Perdonad a la Reina – Blanca Mármol

Mirad lo que me he encontrado fisgoneando entre las obras participantes  en el Premio Amazon Storyteller 2020: una novela de fantasía épica, que no forma parte de una saga, es decir, es autoconclusiva, con una gran historia que no necesita más.
He de decir que ha sido una muy grata sorpresa, pues me descargué cuatro, y dos que no mencionaré son directamente infumables. Dignas de la Biblioteca de los Horrores del Redondal. Espero que la que me queda no me decepcione, pues el argumento promete. También es Fantasía.
“Perdonad a la Reina” no lo ha hecho. Ha superado todas mis expectativas. Por su género no se si tiene alguna posibilidad de hacerse con el premio, pero deseo a la autora, Blanca Mármol, que quede entre las finalistas. Lo merece.
Vamos primero con la sinopsis de la autora:

En una sociedad gobernada por los más poderosos, lo único que mantiene la paz entre clases son el miedo y el Nuevo Orden, el sistema que se fraguó tras la Gran Guerra y que aún sigue vigente en el Mundo Conocido.
Ajena a los enfrentamientos políticos que amenazan el equilibro dentro de las imponentes ciudades-estado, y demasiado pequeña para entender lo que está ocurriendo, Vayra presencia horrorizada el secuestro de su hermana mayor. Sin saberlo, es testigo de un instante que cambiará su vida y el devenir de la historia para siempre.
Hija de una de las familias Arpistas más temidas, la joven crece preparándose para ocupar una posición que no debería ser suya.
Obsesionada por la desaparición de Allera, e incapaz de desterrar la culpa que la persigue desde ese día, Vayra se lanza a buscar lo imposible, una pista que le indique lo que pudo suceder con ella. Esperanzada, recorre los lugares más recónditos del mundo, sin saber que su camino la conducirá al corazón de una incipiente revuelta, y la llevará directa a enfrentarse con la peor de sus pesadillas, la verdad.

La fuerza de la novela no está en su cantería de mundos (eso que los anglófilos llamáis worldbuilding y que Jessica Galera, Rubén H. Ernand y yo nos resistimos a utilizar como muestra de respeto a nuestro idioma), que es bastante simple, sino en la jerarquía social de sus habitantes y la grandeza de su personaje principal, femenino para más señas. Algo a lo que no nos tienen muy acostumbrados los autores de fantasía.
La Fuente ha repartido la magia entre unos pocos privilegiados, denominados Arpistas, capaces de rendir las voluntades de todos convocando su lira, con cuya melodía convierten a todo ser viviente en un títere de sus deseos. Ayudados por los Escribanos, capaces de dominar los elementos, ejercen un control total de las ciudades y sus habitantes supeditando el bienestar general a sus propios intereses.
Vayra, heredera de una familia de arpistas, presencia el secuestro de su hermana mayor cuando ambas son unas niñas, y durante un viaje en su búsqueda, ya adulta, las circunstancias la obligan a plantearse la injusticia del sistema, iniciando su lucha contra el poder establecido de una manera que sin dudas os va a sorprender.
Me ha encantado esa poderosísima Vayra, con sus defectos, sus virtudes, y esa grandeza digna de una heroína de leyenda, capaz de llevar sobre sus hombros el peso de la novela sin aburrir ni una pizca, tanto que cualquier personaje secundario queda desdibujado ante su historia.
Os gustará esta fantasía fácil, con muchas batallas y poco amor,  grandes lealtades y deslealtades, y sin muchas complicaciones descriptivas.
Yo no conocía a Blanca, y he visto en Amazon que tiene otro libro más. He tardado nada y menos en bajármelo. Quiero volver a leerla.
Eso si, tiene algunos fallitos de edición, pero son soportables. La narrativa es bastante buena.
Aquí os dejo el link de descarga, gratis para kindle unlimited o 2,99 euros si no lo tenéis
Ahora sí, id por la sombra que no veáis si aprieta la cosa. Y con mascarilla, no me cansaré de repetirlo, que os quiero ver a todos por aquí, no vayamos a tener una tontería
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 3390 KB
  • Longitud de impresión: 373
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B088LXS82T

Rimas y Leyendas – Gustavo Adolfo Bécquer

Menuda recomendación chocante para Cazamundos, os estaréis diciendo. Esta tiene un mal de Domingo o algo así…
Pues no, queridos míos, sigo en mi sano juicio si es que alguna vez estuve de tal guisa. No mas loca que de costumbre vaya. Tengo absoluta y justificada razón para traer a Bécquer a una sección de fantasía.
El poeta sevillano no solo hacía que las oscuras golondrinas volvieran a colgar los nidos en el balcón; también sabía ponernos la piel de gallina y los pelos como escarpias, vaya si sabía. Si los americanos tienen a Poe, nosotros tenemos a Don Gustavo Adolfo y sus Leyendas.
Os aseguro que he tenido auténticas pesadillas con esqueletos de Templarios y la  cinta azul ensangrentada sobre una mesilla de noche al despertar una mañana. Seguro que sabéis de qué hablo… Efectivamente, del Monte de las Ánimas. Si no lo sabéis ya estáis tardando en leerlo. Os garantizo escalofríos, desvelos y pesadillas. Escritores de terror hay muchos. Como Bécquer pocos, que este hombre igual te derrite el corazón con una Rima que te espeluzna el alma con una Leyenda.
Vamos a aprovechar para hablar un poquito de la corta vida del susodicho y del movimiento literario al que pertenece ¿si?  No os aburro mucho, un par de parrafitos de nada. Porque seguro que no sabíais que este sevillano que nació en 1836 pintaba de fruta madre.
Y es que nuestro muchacho era hijo de unos nobles holandeses pintores, con pocos posibles pero mucho arte, aunque le dejaron huérfano muy pronto y vivía con sus tíos. Quiso ser marinero pero cambió de idea y empezó a interesarse junto con su hermano por el arte y la literatura. Creció y se puso a trabajar, pero unos dibujos basados en las obras de Shakespeare le costaron un despido. Que le pilló el jefe dibujando vaya. Asi es que se fué para Madrid a ganarse la vida malamente, como todo artista, escribiendo. Se casa, se divorcia, se le muere el hermano y él, de salud débil y deprimido como todo buen romántico, muere poco después a los 24 años.
Porque los románticos eran así, intensos, trágicos y emotivos, enamorados del amor, bellos por dentro y sutiles cual plumas (¡¡¡y qué plumas!!!), verdaderos Drama Queens de la época. Y aunque ellos no fueran muy afortunados (Imposible. Romanticismo y felicidad no efímera son antagónicos), que nos quiten a nosotros lo bailao, pues la vida sería menos bella sin Bécquer, Lord Byron, Mary Shelley o Baudelaire, no me lo discutáis.
Estas son las Leyendas, muchas basadas en la tradición popular. Sin ellas no sabríais que la Tierra fue un error creado por unos niños traviesos que se colaron en el laboratorio de Brahma, ni de la mano muerta que tiene vida propia que a todos aterroriza, ni de corzas blancas que se transforman en bellas mujeres:
  • Maese Pérez el Organista
  • Los Ojos Verdes
  • La ajorca de oro
  • El Cristo de la Calavera
  • La Rosa de Pasión
  • El Monte de las Ánimas
  • El beso
  • El Miserere
  • El caudillo de las manos rojas
  • La cruz del diablo
  • Creed en Dios
  • El rayo de Luna
  • El gnomo
  • La Cueva de la Mora
  • La promesa
  • La corza blanca
  • La Creación
  • ¡Es raro!
  • El aderezo de las esmeraldas
  • La venta de los gatos
  • El rey Alberto
  • La vuelta del combate
  • Las hojas secas
  • Memorias de un pavo
  • La mujer de piedra (inacabada)
  • Amores prohibidos
  • Tres fechas
  • La arquitectura árabe de Toledo
Yo lo único que se es que cuando oigo sonar el órgano de una Iglesia vacía me aseguro de que quien lo toca sea de carne y hueso, o soy precavida en acercarme a bellas estatuas no sea que cobren vida y me aticen un guantazo que acabe con la mía si soy irrespetuosa.
Y eso, se lo debo a Don Gustavo Adolfo Bécquer y sus Leyendas.
  • Tapa blanda: 496 páginas
  • Editor: PENGUIN CLASICOS; Edición: 001 (19 de mayo de 2016)
  • Colección: Penguin Clásicos
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8491050337
  • ISBN-13: 978-8491050339
 
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 1007 KB
  • Longitud de impresión: 508
  • Editor: PENGUIN CLÁSICOS (19 de mayo de 2016)
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B01DQ120YI
 

La Montaña Mágica – Thomas Mann

 

En souvenir d´une mauvaise ligne de fièvre.


Buen día gente. O debería decir Guten tag

 
Acabo de plantearme un reto, un más difícil todavía: intentar explicaros este pedazo de obra maestra donde las haya, coloquialmente.
 
No es moco de pavo creedme, pues a La Montaña Mágica se le puede denominar muchas cosas, mas ningún sinónimo de “llana” o “coloquial” se le aplica. Pero yo, que como os he dicho en muchas ocasiones soy más chula que un ocho, voy a cometer tal sacrilegio sin culpa. Que no sigan los puristas (esos de los eventos consuetudinarios)
 
La razón es simple: es uno de esos libros que me llevaría a una isla desierta, pues cada vez que lo leo descubro cosas nuevas. Casi mil páginas, dependiendo de la edición, de narrativa, filosofía, política europea pre-guerra mundial… ahí es nada.
Debo avisaros que no es para lectores desacostumbrados, sino para aquellos que, habituados a devorar con ansia de gourmands todo escrito que cae en sus manos, los ojos ya acostumbrados a textos densos sin apenas pausas, la mente ya ducha en navegar por mares de prosas inacabables, deciden arriesgarse a ser gourmets. Y claro, no todos los paladares están hechos a ello.
 
Vaya por Dios, me ha salido un estilo un tanto settembrino, ya sabréis lo que quiero decir si me seguís leyendo. Os lo cuento en palabras simples: es un tocho. He dicho. Pero un tocho que atrapa, hace pensar, enamora, emociona y enseña historia desde el punto de vista de quien la vive. Vale la pena llevarlo en el metro o en el bus aunque el bolso pese un 🐣(si, es un huevo con pollito) en los traslados. Y os acompañará cientos de kilómetros de transporte urbano e interurbano, muchas noches de lamparita y pre-siestas tranquilas, porque no se lee en dos días. Hay que paladearlo. Hay que entenderlo. Es alemán, con lo que no digo nada y lo digo todo.
 
Vamos a conocer un poquito a Herr Thomas Mann, pues aunque no acostumbro a poner biografías de los autores en mis recomendaciones, en este caso es importante para situarnos en el contexto sociocultural de la novela (¡toma palabros! si hasta voy a parecer seria y todo).
 
Esto nos cuenta Biografías y vidas sobre él:
 
“(Lübeck, 1875 – Kilchberg, 1955) Escritor alemán, premio Nobel en 1929. Criado en Lübeck en el seno de una familia patricia, a la muerte de su padre en 1893 siguió a su madre a Munich, donde trabajó como aprendiz en una compañía de seguros. Más tarde, aprovechando en parte las relaciones de su hermano Heinrich, colaboró con varias revistas, entre ellas Simplizissimus. De 1895 a 1897 estuvo en Italia, acompañando a su hermano.”
 
Se dice que entre 1900 y 1903 mantuvo un bromance con el violinista y pintor Paul Ehrenberg, cosa que menciono porque pienso que la bisexualidad de Mann está notablemente presente en las relaciones masculinas de casi todas sus obras, aunque se casó con Katia Pringsheim en 1905.
 
Y fue precisamente una visita al Sanatorio Wald de Davos en 1912, donde se encontraba ingresada su esposa aquejada de una afección pulmonar, la que inició La Montaña Mágica. No se publicó hasta 1924, once años de novela que atravesó en su proceso de escritura la primera Guerra Mundial (1914-1918) y parte del periodo de la República de Weimar (1919-1932)
 
Podéis continuar leyendo la biografía de Mann en el enlace o en la wiki, pues lo que a nosotros nos interesa es hasta ese momento y para qué complicarlo más de lo necesario, que ya vamos densitos.
 
 
En el argumento, Hans Castorp, un joven de una familia pequeñoburguesa de Hamburgo, viaja a Berghof, un sanatorio de afecciones respiratorias (tuberculosis vaya, para que nos entendamos) en los Alpes suizos, a fin de pasar unos días con su primo allí ingresado.
 
Berghof es un micromundo dentro del mundo, con sus costumbres y su pequeña sociedad estamental.
 
Mientras se adapta al ambiente de balneario europeo burgués y decadente, con la muerte acechando cada alma que allí se encuentra, va conociendo a los personajes que trazan la novela, dividida en siete capítulos o etapas de su estancia, pues lo que iba a ser una visita de tres semanas se convierte en un ingreso de siete años, que acaba con el estallido de la Primera Guerra Mundial.
 
Vamos con esos increíbles e icónicos personajes principales de Mann. No se nota nada que estoy enamorada de todos y cada uno de ellos, y de las conversaciones sobre lo divino y lo humano que mantienen ¿verdad?. Añado una frase representativa de cada uno, así podréis decir que lo habeis leido sin mentir en exceso, amen de valer la pena:
 
Hans Castorp, un joven burgués idealista en torno al cual Mann desarrolla la línea narrativa como presencia constante, un poco nuestros oídos y ojos en la novela para conocer e interactuar con los demás, aunque con carácter y líneas argumentales propias, como su enamoramiento de Madame Chauchat. El eterno discípulo. Y muy muy alemán. Frase (excelso conjunto de frases):
 

Oh, el amor, ¿sabes…? El cuerpo, el amor, la muerte, esas tres cosas no hacen más que una. Pues el cuerpo es la enfermedad y la voluptuosidad, y es el que hace la muerte; sí, son carnales ambos, el amor y la muerte, ¡y ése es su terror y su enorme sortilegio! Pero la muerte, ¿ comprendes?, es, por una parte, una cosa de mala fama, impúdica, que hace enrojecer de vergüenza; y por otra parte es una potencia muy solemne y majestuosa (mucho más alta que la vida risueña que gana dinero y se llena la panza; mucho más venerable que el progreso que fanfarronea por los tiempos) porque es la historia y la nobleza, la piedad y lo eterno, lo sagrado, que hace que nos quitemos el sombrero y marchemos sobre la punta de los pies… De la misma manera, el cuerpo también, y el amor del cuerpo, son un asunto indecente y desagradable, y el cuerpo enrojece y palidece en la superficie por espasmo y vergüenza de sí mismo. ¡Pero también es una gran gloria adorable, imagen milagrosa de la vida orgánica, santa maravilla de la forma y la belleza, y el amor por él, por el cuerpo humano, es también un interés extremadamente humanitario y una potencia más educadora que toda la pedagogía del mundo…! ¡Oh, encantadora belleza orgánica que no se compone ni de pintura al óleo, ni de piedra, sino de materia viva y corruptible, llena del secreto febril de la vida y de la podredumbre! ¡Mira la simetría maravillosa del edificio humano, los hombros y las caderas y los senos floridos a ambos lados del pecho, y las costillas alineadas por parejas y el ombligo en el centro, en la blandura del vientre, y el sexo oscuro entre los muslos! Mira los omóplatos cómo se mueven bajo la piel sedosa de la espalda, y la columna vertebral que desciende hacia la doble lujuria fresca de las nalgas, y las grandes ramas de los vasos y de los nervios que pasan del tronco a las extremidades por las axilas, y cómo la estructura de los brazos corresponde a la de las piernas.
¡Oh, las dulces regiones de la juntura interior del codo y del tobillo, con su abundancia de delicadezas orgánicas bajo sus almohadillas de carne! ¡Qué fiesta más inmensa al acariciar esos lugares deliciosos del cuerpo humano!
¡Fiesta para morir luego sin un solo lamento! ¡Sí, Dios mío, déjame sentir el olor de la piel de tu rótula, bajo la cual la ingeniosa cápsula articular segrega su aceite resbaladizo! ¡Déjame tocar devotamente con mi boca la «Arteria femoralis» que late en el fondo del muslo y que se divide, más abajo, en las dos arterias de la tibia! ¡Déjame sentir la exhalación de tus poros y palpar tu vello, imagen humana de agua y de albúmina, destinada a la anatomía de la tumba, y déjame morir con mis labios pegados a los tuyos!

Luigi Settembrini, un erudito que ejerce de “mentor” de Castorp, representante de los valores de la burguesía de la siempre vieja Europa, vitalista, demócrata, humanista y proactivo. Su antagonista en la novela, Naphta, le define despectivamente como un Zivilisationsliterat (Literato de la civilización). Frase:

el mundo entrañaba la lucha entre dos principios, el poder y el derecho, la tiranía y la libertad, la superstición y el conocimiento, el principio de conservación y el principio de movimiento imparable: el progreso. Se podía definir al uno como el principio oriental; al otro como el principio europeo, pues Europa era la tierra de la rebeldía, la crítica y la actividad para transformar el mundo, mientras que el continente asiático encarnaba la inmovilidad y el reposo

 
Leo Naphta, antagonista ideológico de Settembrini, un judío convertido al catolicismo que ingresa en la orden jesuita. Extremista muy radical, con ideas un tanto medievales, filósofo y defensor del totalitarismo. Frase: 

El hombre es la medida de todas las cosas y su felicidad es el criterio de la verdad. Un conocimiento teórico que careciese de referencia práctica a la idea de felicidad del hombre estaría tan sumamente desprovisto de interés que no se le podría conceder el valor de ser verdadero y tendría que ser rechazado

 
Ambos, Settembrini y Naphta, se disputan la atención de Castorp en conversaciones y disertaciones que encarnan los valores, movimientos sociales, preocupaciones y costumbres de la Europa convulsa del momento, donde ya se intuye la escalada belicista que desembocaría en la Primera Guerra mundial, a la vez que los ideales heterogéneos de la República de Weimar. Disertan tambien sobre mente y espíritu. Conversaciones profundas, áridas a veces, pero didácticas y en mi opinión, perlas de sabiduría y filosofía absolutamente imprescindibles.
 
Un amigo me decía siempre que yo tenía trazas de Clawdia Chauchat (“Chaud chat” = gato cálido. Se cree que el apellido es un guiño a la “felinidad” del único personaje femenino relevante de la novela. Ya me gustaría. Creo que me miraba con ojos demasiado soñadores y literarios). Ella es el amor de Castorp, la esposa con rasgos asiáticos – ojos tártaros – de un alto funcionario ruso. Tiene en sus diálogos con Hans los pasajes más bonitos y a la vez mórbidos, que no morbosos, en cuanto a la descripción del amor. Frase (Ya traduje a Hans, me niego a traducir a Clawdia):

– Adieu, mon prince Carnaval! Vous aurez une mauvaise ligne de fièvre ce soir, je vous le prédis.
Al decir esto se levantó de la silla, se dirigió a la puerta, dudó un momento en el umbral, dio media vuelta, elevando uno de sus desnudos brazos con la mano en el pestillo y, por encima del hombro, dijo en voz baja:
– N’oubliez pas de me rendre mon crayon.

Ya al final aparece  Mynheer Peeperkorn, un hedonista de aspecto grotesco que cautiva a Castorp y aborrece a Settembrini. Frase:

Nuestros sentimientos son la fuerza viril que despierta a la vida. La vida duerme. Quiere ser despertada para desposarse en la embriaguez con el divino sentimiento. Porque el sentimiento, joven, es divino. El hombre es divino en la medida en que es capaz de sentir. Es el sentimiento de Dios. Dios le ha creado para sentir a través de él. El hombre no es más que el órgano mediante el cual Dios se desposa con la vida, despierta y embriagada

Joachim Ziemssen es el primo de Hans Castorp. Representa el sentido del deber y los valores militares. Abandona la Clínica para incorporarse al ejército, aunque regresa posteriormente. Destaca por la serenidad y aceptación de su destino.

 
La Vida y la Muerte en presencia constante y demoledora en todas sus páginas.

 

 
Hay muchos otros personajes secundarios, complementos fundamentales de esta obra maestra, profunda, rica y reflexiva que es La Montaña Mágica.
 
Podría escribir muchísimo más, pero no quiero que me odiéis así es que hasta aquí hemos llegado. Si os animáis a leerla, seguid el consejo de Rosa Montero: Sáltate páginas, en fin, sumérgete y disfruta. (Aunque si de verdad queréis disfrutar, yo no lo haría. Bajo mi puno de vista cada palabra es una joya)
 
Id con mascarilla que hay rebrotes, no me seáis inconscientes, a ver si vais a terminar en Berghof.
 
  •  
 
 

Versión Kindle: La Montaña Mágica

Versión tapa blanda : La Montaña Mágica

  • Tapa blanda: 1024 páginas
  • Editor: Edhasa (23 de abril de 2009)
  • Colección: Pocket
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8435018385
  • ISBN-13: 978-8435018388

Los Litegatos (I)

Miau.
No entréis en pánico que no voy a hablar de Galdós, que el hombre era buenísimo pero tragarse sus Episodios Nacionales tiene mérito. Miau se puede leer.
Vale, que empiezo y no paro y dije que no iba a hablar de Miau de Gal… ups. En realidad, ésto va de gatos.
Hablando con Mico esta noche, me reprochaba duramente (mis brazos rasguñados son prueba palpable) que dedicase mi tiempo a los libros y sus autores y comentaristas, olvidándome de esos compañeros que se encargan de sentarse en el teclado del ordenador cuando más concentrados estamos, o en la página del libro que justamente  leemos, o mordisquear y patear el lápiz y jugar con el ratón – a ver qué esperabais coronillas.. ratón + gato es lo que tiene –
– ¡Encima! – me maulla ella toda indignada – ¡que la literatura está repleta de seres como nosotros!
– Venga Mico – contesto yo muy digna alzando mi ceja (licencia literaria, que soy incapaz de alzar una sola, se me van las dos, pero escribiéndolo hago como si pudiera) – si me pones algún ejemplo igual veo qué puedo hacer…
Y va y me habla de Perrault y el Gato con Botas, del Gato Negro de Poe, de Kafka, de García Márquez, de Gioconda Belli, Zola, Twain, Carroll… (no os voy a dar pistas porque sobre todo esto volveremos más adelante con una sorpresita)
Claro, yo callada, pensando en que más vale hacerle caso no sea que me caiga la maldición de la deidad Egipcia cabeza de gata, Bastet, que bastante tenemos con la que está cayendo. He tenido que darle la razón: todo literato que se precie tiene su litegato (anda mira, como las brujas… )
No he tenido más remedio que ponerme en contacto con autores y blogueros, para que me/nos presentara/n a sus felinos compañeros. Aquí los tenéis. Si picáis en las imágenes os dirigiréis a las páginas de autor o blog correspondientes. Espero que lo disfrutéis tanto como yo haciéndolo – y me consta que los flamantes amos, “quicir” esclavos, hablándome de ellos… te roban tanto el corazón que es imposible evitarlo; más de un babero virtual he tenido que enviar –  y os animo a mandarme fotos de vuestros amigos felinos junto con una pequeña descripción o anécdota, e igual da para un segundo Litegatos, ¡Va por tí, Mico!

En el pie del blog tenéis mail y formulario de contacto.

JESSICA, ESCRITORA DE FANTASIA, PIPA Y PONCHO

Lo que Jessica nos cuenta de sus minitigres:Pipa. Tiene la orejita chuchurría  (cuestión genética, parece ser). Su madre era una gata callejera que entraba en mi casa a comer y cuando tuvo gatetes trajo dos a la cama de mi hijo mayor. No sé si tendría más. Me los quedé, obviamente y los gatetes se criaron en mi casa, de la que entran y salen a su antojo porque fuera tienen mucho espacio y no quieren estar encerrados. El gatete se me fugó y ella aquí está. Súper cariñosa y sociablePoncho. Un trotamundos. Me lo dio un matrimonio que tenía una gata con gatetes y los estaban regalando. Les quedaba el último. Lo mismo, entra y sale a su antojo o más bien está todo el día de picos pardos. Viene, cine y se va (lo que me ha costao echarle la foto!!!). Pero es muy cariñoso y frota la cabeza en todas partes.

MARI, BLOGUERA, Y MINA

Ésto nos cuenta Mari de su minipuma: Mina es una gata loca que parece un perro y que tiene la afición de meterse en armarios y camas.No es raro ponerte a hacer la cama y al ir a estirar las sábanas encontrar algo que maúlla. Y también es habitual hacer la cama y encontrar luego un bulto en medio…Mina

READING IN MY ROOM, BLOGUERO, Y KIRA

Lo que nos cuenta Domi sobre esta minilince ártica llamada Kira : Kira es muy cotilla, en cuánto oye algo tiene que ir a investigar que es. Le encanta jugar, dormir y esconderse en los sitios más insospechados. Además ha participado como gata yincanera en algún sorteo que otro.

RUBÉN, ESCRITOR DE FANTASÍA, KENSHI Y NOX

Rubén nos presenta a Kenshi: la mayor. Viene de una protectora y la adoptamos un par de años después de la muerte de otra gata, Leanne. Era la más pequeña de los gatos de la protectora y los otros la zurraban bastante y apenas la dejaban comer. Decidimos llevárnosla a ella. Muy independiente, pero se porta bastante bien.La minipantera  negra de ojos increíbles: Nox se metió de polizonte en el motor de mi coche hace casi un año. Estaba lloviendo y supongo que se coló para resguardarse de la lluvia (era un gato callejero que andaba cerca de mi trabajo). Sobrevivió a casi media hora de viaje y cuando llegué a casa me di cuenta de lo que pasaba y lo saqué. Estaba acojonado, el pobre, pero ileso. Y claro, lo adopté. Es bastante travieso, pero también un amor.

CABALGANDO ENTRE LIBROS, BLOGUERA, Y SUS DOS COMPAÑEROS

Lo único que sabemos de estas dos bellezas por el momento es que fueron adoptados con dos meses hace cinco años. Quizá la autora del blog y ama de los felinos (perdón, que los años son ellos, cómo se me ocurre) nos de más detalles más adelante


ESTEBAN, ESCRITOR DE NOVELA NEGRA Y POLICIACA, Y RUFUS

Lo que nos cuenta Esteban de este minileón: Se llama Rufus. Un día vinieron unos amigos a casa a tomar café. Les acompañaba esta preciosidad, que apenas tendría unos meses, y que se habían encontrado en la calle y les dio pena dejarlo. Así que lo trajeron por si nosotros lo queríamos. Y desde entonces forma parte de nuestra familia.

ISABEL, BLOGUERA, MUCHI Y CANELA

Michi y Canela son los gatos de Isabel

ANA, BLOGUERA, CERSEI Y KHALESI

Lo que nos cuenta Ana sobre sus regios felinos, entre Lannisters y Targaryens: Cersei. La madre de todas las reinonas. Está más zumbada que las maracas de Machín y no hay quien la tosa. Solo acepta las caricias cuando le vienen bien; de hecho, solo se deja acariciar cuando se encuentra en su trono (mi cama, que ella piensa que es suya). Acostumbra a atacarnos sin piedad y, si la regañas, se hace la ofendida y se autocastiga mirando hacia la pared. Claro que eso le dura un rato, para luego volver a las andadas. Es exquisita y ágil como un demonio de Tasmania.No sé si se nota mucho que soy una friky de Juego de Tronos. Khalesi: Aunque el gato es un “chico”, es tan tonto como la Madre de Dragones, de ahí su nombre. Eso sí, es bueno hasta decir basta. Lo recogí de la calle, cuando debía tener tan solo días. Lo habían abandonado junto a una hermana de camada, pero como lo vi tan mal, me quedé con él. Todavía no me explico cómo pudo salir adelante, hasta el veterinario dudaba que sobreviviera al tratamiento. Desde entonces no ha parado de comer y es el animal más agradecido que he conocido nunca.

¿Contenta Mico? Si nos mandan más gatos, te dedico otra entrada.

Id por la sombra, y que no os arañen los gatos, portaos bien con ellos (aunque va a dar igual, harán lo que les convenga.

Cazamundos

La libertad de la fantasía no es una huída a la irrealidad; es creación y osadía (E. Ionesco).

Con esa certera frase de Eugéne Ionesco os presento “Cazamundos”, la sección de “Desde El Redondal” dedicada a la fantasía en exclusiva. Tal vez os preguntéis la razón de dedicar una sección completa a un género, casi como empezar un blog nuevo cuando El Redondal ya va tirando. Es simple:
1.- El mundo de la fantasía tiene tantas categorías y subgéneros como cualquier otra ficción, puesto que es un mundo en si mismo. Podemos encontrar Historia, Épica, Lírica, Drama, thriller, crimen… de todo. Algo muy vasto para contenerlo en un blog no especializado a no ser que lo trates de pasada… Y a veces me corto con todo lo que os contaría y no cuento porque no nos engañemos, un blog literario llama a lectores y autores afines… no digo nada y lo digo todo.
2.- Aunque la fantasía es mi género favorito, no quiero prescindir de tratar muchos otros, como el histórico que me apasiona también, el narrativo costumbrista, el negro al que me están aficionando mis Yincaneras, y tantos otros. Pero obviamente la cabra tira al monte que dice el refrán, y mi afán de compartir fantasía estaba especializando mi blog principal. Así es que solución salomónica o tirar por la calle de en medio: con un hechizo binario abro un portal mágico a una sección especializada. Y aquí estamos, pudiendo fantasear a placer y sin cortarme ni autocensurarme, dejando El Redondal para lo demás.
Es parte del Redondal y a la vez funciona como blog independiente. Prometo intentar compartir contenidos interesantes, tanto en literatura como en cine y series, pues es lo que más veo y mucho antes del boom de LOTR y GOT. Podré hablaros de series increíbles como Sense 8, Carnivale y algunas otras, amén de seguir con mis libros.
Si queréis acompañarme en esta aventura y soñar junto conmigo, ayudaría que me siguierais, por apoyo moral y ánimo más que nada. Si no os lo impide la artritis o un dedo roto, dadle al botoncito va.
Aprovecho para compartir este estupendo artículo de Ana González Duque hablándonos de los subgéneros fantásticos.
Nos vemos, aquí o al otro lado, o en ambos. Total es un click. May the Force be with you (con manita de trekkie. ¿Y veis? no pasa nada, porque en Fantasía, TODO es posible, hasta crossovers imposibles)
Si me leéis Desde El Redondal, daros una pasadita por Cazamundos, que esta entrada estará en ambos lugares, pero las reseñas, sí está bien, reseño o algo así, pasan aquí.

Reinos Oscuros 1: La Asistente del Diablo – HD Smith

Os traigo la primera entrega de una de esas sagas de fantasía oscura protagonizadas por una mujer de armas tomar, que me gusta tanto leer en periodos en los que en mi cabeza no asimila lecturas complejas.
Recuerdo que mi padre y mis tíos leían las novelitas del Oeste de Estefanía de tapa flexible, finitas y en formato bolsillo. Mi padre las compraba con los periódicos cada día en vacaciones, y yo confieso que cuando se me acababan aquellas “Revistas Lily” o las “Historias Selección” o los Comics del Jabato y El Capitán Trueno, también caían algunas de aquellas novelas si no tenía otra cosa a mano.
De adolescente y joven (young adult que dicen las editoriales) devoré todas las novelas de Sven Hassel, pero esas son cosa seria y merecen una entrada por si mismas. Porta, Hermanito y toda la tropa me acompañaron muchas noches ya no tan adolescentes.
Y de un tiempo a esta parte opto por estas sagas de protagonista femenina – excepto el Druida de Hierro de Kevin Hearne que también merece entrada aparte – con mucha acción, mucha cantería de mundos sofisticada en ocasiones, un tanto naïve en otras, pero siempre muy entretenidas. En fin, otros leen novelas del Oeste o juegan a la play.
Ya os presenté a Rachel Morgan y a Anita Blake. Ahora os presento a Claire Cooper, una pelirroja que trabaja como secretaria del Diablo, en un edificio de oficinas como todos los edificios de oficinas de Manhattan; parece haber llegado para quedarse.
Sinopsis :
Después de cinco años de trabajar con el Diablo, Claire Cooper cree que, fuera de eso, vive una vida normal. Hasta que se ve en peligro por un asesinato que no cometió.
Desesperada por salvar su vida y su alma, entra al Purgatorio, pero tiene un conflicto con la Reina Pagana. Ella tiene sus propios planes y utiliza a Claire para vengarse del Diablo. Claire averigua que cada soberano compite en una carrera por descubrir a “la chica” de la profecía, que arreglará el tiempo.
A medida que Claire destapa pistas sobre el verdadero asesino, ella se da cuenta de que debe ser más lista que los hijos del Diablo, o terminará prisionera en el Purgatorio para siempre.
Olvidaos de la idea tradicional de Paraíso, Infierno y Purgatorio, de Dios y Diablo como los conocemos, pues los reinos que Smith así denomina en su saga se parecen como un huevo a una castaña a los que conocemos como tales; son cielos, purgatorios e infiernos distópicos, es decir, el más difícil todavía, escribir una distopía dentro de la distopía. No son especialmente originales. Pero sí entretenidos. Y sangrientos, muy sangrientos… digamos que es ver una de Bud Spencer y Terence Hill en lugar de una de Gary Cooper, para que nos aclaremos, ya que mencionábamos el Oeste más arriba.
Y luego está Mab, sí, la Reina Mab, la de las Hadas de Shakespeare, pero aquí es la Reina del Purgatorio. Es decir, un batiburrillo entre la tradición judeocristiana y El Sueño de una Noche de Verano, pero oye, si entramos sin “prejuicios” y no somos exigentes en exceso, punto que creo haber dejado claro en la introducción, echaremos un ratillo. Si en próximas novelas aparece el Nirvana ya os contaré (el del Gordo sedente no el de Kurt Kobain, aunque quien sabe, es lo que tiene la fantasía, que cabe todo)…
Hay un inframundo, regido por un Druida con un equipo de matones druidas mafiosos (¡toma ya!), donde igual puedes tomarte un café en un Starbucks que asistir a una pelea con apuestas de demonios. Hasta un servicio de Uber intermundos que tienen, oigan, de lo más completito.
No, no hay vampiros, ni hombres lobo ni zombies, al menos de momento, pues creo yo que con Smith nunca se sabe si vemos su tónica general. Hay demonios, paganos que son algo así como brujos pero no, druidas y humanos. A los ángeles se les presupone, pero en esta novela llamarle ángel a alguien es como llamarle imbécil.
(Inciso en forma de consejo que me agradeceréis con el alma si no se la vendéis al Diablo – a mi no hace falta, no he preparado aún una sección de almas en mi armario y mi casa no admite más contenido – : Ved la serie de TV Good Omens. Es de las mejores y más hilarantes que he visto en mucho tiempo sobre esta temática de Ángeles y Demonios)
A la pobre Claire le hacen de todo, y ella, que tiene un poder increíble pero que no controla, va con la L de novata en poderes por los mundos, va saliendo como puede, la mujer, que es una arreglalotodo a gusto de nadie, porque oye, todos quieren cargársela. Tanto que hasta a mí me dan ganas de cargármela.  Pertenece a todos y no pertenece a nadie… es… bueno es Claire. Es humana pero no. Esas cosas que tienen los libros.
Y pese a todo, aunque parezca que es infumable por lo que os cuento, me ha entretenido un montón y es interesante y amena. Por eso os la dejo por aquí, por si queréis pasar un rato tonto pero divertido, si os apetecen violencia y puñetazos a raudales. A otros les da por el amor de multimillonarios y bellezas tontas; yo es que no tengo el ese pa farolillos, será la cuarentena.
De la saga, hay dos libros traducidos. Dos más en inglés que supongo traducirán, y si no, pasaremos el rato tonto refrescándonos para no oxidarnos. Como consejo : descargadlos solo si teneis kindle Unlimited porque son gratis. Gastar… no, no vale la pena. Ya sabéis que cuando lo vale os lo indico. Aquí van los enlaces:

La Asistente del Diablo
La Encantadora de Nombres
Dark Forsaken
Dark Contender

Ea, me voy con las lecturas serias de mis Yincaneras que toca una simultánea. Id por la somba.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 3192 KB
  • Longitud de impresión: 365
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B07XVS89PB
  • Tapa blanda: 336 páginas
  • Editor: Wild Fey LLC (2 de febrero de 2020)
  • Colección: Reinos oscuros
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1942030088
  • ISBN-13: 978-1942030089

Siete Luces Oscuras – Daniel Dopazo Lafuente

La frase que me viene a la mente al acabar de leer “Siete Luces Oscuras” es aquella que dice que el Infierno está lleno de buenas intenciones. Cada personaje de cada uno de los relatos las tiene. Al principio, claro. Y acabamos como acabamos… muertos o no, muertos pero no. O si…
Debería haber saludado ¿verdad? Es que estoy tan sobrecogida… por no usar la palabra más fea que viene a significar más o menos lo mismo… y aunque sabéis que me tomo demasiado a menudo licencias en cuanto a la corrección que se espera de un blog “literario” ésta puede que me parezca excesiva, así es que usamos la palabra mona.
No suelo leer relatos, pero me llamó la atención esta antología de ellos, tal vez por alguna crítica leída, tal vez por la portada, que hay que reconocer que acojona… ups, vaya por Dios, utilicé la palabra. Pues si no os importa la dejo, que Cela también lo hacía y le reían las gracias hasta los más puristas. Hombreyá.
Esa portada, mezcla de gárgola de Notre Dame y ángel caído de Legión no es más que un anticipo de lo que nos espera dentro. Siete relatos de ciencia ficción y fantasía oscuros, sangrientos, y con finales que te dejan literalmente con la boca abierta.
Sinopsis:

Siete luces oscuras está formado por siete historias con la fantasía, el terror y la ciencia ficción más retorcida. Siete historias de personajes torturados, de escenarios de pesadilla, de fines nobles y sombríos.
Un satélite artificial que alberga los últimos recuerdos de la humanidad.
Una religión dispuesta a sacrificar a su mesías para conseguir la salvación.
Un psicópata que se cree un héroe.
Un traficante de órganos abandonado en un mundo carente de agua.
Un sanatorio donde las distintas realidades paralelas pueden ser la clave para una paciente.
Un demonio maldito con la inmortalidad por un pecado que cometió.
Una vieja iglesia de la que sale una lúgubre melodía.
La moralidad humana abraza sus extremos en estas siete historias.

¿Qué le pasaría a una humanidad sin cuerpo? ¿Sería el apocalipsis o iría más allá? ¿Puede una religión llevarnos mediante la genética a tener una mente-colmena? Atreveos a leer a Daniel. A ver, bien bien no sé si lo pasaréis, pero es toda una experiencia, os lo garantizo.
Todos y cada uno de los relatos son excelentes en sí mismos, aunque tengan el denominador común de la trascendencia del alma, excepto uno. Uno que os juro que me ha dejado “de pasta de boniato”. Pasmada vaya. Tanto que al terminarlo me reí bastante, y no tenía muy claro si estaba bien reírse de eso, pero bajo mi punto de vista era un humor negro, tan negro… Se trata de El Héroe. Es directamente inenarrable.
Encima Daniel escribe de p…. eeeeh, os creéis que lo diría… pues tenéis razón. Escribe de puta madre. Hala, a reclamar a Cela.
Os prometo comportarme a la próxima… o no… Dejo en enlace de Amazon y por favor, no os lo perdáis que no os vais a arrepentir. Es muy cortito y algo que os ponga los vellos de punta os facilita su depilación posterior así en que dos en uno.
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 16213 KB
  • Longitud de impresión: 151
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B08262RBJW