Nadie muere en Wellington – Carmen Sereno

Hoy toca mi última incursión en romántica durante un tiempecito. Fantasía e Historia me echan de menos y me reclaman; dicen que me encuentran dispersa últimamente y que les va a costar abrirme la portada cuando vuelva a llamar. Bueno ya haré que me perdonen al volver de Wellington.
Aunque… pssssst ¿os cuento un secreto? Ahí voy: si la novela romántica actual es como “Nadie muere en Wellington” y no como Mividaenungloborosa, Llénamedewhatsappsonomeamas u otras calamidades semejantes, igual le vuelvo a dar una oportunidad un poquito más adelante, porque a ver, sabéis que idolatro a Austen y me encantan las Brönte, y claro, la romántica contemporánea suele andar muy lejos de satisfacer a esta austeniana de pro.
Pero si cambio el chip y dejo de buscar el siglo XIX en el XXI igual Emma Lavender y David Hunter desde Welly aportan a la parte rosada de mi cerebelo, esa que TODOS repito TODOS tenemos más o menos desarrollada, casi tanto como Catherine y Heathcliff desde Yorkshire (Discúlpeme Señora Brönte por

utilizarla de base para explicar mi argumento, salvando las distancias por supuesto. Valga como pago lo presente que está usted en el libro de Carmen Sereno).

Lo primero que me llamó la atención de esta novela fué su portada. La encuentro preciosa, y aunque suene superficial una bonita portada es un buen reclamo para la atención. Lo segundo, que Australia y Nueva Zelanda son dos de mis asignaturas pendientes, así es que ver la suma de estos dos factores y

pensar  “tengo que leerla” fué todo uno. Me hubiera encantado tenerla en papel, pero dada la situación he tenido que conformarme con la versión digital.

Vamos con la Sinopsis de la Editorial

«Con él aprendí que el amor no se mide en tiempo, sino en intensidad.»
Noviembre de 1999, Londres. Emma lleva una existencia triste y anodina desde la muerte de sus padres, pero cuando la tragedia la golpea de nuevo, decide dar un giro a su vida y empezar de cero en Wellington, la ciudad más feliz del planeta. Allí conoce a David, el misterioso dueño de una pequeña cafetería que la ayudará a instalarse, aunque también esconde muchas cicatrices que lo atormentan.
¿Serán capaces Emma y David de dejar atrás los fantasmas del pasado y concederse una segunda oportunidad? La esperadísima nueva novela de la autora de Maldito síndrome de Estocolmo

No creo en eso de que los amores reñidos son los más queridos, sino los más necesitados de un terapeuta de pareja o de un buen divorcio express, pero claro, y voy a citarme a mi misma en otra entrada,

“Vais a encontrar el inicio, desarrollo y típica conclusión de novela romántica que trata sobre una relación tóxica, esa de la que huiríamos en la vida real pero en los libros queda bonito; porque siendo sinceros una relación sana no da para un alarde literario (qué hubiera sido de nosotros, los lectores, si Anna Karenina siguiera viviendo tranquila con su esposo o si Madame Bovary no se dejara llevar por sus instintos más primarios y atolondrados)”

Sin embargo adoro las historias de sanación mediante el amor, y eso es justo lo que vamos a vivir en esta novela, una mujer que huye de una vida que no le satisface, con una infancia marcada por la pérdida y cierto grado de sordidez ambiental, y un hombre aferrado al dolor de una tragedia, con claros indicios de sufrir estrés postraumático. Y mientras se van enamorando, van sanando sus heridas, hasta llegar al bendito y sano final feliz.
Todo ello ocurre mientras viajamos por Wellington y sus alrededores, y conocemos un poquito de la cultura maorí de la mano de la gran capacidad descriptiva de Carmen. Eso fué lo que me gustó de su saga Estocolmo y lo que corrobora en su nueva obra. El entorno adquiere tanta importancia como los mismos personajes, valor añadido importante para que sus páginas no ahoguen en almíbar.
No lo hacen. Si vais a leer romántica contemporánea, “Nadie muere en Wellington” es toda una opción, Sin ñoñerías. Eso sí, los protas son muy guapos, sobre todo él, lo que está bien porque, seamos sinceros, es más fácil soñar con Chris Hemsworth que con Billy Crystal.
Añadir por último que bajo mi punto de vista la evolución de Carmen en esta novela con respecto a la saga Estocolmo es más que notable.
  • Tapa blanda: 384 páginas
  • Editor: Chic; Edición: 1 (11 de marzo de 2020)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8417972110
  • ISBN-13: 978-8417972110

Cava dos fosas – Félix García Hernán

Os traigo un Novelón. Si, así, con mayúsculas. Una obra buena hasta decir basta. Narrativa impecable, argumento intachable, sólido y creíble, desarrollo de infarto, engancha como la que más. ¿Si la recomiendo? A ojos cerrados. Con un pero: contraindicada para “ánimos en estado de alarma” Y ese ha sido justo mi estado de ánimo durante la lectura.
Tal vez no esté hecha esa miel para la boca de esta asna, pues debo reconocer que la lectura de Cava dos fosas me ha producido sentimientos encontrados: por un lado quería abandonarla para dejar de pasarlo mal con los personajes; por otro pasaba páginas y páginas como una posesa a ver si al fin se solucionaba todo o simplemente conocer el desenlace.
No es lectura para pusilánimes, desde ya lo advierto. No se trata de que tenga una violencia física exacerbada, pues tiene la justa. Pero la violencia psíquica, la radiografía de un secuestro, esa si es, bajo mi punto de vista, brutal, de la que más duele y más huella deja. Si a ello le sumamos la maestría de Félix García Hernán para introducirnos en la mente y sensaciones de secuestradores y secuestrados, tenemos como resultado un cocktail molotov en forma de novela que no deja indiferente a nadie.

Sinopsis de la Editorial

Javier Gallardo, a sus cincuenta y cinco años, es uno de los comisarios de policía más respetados y brillantes del país. Sin embargo, desencantado, decide aislarse un tiempo en la Vall de Boí y replantearse su futuro en el cuerpo. Allí, mientras disfruta de este retiro, tendrá que enfrentarse a una oscura y reaccionaria forma del mal con la que se encaró recién salido de la academia y que marcó su carrera y su corazón para siempre.
Porque los inicios de Gallardo en el cuerpo, en una sociedad frágil que afrontaba sin ninguna garantía su transición hacia la democracia, no fueron fáciles. A fuerza de desengaños, pronto aprendió que el enemigo, a veces, estaba mucho más cerca de lo que podía imaginar. Treinta años después, sus adversarios, que ya creía sepultados, volverán con más inquina que nunca para saldar cuentas pendientes con un plan maquiavélico que atacará directamente a aquello que más le importa.
Con una tensión dramática digna de los mejores autores del género y una prosa directa y contundente, Félix García no da tregua al lector hasta la última palabra y lo sumerge en un viaje sin concesiones por las más oscuras trincheras del poder, para descubrir que treinta años no son suficientes para enterrar todos los demonios del pasado.
Yo viví mi primera juventud durante la transición, y reconozco a la perfección cada hecho narrado por el autor. Algunos, aunque son ficción, hasta puedo identificarlos con ciertos sucesos, quizá no tengan que ver. A los más jóvenes leer Cava dos fosas os puede resultar educativo para saber cómo se movían las instituciones y cuál era el ambiente por aquel entonces, pues García Hernán los plasma tal cual en la vida y obra de los protagonistas de la novela, Javier Gallardo y Diego de Arbeloa, así como en los “secundarios”

Sobre todo me ha llamado la atención la absoluta solvencia y credibilidad de unos personajes que se sostienen por sí solos, tan reales que no parecen materia de una ficción.

De nuevo, como parece ser usual en la novela negra según lo poco que he leído, pasado y presente saltan constantemente para hacernos entender con absoluta claridad el momento de la trama y por qué se llegó a ella, que en definitiva es la venganza psicótica y nunca mejor dicho, maquiavélica,  de un extremista de derechas contra el policía que lo encarceló.
¿Me ha gustado? Mmmmsssssnnnnioio ¿Me ha removido? Por completo. ¿Es buena? buenísima; no le pongo seis gatitos porque cinco es el máximo que contemplé. ¿Volveré a leer a Félix García Hernán? Pues me quedo con ganas de echarle el guante a Delfines de plata, pero sin dudas cuando esté más entera.
Tremendo el final, tremendo.

Por último gracias a las chicas de #SoyYincanera con las que siempre es un placer compartir Lectura Simultánea.

Páginas 352

Idioma Español

Año de publicación 2020

Numeración 103

ISBN 978-84-17847-45-6