LOS BRIDGERTON O LA PRECUELA PÓSTUMA DE GOSSIP GIRL

Yo me imagino que Shonda Rhimes andaba un día leyendo tranquilamente a Julia Quinn en su sofá de florecitas, y de pronto levanta la cabeza a la tele que tiene así como de fondo, porque le llama la atención una reposición de Gossip Girl.

Ella, que para diva de las series de TV (Soy acérrima de Anatomía de Grey, lo reconozco), va y se dice:

  • ¿Qué? ¿Que esto de los cotilleos de una anónima que pone a parir a todo bicho viviente mientras vista de Channel o Armani y lleve bolsos de Louis Vuitton tiene éxito? ¿Cómo es que a mi, con lo shondísima que soy, no se me ha ocurrido?… Apartaos que voy.

Y claro, no es por no ir, pero ir para nada es tontería, así es que va y nos hace una serie no de señoritingos nuevos ricos americanos, por muy descendientes del Mayflower que sean. Ella tiene que ir a lo más mejor, o sea, a lo más rancio de la nobleza inglesa, o sea, Cayetana, te lo juro por Snoopy. Encima está leyendo esa novelita georgiana cuya serie es todo un best seller en romántica.

Pues dicho y hecho. Se marca una serie de señoritas previctorianas en edad de cazar un buen partido en los salones de Almack´s, protagonizada por una Daphne muy english rose y un pedazo de Duque atormentado, millonario, canalla de los de “a mi no me cazas pero caigo el primero de cabeza” tan arquetípico de estas novelas, que encima es un mulato a la caribeña que se os caen… los palos del sombrajo, a ver qué pensábais que iba a poner (pues lo pensáis bien, pero no queda adecuado escribirlo tan claro ¿no?). Y la Gossip Girl que en este caso escribe como  Lady Whistledown nos cuenta todos los dimes y diretes en una gacetilla que la Alta Sociedad Londinense admira y denosta a partes iguales.

Y además, como ella, ya os lo he dicho, es shondísima de la muerte, va y me pone una reina Carlota negra – Ay, me encantaría ver a Su Graciosa Majestad la veteranísima Isabel II, la inglesa inmortal, con lo que sufrió ella con la parentela de la Megan, la de su Harry, ver la serie en el Buckingham Palace, os lo juro, por Snoopy o por lo que queráis – Y gran parte de la rancia y albina nobleza inglesa, lo mismo. Que no tengo nada en contra, pero yo me planteo hacer una versión de Raíces con un Kunta Kinte más noruego que el de Vikings. A ver qué pasa. Ya os lo digo yo: que acabo entre rejas porque no me llamo Shonda Rimes.

A pesar de todo, funciona. Es entretenida, bien ambientada, tonos de bronceado dermatológico aparte (que hasta lo olvidas), y con un enredo digno de Mucho ruido y pocas nueces del so british Shakespeare – Ved la versión de Kenneth Branagh y Emma Thompson. Es buenisísima – .

Que me ha gustado vaya, que un par de tardes entretenidas haciendo un minimaratón pasas. Veré la segunda temporada. Shonda es Shonda hasta cuando se britaniza a su shondísima manera. Ocho capítulos muy, muy amenos. Ah, está en Netflix.

Pero no, no es ni de lejos Downtown Abbey, ni Arriba y Abajo. Es una Very American England.

Ficha de Sensacine para argumento y reparto

2 comentarios en “LOS BRIDGERTON O LA PRECUELA PÓSTUMA DE GOSSIP GIRL

Responder a La Eremita Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s