voy a publicar en Twitter qué demonios), no vas a leer El Lazarillo de Tormes o Los Cuentos del Conde Lucanor, tan dados a empezar sus capítulos con el tan famoso y útil De… lo que sea, sino un desvarío sabatino de una cualquiera (persona ¿eh?, no empecemos), o de Fulana (y seguimos, que luego dicen del machismo, ay Señor Señor) de Tal. Venga, que voy a lo que iba.

Andaba yo toda ufana por las redes comentando despreocupadamente un programita de TV de esos con que los pedantes de los eventos consuetudinarios se llevan las manos a la cabeza y se rebajan a insultar y hacerse de cruces a los que nos gusta lo que pasa en la calle (además), cuando algo llama poderosamente mi atención: una idea increíble, mágica, en la cual unos escritores se ofrecen a ser amigos invisibles de sus lectores regalándoles una parte de ellos, un poquito de su obra, UN LIBRO.  La idea la promueve o publica un perfil con nombre de especia picante: Ana Kayena.

Me pongo a investigarla un poquito y me encuentro con una joyita. No os cuento más, descubridla vosotros mismos:
Obviamente me apunto rauda cual centella. No tengo mucho que ofrecer, sólo unos ojos ávidos de leer, una imaginación, más bien escasita, dispuesta a que la lleven de viaje al infinito y más allá, y un inmenso respeto por aquellos que son capaces de crear realidades y fantasías en las que quiero sumergirme con gusto. A cambio debo comentar lo que lea.
Y así recuerdo que hace dos años inicié una modesta aventura en forma de blog en WordPress. Se lo comento a Ana kayena como quien no quiere la cosa y ella me sugiere continuar y la mudanza a blogger. Y aquí estamos, para lo que guste y para lo que no, reiniciando la aventurilla.
Muchísimas gracias Ana, esta minientrada va por tí. Y que tiemble Kindle unlimited que me voy a despachar a gusto con las autopublicaciones. Pero eso será mañana. Feliz 2020

Escrito por

Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces (Alicia en el País de las Maravillas). Solo que soy más Sombrerero Loco que Alicia.

10 comentarios sobre “De mudanzas, especias que no lo son, y creaciones invisibles

  1. ¡¡¡¡Jajajajaja!, eres increible, por un montón de cosas. Creo que tenemos más cosas en común de las que imaginas, porque yo también soy de ver ese programa del que muchos intelectuales de medio pelo abominan. Y búha, para más señas.Me encanta que te hayas cambiado de plataforma porque la otra es un peñazo (sobre todo para comentar o seguir) y porque así te tengo más cerca.Y que tiemble no solo Kindle unlimited, sino la blogosfera, porque acaba de nacer una diva.Un beso.

    Me gusta

  2. Feliz 2020, magnífica entrada la tuya, por la puerta grande, si señor!!!! Tu has encontrado a Ana y a través de ella, nosotras a ti. Una seguidora más compi bloguera. Un besazo. 😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s