JESUCRISTO SUPERSTAR- GETSEMANÍ ¿CON QUÉ VERSIÓN NOS QUEDAMOS?

Hola redondaliers (Blame It on the Boogie digo on to Rubén, es lo que hay). Una entrada un poquito diferente. El año pasado por estas fechas me dio por ponerme a escuchar la ópera rock Jesucristo Superstar en bucle, y ver la peli también.

Por si no lo sabíais, hay tres versiones importantes de esta obra magistral, muy controvertida en su tiempo y censurada por la Iglesia, con música de Andrew Lloyd Webber y letras de Tim Rice – espero que sí por favor, no me seáis como esos youtubers que reaccionan a canciones y se atreven a hacerlo con Getsemaní sin tener ni repajolera idea de lo que están escuchando, ni qué es ni de dónde viene… algunos dicen que es una “poderosa balada” y yo no les tiro tomates porque me toca a mí limpiar la pantalla del ordenador, pero podéis imaginaros lo que les llamo, y nada es suave – :

En 1970 disco con Jesús interpretado por Ian Gillan de Deep Purple, en 1973 película con Jesús interpretado por Ted Neeley y en 1975 musical español con Jesús interpretado por Camilo Sexto. Y pongo esta última como importante porque Andrew Lloyd Webber consideró la versión de Camilo como la mejor adaptación del mundo. Os dejo el enlace a la wiki para ampliar todo en profundidad, pues mi pregunta es otra.

Os voy a poner “Ghetsemane” o “Getsemaní” , el pasaje de la Oración en el Huerto de Jesucristo justo antes de la Pasión. Las tres son brutales, aunque la cinematográfica a mi entender es más flojita. ¿Con cuál os quedáis?

1.- Ian Gillan

2.- Ted Neeley

3.- Camilo Sesto en vivo en TV en 1977 Estética setentera y hortera, pero versión que deja sin aliento. Obviamente es mi elección, aunque es muy difícil, las tres son una pasada)

¿Cuál es vuestra opción? Esta vez si que me gustaría que comentarais al respecto e interactuarais un poquito va, que bien lo vale. Y si alguien me trae otra versión, sería org… digo un placer.

Ya vengo con libros a la próxima, es que de vez en cuando me gusta compartir estas joyitas que los más jovencillos parecéis desconocer según veo en YouTube (quiero estar equivocada, decidme que sí) y que son arte igualmente.

Por cierto, otro día tenemos que hablar de Hair.

CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021:TODO ES YA HISTORIA – G.G. VELASCO

Otra pedazo de novela para el PLA 2021. Complicado lo van a tener los señores jurados, en serio os lo digo. Hay mucha calidad; la pandemia ha sido productiva para el Universo de la Palabra Escrita. Obras con introspección y reflexión, cualidades que aplicamos sin dudar a lo que hemos leído hasta ahora de G.G. Velasco. Y… considerables idas de olla, pero ojo, de las guays, de esas que según pillamos el libro nos empezamos a decir ojipláticos: pero… pero… pero… y seguimos leyendo obnubilados, mientras la mente del autor nos lleva a mundos imposibles, como en Todo es ya Historia.

Rizando el rizo, ya no jugamos solo con un mundo postapocalíptico, sino con conceptos de física y mecánica cuántica sobre el Tiempo.

Quince años después del colapso de la isla de Ardra, Sira Faris, ranger al servicio de la ciudad fortificada de Monteburgo, recibe el encargo de aventurarse en el inhóspito exterior para traer de vuelta a un fugitivo muy especial.

Su incursión a través de las ruinas del pasado y los horrores del presente, ya de por sí casi suicida, se complica cuando un improbable suceso la obliga a encarar otra amenaza incluso peor: el recuerdo del papel que ella misma jugó en la caída del país y su vínculo con un misterioso dispositivo capaz de alterar el futuro.

Pero, ¿existe de verdad alguna diferencia entre el presente, el pasado y el futuro o todo está ya escrito y no queda espacio para el libre albedrío? Tan solo Noel León, un controvertido científico íntimamente ligado a la historia de Sira, tiene la respuesta. Y quizás, solo quizás, el poder de revertir el desastre.

Sinopsis de Todo es ya historia de G.G. Velasco

La novela es una mezcla entre la distopía postapocalíptica y el road trip. Sira Faris, ranger de Monteburgo, recibe por parte de Ciric Klem, almirante dictador de la ciudad, la misión de traer de vuelta a su hijo adolescente, Melvin, fugado con su amiga Anne Senna, en pos de una vida mejor en Punta Allende. Hay rumores de la existencia allí de avances científicos que permitirían curar la pandemia mortal que asola la isla de Ardra. Junto con ellos y su halcón, Nan, recorren la isla hasta su destino no sin múltiples percances, amenazas de monstruos, pérdidas y encuentros de sus rumbos vitales, a un ritmo tan frenético que atrapan al lector sin tregua alguna hasta la conclusión.

Y solapándose a la aventura, en capítulos alternos, conocemos el pasado y la causa del presente mediante la historia de Sira y Noel León, un eminente científico del que Sira se enamora, y que aporta, entre otras muchas cosas, y no como trama básica pero sí motivacional, el toque de romance.

He hablado de pasado y presente, pero es erróneo, pues la base argumental de la novela es la relatividad del tiempo, las realidades paralelas, alternativas, las líneas temporales confluyentes… uf, tendría que entender de física para explicarme mejor, y no solo no es mi fuerte, es concretamente mi debilidad y no en el “buen sentido” – de hecho he enloquecido literalmente con los enunciados del inicio de cada capítulo, principios físicos. He intentado entenderlos. Y mi cerebro ha cortocircuitado. Pero no os preocupéis, es cosa mía, y la aventura es la aventura, no lo es menos por un enunciado ininteligible para mentes de letras puras –

Con respecto a esto último, Velasco hila de forma magistral la narrativa para contarnos el pasado que es presentepresente que es pasado presente que es futurofuturo que es pasado. Brillante. Hasta yo lo he entendido tan solo con el arte de la palabra. Leedlo para entenderlo. Si es que al final, aquellos que dicen que las matemáticas lo explican todo no pueden estar más errados: los números sin expresión carecen de sentido, y el instrumento fundamental de la expresión de conceptos es la palabra.

Algo curioso: le iba a poner un pero a la novela. No llegaba a entender el final. Y de pronto, escribiendo el párrafo anterior, me ha cuadrado todo y le quito el pero. Se me acaba de encender la bombillita. Qué intriga ¿verdad?

Otra especialidad de Velasco, es introducir temas sobre los que reflexionar mientras estás inmerso en la aventura. Casi sin darte cuenta, como la pildorita camuflada en la comida.

Los personajes, muy bien definidos y altamente queribles los que tienen que ser queridos. Aunque odio tanto que me rompan el corazón…. y el capullo del autor no para de rompérmelo en Todo es ya Historia. Solo le perdono porque al final, he leído algo muy bueno (aunque ahora necesite feelgood en vena)

Como siempre, con BSO incorporada, el autor os da el código de barras al final del libro. Y el título de cada canción al inicio del capítulo bajo el principio físico (os juro que hasta el tercero o así, pensé que eran letras de canciones megaextrañas, je. Ya os dije que la física me cortocircuita las entendederas)

Y por último, que sepáis que sigo sin entender lo del puto Gato de Schrödinger. Las paradojas y yo, ni con Velasco oigan. Mi mente no llega.

Hasta la próxima, redondaliers (a mí no me miréis, reclamaciones a Rubén)

Link de descarga en KU

  • ASIN ‏ : ‎ B09DS2WFFK
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 1273 KB
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 446 páginas

PASTORES DEL MAL – FÉLIX GARCÍA HERNÁN

Quienes quieran que fuesen los que estaban metiendo las narices en este embrollo no tenían ni idea del adversario al que se estaban enfrentando.

Hernán, Félix García . Pastores del mal (Narrativa nº 112) (Spanish Edition) . Editorial Alrevés.

Acabo de terminar justo ahora, Miércoles 15 de Septiembre de 2021 a las 22h01 esta tremenda novela de Félix García Hernán. Y quiero ponerme con la opinión, reseña, o como queráis llamarlo, de inmediato. Tengo ganas de llorar. Tengo ganas de escribir en la pantalla del ordenador, como hace nuestro ya conocido y admirado Javier Gallardo (Cava dos fosas) en un momento dado durante la historia: “…. Dios”. Bueno vale, soy incapaz de escribirlo entero dada mi educación católica, ya que, aunque hago gala de mi agnosticismo, los condicionantes adquiridos y grabados a fuego en el alma, si la hubiere, pesan. Pero son cuatro letras. Y es una blasfemia, tal vez merecida. Y que no me vendan eso de los designios inescrutables.

«Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa para el abandono en que tiene sumido al mundo».

Hernán, Félix García . Pastores del mal (Narrativa nº 112) (Spanish Edition) . Editorial Alrevés.

Me gustaría advertiros algo: es una novela para adultos. Dejad a los jóvenes de espíritu seguir creyendo que el mundo es bello. Item más, como os dije en la anterior ocasión, García Hernán no escribe para pusilánimes. Sin embargo, le leería una y cien veces. Hasta en un tema tan escabroso como el que trata este libro, nada menos que el auge y – gracias a Dios, que a veces no es tan “….” – caída de una red de pederastia, sale este autor airoso con gallardía a través de su personaje Gallardo, el adalid del lector en la trama.

Dicho lo cual, vamos con la sinopsis:

Cuando el padre Damián Isún cambió de postura para acomodarse en su cama, el corazón le dio un vuelco al palpar, bajo la colcha, el cuerpo desnudo y sin vida de uno de sus pupilos. ¿Cómo había llegado allí? El pánico se apoderó de él y acudió a su antiguo discípulo, mosén Estanis, en busca de ayuda y refugio. 
El mosén no dudó en contactar con el comisario Javier Gallardo, que aunque se había retirado hacía poco del servicio, nunca podría olvidar que le debía su vida al religioso. Así, junto al ahora inspector jefe Raúl Olaya, Gallardo intentará demostrar la inocencia del padre Damián.
Juntos descubrirán una poderosa organización internacional cuya voracidad desmedida destroza y utiliza a cientos de niños y entre cuyos dirigentes se hallan destacados miembros de la banca, la política, las finanzas o la Iglesia. Con una prosa arrolladora, directa y sin artificios, pero absolutamente adictiva, Félix García Hernán maneja, con la precisión de un relojero, o mejor, de un cirujano, una trama que nos llevará, sin un respiro, de Barcelona a Roma, Nueva York, París o Wisconsin, y lo confirma como un narrador especialmente dotado para novelas donde lo social y la denuncia conviven con la acción más vertiginosa.

Pastores del Mal. Félix García Hernán con Alrevés editorial

¿Os suena? Hace casi nada, este Papa Francisco, que parece una lucecita de actualidad en el pozo oscuro y ancestral que es La Iglesia, así con mayúsculas – esa con la que topaban Don Quijote y Sancho y cientos de miles de personajes ficticios y no tan ficticios durante siglos – ha ido a la yugular del problema en la medida en que le han dejado (aunque se haya quedado en las venitas, pero lo intentó creo)… si no sabéis de qué os hablo tirad de hemeroteca, no tendréis que bucear en exceso.

—¿Hay algo peor que un pastor de la Iglesia que se esté aprovechando de su situación para caer en el pecado más perverso?

Ahora fue Javier quien tardó en contestar, midiendo muy bien sus palabras.

—Sí, que ese pastor haya industrializado el mal

Hernán, Félix García . Pastores del mal (Narrativa nº 112) (Spanish Edition) . Editorial Alrevés.

Ya en la ficción, en Pastores del Mal, toda la trama me trae a la mente una compleja y peligrosa partida de ajedrez, con Javier Gallardo como Dama blanca y el Obispo Dawkins como Rey negro. Ambos van moviendo sus alfiles, Raúl Olaya y Francesc Rodadera en blancas, Peter Andersen y Jaume Llull en negras, hasta conseguir el jaque mate definitivo al Rey Negro. El papel de Rey blanco lo asumen para mí los niños implicados, defendidos o atacados por el resto de piezas del tablero. Porque la investigación que narra la novela es un poco atacar y defender moviendo y eliminando piezas estratégicamente por ambas partes hasta la conclusión.

Por el camino quedan, o no, caballos, torres y peones, como Mosen Estanis, el Padre Damián, Carballeira, Oscar Romero, o los incalificables Manuel Oliveira y Remei Puig.

La partida es fascinante, y por supuesto el lector va con blancas. Tan ajedrecístico me parece que hay hasta un momento enroque del Rey Negro que hace a la Dama Blanca pensar en tirar su rey al tablero. Pero ganan blancas. Y respiramos. Porque es ficción después de todo. Ojalá la victoria fuera real.

Por fortuna, también habían caído esos miserables pastores del mal que, escondidos tras sus alzacuellos, se habían aprovechado de su posición dominante en los colegios para explotar a los críos.

Hernán, Félix García . Pastores del mal (Narrativa nº 112) (Spanish Edition) . Editorial Alrevés.

Y cuando acaba la lectura/partida y cerramos el libro, descubrimos que nos ha encantado y lo hemos pasado muy bien, pese al mal y a lo que pudiera parecer a priori, ya que, como Cava dos fosas, lo integramos en la categoría de novelón. Y os mueve todo lo movible, lo cual es la magia de una gran lectura.

Yo firmaría por tener muchos Gallardo, Olaya, Rodadera.. en la vida real. Quién sabe. Tal vez existan y no lo sepamos. Puede que, como en la novela, ellos sufran el doloroso proceso del descubrimiento, y nosotros solo leamos el resultado escandaloso de arduas investigaciones en la prensa y redes sociales .

Por último, contaros que conocí al autor y a gente de la Editorial el pasado 9 de Septiembre en la presentación del libro. Fue interesantísimo e instructivo. Y muy divertido gracias en parte al desparpajo de Mercedes, la editora. Gracias Félix, Sr. Dolz, y resto de ponentes, un placer conoceros. Y Mercedes, Lola y Silvia, sois unas cracks.

No quiero despedirme sin un #BishopDawkinsFall !!!!

Hasta la próxima re… no, no os llamaré redondaliers como Rubén. En qué estaría pensando este muchacho, para mi que se le quedó la mente en Tarkesia.

Pastores del Mal

Páginas: 390

Idioma :Español

Año de publicación: 2021

ISBN978-84-17847-61-6

SAGA ELEMENTOS 1: AGUAS OSCURAS – RAIN OXFORD

Reconozco que este fin de semana he hecho una tregua en mi temporada de novela negra para darme un caprichito de 204 páginas de nada. Un respirito para leer esas cosas que me gustan aunque no sean “tan buenas” pero sí la mar de entretenidas. Y es que gracias a Natalia de Tradulibro he descubierto unas cuantas saguitas divertidas, y aquí os traigo la primera.

Se trata de un nuevo detective mágico para añadir a los que ya conocemos. Esta vez se trata de Devon Sanders, un hechicero que no sabe que lo es. De momento.

Una imagen publicada por el autor.
Rain Oxford

La autora es Rain Oxford, que se inspira en las culturas asiáticas para crear sus historias, ya que asistió a la Universidad de Ritsumeikan en Kyoto. Suele escribir en una cabaña aislada en el bosque con  un amigo de cuatro patas como compañía, cuando no está impartiendo clases o creando mundos; por lo general le gusta cocinar, tocar el piano, o fotografiar la fauna exótica.

La Saga Elementos podría englobarse dentro de la categoría de Juvenil, aunque ya sabéis que al final, termina siendo para todos los públicos. Yo diría que puede leerse a partir de los 14 años, aunque tiene ciertas pinceladas para adultos en cuanto a sexo (ligero) y violencia (algo menos ligera). Por ahora he leído el primero, Aguas Oscuras, aunque esté deseando tener los cuatro siguientes. Este es su argumento:

Devon Sanders, un investigador privado conocido por su eficiencia y discreción, no tiene ningún interés en involucrarse con la comunidad paranormal. Lamentablemente para él, la comunidad paranormal sí tiene interés en él, o al menos en su secreto.

Devon es extraordinario en la resolución de casos mediante su asombrosa intuición.

Cuando descubre un asesinato violento, sabe que no es un delito natural. Para resolver el caso y exponer al asesino, deberá fingir que es un hechicero en la Universidad paranormal Quintessence.

Pronto descubre que su talento tiene más que ver con las fuerzas sobrenaturales que lo que él sabía.

La magia es elemental.

Aguas Oscuras. Rain Oxford traducido por Natalia Steckel

Debería decir que Devon Sanders sí tiene un problema con ciertos integrantes de la comunidad paranormal, al menos en este primer libro, y es con los vampiros. Pero no, no es Buffy. Digamos que Sanders es una acertada mezcla de dos Harrys, Potter y Dresden. Ya sabemos lo difícil que es imaginar algo nuevo, pues no creo que no haya palo de las artes sobrenaturales que la literatura no haya tocado. Y en su variante detectivesca, he leído de demonios, vampiros, druidas, cambiaformas, aprendices de mago, magos en sí mismos… de todo.

La novela tiene un inicio un tanto jocoso, que me hizo pensar que iba a encontrar realmente algo distinto: un pícaro entre “monstruos”, pero al final, el pícaro es también un “monstruo”. Y de los que prometen. Creyéndose un humano normal, entra en una universidad paranormal para investigar una serie de asesinatos que parecen ser de vampiros en un lugar vetado a ellos.

Allí conocerá a dos personajes entrañables, sus compañeros de habitación, Darwin, un throwback, y Harry, un cambiaformas jaguar. Con su ayuda y la de otros seres a cual más curioso, irá desenredando la maraña hasta dar con el asesino, descubriendo en el camino su enorme potencial mágico y corriendo no pocos peligros que dañan más de una vez su integridad.

Como veis, nada destacable a priori y sin embargo, de toda esta mezcolanza sale una receta la mar de entretenida. Me ha gustado Devon Sanders.

La traducción es muy buena, pero con giros latinos, aviso a los españoles, aunque nada complicados de entender en el contexto. Y así aprendemos unos de otros qué demonios.

Os dejo en enlace a la página de Natalia donde os indica cómo conseguir los libros de esta saga. Me vuelvo a la negra. Cuidaos.

Link para descargar la Saga Elementos

En España también la tenéis en Amazon.

Ruina de la Luz. La continuación de la saga de Rubén H. Ernand.

Buenos días (o tardes o noches), redondaliers. Bueno, va, no me lapidéis. Es una bromita bienintencionada, pero ¿a que muchos os habéis imaginado a la Eremita haciendo un directo por Twitch diciendo eso de redondaliers? 🤣. En cualquier caso, que no quiero enfadar a la patrona, me alegro mucho de pasarme otra vez por aquí y dejaros cuatro letras después de tantos meses de ausencia. El oficio de escritor, a la que pretendes tomártelo un poco en serio, es muy exigente y me ha dejado sin tiempo para continuar con mis colaboraciones periódicas en el Redondal. No obstante, me gustaría venir esporádicamente y soltar mi textos-bombas, como un B-52 díscolo. Todo ello con la venia de la Eremita, faltaría más.

El tema es que fue ella la que me insistió en que pasara a dejar unas palabras para hablaros de mi próxima novela, que está a puntito de publicarse. A mí me daba un poco de apuro, todo sea dicho, por eso de hablar de mi propia obra. Pero también hay que decir que esos remilgos míos cada vez se vuelven más escasos, porque, a fin de cuentas, si no hablo yo de lo que me apasiona, ¿quién lo va a hacer? Así que acepto el reto y prometo ser breve y lo más objetivo posible.

Para los que no lo sepan, estoy inmerso en la escritura de una saga de fantasía épico-oscura que constará de 4 volúmenes. Tras casi un año y medio de espera y unos 15 meses de trabajo, el próximo día 10 de septiembre publicaré Ruina de la Luz, el tercer volumen de mi saga de El Trastorno de Elaranne. Hasta dicho día, está disponible en preventa en su versión digital. 222 mil palabras, 680 páginas y un quintillón de cápsulas de café después, por fin podréis tener la continuación de la historia de Kirius, Terion, Innae, Vaelmir y compañía en vuestras manos.

El conocimiento sin sabiduría es una condena que ahora pago. Se me concedió un atisbo a grandes misterios y eso sólo me condujo al más peligroso tipo de locura: la soberbia.

Rubén H. Ernand – Ruina de la Luz

En este libro las cosas se ponen aún más serias, tanto para los personajes como para el devenir del propio mundo. Las tramas, sin abandonar en ningún momento su carácter íntimo y cercano, se expanden cada vez más hasta volverse globales y más épicas. El ritmo se acelera. Los peligros se multiplican. O, al menos, esa ha sido mi intención. Si La primavera ausente era un libro más reflexivo, intrigante y oscuro, y La Corona Marchita tendía a acelerar un poco las tramas y abundar sobre las relaciones entre los personajes, este Ruina de la Luz continúa con esa progresión en el ritmo y sumerge a los personajes en la luz siniestra y enfermiza del final del verano. Si lo leéis, ya lo entenderéis.

Debido a mi condición de autor independiente, y a que poseo más voluntad que medios, he ido aprendiendo el noble arte de la edición sobre la marcha. Y los resultados por fin se aprecian en este volumen. He procurado mejorar la legibilidad del texto en la versión papel, he incluido letras capitulares, he mejorado los mapas y añadido un código QR para que podáis acceder a ellos en alta calidad, he incluido cenefas y separadores que le darán vida a las cabeceras de los capítulos, un amplio glosario al final del libro, diseñado el símbolo de la saga y otros detalles que espero que os gusten y os hagan disfrutar de una mejor experiencia lectora. Que no se diga que los indies no tenemos calidad. Y, por supuesto, también está la portada que Susana Conde ha creado para este tercer volumen de la saga. ¡Una pasada!

Espero que si no conoces Elaranne y eres un lector habitual, o no, de fantasía, le des una oportunidad. Entre todos debemos lograr que la fantasía escrita en nuestro idioma sea tan leída, esperada y valorada como la de algunos autores extranjeros a los que no tenemos mucho que envidiarle. Y si ya me has leído, te recuerdo que hasta el día 9 está abierta la preventa del libro digital, un poco rebajada sobre el precio final. Y sin más, me despido después de haber compartido con vosotros la alegría (y los nervios) que da tener tan cerca la publicación de otro de mis libros.

LA ÚLTIMA PALOMA – MEN MARÍAS

Qué horror. Pero si los horrores son como La Última Paloma, que me horroricen mucho, por favor. Porque en esta grandísima, oscurísima novela, hay también mucha belleza. La belleza narrativa que cuenta cosas como “tener la voz preñada de luto”. Con frases y párrafos que hacen entender hechos y conceptos, no con los ojos que leen y el cerebro que los procesa, sino con las entrañas que los asimilan, y los presentan ante nosotros meridianamente claros, sin los filtros de la mente. Pocas veces he leído a nadie no ya describir, sino escupir emociones crudísimas a la cara del lector con alevosía, solo a golpe de palabras. Men Marías escribe con y para los cinco sentidos. Y el sexto a veces.

Nadie sale de casa. Mucho miedo. Hay un silencio de Viernes Santo que lo devora todo.

Marías, Men. La última paloma (Autores Españoles e Iberoamericanos) . Editorial Planeta.

El mundo de repente brillaba, sonaba más alto, olía a jardín.

Marías, Men. La última paloma (Autores Españoles e Iberoamericanos) . Editorial Planeta.

¿Os parece que sepamos un poco de ella? ¿Quién es Men Marías?

Men Marías

Men Marías (Granada, 1989) se licenció en Derecho y ejerció la abogacía desde los veintitrés años, especializándose en el sector mercantil. Debutó como escritora con la obra Pukata, pescados y mariscos, que fue galardonada con el Premio de Novela Carmen Martín Gaite 2017 y un accésit en el Premio Torrente Ballester 2017. En el género del cuento, ostenta un total de 28 menciones de ganadora y finalista en diferentes certámenes literarios españoles e internacionales. Además, es tutora de técnica literaria, novela negra y poesía en su ciudad.

Fuente: Planeta de Libros

….

La Última Paloma es una novela negra, muy negra. Sin paliativos. Quiero decir, sin “apellidos” que la atemperen en cierto modo como Domestic o Gastronomic… Y este es su argumento:

Frente a la base naval de Rota, tras el cordón policial que acordona la brutal escena, un grupo de vecinos clama que se haga justicia: el cuerpo de la joven Diana Buffet yace salvajemente mutilado y con unas enormes alas cosidas a su espalda.

Ni las cámaras ni el helicóptero de vigilancia de la base han captado una sola imagen que pueda servir a la investigación; algo incomprensible.

La sargento Patria Santiago sabe que el asesino va a volver a matar, pero nadie la cree, ni siquiera el cabo Sacha Santos -a quien le gustaría ser algo más que su compañero-, porque al igual que piensa el resto de Rota, Patria ha convivido con el dolor demasiado tiempo como para ser de fiar.

Una sola pista, la investigación que Diana estaba haciendo sobre la base, y su relación con la desaparición de una joven hace sesenta años, cuando los americanos llegaron a Rota, parecen ser los únicos hilos de los que tirar.

Sólo quien conoce el dolor puede enfrentarse a un crimen tan macabro

Sinopsis de La última paloma. Planeta de Libros

Son las ocho menos veinte de la mañana del 2 de Septiembre de 2021. Aún no he dormido. Tranquilos que me voy en cuanto acabe esta opinión/reseña/lo que sea. Hasta el 20 % de esta novela (lo siento, mi kindle a veces marca las lecturas en porcentaje leído, no en páginas…) me costaba entrar. Algo hizo click en mi interés y llevo dos días aprovechando cada minuto libre para volver a Rota, a saber de Las Palomas. Hasta que acabo de finalizarla, y aún estoy sin aliento con la conclusión, o justo con lo anterior a ella. Pero no podía parar. A ver quién es el guapo capaz de irse a dormir sin saber.

La acción transcurre en Rota, pueblo de la provincia de Cádiz con una base naval estadounidense que se instaló allí en tiempos de Eisenhower y Franco.

La Última Paloma es una novela a cuatro voces: la Sargento de la Guardia Civil Patria Santiago y el Cabo Mayor Sacha Santos, protagonistas e hilos conductores de la trama, nos van dando su versión de los hechos con su implicación personal en ellos. Un narrador en tercera persona nos retrotrae a los años en que la Base empezaba a formar parte de un pueblito de la Andalucía profunda y franquista, a la fuerza o no. Una cuarta voz mezcla pasado y presente, pero de esa no voy a hablaros más que en esta mención.

Y no voy a hacerlo porque, como ya os he dicho en muchas ocasiones, privaros de la sorpresa de lo que vais a leer sería juego sucio por mi parte, puesto que es parte fundamental de la historia, y no estoy aquí para analizar la novela en profundidad, sino para animaros a que la leáis porque merece la pena. Mucho. Quién soy yo para no invitaros a descubrir de primera mano tal y como yo he hecho, cada uno de los detalles y los giros inesperados.

Por eso no he leído más que por encima ninguna reseña antes de leer el libro y escribir esto, porque si algo aprecio de la novela negra que no tienen otros géneros, es su potencialidad de dejarme boquiabierta cada pocas páginas, de jugar con mi mente cuando creo tener el argumento encarrilado hacia una conclusión…. y constato, una vez más, que el escritor, cuando yo voy, él viene. Que lo que yo creo no puede estar más desacertado. Y esa es su maravilla, que la vida, a ciertos años, guarda pocas sorpresas.

Sí puedo mencionaros la complejidad, no ya solo de la trama, sino de cada uno de sus personajes fundamentales. Todos ellos tienen sus claroscuros, más oscuros que claros, que no llegas a entender hasta casi el final, pero llegas. Patria Santiago es tan fascinante como tortuosa, hasta el punto (álgido por otro lado) de llegar a comprender las motivaciones de un asesino tan siniestro que no les va a la zaga a los míticos Jack el Destripador o Rasputín. Sacha Santos es casi simple, un respiro en los ahogos, una recta entre curvas peligrosas, aunque también tenga sus recovecos, pero inteligibles.

(Nota: me hubiera encantado conocer más a la víctima. Una notable personalidad. Es la ausente omnipresente.)

Interesante y curioso resulta saber cómo afecta y cambia las costumbres y la superficie de un pueblo andaluz de los cincuenta la llegada de “los americanos”, que lo convierten en una isla de libertad y libertinaje en plena dictadura ultracatólica y conservadora. No así en su fondo, que sigue manteniendo su carácter quasi-lorquiano, porque:

El calor del verano y la humedad hacen de Rota una urna sellada y envuelta en una niebla acuosa que la convierte en un secreto.

Marías, Men. La última paloma (Autores Españoles e Iberoamericanos) Editorial Planeta.

La Última Paloma es en definitiva, eso. Una urna de secretos pasados que rompe su cristal en el presente en forma de violentos asesinatos, y el esfuerzo por sacarlos a la luz, mientras ellos caminan hacia la suya propia, de dos miembros de la Benemérita, y algunos, pocos, implicados, pues todos tienen algo que esconder.

Mi conclusión es que la leáis, si no lo hacéis os perdéis algo bueno. Y mi opinión/evolución:

Que he sufrido, os lo garantizo. Ya sabéis que soy aprensiva. Pero tenía que saber.

No hasta el final Ana, pero sí hasta que faltaban 3 ó 4 páginas. Y sí Men, gracias a Dios lo encontré. Y comprendí, y me supo a gloria la esperanza.

¿Que por qué os pongo esto? Porque en estas novelas, las reacciones desde las tripas valen más que tres párrafos llenos de ornamentos. Si te mueve, te mueve. Y eso vale oro.

Y ahora sí, después de dormir algo voy a leer otras reseñas. Paraguas chicos, que por Tutatis, el cielo cae sobre nuestras cabezas.

Editorial: Editorial Planeta

Temática: Novela contemporánea | General Novela Novela negra | Thriller

Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos

Número de páginas: 544

  • ISBN-10 ‏ : ‎ 840824230X
  • ISBN-13 ‏ : ‎ 978-8408242307