LIBROS TRADUCIDOS AL ESPAÑOL: COMO CONOCER AUTORES NUEVOS. POR NATALIA STECKEL DE TRADULIBRO

En El Redondal hemos hablado en varias ocasiones de sagas de libros cuya traducción ha quedado inacabada. Tal vez las editoriales han dejado de apostar por sus autores, pese a que algunos de ellos han sido best sellers en su género en otros países, u obras de culto, o invierten su tiempo y tales apuestas por novedades del momento dejando a los fieles lectores de sagas compuestos y sin traducción. Un total anticlimax para los aficionados a determinados personajes.

Cuando nos dejan a medias recurrimos a foros de aficionados que con la mejor de las voluntades traducen las continuaciones de las sagas que las editoriales ya no publican, pero en bastantes ocasiones nos hubiera servido lo mismo pasarlas por el google translator, aunque otras hay que reconocer que son traducciones bastante aceptables.

A este blog vino a comentar un artículo sobre una saga, La Asistente del Diablo, Natalia, la creadora de Tradulibro, una iniciativa que me pareció magnífica, que es profesional y nos permite conocer en español ese producto que sabemos nos gustaría, que está publicado en otros idiomas y sin embargo no nos llega. Dejemos que ella nos hable de su iniciativa y su web, y esperamos que se pase por aquí de vez en cuando a dejarnos saber de novedades o de sus nuevas traducciones. Visitadla. Vale la pena.

Natalia de Tradulibro

Libros traducidos al español: cómo conocer autores nuevos

Hola, queridos lectores de El Redondal, mi nombre es Natalia y soy traductora de inglés. Hace unos días, encontré por casualidad la reseña de La asistente del diablo, libro traducido por mí, publicado en este blog. Después de haberle agradecido a Pilar, recibí su invitación para comentar un poco sobre libros traducidos al español y lo que hago para ayudar a promocionar no solo los míos, sino también los de otros traductores.

Para contarles algo sobre mí, soy de Buenos Aires, Argentina. Si bien, técnicamente, soy traductora pública de inglés, terminé dedicándome a la traducción literaria. Además, soy correctora de textos en español. Comencé con la traducción de libros en el 2014, en una plataforma donde el trabajo se cobra por regalías. No es lo ideal, pero era una manera de empezar en este mundo y no dejaba de ser un ingreso extra para mí que, en ese momento, tenía un trabajo de tiempo completo.

Por fortuna, pronto encontré libros que me interesaban traducir y comencé a trabajar. Una vez publicado el primero, entendí que, si quería cobrar algo, tendría que ponerme al hombro la promoción del libro, ya que el autor no hablaba español y le sería difícil hacerlo solo. A medida que fui traduciendo otros, comencé a buscar blogs que pudieran reseñarlos y ayudarme a difundirlos. Encontré muchos que me ayudaron muy generosamente y muchísimos otros de los que, cuatro o cinco años después, todavía espero (en realidad, no) que publiquen la reseña del libro (a veces más de uno) que les envié.

En el 2018, después de haberme quedado sin un empleo formal, tuve que decidirme a trabajar por mi cuenta, ya que las regalías no eran un ingreso decente para pagar cuentas. Fue entonces que creé Tradulibro y me propuse tres objetivos: ofrecer servicios de traducción, servicios de corrección de traducciones y servicios de promoción de libros ya traducidos. Así entré en contacto con otros traductores y con autores autopublicados que formaban parte de las plataformas de traducciones por regalías, ya que ellos tenían el mismo problema que mis clientes y yo: cómo hacer que los lectores supieran que existían estos libros traducidos sin conocer al autor y sin que el autor pudiera comunicarse en español para darse a conocer.

Hoy en día, el sitio web cuenta con unos 60 libros traducidos por mí y unos 310 más de autores autopublicados que aceptaron promocionar sus libros a través de mi página y de mis redes sociales. Cabe aclarar que Tradulibro no es un sitio de descargas gratuitas, sino que contiene los enlaces a las tiendas en línea más populares, ya que la idea es ayudar a autores y traductores a aumentar las ventas.

Según la temática del blog, quiero presentarles algunas opciones que podrán encontrar en el sitio, con sus respectivos enlaces de venta.

Serie Elementos, de Rain Oxford (Traductora: Natalia Steckel)

Género: Fantasía – Misterio – Paranormal

Aguas oscuras

Tierra desolada

Llamas furiosas

Vientos traicioneros

Guardián de almas

Serie Reinos oscuros, de HD Smith (Traductora: Natalia Steckel)

Género: Fantasía urbana

La asistente del Diablo

La Encantadora de Nombres

La Profetisa de la Muerte

La Asesina Mundial

Serie Crónicas del Supramundo, de John Corwin (Traductora: Natalia Steckel)

Género: Fantasía urbana – Thriller

Dulce sangre mía

Serie Un asunto de lobos, de Eileen Sheehan (Traductora: Gloria Díaz)

Género: Fantasía – Paranormal – Suspenso – Thriller

Un asunto de lobos

Montaña de lobo

Elección de Missy

En el sitio encontrarán más opciones dentro de los mismos géneros. También verán otros géneros de ficción y de no ficción. Espero que les resulte interesante y que puedan descubrir nuevas lecturas.

Si les gusta hacer reseñas, tendrán acceso a una lista de libros disponibles para entrega de una copia digital gratuita a cambio de una reseña honesta.

Les agradecería mucho que me siguieran en redes sociales y que me ayudaran a difundir el sitio para que otros lectores también puedan conocer autores nuevos.

Gracias a Pilar por esta oportunidad. ¡Felices lecturas!

Desde El Redondal damos las gracias a Natalia esperado verla de nuevo por aquí presentándonos novedades, y os invitamos a visitarla.

Nos leemos en breve

Hablamos de literatura juvenil con francisco rosell del río

Encaramos ya las fiestas navideñas y me parece una ocasión propicia para acercaros un poquito más al autor que os traigo: Francisco Rosell Del Río. Algunos lo conoceréis y otros, seguramente no. ¿Y qué tiene que ver Francisco con la Navidad? Pues con la Navidad en sí, poco, pero en una época que, tradicionalmente se asocia con la generosidad, los regalos y una serie de valores altruistas, tener aquí a Francisco es lo más parecido. Porque, además de escribir sus propias historias, es alguien que se vuelca en la ayuda a otros autores. Desde su cuenta de Instagram nos habla de manera asidua de otras novelas, de otros autores, nos hace sus recomendaciones y está siempre dispuesto a ayudar a muchos autopublicados y autores de todo tipo. Pocos más entregados que él en este mundillo que, a veces, aparenta un compañerismo lejos de la realidad.

Como siempre, toca pedirle presentación al autor. ¿Quién mejor que uno mismo para definirse? Así pues: ¿Quién es Francisco Rosell Del Río?

Un loco. También un soñador y alguien que no sabe darse por vencido, uno de esos extraños personajes que prefieren vivir en la esperanza y narrar historias que permitan a los demás vivir en ellas. 

Lo digo siempre: bendita locura. Parece que hay que adolecer un poco de ella para lanzarse a este mundillo de la escritura y traernos historias a los demás. Y bendita, también, esa osadía, esa lucha por los sueños de las que habla Francisco y su voluntad por regalarnos mundos e historias en los que disfrutar. (Servidora lo ha hecho ya en su novela y he de deciros que no tiene desperdicio). De esta, precisamente, vamos a hablar, de la que, hasta el momento, es su única novela publicada.

Queremos saber de qué está hecha, cuáles son los ingredientes, qué encontraremos ene ella?; en definitiva, ¿qué contiene un libro ‘made in Francisco’?

FANTASÍA. Así, con mayúsculas. Yo, no solo soy un gran fan de la literatura fantástica en todos sus repertorios, también es que me encanta crear mundos, romper con los imposibles y responder a las preguntas de ¿Y sí…? Creando con ello algo que sorprenda; así que la magia, lo irracional y sobre todo los sueños que todos tenemos desde nuestra infancia, cuando empiezan a narrarnos cuentos de hadas, están siempre en mis historias. 

También, para que negarlo, hay amoríos. Soy de los que piensa que un buen romance puede ser la guinda del pastel de toda historia. Que le voy a hacer, soy un romántico.

Comefreak (pixabay).

Francisco es de los míos. Y desde luego, los elementos que compondrían cualquiera de sus libros son un reclamo más que considerable. No me perdería un libro con todo eso y estoy segura de que muchos de vosotros, tampoco.

Ahora, como buenos escritores, antes del nudo y el desenlace, vamos a la introducción, los orígenes, los albores, los inicios: ¿Cómo empezaste en el mundo de la literatura? Háblanos del momento en el que decidiste dar el paso y publicar.

Lo creas o no, por la insistencia de un compañero escritor. Yo llevo escribiendo desde hace mucho tiempo, pero lo hacía por diversión, muchas veces simplemente para regalar historias a mis amigos, o como forma de desestresarme. Un día, mi amigo Valentín, me dijo que por qué no me animaba a publicar. Yo no estaba muy decidido, no conocía nada del mundo de la publicación y demás, pero al final él terminó por convencerme y aquí estoy, preparando la publicación de mi segundo libro.


¡Sí, señor! Le debemos una buena a Valentín. Como dices, estás preparando -me consta- la publicación de tu segunda novela, la que seguirá a ‘La Ciudad Cambiante’, con la que te presentas ante el público. Ahora que ya sabemos qué caracteriza a un libro tuyo, ¿nos desgranas un poco más acerca de esta primera novela?

La Ciudad Cambiante es un sueño, una historia que tenía en la cabeza desde hacía muchísimo tiempo y tenía que contar. 

En ella nos encontramos con Alicia, su protagonista. Una adolescente soñadora que simplemente vive la vida que le ha tocado, sin preocuparse por nada más, al menos hasta una fatídica noche, donde todo su mundo cambiará. Será atacada por criaturas que parecen salidas de las historias de terror y entonces, conocerá a un misterioso chico que le enseñará que la magia es real, que los cuentos de hadas no son invenciones y sobre todo, que no existen los imposibles. 


Una novela que se lee con rapidez, que va de menos a más y que nos atrapa en un mundo con un sistema de magia muy bien definido y trabajado. Recomendada, palabrita. Y para los que ya hemos tenido la suerte de adentrarnos en el mundo de Alicia y sin desvelar nada a aquellos que aún no lo han hecho, ¿qué nos cuentas de la novela en la que trabajas actualmente? ¿Qué habrá de nuevo en esta segunda parte?

Que tendrá un toque algo más adulto que la primera parte y muchísima más acción. Todo los personajes están ya en el tablero y ahora veremos hasta dónde pueden llegar y qué destino aguarda al mundo.


Intrigada me dejas. La verdad es que no se me ocurre por dónde pueden ir ahora los tiros. En todo caso tocará esperar. Hemos hablado ya de los elementos que caracterizan tus novelas. Centrémonos en lo personajes. ¿Cómo te gusta que sean aquellos que nos guiarán a través de las aventuras y desventuras de tus páginas?

Los grises. Detesto a los personajes planos. Eso malos que lo son sin explicación alguna, o los héroes que todo lo pueden por que sí, me aburren sobremanera. Los personajes que se mueven en el punto intermedio, que tienen un gran trasfondo y un objetivo, esos son los que me encantan.

Luces y sombras. Ciertamente son los más creíbles y los más ‘humanos’, personajes imperfectos con sus virtudes, defectos y motivaciones, que ya dicen que los extremos no son buenos.


Una de mis partes favoritas de la entrevista. Fragmentos, fragmentos, fragmentos. Me encanta que sea el autor el que nos hable de su obra ¿quién si no iba a ser? Pero cuando es el propio libro el que, de alguna manera abre sus páginas y comienza a hablar, exponiéndonos sus argumentos para que apostemos por él, es sencillamente maravilloso. En este caso, Francsico nos regala dos extractos des u novela (si cuando digo que es todo generosidad…). Vamos con ellos:

«La Ciudad Cambiante no está en ninguna parte. Está situada entre el tic y el tac de los relojes, en el espacio en blanco que hay entre las páginas de los libros, dentro del mundo real. Pero a la vez tan alejado de este que es imposible que ambos se toquen.»


«No terminó la frase. Se giró hacia mí y se quedó blanco. Vi miedo en la expresión de su rostro, estaba asustado. No sé qué fue lo que vio exactamente cuando me miró, yo solo podía sonreír. Él estaba vivo. Le había salvado la vida. Los ojos se me nublaban, los párpados me pesaban. Apenas podía ver. Intenté levantar la mano. Quería tocarle.–Estás a salvo –fue lo último que dije antes de perder el conocimiento.»

Una vez que hemos profundizado en la obra de Francisco, me gustaría saber por qué ha apostado él por la autopublicación:

Por la libertad. No dispongo de mucho tiempo libre al día y la autopublicación me da la libertad de controlarlo todo sobre mi obra, de poder decidir qué hacer en cada momento y qué me parece lo mejor para ella y eso me encanta.


Otro autor que nos confirma lo que ya deberíamos empezar a naturalizar: que la autopublicación es una opción más, un camino, como lo es la edición tradicional o la coedición para llegar a los lectores y, ciertamente, ofrece una libertad total que hace fácil entender su elección una vez que el autor ha sopesado pros y contras.

Mohamed Hassan – (Pixabay).

Y para poner el punto y final a la entrevista, me gustaría que Francisco diera algún consejillo a las personas que estén empezando en este mundo que no es sencillo, que se plantean la posibilidad de escribir o que dudan ante el paso de la publicación.

Que ignoren lo que les digan los demás, sobre todo si lo que les dicen es malo o no encaja con ellos. Muchos dirán que es un sueño imposible, o incluso una perdida de tiempo, que escribir no da para comer o yo que sé, mil idioteces del estilo. Que todas esas cosas no sirvan para desanimarlos, que busquen su propio camino y lo sigan, por que al final son ellos quienes tiene que hacer frente a todo y si se esfuerzan, sin duda lo conseguirán. Además, después de esto, les diría que se dejen llevar por sus historias, ya que estas a menudo nos dicen más a nosotros de lo que nosotros podemos decirles a ellas.


Pues ya lo sabéis, pocos consejos mejores que los que sugiere Francisco. Y en lo que a mí respecta, solo me queda darle las gracias por el tiempo concedido y por su amabilidad y , de paso, dejaros el enlace a su novela, así como a sus redes sociales para que, si os apetece, podáis seguirlo. ‘La Ciudad Cambiante’ es un fantástico regalo para estas navidades, ya lo sabéis, así que… ¡felices fiestas y cautela!

Enlace a la novela

Instagram

DEBATE: LECTURA A PRIMERA VISTA

De alguna manera incomprensible nos hemos plantado a finales de noviembre, en pleno Black Friday, periodo prenavideño y, en definitiva, en plena vorágine consumista. Y ya que hay que consumir… pues consumamos libros, ¿no?

Y es que últimamente mi lista de pendientes no deja de crecer. Tengo la sensación de ser como aquel emisario de las películas que se presenta ante el rey con un voluminoso rollo de pergamino que, al ser desenrollado, recorre todo el salón del trono. Y una, que es indecisa y lo quiere leer, ver y hacerlo todo al mismo tiempo, no consigue decidir qué libro elegir para acompañarla los próximos días. Así que he traído mis dudas a los integrantes de El Redondal para que me iluminen son su sabiduría y me cuenten cómo se las arreglan ellos para elegir.

¿Tu lista de qué? ¿de lecturas? No, no, yo no la he visto…

Así que, empecemos por el principio. Contadnos, ¿qué es lo primero en lo que os fijáis a la hora de elegir un libro?

Rubén: En mi caso es un poco un conjunto de cosas que podríamos definir como las sensaciones que me da el libro. Está claro que lo primero que entra por los ojos son la portada, el título y el nombre del autor. Después me leo la sinopsis y con esas cuatro cosas, más otros detalles, me hago una idea de qué me voy a encontrar y las sensaciones que me transmite.

La Eremita: Os vais a reír, pero…. Esa intuición que me falla en muchos aspectos de la vida me funciona maravillosamente a la hora de elegir un libro. Algo indefinible me llama y aún hoy no sé lo que es. Si no hay uno que destaque y algo en mí que me diga ¡quiero leer ese!, pues entonces empiezo por pensar en el género que me apetece leer, veo portada que pueda esclarecerme un poco el subgénero o que me atraiga, sinopsis, precio…

Diana: La portada y el título es lo que primero me entra por los ojos y lo que atrapa mi atención desde el primer momento. Cierto es que si la sinopsis no me convence, la portada se queda en un simple vestido bonito. La sinopsis serían unos ojos relucientes y atractivos, sin los que cualquier carcasa no tendría sentido.

Jessica: Coincido con Diana, en lo que primero me fijo es en la portada. Es el primer impacto visual y si, generalmente, no me llama la atención es difícil que indague sobre algo más. Si la portada capta mi atención, me voy a por la sinopsis y por último, vistazo rápido sobre la cantidad de diálogos que hay en el interior (me gusta que sean muchos; los diálogos hacen la narración más dinámica y me trasladan la sensación de estar ahí, escuchando, sin que nadie me lo cuente).

¿Qué tipo de portada os llama la atención? ¿Habéis descartado libros por su portada? Y si es así, ¿qué les faltaba o sobraba?

Jessica: Me llaman la atención los libros con portadas llamativas, con ilustraciones o imágenes atrayentes o vistosas, de esas que te hacen evocar grandes historias o, cuanto menos, captan tu atención. Lo mismo con los títulos que se salen un poco de la norma, que implican un juego de palabras o que responden a algo llamativo.

Diana: Depende del género literario espero encontrar cierto tipo de portadas, pero en general me atraen las oscuras o las muy mágicas. Puede ser que haya descartado alguno por su portada, aunque para mí crea un tándem con el título. Cuando están en sintonía todo fluye y la lectura apetece. Si la portada y el título no tienen nada que ver me produce una incongruencia y pierdo el interés. Me gustan las portadas que dan pistas sobre la historia y que te desafían a leerla.

La Eremita: Uhm… entra o no entra por los ojos. Colores y diseño atractivos hacen que vaya directa a ellos. Fuego con espadas y flores, imágenes originales o impactantes hacen que vaya de cabeza a ver qué es. Incluso una portada monocolor con sólo el título me atrae como la luz a una polilla. No me llaman aquellas excesivamente gore, excesivamente infantiles, excesivamente adolescentes o portadas de andar por casa.

Rubén: Coincido con La Eremita, a mí me echan para atrás esas portadas genéricas, con ilustraciones reusadas de bancos de imágenes gratuitos que puedes encontrar en muchos blogs o RRSS. Le dan apariencia al libro de falta de personalidad, de ser uno más de un montón, o de falta de ambición del autor. En mi opinión, la portada perfecta es aquella que un lector cualquiera, al acabar de leerlo, la vea y la relacione de forma inequívoca con lo que acaba de leer.

He descartado el oráculo, el tarot y el péndulo para acudir a los sabios de El Redondal y lo primero que me dicen es que me fije en la cara del libro. La verdad es que esperaba algo más profundo al acudir aquí. Pues nada, si esas tenemos fijémonos ahora en lo segundo que miramos todos, en su culo (no me seáis mal pensados, que tenéis la mente muy sucia…) y no estoy hablando de la anatomía del autor sino de la contraportada dónde encontraremos la sinopsis.

No lo niegues, ¡has pensado en esos culos!

¿Os ayudan las sinopsis a elegir el libro? ¿Qué esperáis encontrar en ellas?

Diana: Para mí las sinopsis son vitales. Siempre las leo porque te dan una idea de lo que te espera al leer y me ayuda a decidirme. A veces las portadas no hacen justicia a las historias y merecen ese último pequeño empujón de éxtasis hacia sus mundos internos. Deben revelar lo justo para captar el interés del lector, destacando todo aquello que los amantes de ese tipo de literatura en concreto puedan llegar a disfrutar más. Es una pequeña campaña de marketing, vendiendo la mejor historia jamás contada.

La Eremita: Sí, sí y sí ¿Cómo no hacerlo? Sería como comprar un tarro de mermelada sin saber de qué sabor es y luego resulta que es de ciruela que la detesto con todas mis ganas. Vamos, que es imprescindible. Nunca leo un libro sin leer la sinopsis. Y descarto por sinopsis. Que me indiquen qué voy a leer. Si con pinceladas es suficiente, ok, sin embargo, prefiero que me den pistas del/de los hechos más relevantes. Ojo, solo pistas.

Rubén: Las sinopsis son muy importantes, por supuesto, y casi siempre son el factor decisivo. Los que escribimos sabemos que escribir la sinopsis de un libro es una de las partes más complicadas y delicadas de todo el proceso. Demasiada información, y estaremos echando por tierra parte de nuestro trabajo. Demasiado poca, y puede que el que la lea la encuentre insípida y no le llame la atención. Yo creo que hay que dar unas pinceladas, pero con brocha gorda. Es preferible destripar algún detalle menor de la historia a perder la atención de un posible lector.

Jessica: El primer reclamo para mí es la portada, pero es solo una forma para llegar a lo verdaderamente importante y lo que decidirá, con toda probabilidad, si leo el libro o no: la sinopsis.  Para mi la sinopsis perfecta es aquella que no es excesivamente larga pero te deja con la miel en los labios, que te hable de qué vas a encontrar en el libro sin chafarte su lectura y que te dejen intrigados y con ganas de saber más.  

Bueno ya tenemos dos grandes puntos en lo que creo que coincidimos la mayoría de los lectores. Pero, yendo a un tercer factor, ¿el nombre del autor os condiciona la próxima lectura?

Diana: Si ya he leído al autor antes y me ha convencido, es posible que vuelva a repetir sin pensar demasiado. Si recomiendan mucho a un autor famoso puede llamarme la atención también, para comprobar si efectivamente tienen razón o es solo una moda. Al final, aprendemos de lo que leemos. En lo que respecta a los autopublicados suelo leer más los libros de personas conocidas o por recomendación, aunque me atrevo con desconocidos sin problema si la historia me llama. Leemos por placer, el nombre del autor no debería condicionarnos a la hora de disfrutar de una buena historia.

La Eremita: Sí, claro que me condiciona, sobre todo para saber qué no leer. Obviamente he intentado leer previamente algo que posiblemente no haya podido tolerar. Añado más: adoro a Stephen King y en estos momentos cualquier libro escrito por él no lo leería por circunstancias personales. Condicionadísima. Si desconozco al autor no es impedimento para que lo lea, no descarto por desconocimiento. Suelo buscar alguna reseñita de colegas blogueros para ver por dónde soplan los vientos. Si encuentro y hay opiniones variadas, leo. Si todas son negativas, descarto. Si no hay, leo. Positivas leo obviamente.

Jessica: Para mí es irrelevante el nombre del autor@. Si un libro me llama, se vendrá a casa lo haya escrito quien lo hay escrito, ya sea un best-seller súper famoso o un autopublicado con su primera novela. De hecho, la mayoría de libros que tengo en casa, entraron en ella sin saber quién los había escrito. Es algo que ni siquiera miro durante la compra. 

Sí es cierto que hay libros que te llegan desde la fama o el conocimiento del autor si ya los has leído previamente y puede avalar su lectura, pero si no me resulta llamativo el argumento es difícil que lo lea por más que pueda “adorar” a ese escritor o escritora. 

Rubén: Tengo a unos pocos autores en un altar y sé que me puedo fiar de su calidad, aunque eso no quiere decir que me interese todo lo que publican. En el caso de los autopublicados, representan el 75 % de mis lecturas anuales, los trato como a cualquier otro autor. Si no los conozco, su libro me tiene que haber llamado la atención de alguna manera o tengo que haber visto previamente cómo escriben. Me puedo equivocar, por supuesto, y encontrarme con que no me gusta su estilo o que no tiene la calidad mínima. En el peor de los casos cierro el libro y tan amigos.

Se nos han quedado muchas cosas en el tintero, como el precio y como afecta este en la compra de los libros, pero eso tendrá que quedar para otro debate.

Contadnos ¿cómo vais a elegir vuestra próxima lectura? ¿Seguís algún extraño ritual que no hemos mencionado? ¿Lo hacéis a través de las runas, lanzáis una moneda al aire o a través de un servicio de book box?

Chorrofantasía contra la Pandemia (Una Reseña Gaditana)

Buenos días/tardes/noches sean…

El VadeReto de este mes será… ¡Ahivá, que esto no es el Acervo!

¿Qué hago yo aquí, os preguntaréis? ¡Como sois pocos en el reondé, parió el grueso! (que la abuela está de vacaciones). Pues ná, que la Eremita me hizo un encarguito y uno, que es un mandao, no se ha podía negar. Además, me encanta este sitio, su jefa y sus adláteres. Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a soltar guita por aquí en lugar de hacerlo en los comentarios.

El otro día, mientras intentaba mantener los ojos abiertos y peleaba, denodadamente, contra la siesta tardía, la Eremita me espabiló del tó. Quería recomendarme un libro que estaba leyendo y con el que se estaba meando… de la risa, no seáis malpensaos. Me lanzó la carná, que se dice por aquí, y yo que soy de buen comé pues la atrinqué.

«¿Ská, mira, te quieres reír un poquito?» Empezó suavasito. Yo que el buen reír y el buen yantar lo llevo en la sangre, pues le dije que claaaaaroooo. Y ahí caí en su trampa. «Pues te voy a pasar un libro con el que se te va a caer la dentadura postiza. Y… ya puestos… ¿por qué no me haces una reseñita de él en el Reondé?»

Y aquí estoy. Lo siento por vosotros. Por favor, si me tiráis tomates, que sean con melva canutera.

Empecemos por el final. Iros al sitio de la Amazonia y compradlo que está mu baratito y un buen puñao de carcajadas no está pagao. Más con los tiempos que corren. Además si sois de unlimited está de gañote (gratis pa los de fuera).

¡Ya, ya voy!

El libro es “Grumo y Mosquito” y su autor Borja Alonso Alonso. Solo la portada ya son cinco puntos positivos. Obra de Lucía Gracia Salazar:

Antes de entrar en materia os pongo la sinopsis que el mismo autor tiene en Amazon:

«Un aspirante a genio criminal y su protegido intentan atracar una botica a punta de espada y ballesta. Sin embargo, la dueña del local —que es una veterana de guerra durazan— lo impide, alerta al vecindario y pone a la ciudad patas arriba. Mientras tanto, secuestradores y rehenes empiezan a darse cuenta de que tienen más en común de lo que pensaban.

»Grumo y Mosquito es un retelling de la obra de teatro “La Estanquera de Vallecas”, una novela corta ambientada en un marco épicodelirante y chorrofantástico a mitad camino entre la épica oscura y la colorida parodia de las novelas de fantasía.

»NO HAS LEÍDO NUNCA UNA CHORRADA COMO ESTA»

Con respecto al argumento ya está todo dicho. Si queréis saber cómo llevan a cabo el robo, lo que se encuentran, como lo guisan, como se lo comen y como termina el fandango, leed la novela.

Aparte de la magnífica ambientación, los ingeniosos diálogos y sus momentos delirantes, yo destacaría dos cosas de esta divertida obra. Primero, está muy bien escrita y se deja leer con facilidad y buen gusto. Además, tiene un humor desvergonzón, pero sin ser grosero ni frívolo. Todo lo contrario. Buenos golpes y mucho lío entre los personajes.

La Eremita llevaba toda la razón. Me he reído bastante con las locuras de estos locos entrañables y he llegado a soltar varias carcajadas, que dadas las horas nocturnas en las que leo, seguro que los vecinos piensan que me fumo las macetas.

En segundo lugar, aunque parezca, a priori, la típica comedia de enredos, bullas y disparates, Borja la lleva con mucho tino y arte hacia el conocimiento de los personajes. Como una bella obra de teatro, en este escueto escenario, el interior de la botica, viviremos momentos intensos, divertidos, adorables…  y también tiernos, íntimos e incluso filosóficos. Aquí radica, desde mi total y desautorizada opinión, el gran tesoro de la novela.

No voy a desvelar cuántos y quiénes son los aparecidos en la trama, pero como su propio autor los ha mencionado en su sinopsis y título, voy a hablar de los ladrones y la dueña de la botica.

Grumo y Mosquito son los arquetipos de la pareja pícara hispánica. Uno joven y otro “mucho menos joven”; uno alto y otro “mucho menos alto”; uno pasao de vueltas con la vida y el otro más inocente que encomendarme a mí un jamón pa que te lo cuide; uno ejerce de jefe, aunque manda menos que yo solo en mi casa con el perro, y el otro de aprendiz ufano en la profesión del buen mangar. Los dos forman una pareja deplorable, pero, quizás por eso mismo, entrañable y dicharachera. Cada uno intentará remediar lo irreparable a su manera y hacer lo imposible por salvar el pellejo del otro, pero con más corazón que cabeza.

El otro personaje mayúsculo es la dueña de la botica. Se hará la jefa incuestionable de la trama sin que podáis remediarlo. Con más años, que la careta de Tutankamón, es resabida, curtida en mil batallas y con un carácter que ríase usted de los sargentos de la legión. Grumo y Mosquito se las esperan felices por atracar a una vieja, pero ¡Qué vieja! Eso sí, no por ser más bravía que la niñera de Braveheart se hará odiar por los lectores. Todo lo contrario. Aunque sus tejemanejes con las hierbas y cafeces experimentales le hagan parecer una bruja, se convertirá en esa yaya huraña, pero ashushable, con la que nos gusta merendar por las tardes después del cole. (¡Jopé, No hace siglos de eso!)

El trío hará las delicias del personal. Tanto por sus peleas físicas y dialécticas, como por sus entendimientos de la vida. Que esta obra tiene mucha filosofía, como ya he dicho, aunque parezca solo un desvarío de mente escritoril. Son muchos los momentos en esta pequeña, pero intensa obra, en que te sentirás como si estuvieras con ellos encerrados en la botica divagando sobre el sentido de la vida.

Aunque no se especifica época durante la trama, el que habla, que ya en lugar de peinar canas intenta dispersarlas para que ocupen más espacio, ha creído ver indicios de “El Buscón” o el “Lazarillo de Tomes”, aunque también, como dice su autor, de “La Estanquera de Vallecas”. Me los he imaginado en esa España medieval dónde cada uno se ganaba la vida como podía. Como ahora, pero sin televisión e Interné. Aunque se habla de trasgos, demonios, gobernantes corruptos y opresores y…, eso, cómo ahora mismo.

En definitiva, una obra que merece mucho su lectura. Os hará reír, disfrutar y pensar. Su lectura es rápida, 77 paginicas del kindle, y además, como los convites, tiene las tres bes: buena, bonita y barata.

Quiero finalmente darle las gracias a la Eremita por la recomendación, y la invitación a este suicidio, y a su autor por regalarme el ebook para su disfrute. Espero no habé sío demasiao monótono y aburrío.

Cuidaros mucho, poneos la mascarilla por encima de la nariz, no seáis palurdos, y quedaros en casita leyendo siempre que sea posible, que hay muchos libros dónde perderse y vivir mil aventuras, sin peligro ni riesgo alguno.

Salud, cerveza y jamón. (bueno, zumito y tofu pa los protestones)
Jose Antonio Sánchez (jascnet.wordpress.com)

Datos del libro:
Título: Grumo y Mosquito.
Autor: Borja Alonso Alonso
Ilustradora: Lucía Gracia Salazar
Tamaño del archivo: 5.477 KB
Longitud de impresión: 77 páginas
Número 12 en los más vendidos de Amazon.
Enlace del libro en Amazon:
https://www.amazon.es/Grumo-y-Mosquito-Borja-Alonso-ebook/dp/B08D6F7YLJ/ref=sr_1_1
Cuenta del autor en twitter:
https://twitter.com/borradorcrisis
Web del autor:
http://www.borjaalonsoalonso.com/

Hablemos de fantasía con carlos ruiz garcía

Habitualmente los escritores que llegan a estas sección de mi mano, lo hacen tras haber sido leídos. En esta ocasión, aunque el libro está en mis pendientes desde hace tiempo, admito que aún no he podido hincarle el diente. ¿Ventajas? Que no os puedo hacer spoiler y que puedo aprovechar la entrevista para saciar mi curiosidad con respecto a varios temas en torno a ‘Soy Yunque’ y, de paso, presentaros esta obra a vosotros, si no la conocíais.

El título de la saga, de entrada, me parece de lo más evocador y llamativo; un golpe de efecto en toda regla, como ese que cae sobre el yunque. Y como siempre, empecemos por el principio, el autor, a quien suelo pedirle que se presente a sí mismo. Es difícil, me consta, a pocos nos gusta, pero nos debemos al público, así que:

¿Quién es Carlos Ruiz García?

Difícil cuestión, pues resulta complicado definirse a uno mismo. Diré, simplemente, que soy una persona que se gana la vida como técnico de mantenimiento en un hospital y que, como vía de escape a mis locuras, escribo historias (entre otras cosas).


¡La escritura! ¡Qué bonita y qué difícil vivir de ella! Pero al mismo tiempo, eso le confiere ese punto romántico: es difícil no haber de compaginarla con otro trabajo -el que paga las facturas-, pero al mismo tiempo te pide espacio, tiempo y, en definitiva, existir. Por lo que a mí respecta, gratitud y el mayor reconocimiento a esas personas que arrancan tiempo al tiempo para deleitarnos con sus historias y que, aun no siendo tan conocidas, le ponen empeño para llegar al mayor número de lectores posible y permitirnos, así, descubrir pequeños tesoros. De eso sabemos mucho en ‘El Redondal’.

Vamos al lío: ya conocemos algo más de Carlos; ahora queremos saber qué podemos encontrar en un libro tuyo.

Si me centro en la saga de fantasía épica que estoy desarrollando (de nombre «Soy Yunque»), encontraréis aventuras de corte clásico, con personajes de personalidades muy variopintas, pero con un trasfondo en el que es fácil encontrar valores que, considero, hoy en día están bastante perdidos, como el honor, el respeto a la palabra dada, la fidelidad incuestionable hacia quienes te ayudan… Y todo eso envuelto en un mundo medieval donde conviven personas normales con magos, nigromantes y criaturas fantásticas.


¡Fantasía en estado puro, vaya! Importante también resaltar valores tales como los que Carlos nos cita y llamativo, al mismo tiempo, que haya que recurrir a las novelas de fantasía para dar con ellos. Como bien nos dice el autor, en la cruda realidad, están bastante perdidos. ¡Bendita fantasía!

Uno de los aspectos que, personalmente, más me gusta conocer de los autores son sus orígenes en el mundo literario, en qué momento y cómo uno se plantea empezar a crear sus propias historias, así como dar el valiente y nada sencillo paso de publicar y compartirlas con el mundo.

¿Cómo fueron tus inicios, Carlos?

A escribir comencé desde los once años, nada más aprender mecanografía gracias a la máquina de escribir con la que también se enseñó mi madre. No obstante, fueron historias cortas, inspiradas en el cine de fantasía y ficción de los ochenta.

Pero si hablamos de empezar «seriamente», fue alrededor del año 2009, justo cuando comenzó la crisis económica de la década pasada. Al igual que le ocurrió a muchísima gente, me quedé en el paro y tuve tiempo para plasmar, negro sobre blanco, esa historia que llevaba años rondándome por la cabeza. Así, tras reescribir mi primera novela tres veces y releerla otras tantas, surgió «Las dos lunas», publicada en junio de 2017.

Desde entonces, he publicado una antología de relatos de misterio y terror junto a otro compañero: Manuel Tomás Llinares Morales, titulada «Pesadillas del otro lado» y seis colaboraciones con el Círculo de Fantasía; cuatro relatos en sendas antologías, y dos bloques d.e poemas en otros tantos poemarios; todos ellos con la fantasía como telón de fondo


Pues ya lo dicen: no hay mal que por bien no venga: Convertir algo complicado, como pueda ser una situación de desempleo en mitad de una crisis económica, en una oportunidad para empezar a darle forma a ese sueño que está ahí, esperando su momento. ¡Aplauso!

Vamos, ahora, al meollo de la cuestión. Entramos en el mundo de ‘Soy Yunque’. Lo decía al inicio de la entrevista: me parece un título llamativo, evocador y contundente. La portada también es toda una declaración de intenciones y la sinopsis, una invitación a tomar asiento, mantita y algo caliente para deleitarse en lo que apunta a ser una gran lectura.

¿Nos hablas de esta obra?

«Soy Yunque» narra la historia de un cambio; de cómo un mundo que lleva dos mil años sometido al capricho de un conjunto de nigromantes, de repente, por una simple decisión, se verá arrastrado a una serie de acontecimientos que conducirán a una guerra nunca vista. Esa decisión de la que hablo, es la que toma el gran Emperador inmortal, Drockon, de exigir al rey de Nakanya, Lako, la entrega de su hija, la preciosa Alía. Nadie en veinte centurias le ha negado nada a este oscuro ser. En la primera entrega de la saga: «Las dos lunas», eso va a cambiar.

El mundo que recrea esta aventura es medieval; por tanto, en cada página se habla de princesas, caballeros, reyes, nobles, vasallos, magos, castillos, fortalezas y criaturas dotadas de dones mágicos. Por otro lado, se incide mucho en los juramentos, la palabra dada, el valor de la sangre, de la amistad, la fidelidad, el amor paterno filial… y, por supuesto, no pueden faltar los personajes mezquinos, taimados, traicioneros y sin escrúpulos, que suponen el contrapunto. A partir de ahí se producirán desequilibrios hacia uno u otro lado.

A cualquiera que goce con la fantasía y las tramas cruzadas, es muy probable que le guste la saga del Yunque.

Por cierto, «Yunque» es el sobrenombre con el que las futuras generaciones, una vez finalizado el conflicto, conocerán a quien se alzó contra Drockon.

Ilustración en la página web del autor.

Pues lo dicho: tiene todos los números para ser una de esas novelas que uno disfruta leyendo, paladeando y deleitándose en mil detalles porque realmente parece que no le falta de nada (576 páginas que, a buen seguro, no se han desaprovechado). Y ¿qué suele pasar con esas novelas? Pues que uno siempre quiere más. Por suerte, ‘Las Dos Lunas’ es solo la primera parte, de modo que seguimos tirando del hilo, a ver si le sonsacamos más información a Carlos:

¿Puedes hablarnos de la segunda parte?

Claro. La segunda entrega comienza en el punto exacto donde termina la primera. En realidad es la misma historia cortada en varias partes (creo que serán cinco), como ocurre con «El Señor de los anillos». No puedo contarla entera en un solo tomo, pues tendría aproximadamente cuatro mil páginas jajajajaja.

Si el primer libro («Las dos lunas») narra una historia de amor y la lucha por mantenerlo, en la segunda («Los caballeros lacrimarios») se vivirá un viaje iniciático para encontrar objetos de poder con los que doblegar al nigromante. Así que, el segundo libro está perlado de persecuciones, batallas, viajes increíbles a lugares que no aparecen en los mapas del mundo conocido, y aparición de más y más personajes, monstruos y razas. Con cada libro el mundo se va ampliando para los protagonistas y también para el lector o lectora. Personalmente disfruté más escribiendo la segunda parte que la primera, y quienes han tenido la «suerte» de leer el manuscrito (aún no publicado) coinciden conmigo en que la lectura les ha resultado apasionante.


«Persecuciones, batallas, viajes increíbles a lugares que no aparecen en los mapas del mundo conocido, y aparición de más y más personajes, monstruos y razas». Desde luego, si ‘Las Dos Lunas’ ya nos pone la miel en los labios, ‘Los Caballeros Lacrimarios’ nos da el golpe de gracia para arrancarnos a leer. Carlos nos habla de un mundo que va creciendo y ampliándose en el desarrollo de las novelas y yo os invito a visitar su página web y deleitaros en lo que en El Redondal llamamos ‘la cantería de mundos’; más conocida entre el resto de mortales como ‘worldbuilding’. Impresionante el universo ‘Soy Yunque’ e impresionante todo el material que podéis encontrar en soy-yunque.com.

Ilustración de la web del autor.

Además del mundo creado por Carlos, ponemos también especial atención en los personajes, que son quienes llevan todo el peso de la trama, quienes nos emocionan, nos hacen enfadar, odiarlos, amarlos. Queremos saber:

¿Qué tipo de personajes te gustan?

No tengo un perfil claro y definido, pero sí te diré que, basándome en las películas que más me han impactado, me gustan los personajes como William Wallace: de carácter noble, dotados de gran inteligencia y astucia militar. Aunque también ocupa un lugar muy especial en mi corazón Mc Mardigan, el antihéroe de mirada sagaz y sonrisa picarona que protagoniza «Willow». No me olvido de Navar, el noble caballero de «Lady Halcón», de carácter férreo pero de corazón justo. Me gustan los personajes que, aún en el sufrimiento, son fieles a sus amigos hasta la muerte. A mis cuarenta y siete años soy muy de clichés, no me importa reconocerlo. Soy de una generación que disfrutó con «La historia interminable», «Dentro del laberinto», «Willow», «Cristal Oscuro», «Krull» y tantas otras películas de la época, por tanto, en mis libros se notará esa influencia.

Ilustración de la página web del autor.

¡Casi na! Poco más puede añadirse, aunque desde luego, dan ganas de seguir preguntando hasta la saciedad. ‘Soy Yunque’ puede tener, a priori, todos los ingredientes para que cualquier editorial se interese en ella. Pero Carlos ha optado por la autopublicación y sería genial que nos explicases:

¿Por qué autopublicación?

Porque esa es la única opción que tiene cualquier autor al que solo conocen su familia y amigos. Siendo desconocido y, sin tener «padrinos», es imposible que una editorial tradicional arriesgue su dinero en un autor que, por muy buena que sea su obra, nadie conoce.

Hoy en día las editoriales enganchan a los posibles lectores a través del autor, no de la obra. Si no me creéis, os invito a hacer un ejercicio: Marchar a cualquier centro comercial, visitar la zona de libros y contarme qué veis. Ya os adelanto que veréis tomos con el nombre del autor en tamaño más grande que el propio título: Stephen King (y el título), Arturo Pérez Reverte (y el título). Te venden al autor porque ya tiene un currículum y porque ya ha escrito otros bestsellers como tal o cuál. Los coges y, aunque luego el libro sea flojo, pero ya has picado y las editoriales ya han ganado.

El autor desconocido solo tiene dos opciones: Ahorrar bastante para poder pagar lo que las editoriales de coedición le piden para poder ver su libro en lugares como FNAC, Casa del Libro, etc. En mi caso son libros gordos, por lo que me piden una pasta que no tengo.

La segunda opción es la autopublicación. Eso sí, tienes que aprender a maquetar, diseñar, dibujar y mil cosas más si quieres mostrar un producto digno y que no se desmerezca ante los libros publicados por «los grandes». En mi caso espero haberlo conseguido.


Está claro que el número de seguidores que uno sea capaz de mover ahora es de capital relevancia en las posibilidades de que apuesten por ti, aunque yo me reitero en que al final, el destino es el lector y las opciones de publicación son el camino para llegar a él. No hay más. Una editorial es una opción más.

¡Llegar al lector, casi nada! Una de las maneras en las que puede hacerse es a través de ferias, firmas y eventos. Antes de que el dichoso virus parase tantas cosas, me consta que Carlos era un autor muy activo en este tipo de acontecimientos, así que:

¿Nos hablas de tu actividad en este tipo de eventos de cara al público?

Al principio no fui muy activo. De hecho, tras la publicación en Amazon de «Las dos lunas» ni siquiera hice una presentación. No tenía pasta para pagar una gran tirada y me conocían cuatro gatos, por lo que hacer una presentación me parecía muy pretencioso por mi parte. Así que opté por ir poco a poco, vendiendo cada libro en mano, haciéndome ver en las redes sociales y consiguiendo alguna que otra entrevista.

Fue así como me hice un huequecillo.

Foto de la web del autor.

Hoy ya puedo decir que he salido hablando de mi libro en una televisión local de Alicante y en dos entrevistas en radio, tengo dos páginas web bastante completas Y me he recorrido la provincia en diversas ferias junto a una Asociación Literaria y Cultural que se llama «La Estación de las Palabras». En dicha Asociación he podido conocer otros autores y autoras junto a las cuales hemos visitado diversas poblaciones de Alicante, mostrando nuestros libros al público en ferias y mercadillos. Son experiencias bonitas en las que hemos podido subirnos (a veces) a un estrado para leer fragmentos de nuestras historias y ver cómo reacciona la gente. Es muy bonito cuando se te acerca alguien a preguntar cómo es tu mundo, qué aventuras suceden en él, cuánto de fantasía hay en sus páginas, etc.

Para terminar, diré que con mi último proyecto colaborativo estoy muy emocionado.

Se trata de un canal de Youtube, llamado, «Frikeame Deluxe», que hemos abierto entre tres autores indies de fantasía épica a los que ya puedo considerar amigos: Angar Marthor, Jesús Ureña Ibañez y un servidor. En él tratamos de hablar de todo tipo de cosas que pueden denominarse «frikis». Entrevistamos a magos, cómicos, cantantes, escritores, ilustradores, gamers, coleccionistas e incluso directores de cine, como David Galán Galindo, autor, guionista y director de la película de Netflix «Orígenes secretos». Nuestra intención es darnos a conocer a través dicho canal, ganar suscriptores y llamar la atención de posibles editoriales, así de sencillo. Tal y como respondí anteriormente, si no te conocen no vendes.

Así que, en resumen, hoy por hoy no podría ser más activo. De hecho, me faltan horas del día.

Cabecera del canal de youtube Frikeame Deluxe

¡Increíble! Desde luego tenemos medios de sobra para seguir a Carlos en uno y otro lado, lo cual es de agradecer.

Por último, me gustaría que le pusiéramos punto y final a la entrevista mediante un extracto de la novela, que sean las propias páginas las que hablen y traten de convencer al lector para que le dé esa apreciada oportunidad por la que tanto peleamos.

Le pedimos a Carlos un fragmento de ‘Las Dos Lunas’.

Por supuesto. Hay muchos momentos de gran tensión en «Las dos lunas», y no me es fácil elegir uno, pero os muestro un fragmento en el que la princesa Alía visita a su amor imposible (un plebeyo de nombre Álastor) en la celda del Justiciorum (algo así como un circo romano) poco antes de que se lo lleven para afrontar un combate a muerte en la arena. En esta parte de la historia Álastor está ciego (por algo que sucede que no contaré para no hacer spoiler). Espero que os guste:

Con paso tímido, Alía salvó la distancia que la separaba de la celda que retenía a su amor. Para cuando escrutó en su interior, las lágrimas nublaron su vista impidiendo localizarle.

—¿Alía?, ¿eres tú? —preguntó Álastor con voz debilitada.

—¿Dónde estás? —gimió ella, aferrándose a los barrotes—. No puedo verte.

Tras escucharse el tintineo de unas cadenas, Álastor emergió desde el fondo, al abrigo de las sombras. Alía sintió un puño de hielo atenazarle el corazón al contemplar su lamentable estado. Sucio y semidesnudo, avanzaba hacia ella dubitativo, tanteando con sus manos cuanto le rodeaba.

—Sigue avanzando… sigue mi voz… —Trató de guiarlo entre lágrimas, estirando su brazo a través de los barrotes para poder asir sus manos. Pero las cadenas que lo retenían se tensaron, impidiendo a su héroe avanzar más cuando tan solo los separaba un suspiro. Alía sollozó, impotente por su funesto destino.

—No llores, por favor —musitó sonriendo para tranquilizarla.

—¿Cómo esperas que no lo haga? —sollozó con la voz rota—. ¿Por qué le hablaste a mi padre de Norgoriah y los reyes benditos? Él estaba dispuesto a mostrarse benévolo contigo… pero tus palabras no le dejaron otra salida que esta…

—No puedo traicionar mis principios por miedo a lo que la gente pueda pensar… y lo sabes —respondió con tono conciliador—. ¿Hubieses preferido que renegara de todo en cuanto creo?

—No, Álastor —contestó agotada—. Hubiese preferido tu silencio. El silencio es prudencia.

—El silencio es cobardía —objetó severo—. No negué a tu padre que te amaba cuando él ya lo sospechaba. Nunca te negaría aunque con ello salvara mi vida. Lo mismo ocurre con mis principios.

—No digo que dejes de creer en lo que quieras, sino de escoger el momento apropiado para hablar de ello —le reprochó con dulzura, entendiendo que jamás lo cambiaría. Tal vez por eso comenzaba a amarlo con locura.

THE END

Y hasta aquí. Le doy las gracias a Carlos por su amabilidad y predisposición y os dejo aquí todos los enlaces para que podáis conocerlo y seguirlo si así lo deseáis.

Twitter del autor:c_ruiz_garcia

Instagram del autor: carlosruizgarcia1973/

Página web del autor: soy-yunque

Hablemos de fantasía y almas con Elías Saavedra

Tiempo ha, llegué a plantearme estudiar la carrera de periodismo. Por fortuna, el sentido común imperó y ahora no pertenezco a uno de los gremios más mal pagados, explotados y desprestigiados en este país lleno de malos pagadores, explotadores y prestigitadores ­­—de los que en vez de palomas guardan billetes de 500 en el sombrero de copa—. Claro que, a cambio, estudié Filología inglesa, así que no estoy como para sacar pecho precisamente… Todo esto viene a cuenta de que yo también quería sumarme a la flamante sección de El Redondal “Hablemos de…” con una entrevista a un joven y hambriento, esto último va con segundas, autor de fantasía de nuestro país: Elías Saavedra.

Imagen de Elías Saavedra junto al mar.
Elíam de Saavaz, afamado historiador maurano.

Conocí a Elías allá por el año 2016. Acababa de comprarme mi primer lector de ebook, estaba trabajando en el enésimo borrador de La primavera ausente y hacía poco que había decidido que me autopublicaría en la plataforma de Amazon KDP. Y necesitaba referentes, saber qué se cocía en la fantasía autopublicada de este país, si mi novela era lo suficientemente buena y, en general, necesitaba saber si valía la pena meterme en este mundillo de locos. La primera impresión no pudo ser peor: novelas muy verdes, errores a mansalva, escritores bisoños y clichés (cuando no copias descaradas) sonrojantes; muchas de ellas entre las 10 o 20 más vendidas. Pero un buen día me encontré un mensaje en un foro de una persona que llamaremos Mr. X, por darle más misterio al asunto, en el que recomendaba leer una novela, El legado de los safir, de forma entusiasta y enlazaba su comentario a la misma en Amazon, que os dejo aquí abajo:

Reseña de El legado de los safir en Amazon.
Mr. X también fue uno de los que me hicieron comprender la importancia de reseñar lo que leemos. ¡Reseñad, por Tutatis!

Cuando lees una reseña así, cuando mencionan que los personajes tienen alma, algo que yo considero esencial en cualquier obra de ficción, no queda más que rendirse e intentar averiguar si todo eso que has leído es cierto. Y vaya si lo era. Pero esa es otra historia que os contará mejor La Eremita, metamorfoseada en maga patosa de flequillo imposible, pero con el mismo buen corazón, en su reseña de El legado de los safir.

Dicho todo esto, hace poco decidí quedar en una taberna (virtual, que no está el tema para tonterías) con Elías para que todos aquellos que lo conozcáis o queráis hacerlo, podáis leer un poco más sobre él. Así que, tras un poco de charla ociosa, comentar anécdotas sobre qué personajes van a morir en nuestros próximos libros, darnos consejos sobre tratamientos capilares y la recomendación firme de Elías de que bebiendo más alcohol es como se cura el hígado, llegamos a la parte jugosa. Elías coge el micro (creo que pensaba que venía a un karaoke, pero no se viene abajo al constatar que de cantar nada) y toma la palabra.



Lo primero, gracias Rubén y a toda la familia de El Redondal por haberme invitado. Se está de maravilla en este porche, transmite armonía, y además es una delicia la cerveza y los pimientos asados están exquisitos. Por cierto, se han acabado y…

Luego traigo más, no te preocupes. Ahora, al turrón.

También terminé el jamón…

Dije turrón, no jamón, pero ya que estamos… Háblanos un poco de tus inicios como autor y lector. ¿Qué libros te marcaron en tu infancia? ¿Qué te impulsó a querer escribir?

Siento si no soy muy original, pero guardo un maravilloso recuerdo de La historia interminable de Michael Ende, que me enseñó que en la Fantasía los límites los marca nuestra imaginación; y El Hobbit de Tolkien con el que descubrí la Fantasía Épica. Con respecto a mis primeros escritos, no escribí nada medianamente serio hasta mis primeros años en la universidad y muy poco y de baja calidad. La mayoría ni me he atrevido a releerlo, aprecio demasiado mis ojos. Bueno, hay algo salvable por el cariño que le tengo: un cuaderno en el que escribía las crónicas de un quijotesco personaje, una comedia loca. Es un proyecto que he retomado y tarde o temprano espero que salga a la luz.

Y al hilo de la pregunta anterior, ¿qué te impulsó a crear la historia de Las Runas del Alma y qué personas o historias te influyeron para hacerlo?

Empezaré por las historias que me influyeron.  El Señor de los Anillos sin duda, pero soy muy fan de una saga de videojuegos: Final Fantasy. El VII, el VIII y el X me han marcado. Sus mundos maravillosos, la magia de los elementos y sus personajes. Luego están mis pasiones, todo lo relacionado con lo medieval me resulta inspirador. Y sobre lo que me impulsó a escribir Las Runas del Alma, debo decir que prácticamente dejé de escribir desde el 2002 al 2009, más o menos, pero durante todo ese tiempo no dejé de fantasear con aventuras de guerreros, espadas, magia… Llevaba una historia dentro, pero ni me planteaba ponerme a escribirla hasta que un día, ordenando un cajón, rescaté una hoja en la que apenas tenía escrita una carilla y media donde se presentaba a un guerrero llamado Zílum. No recuerdo cuándo la había escrito, pero me dio por reescribir el inicio de esa historia. El resultado se lo di a leer a mi primo, Fran, y éste me animó a seguir. Fue el momento clave. A partir de ahí recordé lo que disfrutaba escribiendo y descubrí mi vocación.

Quienes lean los dos volúmenes de tu saga notarán una evidente mejoría como autor de uno al otro. ¿Cómo te has preparado durante los años pasados entre el primer volumen y el segundo? ¿Te has documentado visitando tabernas, alternando con las camareras y comprobando el sabor de la cerveza o es solo una impresión mía?

Como bien intuyes, he visitado tabernas para documentarme, pero el problema fue que de tanto probar el sabor de la cerveza al día siguiente no recordaba mis notas mentales… (Elías hace un gesto con la mano, como si tratase de aclarar que bromeaba, pero instintivamente acto seguido coge su jarra de cerveza y pega un buen trago). Lo primero, agradezco mucho tu apreciación sobre mi mejoría, por el respeto que te tengo como el gran autor que eres. Sobre tu pregunta, pues con el primer libro de la saga encontré mi estilo. Entre escribirlo y repasarlo incontables veces le dediqué más de seis años. A partir de su publicación he ido puliendo mi estilo de muchas maneras, ¡y lo que me queda! Por un lado, he escuchado toda crítica constructiva que me ha ido llegando, analizándola y tratando de absorber lo mejor de cada una. Por otro, descubrí el foro literario Abretelibro.com. En él se celebra un concurso de relatos de diferentes temáticas en cada estación del año, y me animé a participar. Pues gracias a eso conocí a muchos amantes de la literatura, leí sus relatos, leyeron los míos, me los elogiaron, me dieron zascas… y de todo fui aprendiendo. Sea cual sea vuestro nivel, si os gusta escribir, os animo a que os paséis por Ábrete Libro. Luego, una vez que eres escritor, al leer lo haces de forma diferente a cómo lo hacías. Por lo menos eso me ocurre a mí. Al leer analizo cada frase, el estilo del autor, los recursos que emplea, sus descripciones y mucho más. De ahí trato de extraer todo lo que me pueda aportar, adaptándolo a mi estilo. Y finalmente, soy muy afortunado de contar con el apoyo de unos correctores que me dan muy buenos consejos. Disculpa por alargarme, Rubén. ¿Puedo servirme más cerveza? Tengo la boca seca.

Sí, pero antes un poco de salseo. Si tuvieras que elegir a un personaje como tu favorito, ¿cuál sería y por qué Servin?

Pues no vas mal encaminado (Elías ríe. Mira al plato de los pimientos asados, pero sigue vacío). Lo justo son dos respuestas, una por novela. En El legado de los safir me quedo con Sparta. Me ganó totalmente, por su pasado, su lealtad y por su lucha pese a estar mermado por su cojera. Y en Sangre de reyes… has dado en el clavo: Servin Kalmar. Su estilo de vida es un reflejo del vacío que siente, pero los pequeños Sanara y Ralus irrumpen para obligarle a remover todos sus sentimientos. He disfrutado mucho con ese trío.

Los que te conocemos un poco sabemos de tu buen gusto musical. ¿Qué grupos escuchas a la hora de ponerte a escribir? ¿Podrías darnos el nombre de algunas de las canciones que te han inspirado para escribir Sangre de Reyes? 

Depende (recordad que Elías es gallego). La verdad es que hay mucha variedad, según el momento, pero voy a mojarme. Wardruna, un grupo nórdico que trata de recrear la música de sus antepasados vikingos empleando instrumentos de aquella época. Puede que os suene si os digo que forma parte de la BSO de la serie Vikingos. A partir de ahí descubrí otras bandas del mismo estilo y fui elaborando mi propio recopilatorio. Y luego me quedo con la BSO de la película Interstellar. Y bueno, en las escenas de combates un poco de Power Metal en castellano siempre viene bien. Desde Tierra Santa a Dünedain.

Aún estoy leyendo Sangre de Reyes, pero ¿qué puedes contarme del futuro de la saga? ¿Habrá tercera parte? ¿Tienes otros proyectos en mente?

Proyectos tengo demasiados, ¡lo que me falta es tiempo! Para que se entienda, pongamos que El legado de los safir es como El Hobbit; pues ahora vendría la trilogía de El Señor de los Anillos con Sangre de reyes y otros dos volúmenes. Es decir, quedarían dos libros. Tengo en mente también escribir un spin-off con Madoka Ukur-Nar como protagonista, narrando lo que le ocurre durante los once años que transcurren entre la primera y la segunda novela. Es un personaje muy querido por los lectores y también para mí. Fuera de Maurania, acabo de escribir un cuento infantil, que ha gustado bastante entre los que lo han leído y en principio se va a ilustrar. Veremos que sale de ahí. Y lo que queda de año lo dedicaré a escribir el guion de un corto que producirá mi hermana, que es actriz; y a retomar la novela quijotesca que te comentaba, cuyo personaje es un treintañero obsesionado con impartir justicia y que, pese a medir poco más de metro y medio, no le teme a nada. Se hace llamar Cobra. A partir de enero de 2021 regresaré a Maurania. Creo que viene bien dar un espacio entre novela y novela de Las Runas del Alma para volver a sentir la morriña de reencontrarme con los personajes.

Esta tenía que hacértela sí o sí, ¿conoces, allá por las bellas tierras gallegas, alguna taberna que se parezca un poco a La Gloriosa y esté regentada por varias hermanas? Es para un amigo…

(Elías ríe, alza su jarra y brinda con Rubén). La verdad es que disfruto mucho cuando mis personajes pasan por tabernas, posadas y demás, porque realmente vivo lo que están viendo, escuchando y sintiendo. Sé que a ti te ocurre algo similar, Rubén, solo hay que pasarse por El Trastorno de Elaranne. En el mundo real me tengo que conformar con la buena compañía, que es lo importante, ya que no conozco ningún local tan bien ambientado en la época medieval.

Por último, ¿algo que quieras decirles a los lectores de El Redondal antes de que sigamos poniéndonos morados?

Gracias por leer esta entrevista. Ojalá que les haya resultado interesante y animarlos a que recorran nuestros mundos de fantasía, donde encontrarán refugio de cualquier preocupación. En la saga de Las Runas del Alma descubrirán una aventura épica, pero también muy emotiva.

Quiero añadir que en mi visita a El Redondal me he sentido como en casa. Es magia pura. ¡Un abrazo a todos, guerreros y guerreras!

No, gracias a ti, Elías, y a tu gran sentido del humor. Y déjame decirte que alguien que escribe escuchando la BSO de Interstellar tiene todos mis respetos.

P.D. Rubén, te acompaño a por los pimientos y el jamón.

Y con los pimientos, el jamón y ¡la tortilla! acabamos. No sé si hemos hecho una entrevista o un episodio de Robin Food, pero estoy seguro de que habréis salivado un poco con lo que habéis leído. Y es que el buen comer y el buen leer son primos hermanos, así que comed y leed como si no hubiera un mañana.

Hablemos de literatura con Adella Brac

El tiempo es uno de esos ‘amigos’ que logra mitigar sensaciones con su discurrir, tanto las buenas como las malas. Por eso, hoy templo un poco cada una de las percepciones que me embargaba cuando empecé a preparar esta entrevista. No han sido unos días fáciles para ‘Desde El Redondal’, especialmente para la patrona de este barco de sueños literarios que un día nos invitó a subir a bordo y al que unos cuantos ya hemos convertido en nuestra casa. Lo que, además, consiguen personas como ella, tan cercana y sencilla, es un lazo de empatía más allá de la distancia que hace tuyo su dolor y también tuyas sus risas.

El destino suele enviarnos guiños en mil formas diferentes y, que en unos momentos así, fuera Adella Brac la autora a entrevistar me parece muy significativo. Porque Adella es una de esas autoras capaces de llegar al corazón de quien la lee, de tocar el alma y de la que guardo, casi tatuada, una frase que viene muy al cuento aplicar para esta ocasión: “Todos estamos rotos; la vida consiste en unir esos pedazos”. A veces el puzzle se hace complejo y hay piezas que parecen no encajar en ninguna parte porque son demasiado pequeñas, demasiado grandes, de complejas formas o porque la ‘rotura’ es significativa. Pero tienen su lugar, seguro. Lo acabamos encontrando, encaja y seguimos avanzando en esa nueva realidad. Pilar lo hará algún día, estoy segura.

Y ahora, como todos sabemos, la literatura es balsámica, leyendo, escribiendo, en todas sus vertientes, así que un poco de cura mediante una autora que, como decía, es diferente, algo que puede captarse en todas y cada una de sus novelas: Adella Brac. Lo resumo en una frase: he leído todo lo que ha escrito y seguiré haciéndolo porque Adella tiene una sensibilidad especial y hoy me apetece acercárosla un poco más. De inicio y como hago siempre, me encantaría que fuera ella quien se presente:

Soy escritora de fantasía juvenil. Amo las historias de personajes que buscan su lugar en el mundo y ayudo a la gente a escribir más y mejor con mis retos.

»En los últimos años me he ido formando en varios aspectos relacionados con el mundo editorial y ofrezco servicios de informe de lectura, maquetación y consultoría.

Foto de Adella Brac en Redes sociales

¡Ahí es nada! Supongo que es inevitable que cuando un mundo te apasiona (el literario en este caso), personas inquietas como Adella busquen ahondar en él en todas sus facetas y en este caso, mediante su generosidad, no solo el aprendizaje la ayuda a ella a que sus obras sean cada vez mejores, sino que pone su conocimiento al servicio de los demás. Buscadla si la necesitáis, no os vais a arrepentir.

La autora ya se nos ha presentado, pero yo soy de las que piensa que nada mejor que una obra para hablar de quien la creó porque ponemos mucho de nosotros en esas letras. Por eso me gustaría compartir con vosotros un fragmento elegido por la propia autora para que podáis conocer un poquito más, en este caso, ‘La Historia de Tilansia’. (Lo confieso, la favorita de entre las novelas de Adella).

—¡Vaya una manera de conocer a alguien! —dijo tendiéndole la mano para ayudarla a levantarse—. Por cierto, gracias. Me llamo Boje, pero puedes llamarme Bo.

—Yo me llamo Tilansia, pero no puedes llamarme Ti —contestó de malos modos.

Rechazó su mano y se levantó con torpeza.

Su chaqueta empezó a chorrear agua.

—¿Tú eres Tilansia? Te estaba buscando. —Su mirada subió desde los pies hasta sus ojos, inspeccionándola. Arrugó el rostro como si hubiese olido algo en mal estado—. ¡Pareces un pirata!

Ella levantó una ceja.

—Y tú pareces un maleducado. ¡No, espera! Creo que lo eres.


Fresco, ágil y llamativo. Hay mucho de eso en los libros de Adella Brac y si queréis saber qué más podréis encontrar en ellos, nadie mejor que la propia Adella para contarnos de qué están impregnadas sus páginas:

Magia, aventuras y un poco de amor. Me gusta cuidar mucho la redacción porque estoy enamorada de las palabras, pero nunca permito que el estilo desvíe la atención del lector. Las palabras deben ser una herramienta para contar una historia, no una manera de presumir de vocabulario.


Y es que el literario es un camino muy largo de constante mejora y aprendizaje, un camino que en el caso de Adella tuvo uno (o dos ) inicios muy especiales. La autora gallega nos habla de sus orígenes literarios así:

El primero, con once años, cuando decidí que quería ser escritora. Un tiempo después, cuando llegó el momento de escoger mi futuro profesional, asumí que nunca iba a llegar a ser tan buena como aquellos a los que admiraba, que nunca podría ganarme la vida como escritora, así que elegí otra profesión y aparqué la escritura.

»El segundo llegó veinte años después, cuando me di cuenta que no necesito ser una virtuosa de las letras para tocar el corazón de los lectores con mis palabras.

»Costó entenderlo, pero cuando lo hice, prometí no volver a cerrarle nunca más la puerta a mi sueño.

El largo camino del aprendizaje en la escritura – Imagen: mathey (Pixabay).

Adella tiene libros mágicos llenos de pasajes que enamoran, personaje que te conquistarán y mundos de ensueño, pero es que leyéndola no es difícil hacerse una idea. Dos mensajes importantísimos aquí: No necesitas ser el mejor para tocar el corazón de un lector, e importante la promesa: «no cerrarle nunca más la puerta a un sueño». ¿Qué es la vida sin sueños? Más fáciles o más difíciles, son nuestro motor y es fantástico hacer de ellos el camino y no la meta (aportación personal, si se me permite).

Los orígenes, el camino, el fin. Como decía, aprendizaje constante y un continuo intento por mejorar, evolucionar y plasmarlo en las letras. A eso nos ayudan nuestros grandes referentes. Le he preguntado a Adella por algo así, un libro especial, inspiración, una luz guía en este complejo y apasionante mundillo:

Tengo varios que han sido especiales en distintos momentos de mi vida, pero puestos a escoger solo uno me quedo con «Robinson Crusoe», de Daniel Dafoe. Cuando acabé de leerlo pensé: «yo quiero hacer esto». Es importante porque fue el libro con el que supe que quería ser escritora.

Una de las ediciones de Robinson Crusoe

¿Y qué son las historias sin personajes? Pues nada, claro y en el caso de Adella, como os digo, ninguno de los suyos pasa inadvertido. Todos son capaces de llegarte mediante caracteres muy variopintos y marcados, directos al corazón. Así son los personajes de Adella Brac:

Como lectora y como escritora, amo las historias de personajes un poco rotos, un poco perdidos. Cada uno de mis protagonistas tiene algo que aprender.

»Y también algo que enseñarme, por eso les tengo especial cariño a todos.

Lola me enseñó que podía escribir sin presiones, solo por el placer de hacerlo. Bellasombra que podía publicar, que había opciones más allá del sistema tradicional. Tilansia me enseñó que podía hacer de escribir una profesión. Y Keera me demostró que podía dejar a un lado el ego para crecer como escritora creando una historia a cuatro manos.


Curioso y a la vez mágico lo que los personajes pueden enseñar, no solo a los lectores, sino especialmente al propio escritor, a aquel que los creó, pero doy fe de que son capaces de darnos auténticas lecciones y eso es un plus en las novelas que escribimos y leemos.

Una vez llegados a este punto, necesitamos saber más. Ya nos ha quedado claro que no es necesario exigirse ser el número uno para hacer disfrutar a los lectores (nos exigimos el máximo, claro que sí pero sin perder de vista el suelo). Ahora bien, en esa línea, me gustaría saber cuáles son las aspiraciones literarias de Adella Brac:

Escribir cada día un poquito mejor. Y publicar al menos un libro al año.


Claro y conciso. Y en esta línea futura, planteo: Adella tiene cuatro libros publicados (me llena de orgullo y satisfacción decir que uno de ellos, escrito a cuatro manos con una servidora – SPAM: La Biblioteca de los Libros Olvidados -CIERRO SPAM), pero como una aquí ya se los ha leído todos, necesito saber qué hay por delante, cuáles son los futuros proyectos de Adella Brac:

En un futuro inmediato; lanzar una plataforma de retos de escritura y publicar un libro con 365 disparadores creativos para tener ideas para escribir cada día durante un año.

»A medio plazo, primavera de 2021, publicar nueva novela de fantasía juvenil, #proyectoCantharella.


¡Casi nada! Dientes largos. Ya lo veis, tendremos libro pronto y, por si eso fuera poco, también plataforma de retos. Y es que Adella ya nos desafía cada mes en su blog con el reto 5 Líneas. Si no lo conocéis os sugiero que os paséis a echarle un ojo porque es genial para mantener despierto el gusanillo creativo. Y es que, como os decía al principio, Adella no se limita solo a escribiir sus propias novelas, sino a fomentar la creatividad, la imaginación y la escritura en todos nosotros.

Reto 5 Líneas de Adella Bac

Dos cuestiones inamovibles e innegociales antes de ponerle punto y final a esta entrevista. No puedo hacerlo sin preguntarle a Adella por su iniciativa #DiAlgoBonitoAUnaEscritora. Esta tuvo lugar hará ya unos pocos años y la respuesta en las redes sociales (concretamente en Twitter) fue tan abrumadora que llegó a convertirse en TT nacional durante varias horas, algo con un mérito incontable si tenemos en cuenta que le despelleje ajeno suele triunfar muy mucho sobre el elogio. ¿Cómo se te ocurrió esta iniciativa?

El oficio de escritor es solitario. Pasamos demasiado tiempo a solas con nuestros fantasmas y es fácil caer en la autocrítica feroz. Me di cuenta de que muchos damos más valor a las cosas malas que nos dicen de nuestros libros que a las buenas. Creo que porque lo bueno lo damos por sentado.

»Pero los comentarios positivos de nuestros lectores son muy valiosos, energía pura. Por eso lancé esa propuesta, #DiAlgoBonitoAUnaEscritora. Mi intención era repartir algo de luz y el resultado fue deslumbrante.


¿Es o no es Adella un ser de luz? Lo es, os lo dice una que, además de conocer a la escritora, conoce también a la persona. Entusiasta, inquieta, dulce y tranquila; un lujo para el mundo literario y para la parcela personal, en mi caso, al tenerla como amiga.

Por último y en consonancia con la particular cruzada en este blog de acercarle al mundo la literatura juvenil autopublicada, ¿quién mejor que una autora que consigue cosas tan potentes con sus novelas como Adella Brac para cubrir de argumentos a esos reacios reticentes a hincarle el colmillo a una novela juvenil solo por los (injustos) prejuicios que la rodean? ¿Y si encima es autopublicada? ¡Escuchadla! (Bueno, leedla).

Es cierto que todavía hay muchos prejuicios entorno a la literatura juvenil y especialmente, con la autopublicada.

»Creo que el camino es el que ya hemos tomado muchos compañeros; invertir tiempo y dinero para publicar nuestras novelas con calidad editorial.

»Confío en que en algún momento aquellos que tienen reparos se den cuenta de que la literatura juvenil no es exclusiva para jóvenes. Y de que pueden encontrar historias maravillosas en cualquier género.


Pues ya la habéis oído. Poco más que añadir. Espero que hayáis disfrutado de esta entrevista y, sobre todo, que os haya servido para descubrir -si no la conocíais aún- a otra pedazo de escritora de fantasía juvenil, autopublicada y con todas esas etiquetas que tanto recelo generan y ante la que solo teneís que rendiros para sucumbir a su ‘pluma’.

Aquí os dejo sus redes sociales para que podáis seguirla si os apetece:

Twitter: @adellabrac

Instagram: @adellabrac

Novelas publicadas por la autora gallega Adella Brac

Adella también tiene disponibles dos libros gratuitos en Lektu, un relato de fantasía y un libro que compila los microrrelatos de los usuarios que han ido participando en su reto literario 5 Líneas con motivo de su quinto aniversario.

De igual manera cabe destacar que la novela ‘La Leyenda de Bellasombra’ está disponible en inglés.

De titiriteros y marionetas anarquistas

Time flies, que decía aquel, y de nuevo me toca pergeñar un artículo para mi casa virtual, el Redondal. En esta ocasión me tomaré la libertad de desdeñar lo audiovisual y centrarme en algo más concreto, y que tiene que ver con la segunda profesión que ostento y que es el nexo común entre todos los que formamos parte de esta web y los que venís aquí buscando lecturas o información: la escritura. Por supuesto, La Eremita, caracterizada en esta ocasión como la diosa Amentet, me dio su bendición para escribir este artículo del cual, por cierto, no tiene ni la menor idea de su contenido xD. Pero dejémosla sonreír desde su árbol al final del desierto a aquellos que se van a internar en la Casa de las Puertas, tras un fuerte y merecido abrazo, y entremos en materia.

Seré sincero. No tenía muy claro sobre qué tema escribir en esta ocasión, pero como suele suceder, Twitter vino en mi auxilio. Hace unos días hubo una polémica en dicha red sobre los personajes literarios de los escritores brújula y su tendencia a tomar el control de sus propias vidas, por así decirlo, y cambiar su destino y parte de la trama que el autor tenía planeada. Una polemista autora y reseñadora lanzó un tuit en forma de anzuelo en el que muchos picaron. Venía a decir que los autores que dicen que sus personajes están vivos sólo quieren casito, que eso es una chorrada y que el destino de los personajes lo decidimos sus autores. Como podréis suponer, los autores se armaron de picas y espadas y corrieron al asalto en contra de dicha tuitera. Lo cual acabó en decenas de bloqueos por parte de la susodicha, muy dada a silenciar a quien no se inclina ante su sapiencia, de la cual prefiero no dar el nombre para no darle publicidad y no fomentar la polémica. ¡No nos gustan las polémicas en el Redondal! 🙄

Yo nunca le llevaría la contraria a alguien que necesita a Frank de la Jungla para peinarse.

Ahora bien, ¿qué hay de cierto y qué de artificial en esa polémica? ¿Pueden los autores crear vida? Y no me refiero a dejar unos risketos durante meses bajo el teclado, sino a vida inteligente y autónoma en sus personajes. Y por último, ¿saben en Twitter lo que es una metáfora? Yo, como uno de esos autores que a menudo consulta más la brújula que su mapa hecho con tres trazos de brocha gorda, me veo capacitado para intentar responder esas preguntas.

Lo primero es acotar un poco lo que significa ser un escritor brújula. Hay definiciones para todos los gustos, pero podríamos decir que es aquel que toma una idea o premisa inicial de su historia y la desarrolla con un nulo o mínimo trabajo de planificación. Es decir, que confía en la inspiración y no tanto en la planificación para escribir su novela. En cualquiera de los dos casos, él es quien escribe la historia y quien decide hacia dónde va, solo que en el primer caso se deja llevar por la corriente y en el segundo construye presas y diques para dirigirla de una forma más consciente. Por supuesto, siempre hay excepciones o peros. Existe la psicoescritura, una suerte de escritura terapéutica que se basa en dejar fluir la pluma de forma incontrolada para que a través de los escritos afloren nuestros traumas, o la escritura automática, que ya entra un poco en el tema de lo esotérico. Por experiencia propia puedo decir que funciona, pero en mi caso lo achaco más a una forma de aflorar el subconsciente que no a que el arcángel Miguel hable a la humanidad a través de mí. Otra opción es la de consumir LSD y ponernos a escribir; probablemente no hay nada más brújula que eso 😅 .

A muchos autores nos encanta ver a nuestros personajes como entes vivos y autónomos, pero lo cierto es que sin nosotros no existirían. Son un ente simbiótico que se une a nosotros mientras dure la escritura de nuestra novela, y a menudo hasta mucho tiempo después. Nos necesitan para existir, al menos hasta que lleguen a los incautos lectores y comiencen a colonizar sus mentes. Son la expresión de nuestro subconsciente, de nuestros anhelos, traumas y de nuestro estado anímico. Y, por supuesto, en un plano más evidente, son lo que necesita la historia para llegar a buen puerto. El músculo que la mueve. Pero es un músculo que flexionamos y alimentamos nosotros, los autores.

Los escritores somos pequeños dioses que regimos sus destinos. Apuntamos un dedo, y un rayo los fulmina. Lanzamos unas flechas, y dos de ellos caen rendidos ante el amor. Cabalgamos con nuestro corcel negro junto a ellos, y les contagiamos la enfermedad y la desesperación. Si es menester, exigimos su sacrificio en lo alto de nuestro zigurat sin despeinarnos. Todo ello es tan cierto como que nuestros designios son ley en nuestros mundos. Pero… ellos también influyen en nosotros. A veces el personaje se desarrolla de tal forma que vemos una nueva posibilidad donde antes solo había certeza. Quizá ese personaje que estaba destinado a morir en el capítulo doce merezca ser salvado y ganar un protagonismo que antes no tenía. Quizá otro nos empiece a estorbar y su cabeza deba rodar al final del libro. Es la bendición y a la vez la maldición de ser brújula: es indispensable ser flexible, como un junco.

La vida es sueño… o un Reality chusco y nuestros personajes lo saben.

Decir que tus personajes deciden por sí mismos es una evidente exageración, pero no es más que una metáfora bienintencionada y comprensible si eres un escritor. Nuestra cabeza es un imperio, un mundo por derecho propio, y lo que sucede ahí dentro tiene sus propias reglas ajenas a lo externo. Los personajes son parte de esa cacofonía interna y si no están sujetos por las cadenas de la planificación, a menudo lucharán para librarse del destino a la que su dios particular quiere someterlos. Si no sujetamos con fuerza los hilos, pueden convertirse en un Pinocho punki y anarquista. En un hijo díscolo y rebelde. En revolucionarios, supervivientes y seres volubles, tal y como podemos serlo nosotros mismos. Y, recordemos: la literatura es la mentira más cierta que leeremos nunca.

Así que no, nuestros personajes no están vivos, pero sin duda son los zombis con mejor aspecto que he visto nunca.

¿Debate? Juvenil Vs. Adulta

¿Ya ha pasado un mes desde el último debate? Eso parece, el tiempo no espera por nadie así que va tocando subirse al atril, encender los micrófonos y comenzar a defender nuestras posturas en el segundo debate escritoril-iterario del Redondal. En esta ocasión hablaremos de las etiquetas —las literarias, no las que cuelgan de las prendas del Bershka— centrándonos en aquella que cataloga a una obra como juvenil o adulta. Nos ponemos el casco, por si llueven piedras metafóricas, y bajamos al barro, pues.

Ya estamos con la etiquetitas… y luego ni caso a las de la comida y la ropa.

Antes de comenzar quiero contaros que los componentes del Redondal odiamos las “etiquetas” ya que creemos que no es más que una limitación y en muchos casos desembocan en prejuicios. Y nos negamos a meternos en los corsés que ha creado la sociedad para tratarnos como estereotipos y no como personas individuales y completas. Dicho esto, hay que aclarar que esta semana a pesar de tener una ideas similares sí que hemos conseguido una mayor diferencia entre las perspectivas de cada uno.

Desde vuestro punto de vista: ¿qué diferencia hay entre juvenil y adulta?

Jessica: Para mí, la «etiqueta» (cosa que odio, por cierto), la marca la edad de los protagonistas. Única diferencia para novelas adultas y novelas juveniles. Obviamente esto conlleva comportamientos, caracteres y formas de afrontar las cosas distintas a la edad adulta. Nada más. Para mí en una novela juvenil hay personajes adultos, pero estos no son los protagonistas.

Diana: La edad de los personajes, porque en juvenil creen que todo es posible, a medio camino entre la ilusión infantil y la rebeldía de enfrentarse a lo nuevo. En adulta los personajes han vivido lo suficiente, tienen experiencia como para no cometer ciertos errores, para explorar menos y no sentirse dioses de su pequeño mundo (normalmente XD).

La Eremita discrepa de las chicas respecto a que esté definida únicamente por la edad de los personajes. Nos pone un gran ejemplo, IT de Stephen King la protagonizan niños y no es infantil ni juvenil; nadie osaría calificarla así.

Rubén: Para mí es un poco de todo. Para empezar la etiqueta de juvenil para su obra la suele adoptar el propio autor para seleccionar el público a la que va dirigida, normalmente edades de 16 a 30 años, a brocha gorda. Evidentemente, siempre se trata de obras protagonizadas por adolescentes o adultos muy jóvenes. Y los temas pueden ser tan complejos como los de la literatura más adulta, pero creo que la forma de tratarlos no es igual. Esa para mí es la principal diferencia. No sé si es profundidad, verosimilitud, atmósfera o qué, pero hay una diferencia ahí en el cómo, no en el qué.

La Eremita dice entre dientes que Rubén le ha plagiado la respuesta y que justo ella iba a decir lo mismo. Nos cuenta una teoría científica sobre la creencia que tiene de que cuando era niña le clonaron una pequeña parte del cerebro y que se la insertaron a Rubén…

De esto a una teoría conspiranoica no hay ni medio paso

Desde luego por aquí la imaginación no nos falta, y aunque yo soy más de ciencia, centrémonos, que hemos venido a hablar de literatura.

Entonces, ¿qué marca la etiqueta de juvenil? ¿La edad a quien va dirigida la historia? ¿La edad de los personajes? ¿La trama?

Diana: En cierto sentido, también lo marca la intención de la novela. En una infantil no puedes explicar la historia de la misma forma. Quizás en juvenil lo marca el aire rebelde y pasional, de que todo es posible. Y la adulta es más dura y real, cuando ya estamos más acostumbrados a sufrir y resistir en esta vida

Rubén: Quizá en la adulta haya más desencanto, Diana. Pero bueno, hay novelas adultas muy buen rolleras. Es decir, que no es solo eso, pero algo de eso hay. Pero insisto, no es tanto lo que pasa: cosas duras, muertes, tragedias, apocalipsis varios, sino la forma de contarlo la que las diferencia, en mi opinión. Creo que es un error etiquetarse a uno mismo y lo que escribe. Evidentemente escribes fantasía, sobre personajes de cierta edad, y sobre unos temas determinados, los que a mí me inquietan, pero yo dejaría que lo catalogasen los lectores. Para mí es cerrarse puertas.

Etiquetar algo ajeno es complicado, pero autoetiquetarse uno mismo aún es más difícil ya que al final todo es tan subjetivos como seres humanos hay en el mundo, y lo que a uno le parece blanco, el otro lo ve negro y muchos otros se quedan en el gris. Quizás como autor definas tu obra en unos términos que muchos autores redefinan luego a su manera. Todos coinciden que en ocasiones una etiqueta o una portada algo más “infantil” pueden crear prejuicios y hacerte descartar historias que si les dieses la oportunidad te harían borrar todos los prejuicios de un plumazo.

Todos: Hay que desterrar los prejuicios de la literatura

Yo iría aún más lejos: hay que luchar contra los prejuicios, así en general no solo en la literatura. Nos perdemos historias, personas y experiencias maravillosas por esas ideas preconcebidas y lo peor de todo es que la mayoría ni siquiera son nuestras, sino introyectos de la sociedad.

¿Condicionáis vuestra lectura al hecho de que sea juvenil o adulta?

La Eremita: Solo condiciono mis lecturas a que me llame el argumento, no sus etiquetas. Lo siento, es que no tengo ni idea, yo leo de todo y si me parece muy «juvenil» abandono. Y la razón es que a veces es como si leyera lo que dicen las conversaciones adolescentes de una sobrina que no están en mi longitud de onda. Si lo están, me importa un bledo la edad. No lo puedo decir más técnico, no me sale, lo siento. Pero también abandono literatura adulta por parecerme demasiado simple.

Jessica: Yo solo condiciono mi lectura a que me llame la historia

¿Un adulto puede leer novelas juveniles y un joven novelas de adultos?

Jessica: Por supuesto, ambos pueden leer tipos de novela no «tipificados» para ellos por su edad.

Diana: es que el público es muy complejo porque cada uno lee lo que quiere. A mí me encanta leer juvenil y adulta a veces XD y tengo mis años.

¡Ay Dios mío! cierro esta cadeneta y subo de lvl

Entonces, ¿estamos todos de acuerdo en que los temas a tratar en juvenil y adulta pueden ser los mismos o hay algunos adonde una u otra no llegan?

Jessica: yo sí, creo que los temas son los mismos (o pueden serlo, vaya).

Diana: yo creo que se pueden tratar todos los temas por igual.

Rubén: Yo pienso que sí, los temas pueden ser los mismos y más en los últimos años que la literatura juvenil de fantasía se ha vuelto más oscura. Ojo, más oscura no necesariamente quiere decir más seria o adulta.

Por último, autores ¿cómo enfocáis este tema?

Diana: Me gusta escribir fantasía juvenil por la ambientación irreal y las emociones desbordantes de los personajes. Cuando eres joven sientes que puedes con todo, los miedos aún no se han alojado en tu interior y eres capaz de cualquier cosa, el corazón aún no se ha roto en mil pedazos y la rebeldía se impone como un idioma natural ante las amenazas del mundo. Esto se pierde con la edad. Quizás por eso me he autocatalogado como escritora de literatura juvenil, por los personajes que componen mis obras y por la intención de transmitir esos valores que vamos olvidando mientras la madurez nos impone responsabilidades y la experiencia coarta nuestra libertad. Me pongo en su piel e intento sentirme como una adolescente, porque a fin de cuentas, todos hemos sido más jóvenes e inexpertos, rebeldes, inconformistas, pasionales y libres. Leer juvenil es volver a la edad de las emociones a flor de piel, las dudas, el inicio del conocimiento de uno mismo y la lucha entre el instinto y las normas sociales.

Jessica: Personalmente considero que lo único que delimita lo que es novela juvenil de la que no es juvenil es, tan solo, la edad de los personajes. Disfruto creando personajes adolescente o jóvenes porque puede ser alguien que aún no esté desengañado, que se crea en posibilidad de ‘comerse el mundo’, que aún tiene que aprender a caerse y es bonito vivir todo ese proceso con él o con ella. Y así es como me gustan los personajes: humanos, con mil defectos, con ideales que la trama premiará o abofeteará; pasionales, emocionales, que te permiten pausar la acción más trepidante y darle parcela al sentimiento, a las emociones, a reír, a llorar.

Rubén: No me gustan las etiquetas, aunque entiendo la necesidad de usarlas. En mis obras hay elementos que podríamos catalogar como típicos de la literatura juvenil: edad de los protagonistas, su visión del mundo, una pizca de salseo adolescente, pero no creo que pueda englobarla dentro de esa etiqueta. Pero. En mi caso, me cuesta decidir si lo que escribo es fantasía épica, oscura a grimdark. Atiendo poco a ese tipo de cosas y procuro escribir sobre aquello que siento, me obsesiona o me surge. Ya vendrán luego los lectores a decidir qué están leyendo.

Y ahora visitantes del Redondal, contarnos para vosotros ¿qué marca la etiqueta de juvenil? ¿La edad a quien va dirigida la historia? ¿La edad de los personajes? ¿La trama?

Por último, recordad las grandes historias, al igual que las personas, no entienden de edades y perduran en el alma de aquellos que las leyeron y las amaron. El cerrar la última página de un libro no supone ponerle un punto y final, sino que lo leído y aprendido conviva para siempre con nosotros.

Hablamos de Fantasía épica con Amanecer González Cantero

Once upon a time que me dejaron un día colarme en un sitio muy molón de literatura y le cogí el gustillo. Ahora, como ocurre con esos sitios especiales y, sobre todo, con esas personas especiales (quien me abrió las puertas, en este caso, mi Pilar), no solo lo siento como mi casa, sino que, de alguna manera lo es . Y además tengo la gran fortuna de que cada vez que asomo el morrete por estos lares es con grandes acompañantes que, tal vez, os descubra y eso es ORO PURO. Siempre he pensado que era una de las grandes cosas de este blog: el dar a conocer a escritores sin grandes focos de atención mediática, pero con historias maravillosas, únicas y mágicas.

Decía Umberto Eco que «el mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee». Y es verdad. Por desgracia, los gigantes del márketing copan la atención del público lector y aunque eso nos permite conocer auténticos tesoros literarios, quizás convendría también atreverse a dar un paso fuera de la «zona iluminada», de las bombillas y el ‘glamour’. Y es que en ese complejo entresijo de laberínticos caminos hacia el éxito, hay muchos valientes batallando por un lector más. Parece una meta nimia. No lo es.

Imagen: Tama66 (Pixabay).

En el caso de los autores que he tenido la fortuna de entrevistar aquí, no es que nadie los lea; por suerte, cada vez son más los que rompen con los prejuicios y se adentran en mundos fascinantes con historias que te conquistan y personajes que te enamoran, pero ojalá ese número siga creciendo porque lo merecen; ellos y sus historias. En esta ocasión quien me acompaña es Amanecer González Cantero.

Que los libros son magia, no lo descubro aquí; amigos capaces de abstraerte de la cruda realidad y sumergirte en la ilusión, en la fascinación y hasta en el amor. Pero es que además son también vías directas, no solo hacia grandes autores, sino hacia fantásticas personas. Leer un libro que te enamora y poder hacérselo saber a su autor, o vivir el camino a la inversa no tiene precio y es uno de los regalos que te concede muchas veces el mundo literario. Así conocí yo a Amanecer, a través de una novela, y así pude descubrirla también como autora. He tenido la inmensa suerte de que, además, me permitiera formar parte del camino en su última aventura: ‘Los Möerden, el origen de la magia’. Y hoy quiero que también vosotros la conozcáis, si no lo hacíais ya.

Imagen de Twitter de Amanecer González Cantero

De inicio, nadie mejor que uno mismo para presentarse, así que queremos saber:

¿Quién es Amanecer González Cantero?

Soy una soñadora compulsiva, maestra de las llaves para abrir puertas a otros mundos y narradora de historias imposibles.


Pues para qué queréis más. Claro y conciso. Eso son los libros, al fin y al cabo, llaves a otros mundos, y sus creadores, magos capaces de convertir sueños en realidad.

Una vez la conocemos a ella, llega el turno de sus criaturas. Y es que Amanecer tiene publicadas, nada más y nada menos que siete novelas de fantasía épica. Pregunta obligada, pues: ¿qué podemos encontrar en una novela de Amanecer González Cantero?

Principalmente fantasía, en el sentido más amplio de la palabra.  Me han inspirado los grandes del género de la fantasía épica, por lo que mis escenarios son esencialmente medievales, con seres fantásticos de todo tipo. La magia es algo inevitable cuando me siento a escribir, así que los lectores también encontrarán mucho de eso en mis historias. Pero sobre todo hay personajes muy reales que sufrirán, dudarán acerca de sus capacidades, se enamorarán, se levantarán cuando tropiecen y se enfrentarán al destino.

Todas las novelas de la autora

Menuda pinta tienen todas estas portadas: color, dragones, magia… fantasía en estado puro. Desde luego, no pasan inadvertidas y doy fe de que el contenido de más de una es una delicia para los sentidos (en mi lista de pendientes andan otros tantos). De estas siete novelas, ‘Los Möerden, el origen de la magia’ ha sido la última y está, prácticamente recién salida del horno. Queremos saber más cositas de ella. ¿Qué puedes contarnos?

Es una novela que me ha dado muchas satisfacciones a lo largo del proceso creativo y con la que he disfrutado como nunca dando rienda suelta a hechizos, conjuros y poderes ancestrales. Hay mucha  magia en esta historia, más que en el resto de mis novelas.


¿Os dan o no os dan ganas de leerla? Además, puedo dar fe de que ‘Los Möerden, el origen de la magia’, es un estallido de fantasía, magia y hechizos porque, como decía al principio, he tenido la gran suerte de que Amanecer me permitiera leerla antes de su publicación y realmente es una historia que os va a enganchar desde la primera página, si decidís darle una oportunidad. Sin embargo, aunque es la última, no tiene por qué ser, necesariamente, la más especial. ¿O sí? ¿Cuál es la novela más especial de cuantas has escrito hasta la fecha y por qué razón?

Historias y leyendas de los Cuatro Reinos, El Bosque Encantado, es la más especial porque fue la primera novela que publiqué (no la primera que escribí, pero sí la que vio la luz en primer lugar) y me abrió las puertas a experiencias increíbles en el mundo literario, por lo que tiene un lugar privilegiado en mi corazón.


Sin duda, la primera novela que publicamos es siempre especial; de alguna manera nos da un empujón hacia ese nombre que a algunos aún nos da vértigo utilizar: escritor.

Hemos conocido antes los ingredientes que aderezan las novelas de Amanecer. Pero háblanos un poco más del tipo de personajes sobre los que te gusta escribir, esos que nos guían a través de mundos de ensueño y aventuras imposibles.

Sobre todo reales, como cualquiera de nosotros y de la gente que nos rodea. Todos tenemos «claro-oscuros», no somos perfectos, nos equivocamos, tenemos un mal día, tomamos malas decisiones… Pero luchamos por continuar, por alcanzar nuestro objetivo o por encontrar ese algo que nos haga sentirnos bien. Aunque debo reconocer que los personajes femeninos son mi debilidad y procuro construirlos llenos de matices, mujeres capaces que, pese a tropezar, saben reponerse y seguir adelante cargando con las heridas.


Aplauso. Escribimos fantasía, pero nos gustan los personajes reales, con sus miedos y sus virtudes, defectos, fortalezas… Al final, uno siempre busca identificare con ese personaje que lo lleve de la mano por un mundo muy lejos de este.

Bien, bien, bien: Hemos conocido los trabajos publicados de esta súper escritora y también los presentes, su primera novela… Pero somos insaciables y queremos más, queremos multiplicar la pila de pendientes, eternizarla, elevarla hasta lo más alto. Momento de mirar hacia el futuro y saber qué nos depara esa imaginación en alianza con esos deditos. ¿Qué proyectos futuros tienes?

El más inmediato es finalizar la trilogía de Historias de Leyendas de los Cuatro Reinos, que se titulará La Batalla de la Luz. Está prácticamente finalizada y creo que en los próximos meses verá la luz, si todo marcha como espero. Pero también tengo varios proyectos iniciados: historias muy diferentes a las que he escrito hasta ahora, pero que me devuelven a mis mundos medievales de magia, fantasía y seres ancestrales…


Pues ya lo sabéis, aquí hay cuerda para rato. Y nosotros nos alegramos mucho porque queremos libros, libros y más libros. Si encima son de autoras como Amanecer, no sé vosotros, pero yo me los agencio todos.

Vamos llegando a la recta final y yo no quiero terminar esta entrevista sin preguntarle a nuestra autora qué le diría a esas personas que consideran que el género de la fantasía juvenil es literatura de segunda.

Que se están perdiendo historias increíbles que los harán disfrutar como con ningún otro libro. El adjetivo «juvenil» puede ser un handicap a la hora de escoger una lectura, pero hay que desterrar esos prejuicios absurdos y elegir lecturas que nos transporten a mundos imposibles para vivir aventuras que no encontraremos en otros géneros. No debemos encajonar un género literario en un tramo de edad concreto, porque muchas personas que no son precisamente adolescentes (tramo en el que se suelen encajar las novelas de fantasía juvenil) disfrutan leyendo novelas juveniles. Debemos acabar de una vez con los tapujos y los juicios de valor que sobrevuelan la fantasía juvenil como si fueran aves carroñeras. 


¡RE-APLAUSO! De verdad, la literatura es, ante todo, libertad, fuera prejuicios, fuera etiquetas, fuera estrechez de miras. Las historias no se catalogan por otra cosa más que por la cantidad de emociones que son capaces de despertar en nosotros.

Y última pregunta porque de grandes maestros salen otros grandes maestros. Queremos saber, ¿qué referentes tienes en el mundo de la literatura ? Dinos un par de libros que te hayan marcado.

Tengo dos que marcaron un antes y un después en mí como lectora, y que recomiendo a todo el mundo: La Historia Interminable y Los Pilares de la Tierra.


¡¡¡¡Ohhhhh!!!! Ha dicho ‘La Historia Interminable’. ¡A tus pies, Amanecer! (Sí, también es mi gran referente).

Y pues nada más, hasta aquí esta entrevista con una autora extraordinaria, pero sobre todo y lo más importante, con una persona fabulosa, cercana, humilde, trabajadora como la que más y entregada a su pasión por la literatura. Si no la conocíais, seguidla de cerca porque vais a oír hablar de ella.

¿Debate? Sagas vs. Autoconclusivos

La semana pasada navegando por el ciberespacio nos encontramos con un mensaje sobre Sagas vs. Autoconclusivos. Nos cortocircuitó el cerebro, no podemos negarlo. Vemos a menudo en los comentarios que dejáis en los blogs que muchos de vosotros, lectores, rehuís las sagas, aunque os atraiga el argumento, y lo único que os tira para atrás a la hora de iniciar esa lectura es, precisamente, que se trate de varios libros.

Soy una ardilla, no me pidáis que sepa de ortografía…

Así que esa fue la chispa que dio lugar a esta entrada. Intentábamos generar una especie de debate entre nosotros. pero nos ha resultado imposible, ya que la balanza del Redondal se decanta por aceptar las historias, cualquiera que sea su extensión. Somos devoradores de libros, sobre todo de esos que calan y te marcan. Y lo bueno no tiene que ser siempre breve para seguir siendo bueno.

Hicimos unas rondas de preguntas rápidas para conocer las posiciones de cada uno en este asunto. Y como no también tener la visión de los autores desde su parcela de creadores de mundos. Aquí en esta casa los tres que tenemos no se caracterizan precisamente por escribir una historia en un solo libro y ya, no… Aquí son de ocupar kilómetros de estantería con muchos, que el que menos nos promete cuatro.

Como lectores, ¿libros autoconclusivos o sagas?

  • Jessica: La verdad es que leo pocos libros autoconclusivos y suele darse cuando no tengo clara una próxima lectura, aunque también es cierto que encuentras auténticas joyas y tesoros entre estos. Libros que te marcan y que te demuestran que a veces menos es más. Me encantan las sagas porque me aseguran horas y más horas en compañía de esos personajes de los que me enamoro. Terminar un libro que me fascina con la sensación de que esto no acaba aquí, sino que volveré a reunirme con esos personajes mágicos, es una gozada, un sentimiento muy diferente -aunque igualmente maravilloso aun siendo agridulce- a ese otro que te embarga cuando cierras la última página de un libro y sabes que con él se acaban muchas cosas.
  • Diana: Como lectora y devoradora de libros de fantasía, acepto cualquier extensión. Entiendo que cada autor otorga a su historia el tiempo que cree conveniente y debo adaptarme a esa criatura naciente que cae en mis manos (o ante mis ojos) con el mismo respeto que si fuera una persona.
  • La Eremita: A mí me gustan las sagas. Me gusta pensar que cuando una historia me agrada me va a durar tiempo, que voy a vivir cómo crecen los personajes,
  • Rubén: Me es indiferente. Lo que necesite la historia que el autor ha escrito. Las sagas me gustan porque te permiten acompañar durante más tiempo a unos personajes con los que, si el autor ha hecho bien su trabajo, te encariñas y de los que quieres saber siempre un poco más. Pero es cierto que a veces necesitas leer historias más cortas y, quizá, ligeras.

Entonces ¿para vosotros no tienen ningún pero las sagas? ¿No habéis dejado ninguna a medias? ¿Cuándo hacéis pop con una saga hay stop o no paráis hasta devorarla por completo?

  • La Eremita: A mí me impacientan las inacabadas, cuando hay un parón porque aún no se ha publicado es un anticlimax, y si pasa tiempo, luego tengo que refrescar. Yo no he abandonado sagas propiamente dichas. Si he abandonado libros a la primera, da igual en saga o no, porque no conectaba con él. Si leo el primero probablemente leeré todo.
  • Diana: Yo intercalo lecturas, no suelo leer una saga completa, aunque este publicada.
  • Rubén: Para mí la parte negativa es, como no, el factor tiempo. A ciertas edades es muy difícil sacar tiempo para leer sagas enormes. Ese, por ejemplo, es el motivo por el que no haya terminado de leer Malaz o haya empezado a leer El archivo de las Tormentas; son sagas kilométricas y muy complejas que requieren tiempo y mucha atención. En ese aspecto, los autoconclusivos se agradecen. Por eso, ya no suelo leer los diferentes volúmenes de una saga de corrido, sino que los intercalo con otras lecturas generalmente menos complejas o extensas para desestresar un poco a mi pobre cerebro. Así que no, las sagas no son para mí como las Pringles. Las primeras las puedo dejar para otro momento, las segundas no paro hasta terminar la última.
  • Jessica: Sí he dejado alguna saga, porque a veces las historias se eternizan. Pienso que un autor debe saber cuándo poner punto y final a una saga, porque si no lo que saciaba acaba por empachar. Creo firmemente que cada historia reclama una extensión distinta y propia, y que son los personajes y la propia trama quienes piden más o dicen “hasta aquí”.

Y ahora vuestra opinión como autores ¿qué os hace decantaros por escribir sagas o autoconclusivos?

  • Rubén: Prefiero las posibilidades y la profundidad que brinda una saga a un único volumen. Eso te permite crear historias más complejas, explorar mucho más el «lore» del mundo, desarrollar más los arcos de los personajes y su evolución y crear más subtramas para los secundarios. Tienes más espacio y más posibilidades. Pero se tiene que hacer bien para no rellenar páginas con información y párrafos que no aporten nada. La ventaja de los autoconclusivos es que te permiten cerrar historias con más rapidez y centrarte en otros proyectos. Y también es cierto que puedes escribir autoconclusivos desarrollados en un mismo mundo e incluso con unos mismos personajes, lo cual me parece algo muy interesante y que probablemente exploraré en el futuro. Y por encima de mis preferencias personales, incluso, está lo que necesite la historia. Si necesita ser más extensa, o más corta, yo procuro darle esa extensión sin cuestionarme demasiado los pros y los contras. La historia manda.
  • Diana: He de reconocer que mi vena poética (y muchas horas resumiendo tochos para la Uned) me hace escribir novela corta, yendo siempre al grano y pasando por alto obviedades que mi atascado cerebro ha dejado de procesar por ser mero adorno. No suelo enrollarme mucho y eso es algo que intento mejorar en los últimos tiempos. Sin embargo, debo mencionar a Jessica Galera y la frase que siempre me repite cuando le hablo del tamaño de mis novelas: «Cada obra tiene su extensión», suele decirme para que se me grabe en este coco loco que tengo por cabeza (otro día os hablo de lo que le digo yo…). Y tiene razón. No es mejor una saga por ser más larga o una autoconclusiva por lo contrario. La buena historia nace y se concibe en su tiempo justo de desarrollo, es un ente propio que no entiende de convencionalismos ni modas.
  • Jessica: Como escritora, intento ofrecer lo que me gusta recibir como lectora en todos los sentidos. También pienso que un autor debe saber cuándo poner punto y final a una saga, que no puedes eternizarlas porque al final, lo que saciaba acaba por empachar. Creo firmemente que cada historia reclama una extensión distinta y propia, y que son los personajes y la propia trama quienes piden más o dicen “hasta aquí”.

Total, que como estábamos todos de acuerdo ni debate ni nada… Y nos quedamos con las ganas de que alguien anti-sagas nos contara las razones por las que dejar pasar las sagas.

¡Iluminadnos, oh ilustres, lectores! ¡Sacadnos de este bucle eterno de “sagas sí” contándonos por qué “sagas no”! O uníos a nosotros. ¿Qué nos contáis? ¿Sois #Equipodamesagas (suena como sugus ¿no? Igual podemos hacer un día un debate sobre sugus de piña sí o no…) o #Equiposagasbromeasoqué?

La familia y cuatro más o todas para uno y uno para todas.

Estimada Audiencia:

Nos es muy grato proceder a informarles de la ampliación del Consejo de Administración Desde El Redondal. Su utilidad reside en que facilita enormemente la convergencia y la sinergia artística del contenido. Entendemos que esta joint-venture aportará….

Vaaa, vale ya de frases encopetadas. Casi cuela ¿verdad? Igual pensabais que la gente nueva aportaría seriedad a esta casa de locos, pero no se yo si la más cuerda es la que que suscribe, me temo.

Jessica, Diana, Rebeca y Rubén se unen al Redondal. Les he perseguido por todos los ciber-rincones porque ellos lo valen, y van a hacer de este sitio algo digno de considerar. Ya nos lo han demostrado, Jessica con sus entrevistas y Rubén con su análisis de series. Diana aún no se ha pronunciado y Rebeca trabaja entre bambalinas, que es la teclitas del lugar. A saber si algun día nos habla, pues aquí todo es posible.

Dejadme que os los presente un poquito más:

Jessica es escritora, autora de Sagas como Divano y Trece Tronos. Su imaginación es tan desbordante que tiene bastantes libros autopublicados en el género de fantasía con escapaditas ocasionales a romántica. Tenerla aquí es un lujazo. Yo de vosotros esperaría cualquier cosa si un día le entra la inspiración redondalera.

Rubén, también escritor, es el autor de la saga grimdark El Trastorno de Elaranne. Su cantería de mundos es brillante. Es tímido y algo antisocial, pero cuando se pone a hacer análisis de series tiene una ironía y un sentido del humor notables. Seguro que sus aportaciones serán oro, pues es además un experto en Fantasía.

Diana, también como no, escritora de fantasía, tiene unas cuantas sagas por ahí que valen la pena. Yo he empezado Noctea, y os lo contaré el breve. Ella es dulce y pequeñita, pero cuando se pone a escribir, la tinta que utiliza en sus páginas creando sus historias es todo menos dulce. Tal vez es la más lírica de los tres, pero también la más cañera. Estoy segura de que os gustará tenerla aquí. Jessica la entrevistó recientemente para el Rendondal.

Rebeca es la mano que mece la cuna, o el teclado en este caso. Le encanta el diseño y el dibujo. Para muestra el pedazo de imagen que nos hizo para el Redondal. Pone bonitas nuestras redes y vale un potosí. vais a ver lo apañado que nos va a quedar esto a poco que coja confianza.

Cada uno haremos nuestras entradas individualmente, y la opinión de uno no será necesariamente la de los demás, pero la máxima aquí es libertad de expresión. Luego le pondremos a caldo en los comentarios si no nos gusta lo que dice o le daremos palmaditas en la espalda al autor o autora, pero aquí cada cual opina lo que quiere sin mente colmena.

Estoy segura de que vais a disfrutar con ellos tanto como lo hago yo habitualmente en petit comité, así es que poneos cómodos, pillad asiento de primera fila y a ver qué sale. No olvidéis seguirnos (columna de la derecha bajo los autores) y suscribiros a nuestro boletín quincenal. Os adelanto que merecerá la pena

Id por la sombra.

Hablemos de literatura e inclusión con Lehna Valduciel

Pues el gustillo a la casa de Pilar ya se lo tenía yo tomado desde fuera, como fiel lectora de sus fantásticas entradas, pero oye, que también se lo estoy pillando a esto de colarme entre bambalinas y teclear desde ‘los adentros’. Y es que tengo la buena costumbre de acompañarme de manera inmejorable. Si la primera vez que me colé en casa de Pilar, os traía de la mano a la escritora Diana Buitrago, hoy vengo con otra pedazo de artista en este maravilloso arte de juntar letras: Halena Valduciel. En sus novelas la conoceréis mejor como Lehna Valduciel. Y esta vez, además de hablarnos de su trabajo, Lehna nos acercará a una realidad que no siempre es fácil, que nos toca más de cerca de lo que creemos y que no siempre tenemos presente.

Además y como nos gustan los regalos, Lehna nos trae su ebook ‘El Ardid’ GRATIS para los diez primeros comentarios de esta entrada. Comentarios que deberán destacar lo que más les ha gustado o llamado la atención de las palabras de la autora. ¡Vamos con ello!

Para empezar, y por si alguien aún no la conoce, le pedimos a Halena que se presente:

¿Quién es Lehna Valduciel?

Es una hispanovenezolana que reside en Venezuela. Ama los libros y aprende de la vida todo lo que puede. Escribe historias y cuenta sentimientos. vive la vida a vuelaplumas. La escritura es su principal motivación y robar carcajadas a la gente que quiere la segunda.


Añado yo que es una persona maravillosa, siempre dispuesta a echarte una mano y con un corazón que no le cabe en el pecho. Ella sabe que es mi heroína por muchas cosas que entenderéis si seguís leyendo. Y todo esto tiene muchísimo valor en cualquier aspecto de la vida y de manera específica en el que nos atañe aquí: la literatura.

heart-157895_1280

Ahora bien, empecemos por el principio: ¿Cómo arrancó tu aventura con el mundo de la escritura?

Empezó un poco después de quedarme ciega. entré en depresión y al ser una persona altamente sensible necesitaba una vía de escape para tantas emociones y sentimientos que llevaba dentro. Aunque nadie me lo sugirió, el instinto habló por sí solo y un día me senté a escribir mi primera historia. Era una forma eficaz de sosegar mi mente inquieta.


Y aquí llegamos a uno de los aspectos importantes de esta entrevista. ¿Cómo moverse en un mundo tan visual (letras, imágenes, ilustraciones, banners, títulos, portadas, contraportadas, booktrailers…) como el de las letras cuando se carece del sentido de la vista? No me atrevería a decir de qué manera lo afrontaría yo. Cada persona es un mundo y seguramente toda forma es lícita. Lo que sí sé es cómo lo afronta Lehna, porque tengo la gran suerte de contarla como amiga, y esa es la razón por la que la he convertido en un ejemplo en mayúsculas: porque lo hace todo: lee, escribe, diseña, hace montajes, TODO. Sin embargo, prefiero que sea ella quien nos lo cuente:

¿Cuáles son las dificultades extra con las que te encuentras a la hora de escribir una novela?

Hay varias. Algunas relacionadas con la corrección, otras con la maquetación. Sin embargo, creo que la que más trabajo me lleva resolver es la de la documentación descriptiva; aunque tengo memoria visual y la ejercito, no siempre es suficiente; sobre todo si vas a meterte con lugares que existen en el mundo real. Mucha documentación la hago por internet. Es una herramienta fabulosa, pero también muy visual. Cientos de páginas, blogs, wikis, etc. Tienen fotos estupendas sin texto alternativo que te dé una idea de lo que aparece en la foto. Cuando cuentas con la vista con mirar una imagen o un mapa te ubicas y puedes escribir las descripciones de lo que requiera tu historia sin demasiados tropiezos.

Al estar a tientas necesitas información en formato texto que te permita hacerte una idea más precisa de lo que necesitas describir. Ahí es donde yo me puedo llevar días enteros sin encontrar la información que me sirva para lo que necesito. No suelo quejarme porque investigar es parte de la diversión; pero reconozco que puede ser frustrante a veces porque consume mucho más tiempo del que me gustaría. Lo otro va de seleccionar la imagen de portada. Por fortuna no soy muy vergonzosa y pido ojitos prestados siempre que puedo; pero toca ser paciente y entender que los demás no siempre están cuando te gustaría. Las palabras claves de algunos repositorios de imágenes ayudan; sin embargo, no siempre son precisas y uno puede llevarse unos buenos chascos.


Con respecto a esto, sólo pueden tomar nota quienes ponen los recursos a mano de muchos de nosotros, escritores que recurrimos a bancos de imágenes y demás material de soporte y ayuda para la creación de nuestras novelas. ¡¡¡POR LOS DIOSES, INCLUSIÓN!!!

TEXTO

Pero desde nuestra parcela como lectores y escritores, también tenemos nuestra parte de “culpa”. Compartid las imágenes con TEXTO ALTERNATIVO -la mayoría de plataformas y rrss disponen de él- y no estaréis cerrando las puertas de vuestros libros o los de otros autores a muchísimas personas.

Suficientemente complicadas son las cosas para algunos como para sumar nosotros dificultad. Al fin y al cabo, siempre pedimos inclusión, ¿no? INCLUSIÓN INCLUYE A TODOS.

Halena nos explica aquí de qué manera podemos echar una mano desde nuestra posición: ¿En qué medida el entorno o el mundillo literario puede ayudar? ¿Crees que las personas con dificultades visuales de cualquier tipo, ¿tienen su parcela de inclusión en el mundo literario?

No me atrevería a decir que tenemos una parcela en realidad. La ventaja del mundillo literario es que yo puedo escribir, autopublicarme o que una editorial me publique sin tener que mencionar siquiera que tengo discapacidad. Eso es un plus que en cierta forma te permite incluirte. Además, si no haces de tu discapacidad una bandera, lo que contará al final es tu obra, no la condición que pueda acompañarte en el camino. No se trata de ocultar la condición; se trata de entender que somos autores como cualquier otra persona; ni más ni menos.


APLAUSO. SIN MÁS.

A pesar de todo, los escritores con dificultades visuales o de cualquier otro tipo, tienen que tener claro que se puede conseguir si es su sueño y Lehna os lo deja claro, algo que me parece importantísimo.

¿Qué le dirías a esas personas que pueden estar en tu misma situación y que no se crean capaces de algo como escribir una novela?

Que los sueños se alcanzan soñando y trabajando. Escribir tiene que ver con talento, inspiración y ganas; pero no lo es todo. el trabajo, el hábito de escribir no por obligación, sino por el placer de crear es fundamental. Más allá de lo que diga el mundo, si tenéis un sueño id a por él. No hay nada peor que quedarse con la duda de lo que hubiese ocurrido si os hubiéseis atrevido.


“Los sueños se alcanzan soñando y trabajando”. ¿Me la puedo comer ya? Aguanto porque aún hay entrevista, pero ganas no me faltan. Sin embargo, no se puede obviar la realidad. Soñar, y trabajar. Trabajar mucho. Pero a veces estas dificultades extra pueden acabar pasando factura:

¿Alguna vez te has planteado abandonar?

Muchas veces. De hecho, estuve muchos años sin escribir. al igual que muchos otros colegas el síndrome del impostor, la falta de retroalimentación de los lecctores me han afectado por mucho tiempo. Para mí escribir inició como algo terapéutico que se convirtió en un entretenimiento y que apenas desde 2019 se transformó en una posibilidad real. No negaré que a veces me pregunto si vale la pena el esfuerzo. Luego, cuando veo que al menos hay una persona que me lee y lo disfruta, me respondo que sí. sí porque me hace feliz y sí porque puedo hacer feliz a alguien más.


Totalmente de acuerdo. ¿Qué puedo decir? Escucharla, leerla, es inspiración pura. Y hablando de inspiración, vamos enterarnos de qué se la concede a Halena:

¿Qué te inspira y quiénes son tus referencias en el mundo literario?

Me inspira la vida misma; los pequeños detalles, las emociones propias y ajenas. Hay muchos autores que me encantan; algunos conocidos, otros autopublicados; pero sin duda una referente para mí es Nora Roberts. Es una autora que logra conjugar en sus obras el romance con temas diversos y lo mismo hace una historia de intriga, crímen y misterio que una de magia, leyendas, paranormal o hasta apocalíptico. Y eso es a lo que aspiro. Lograr crear historias que contengan de todo un poco para que los lectores se paseen por un sin fin de experiencias y sensaciones; que disfruten la experiencia de inmiscuirse en la lectura.

Y mucho y muy bien debe de funcionarle a Lehna la inspiración porque mirad si no, este es su trabajo, el que está aquí ya y del que puedes disfrutar y el que está por venir:

Cuéntanos qué tienes publicado y qué publicarás próximamente:

Tengo dos relatos publicados en lektu: Ardiente Venganza y alma Cautiva: la verdadera Historia de gothel. también tengo dos novelas publicadas en amazon: El ardid y La joya de Nefertiti, la primera entrega de la trilogía Secretos de El Cairo. Lo que viene, si todo sale bien es la publicación de mi tercera novela: Búsqueda en el acantilado que está en face de lectura beta; después seguirá Juego de traiciones, la primera entrega de la bilogía Cazador inmortal. Actualmente trabajo en la segunda entrega de Secretos de El Cairo, El papiro sagrado y acabo de terminar una novela corta que todavía no tiene título y que se enmarca en fantasía épica

¡Casi nada! Esto es voluntad y lo demás son tonterías y así se consiguen las cosas, claro que sí. Ahora, para los que aún no es han atrevido a adentrares en un mundo creado por Lehna, dinos qué podemos encontrar en una de tus novelas.

Historias que incluyen de todo un poco escritas con un lenguaje sencillo; Temas tratados con naturalidad; giros que pueden sorprender y, a veces, finales insospechados.


¿No es, acaso, todo lo que llamaría a cualquier ávido lector? Pues ya sabéis dónde encontrarlo.

Y una última como curiosidad insana personal:

Encontramos tus novelas en la modalidad autopublicación. ¿Te gustaría probar suerte con una editorial?

No negaré que a veces me tienta probar la experiencia; sin embargo, la autopublicación me ha abierto las puertas a un sueño que creí que no lograría alcanzar y es difícil que me aparte de esa senda por el momento.


Poco que añadir. Yo desde luego, he tenido el gran placer de leerla y estoy enamorada de su estilo, de sus historias frescas, con magia, ese toque de romance y erotismo. En definitiva, Lehna Valduciel tiene sello propio y si os atrevéis a darle una oportunidad, no os va a decepcionar. Creo firmemente que una novela contiene buena parte de su autor y ya veis que Helena es fuerza y magia.

Y para muestra, un botón, como se suele decir. Esta fue la primera novela que Halena publicó y que servidora pudo devorar. Os a a encantar y os dejo aquí la sinopsis. Dadle velocidad a vuestros deditos inquietos, sed los primeros en comentar lo que más os ha gustado o llamado la atención e IIMPORTANTE: dejad vuestro correo electrónico para que Lehna pueda haceros llegar su ebook de ‘El Ardid’. Lo vais a disfrutar y no os vais a arrepentir.

A mí solo me queda darle las gracias a Lehna por su tiempo y por acceder a tocar cualquier tema que quisiera y cómo no, a Pilar por fiarse de nuevo de dejarme entrar en su casa.

51a-hEurD2L

SINOPSIS:

El cambio de milenio está a punto de sucederse. En el mundo mortal, humanos, ángeles y demonios conviven en una tensa calma que está a punto de romperse. Un demonio superior, mitad humano, mitad bestia ha sido convocado con urgencia por el maligno.

Una misión que develará secretos inimaginables. Un demonio superior y una mujer con un don especial que se verán envueltos en un ardid en el que sus vidas y sus almas correrán un alto riesgo.

Una historia de romance paranormal que atrapará al lector en un torbellino trepidante con un final insospechado donde el libre albedrío tendrá la voz cantante.

Sigue a la escritora Lehna Valduciel en su Twitter. 

Empezar a ver Anime y no morir en el intento por Fran, El Doctor Literario

Andaba yo penando por los cibercaminos cual pollo sin cabeza, sin ánimo de leer ni capacidad de concentración alguna, cuando de pronto me topé con el Consultorio del Doctor Literario, Don Fran Coronado. Ni corta ni perezosa entré a su consulta y me diagnosticó «Bloqueo del Lector«, junto con una receta para su curación. Funcionó, y encima el Doc era majete, así es que me dediqué a fisgar en su consulta. Encontré un blog fresco, divertido y ameno, que saltó ante mis ojos por encima de otros muchos blogs. Así es que allí me quedé. Y ya puestos, dado que Tes de La Bestia Lectora me descubrió el maravilloso mundo de las colaboraciones, y no queriendo ser menos que una serie de TV que hace esos crossovers tan de moda, le propuse un intercambio. Y como el Doctor es sabio en lo suyo, aproveché para pedirle que me hablara de eso del manga y el anime que son dibujitos muy monos pero que tienen mucha miga. Y él aceptó compartir tal sabiduría con El Redondal. Él se define como » Lector empedernido desde siempre y amante de la fantasía, ciencia ficción y terror. Escribo poemas, artículos y reseñas. Y sí, también soy doctor.» Aquí le tenemos en toda su sapiencia. ¡Domo Arigato Doc! Nos encanta tenerte en El Redondal. Todo tuyo.

LA EREMITA

Buenos días lectores de El Redondal aquí Fran, el doctor literario, su nuevo líder supremo. A mis ojos (porque la leí) llegó una tarde una invitación que no podía rechazar: hacer una colaboración con este señor blog (o señora). Cosa que obviamente no rechacé y heme aquí, apunto de hablarles de algo que hará estremecer a más de uno.

Anime. Una palabra capaz de causar muchos sentimientos con sólo escucharla, desde el más bajo hasta auténtica fascinación. Esta vez saldré de mi programación habitual (que es hablar de libritos y quejarme de mi interminable lista de pendientes) para compartir con ustedes, queridos lectores, una introducción a este mundillo e incluso me atreveré a recomendarles algunas joyas que cualquiera interesado por la animación japonesa debería ver.

¿Que es anime? Según nuestra ama y señora Wikipedia es un término que engloba la animación tradicional o mediante CGI hecha en Japón. La palabra se comenzó a usar por alla en los 1960 y es la pronunciación en japonés de animation. Animation, anime, animation, anime.

Dicho esto es un gran error creer que el anime está dirigido solamente al público infantil (o al chico rarito de la clase). Al igual que en el cine, en los videojuegos y en la literatura el anime tiene géneros que van desde el infantil como tal hasta otros tan oscuros que no todos son capaces de aguantar.

Por eso hoy les hablaré sobre los cuatro principales géneros de anime y dónde encontrarlos.

  • Shounen: es el género más popular entre los amantes de la animación. “Shounen” literalmente significa muchacho/adolescente varón y aglomera todas esas historias de fantasía, magia, espadas y artes marciales. Las tramas generalmente son muy bien elaboradas y particularmente extensas por lo que los máximos exponentes del Shounen son series larguísimas. Mis recomendaciones son Dragon Ball Z, Naruto, My Hero Academia, Full Metal Alchemist Brotherhood, Attack on Titan y JoJo’s Bizzare Adventure.

Fullmetal Alchemist Brotherhood

Los hermanos Elric rompieron uno de los más importantes tabúes de la alquimia, de modo que Ed perdió casi la mitad de su cuerpo, ahora reemplazado por partes mecánicas, y su hermano menor Al, quedó convertido en un alma ligada a una armadura. Ambos buscarán la forma de recuperar sus cuerpos, resolver uno de los grandes misterios de la alquimia y recuperar a su madre.


  • Shoujo: está dirigido al publico adolescente femenino y comparte alguna de las temáticas del shounen, como la fantasía y la magia pero tienden a incluir toques de romance y drama. Generalmente protagonizados por chicas jóvenes. Las series Cardcaptor Sakura, Sailor Moon, Tonari no Kaibutsu-kun y Ouran High School Host Club son shoujos.

Sailor Moon

Usagi Tsukino es una adolescente japonesa ordinaria, perezosa, algo torpe y llorona cuya vida cambia para siempre cuando ayuda y se encuentra una gata negra con una marca de Luna creciente en la frente, de nombre “Luna”, quien le revela que está destinada a convertirse en una Sailor Senshi con poderes mágicos que debe enfrentarse a las fuerzas del mal. Con ayuda de un amuleto mágico, Usagi es capaz de transformarse en “Sailor Moon”, una hermosa y generosa guerrera que defiende a los indefensos en el nombre de la luna.


  • Seinen: es el género enfocado al hombre adulto y consiste en una mezcla de fantasía, ciencia ficción, violencia, gore, armas, drogas y sexo. Es casi tan popular como los Shounen. Incluyen series como Berserk, Black Lagoon, Trigun, Ghost in the shell, Elfen Lied y Hellsing.

Elfen Lied

Nyu, un organismo metamórfico con forma de chica, destruyó y escapó de un laboratorio. Tiene dos personalidades, una la de una asesina que mata aleatoriamente, y otra la de una chica desamparada que no entiende ni una palabra. ¿Qué le ocurrirá a Kota y Yuka que por casualidad han puesto a Nyu bajo su cuidado?

Hay mucha, mucha sangre. Y desnudos


  • Josei: que como pueden deducir está dedicado al público adulto femenino. Se enfoca en drama, recuerdos de la vida, superación, aventuras y romance. Las series como Nana, Nodame Cantabile y Usagi Drop son populares dentro del género.

Nodame Cantabile

Shinichi Chiaki es uno de los mejores estudiantes de piano de su universidad así como un excelente violinista, pero su verdadero sueño es seguir los pasos de su mentor, Sebastiano Viera, y convertirse en director de orquesta. Tras una disputa con su tutor de piano, Chiaki es transferido a la clase de los “perdedores”, donde conoce a Megumi Noda o Nodame, según se nombra ella cuando habla de sí misma en tercera persona. Nodame es una chica un tanto extravagante que cursa segundo año en la misma universidad especializándose en piano y con la que el protagonista entabla una extraña relación amistosa. La historia cuenta la lucha interior de Chiaki en su búsqueda por labrarse su propio futuro profesional como director de orquesta intentando salvar su mayor inconveniente: su fobia a los aviones y a los barcos, que irremediablemente lo recluye en Japón y le impide viajar al extranjero para continuar su formación y para encontrarse con Viera.


Hay que tener en cuenta que existen muchos subgéneros como mechas (robots), ecchi (erotica), yaoi (romance gay), yuri (romance lésbico) y un largo etc. Así que puedes encontrar de todo.

Para finalizar les daré el que quizás sea el mejor consejo para iniciarse en el anime; abran su mente y tengan en cuenta que muchas de las cosas que veamos no están dirigidas a nosotros los occidentales. Encontrarán de todo pero les puedo asegurar que valdrá la pena el viaje.

¡¡¡¡A mi la Leggion!!!!

Qué bien me ha venido poder soltar semejante cibergrito cual legionaria en apuros llamando a las armas a sus compañeros en solicitud de ayuda. Y a la cabra. Sobre todo a la cabra de la legión, que hay unos cuantos funcionarios inútiles y tocawebs por estos mundos no tan fantásticos, que merecen unos cuantos topetazos en el culo a ver si espabilan.

Si, he empezado la mañana con peleíta funcionarial telefónica, que si os pensáis que aquello de «Vuelva Usted mañana» se daba solo en tiempos de Larra va ser que no, que lo llevamos en el ADN de este bendito país.

Por suerte llega Jessica Galera Andreu con un billete de ida destino Noctia y Luzaria para el 19 de Agosto. ¡Largo lo fía, vive Dios! Pero al menos podemos soñar con que pronto volveremos ver al impresionante Resryon, que tanto nos cautivó en la Saga Trece Tronos, y conocer sus orígenes, pues LEGGION está ya a puntito de salir del horno. Y yo tengo hambre.

Debo reconocer que no soy muy amiga de las precuelas, pero puesto que Jessica amenaza con continuar la saga, Leggion me servirá para paliar el síndrome de abstinencia de abandonar unos mundos cautivadores a los que pensaba que ya no volvería, y me encanta saber que será un viaje recurrente, que no quedará solo en mi memoria.

SINOPSIS

Las terras brujas de Catarno y Domarna han caído bajo el dominio del imperio de Ántico. Para el príncipe Zarik aceptarlo no será sencillo, ni siquiera ante las implacables exigencias de su madre, la reina Lánarkel. Por si la subordinación resultase poco, Zarik ha de ver cómo Resryon Vakko, el hijo del emperador invasor y brillante general, pese a su juventud, de las legiones Áureas que los han sometido, se pasea por su casa con indolencia y hasta con desprecio. Con él habrá de aliarse para dar inicio a acciones que limen asperezas entre las terras de la reina y Ántico. «Un día te haré llorar lágrimas de sangre», le jura el príncipe domarnés a su llegada. Y esa ocasión se presenta cuando una joven llamada Liatli Hassul le pide ayuda a Lánarkel para arrancar del trono ántico a Doroyan Vakko y su estirpe. Ante aquella oferta por la que tiempo atrás hubiera matado, solo se interpone una cosa: los sentimientos que han nacido hacia Resryon. ¿Serán suficientes para rechazar la libertad de los suyos? ¿Y si traicionar esos sentimientos no dependiera de él?

No se vosotros, pero yo ya lo tengo programado en mi calendario para bajármelo en cuantito que aparezca en Kindle Unlimited.

Aquellos que habéis viajado con Jessica y conmigo en busca de los Trece Tronos, o quienes queráis iniciar la aventura, recordad apuntar:

19 DE AGOSTO DE 2020 : PUBLICACION DE «LEGGION»

Hablemos de mundos fantásticos con Diana Buitrago

En el curioso escenario de que un escritor entreviste a otro escritor, mi queridísima Pilar, gran amiga y mejor persona, ha tenido ¿a bien? permitirme esta osada intromisión en la sala de máquinas de su Redondal que tan buenos ratos nos permite vivir para hacer de las mías. Y aunque voy con más miedo que vergüenza para no meter la zarpa donde no toque, al menos estoy inmejorablemente acompañada.

Como bien sabéis, este es un blog comprometido con los autores autopublicados y aquí habéis podido conocer a más de uno, entre los que se incluye una servidora. Hoy os traigo de la mano a otra de esas escritoras a las que Pilar descubrió en su día  través de los farragosos senderos de Kindle Unlimited: Diana Buitrago que, además de responder a unas preguntillas para ayudarnos a conocerla un poco más, nos trae, también, regalito. ¡ATENTOS! LOS DIEZ PRIMEROS EN COMENTAR EN ESTA ENTRADA SE LLEVARÁN UN EJEMPLAR DIGITAL DE UNA DE SUS NOVELAS GRATIS. Si queréis saber de cuál, tendréis que llegar hasta el final y ahí os lo desvelo. ¡Eps, sin trampas, que la entrevista es muy, muy interesante, PALABRA!

Por partes: Diana es una de esas personas diferentes de las que yo me harto de repetir: Todo el mundo debería tener a alguien como ella en su vida porque Diana es magia y es luz, aunque le guste la fantasía con tintes oscuros. En ella he encontrado una palabra de ánimo siempre, una sonrisa cuando más cuesta arriba están las cosas, un empujón sereno para seguir adelante y mil cosas sin las que ahora me costaría mucho más estar aquí.

3MDUzGi9_400x400

Diana es de mi quinta (¡gran cosecha la de aquel 82!) y vive muy cerquita de donde vivo yo, concretamente en tierras ilerdenses, cuyos climas y paisajes parecen ser una gran inspiración para esas novelas oscuras de nieblas que reptan sobre las húmedas baldosas en esas noches inquietantes. Y no me enrollo más, que a quien tenéis ganas de leer es a ella. Con Diana hemos hablado sobre fantasía, acercándonos a sus novelas.

Y como buena escritora: introducción, nudo y desenlace. Después de la parrafada anterior, vamos a empezar por el principio, los primeros contactos con la literatura, la escritura, las novelas:

P: Háblanos un poco de la primera vez que te sentaste a escribir una novela. La necesidad que te empujó a ello y si esa novela es alguna de las que hoy conocemos.

R: La primera novela que escribí fue a los 17-18 años, se llamó Vida Somnium. Me habían pasado cosas muy horribles y sentí la necesidad de narrarlas, aunque fuera mediante la fantasía y a través de muchas metáforas. Ya entonces, la literatura me proporcionó herramientas para enfrentarme a la realidad y lo sigue haciendo. Cada vez que me sumerjo en un mundo inventado o una historia fantástica, lo hago con el lápiz bien afilado como una espada. Y no, nunca la publicaré por ser demasiado personal, pero se puede versionar, nunca se sabe.


-El título es muy llamativo. Ojalá algún día podamos conocerla en una versión que permita disfrutar de la trama y sufrirla, respetando esa parcela personal e íntima. En todo caso, celebro que esos malos momentos quedasen atrás y te hayan hecho más fuerte porque me consta que es así.

Esta otra pregunta tengo ganas de hacértela porque ya sabes lo denostada que está la fantasía juvenil. Atreverse con ella es casi una misión de valientes, así que…

P: ¿Por qué fantasía juvenil?

R: La juventud, la adolescencia es esa etapa en que crees que puedes con todo, nada te da miedo y estás dispuesta a enfrentarte a lo que sea, también tienes menos que perder y estás llena de sueños por cumplir. Es también una época dura, de muchos vaivenes emocionales, de forjar la experiencia, de aprender a caer… por eso me encanta, es vida en estado puro. Siempre me habían gustado las historias juveniles y por supuesto, tenía que escribirlas. La fantasía es un bálsamo en un mundo tóxico, donde la realidad supera a la ficción. Necesitamos abstraernos de un mundo que evoluciona tan deprisa que se pierden sus cimientos. El refugio de la imaginación es una maravillosa forma de aprender a amar las cosas que no vemos, de construir mundos mejores y de valorar la esencia de la vida sin recrearla como en un espejo.


¿Queréis más? Estoy taaaaaan de acuerdo contigo: la edad de la magia, de creer en todo, de ser valiente y de equivocarse, un compendio, al final, de lo que es la vida y recalco: no solo dirigido a un público juvenil, sino a todos aquellos que no hemos perdido buena parte de eso.

P: Cuéntanos un poco sobre tu estilo, qué podemos encontrar en un libro de Diana.

R: Adoro la poesía como medio para expresar sentimientos y mi prosa está muy “contaminada” de ella, es inevitable. También me gustan las descripciones y las reflexiones. No me suelo explayar demasiado en la narración, así que todas mis novelas son relativamente cortas. Me gusta el misticismo, el esoterismo, la magia, la historia… mis libros son una miscelánea de todas mis pasiones.


Seguro, pues que de todo esto podremos encontrar en tu última novela, recién salida del horno y publicada el pasado viernes, 30.

P: Háblanos concretamente de Noctea: el imperio del cuervo, tu última publicación.

R: Noctea. El Imperio del Cuervo, nació de un desafío literario del blog de Jessica Galera Andreu. Concretamente del reto de diciembre si no recuerdo mal. No es la primera novela que prospera de uno de sus desafíos y es siempre un placer sacarla adelante con la chispa de su imaginación.

Cuando terminamos, Jessica y yo, de escribir Ónice, sentía que quería seguir escribiendo épica. Empapada de todo lo que me había enseñado mi compañera y con ganas de sacar todo lo acumulado durante el confinamiento. Una vía de escape fantástica, como un portal hacia otros mundos.

En Noctea os podéis encontrar un mundo, Hollkast, amenazado por una rara enfermedad e ignorando un peligro mayor, que se cierne sobre el mundo a través de sus cuervos mensajeros. Dioses de leyenda, una misteriosa puerta, un objeto divino, sacerdotes guerreros, magia, ninfas, piratas, emperadores, sacrificios, demonios… y la fe puesta a prueba mil veces. ¿Dónde moran los dioses en realidad? ¿En tierra sagrada o en el alma? Tendréis que leerlo para descubrirlo.


Ya lo sabéis. ¡MUHAHAHAHA!

Otra más sin enrollarme:

P: ¿Referencias literarias? ¿A quién lee Diana?

R: No soy una gran devoradora de libros, pues tampoco dispongo de mucho tiempo para ello, pero siempre leo lo que quiero. Hay épocas en las que me apetece un género y otras en que suelo cambiar. Sin embargo, la fantasía es recurrente en mis lecturas porque me encanta, sin más.

La primera saga de fantasía que leí fue “El Señor del Tiempo” de L. Cooper y me enamoró por completo, después le siguió “El Señor de los Anillos” de Tolkien y “La Rueda del Tiempo” de R. Jordan. Sin embargo, también me gusta la fantasía urbana y recomiendo a A. Hocking o C. Harris.

Actualmente, leo mucha autopublicación para conocer el mercado y para apoyar a compañer@s. Los libros siempre suman, nunca restan.


¡Totalmente de acuerdo!

P: Hasta ahora tienes publicadas dos de las tres novelas de ‘Canción de Vampiro’: ‘Por tu Sangre’ y ‘Sangre a la Sangre’; ‘Crisálida: la luz de Ithaerna’; ‘Kharos: Almas de Plata’, ‘Ónice: El destierro de los dragones’ (junto a una servidora) y la recientemente publicada ‘Noctea: el imperio del cuervo’. Ahora queremos saber: ¿Proyectos futuros? ¿Qué vendrá después?

R: Quiero terminar la trilogía vampírica “Canción de Vampiro” con la tercera entrega, seguir con la bilogía Crisálida (libro 2) y después ver cómo encarrilo la saga Dioses de Ceniza. Y por supuesto, lo que caiga entre medio, porque ya me conozco y me animo enseguida. Con Jessica tenemos ahí un proyecto aparcado y en algún momento lo retomaremos, cuando las musas y el tiempo dispongan.


Y la última: si ya vamos de palos con la fantasía juvenil, ser autopublicado es la guinda para ir con el ‘Sambenito’ colgado. Tú publicas sin sello editorial, libre como el viento. Explícanos por qué:

P: ¿Autopublicación o publicación editorial? ¿Por qué tú te has decantado por la primera opción?

R: Soy una persona bastante práctica y siempre tuve claro que si publicaba mis novelas lo haría de la forma que mejor me permitiera compatibilizar mi vida personal y privada con esta pasión por las letras. El hecho de cobrar por escribir no es para nada con ánimo de lucrarnos hasta las cejas, sino una manera de que valoren lo que haces y te respeten por ello. A veces es complicado hacer entender que nos dejamos muchas horas escribiendo y que, aunque nos guste, necesitamos retroalimentación positiva para seguir con esto.

Las editoriales no dejan de ser negocios para las que no puede publicar todo el mundo porque no es rentable. Con esa premisa tuve claro que mi mejor opción era la autopublicación, que me permitía esa libertad anhelada para ser dueña de mi trabajo y de mi tiempo, y al mismo tiempo me proporcionaba cierta remuneración por mi esfuerzo.

L@s autopublicad@s intentamos mejorar día tras día, sabiendo que esas novelas son nuestro pequeño negocio y que debemos cuidarlas al máximo. Nos comunicamos y nos ayudamos, con la única finalidad de conseguir una calidad editorial. Nos sentimos muy orgullos@s de lo que hacemos y solo pedimos respeto y reconocimiento, como nos merecemos.


¿Queda claro? Elección, no resignación.

Y nada más, Diana. Mil gracias por acompañarme en esta incursión «redondalera». Sin Pilar en la casa me siento un poco como una intrusa, pero la compañía de Diana convierte en hogar cualquier sitio.

Y ahora, lo prometido es deuda: Diana quiere regalar diez ejemplares en edición digital de una novela que he tenido la gran fortuna de poder leerme y es una joyita: Kharos: Almas de Plata.

51bgxDxRVGL

Si quieres llevarte un ebook totalmente gratis, sé el más rápido del oeste ‘redondalero’ deja un comentario en esta entrada comentando lo que más te ha llamado la atención, si conoces a Diana, si has leído algo de ella, LO QUE QUIERAS en relación a la entrada y déjanos también tu correo electrónico para poder enviarte la novela. Recuerdo: ¡solo a los diez primeros!

Nada más, le agradezco mil a Pilar la oportunidad de entrevistar a quien yo considero una hermana en este mundillo de letras y ahora que hemos llegado hasta aquí sin que explote nada, te devuelvo los mandos. A quienes acostumbráis a visitar Desde el Redondal, habréis echado en falta en esta entrada la gracia única e incomparable de Pilar; en todo caso, valoradme la voluntad y sobre todo, valorad a la pedazo de autora que os he traído.

Gracias a todos.

EL 31 DE JULIO LLEGA NOCTEA: EL IMPERIO DEL CUERVO DE DIANA BUITRAGO

Y viendo la portada no me digáis que no tiene pintaza. A Diana la leí en una historia de vampiros. Vampiros muy diferentes a los que nos tiene acostumbrados Hollywood (y no Nosferatu o Drácula, esos sí eran vampiros y no príncipes azules con colmillitos, que no sabes muy bien si te van a chupar la sangre para convertirte en un ser de la noche o para hacerte una estética y lipo gratis) y toda la literatura creada como spin off de Crepúsculo. Me gustó su bilogía «Por tu sangre», así es que estoy deseando hincarle el colmillo a Noctea, o echarle el ojo no me vaya a cargar mi reader.

Aquí va la Sinopsis:

La noctea es una extraña enfermedad que ha empezado a recorrer las calles de Missana, sembrando de muerte a la capital del imperio larkyano. La ciudad se divide entre los muertos, los cobardes y los vivos; acompañados de un ejército de cuervos que empieza a invadir la urbe lentamente.

Solo un misterioso objeto podrá salvarlos. ¿Pero qué esconde la imagen tras el espejo? Algunos ya se preguntan cuál es el precio a pagar y otros deambulan por la noche como fantasmas, con la mirada en blanco y la piel carcomida por la humedad.

Cientos de cuervos, que se alimentan de los ojos de los cadáveres, aguardan en la muralla su turno para conquistar su antiguo imperio. ¿Pero quiénes son en realidad aquellos siniestros esclavos del cielo?

Una marcada y un fugitivo. Un orador con una promesa de amor. Una princesa condenada a muerte. Una misteriosa hechicera con un secreto. Una ninfa guerrera con una misión. Dos hermanas separadas por un trono. Un emperador en decadencia. Una enfermedad divina…

Intrigas, tesoros, magia, ninfas, piratas y oradores contra hechiceras, maldiciones y demonios marinos, donde nada es lo que parece y tan solo la imagen especular te devuelve la mirada más sincera.

¿Quién hay al otro lado del espejo? Salvación, libertad, sangre y muerte.

La noctea no es una enfermedad, es la cura…

Promete de todo, asi es que yo lo voy a tener en cuantito que salga. Habiendo leído previamente a Diana confío en que me va a gustar. Os tendré informados o… vosotros a mi.

No os derritáis que tenemos que llegar a Otoño aunque ahora no veamos cómo. Qué calor. Si estuviéramos en una novela de fantasía apostaría a que andamos cerca del infierno.

BEREN Y LúTHIEN DE j.R.R. TOLKIEN POR TES NEHUÉN DE LA BESTIA LECTORA

Hace algunas semanas, alguien que había encontrado El Redondal por esos azares de las redes, me escribió proponiéndome una colaboración entre nuestros blogs en forma de intercambio de artículos.

No era algo que me hubiera planteado hacer a priori, pero su tono era tan educado y simpático que decidí al menos visitarla. Me encontré con esta maravilla:

https://www.bestialectora.com/

Fisgando un poquillo supe que La Bestia lectora es un proyecto conjunto entre el programador Damián Álvarez y la que se llama a sí misma tan solo Lectora – para mí visto el contenido de su blog es una experta en la materia de la que habla, libros, por supuesto – Tes Nehuén. Mejor dejo que os lo cuenten ellos, pues tienen una sección explicativa, Bestias

Ambos han dado vida a un blog literario muy especializado en Poesía, aunque encontraréis igualmente ensayo y ficción. Y es una gozada leerlo, porque además se aprende. Sus biografías de autores son más que destacables, las colaboraciones ¡Y los juegos! ¡Que tienen una sección dedicada a juegos con el Ahorcado que es un vicio de los malos!

Tenía que aceptar la colaboración. No me sentía muy a la altura de semejante pedazo de blog, pero me dije: «Tes escribe con la cabeza, metódica, seria y detallista, yo lo hago con las tripas, más a bulto y a emociones, riéndome hasta de mi sombra… igual la mezcla resulta»

Y resultó. No le pido que nos hagamos blogs hermanos como el asunto ese de las ciudades hermanas porque no existe tal cosa – jajaja. Vamos que paso de reírme literariamente porque onomatopéyicamente libera más potenciales –

Y ese resultado que resultó, aquí y a continuación lo tenéis. Decía que no sabía de Fantasía, y con Tolkien no me atrevo ni yo que soy una iconoclasta. Aún estoy boquiabierta. Vosotros, cuando acabéis de leerla, cerrad la boca que entran moscas.

La gran historia de amor de J.R.R. Tolkien: Beren y Lúthien

Por Tes Nehuén de La Bestia Lectora Desde El Redondal

Beren y Lúthien es la gran leyenda de amor escrita por J.R.R.Tolkien. Una historia que cabalga a través de dos personajes que, perteneciendo a pueblos distintos, se aman y luchan por consolidar ese amor frente al mundo cueste lo que cueste. Una historia de amor fascinante, atravesada por la guerra y la desesperación, que apareció por primera vez en El Silmarillion y que ahora ve la luz de forma independiente, en una exquisita edición de Minotauro, con notas y comentarios de Christopher Tolkien, el hijo del escritor, y unas fabulosas ilustraciones de Alan Lee.

El amor y la guerra

Beren y Lúthien son dos personajes que han acompañado a Tolkien lo largo de toda su vida y que aparecen, a veces con otros  nombres, en todas sus obras. Se cree que a través de esta relación indestructible el escritor anglosajón inmortalizó su amor y devoción hacia su esposa, Edith Mary Bratt. De hecho, en la lápida que ambos comparten, son éstos los nombres que aparecen. ¿Cómo no íbamos a dedicarle un libro único y delicado a los amantes amados de Tolkien?

A través de esta lectura podemos descubrir la ternura siempre presente en la obra de Tolkien y también su visión pesimista respecto al mundo de los hombres. Sin embargo, la historia de amor entre Beren y Lúthien nos invita a redescubrir y pararnos, sobre todo, en esa mirada luminosa que no falta tampoco en ninguna de sus narraciones. Aquí podemos disfrutar de una historia donde la guerra modifica el mundo y amenaza al amor, se lo traga todo, y consigue romper incluso aquello que parecía destinado a sobrevivir para siempre.

Seguramente es ésta una de las más épicas historias de Tolkien, en tanto y en cuanto narra el viaje del héroe en un tono que a ratos tira de la poesía épica y, que en su tono narrativo, va abrazando diversas voces, intentando conglomerar todas las experiencias y emociones en pos de un objetivo claro: alcanzar una mayor conciencia del mundo, es decir, explicar mejor el corazón de la humanidad. En lo que respecta a su forma, cumple con creces con lo que una espera de una buena aventura épica.

El equilibrio que se establece entre violencia y ternura es otro de los rasgos fundamentales de esta obra. A lo largo de la historia asistimos a las imágenes más crueles de la batalla, pero también a situaciones cotidianas de fidelidad, amistad y amor, que pueden servirnos para comprender la amplitud del pensamiento tolkiano. De este modo, Tolkien consigue ofrecernos luz en medio de las tinieblas y nos invita a pensar en la parte clara de la existencia.

En lo contextual habría que señalar que Tolkien escribió esta novela cuando volvió de Somme, donde combatió durante la Primera Guerra Mundial, y donde vivió algunas de las experiencias más significativas y dolorosas de su vida: en el campo de batalla perdió a dos de sus grandes amigos. Es posible que el dolor de la pérdida sea el responsable de cierta ensordecedora tristeza que abarca el tono de este libro; no obstante, quizá gracias el recuerdo de esa amistad y el amor que sentía hacia Edith le hayan servido de aliciente para sobrevivir con ilusión a tan devastadora experiencia. Probablemente, es gracias a ello que ha podido dejarnos aquí algunas de las escenas más hermosas de toda su obra, donde el amor y la lealtad son protagonistas.

Por qué hay que leer esta novela

Entre las buenas razones para no perderse esta historia hay que destacar los fabulosos comentarios y aclaraciones de Christopher, que resultan muy útiles no sólo para comprender esta historia en particular, sino también para tener una idea más amplia de todo el universo de Tolkien, de su forma de trabajar y de pensar. Asimismo, las ilustraciones de Alan Lee también merecen muchísimo la pena, y constituyen otra buena razón para no perderse esta maravillosa historia.

Respecto a la tristeza que señalaba antes, es importante aclarar que también tiene que ver con el tipo de historia que Tolkien se proponía escribir. No debemos olvidar que la melancolía por el tiempo perdido es uno de los rasgos principales de cualquier historia épica. Es la pérdida lo que lleva al poeta o al narrador a contar sus aventuras, y el deseo de conseguir resignificar de alguna forma el sufrimiento de los que han quedado por el camino. Quizá podría ser ésta una buena novela para internarse en la lectura de este tipo de narraciones, para llegar más tarde a obras indispensables como la Eneida de Virgilio y la Odisea de Homero, que nadie NADIE debería perderse.

Por último, si ya has leído a Tolkien, conocerás de sobra a Lúthien y Beren y quizás pienses que no es necesario leer este libro. No obstante, creo que merece la pena leer esta novela para acercarte a ellos en solitario y conocer más detalles de su historia.

En cuanto al tono y el ritmo es un libro que se acerca más a El Simarillion, evidentemente. Esto significa que por momentos el ritmo es lento porque aparecen extensas descripciones y largos poemas que ralentizan el curso de los acontecimientos. O sea que no vas a encontrarte con El señor de los anillos, donde la acción ocupa gran parte de la narración y el ritmo es bastante ágil, sino con una historia llena de pausas, de imágenes detalladas, de reflexiones y de silencios. Si te gustan este tipo de narraciones, entonces, este libro te fascinará como a mí.

En conclusión, Beren y Lúthien es un libro maravilloso, poético y tierno; por lo que creo que ningún amante de la fantasía, por ende, ningún seguidor del maravilloso blog «Desde el Redondal», debería perdérselo.

Qué ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo tras esta pedazo de reseña? Porque ésto sí es una reseña. Yo tengo unas ganas locas de desempolvar a Tolkien.

Solo puedo añadir que ha sido un honor colaborar con La Bestia Lectora, que inaugura la sección de Colaboraciones Desde El Redondal.

HABLEMOS DE FANTASIA CON RUBÉN H. ERNAND

Tengo que confesaros dos cosas:

La primera es que para inaugurar esta nueva sección de entrevistas y colaboraciones Desde El Redondal, he abusado de la confianza de dos buenos amigos y grandes autores indies, sacándoles de sus conversaciones con Calíope, Clio, o cualquier otra de las musas que les inspiren, y casi obligándoles a venir a charlar con esta mortal y por tanto con vosotros.

La segunda es que, no contenta con distraerles ¡Me he atrevido a pedirles que nos hagan un regalazo! Pero para saber qué es, tendréis que llegar al final del artículo; ya se sabe que nadie da duros a peseta – ya chicos, qué queréis que os cuente, hoy se diría euros a céntimo pero, qué narices, queda más literario a la antigua usanza –

Hoy viene al Redondal Rubén H. Ernand, autor de la saga Grimdark El Trastorno de Elaranne, de dos de cuyos libros, La Primavera Ausente y La Corona Marchita ya os he hablado, pues me parecieron soberbios y a la altura de los autores consagrados.

Rubén nació en Canarias, aunque no reside allí en la actualidad. Por alguna razón ha decidido venirse a vivir entre godos. Estudió Filología Inglesa, y él dice que empieza a ser madurito. No pongo su edad no vaya a ser que me retire el saludo, que nos ha salido coqueto cual señorita victoriana (ahora me lo retira seguro). Claro que eso lo dice él que es escritor y vive de inventarse historias; mejor creedme a mi cuando afirmo que no es cierto.

Y aunque con tales antecedentes nos preguntemos aquello de ¿Qué hace un chico como tú en un sitio como éste?, escribiendo largas horas de su vida en vez de andar con su chica, a la que martiriza teniéndola como lectora beta, de copas (sé de sobra que no es un martirio para ella), nuestro lector egoísta de fantasía no puede hacer otra cosa que dar palmas con las orejas visto el resultado.

Dicho lo cual, La Eremita se pone en modo reportera literazzi (literario – paparazzi), de las pesadas, de esas que meten la alcachofa-micrófono en la boca del que quieren que hable, e inicia la ronda de preguntas. Rubén, hablemos de eso que nos apasiona a ambos, de Fantasía:

P: Dinos ¿Cómo fué tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Debía de tener unos diez años, tengo memoria de mosquito, cuando una de mis hermanas compró el primer libro de la saga El señor del tiempo de Louise Cooper en aquella cosa maravillosa, que todos los lectores de este país usábamos en los años 80/90, llamada Círculo de Lectores. Flipé muchísimo con lo que estaba leyendo. Warps, magos, gente con espadas, dioses y planos de conciencia superiores… ¿pero se puede escribir sobre estas cosas? Pues sí, se podía, y es lo que me gusta hacer ahora.

P: Vaya, parece que bloguera y escritor nos iniciamos casi con la misma saga. Se lo contaba hace poco a Tes, de La Bestia Lectora. Parece que El Iniciado, primer libro de la trilogía, tiene algún hechizo en su nombre y llama a más iniciados. Para los que nos leen, un warp en la saga de Louise Cooper es un tornado que se lleva a la gente por delante dejándola en otros lugares más o menos deseados. ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del género?

R: Siempre te influye algún autor, sea grande o no, porque escribir es interiorizar y hacer tuyo lo que has leído (y vivido, pero esa es otra historia). En mi caso, siempre digo que mis mayores influencias son Abercrombie, Tad Williams, Robert Jordan, David Eddings y, por que no, la propia Louise Cooper.

P: Permíteme indicar a nuestros lectores que en la Sección Cazamundos hay un índice de autores de fantasía con los links a la wiki, donde pueden consultar la obra de los escritores que mencionas con un solo click, si desean saber más. Siempre digo que los autores de fantasía sois como pequeños dioses creadores; ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación de tus mundos? ¿Es intuitiva esa cantería de mundos, según surge o lo has imaginado antes? ¿Qué puedes decirnos?

R: En mi caso es una mezcla de ambas. Antes de ponerme a escribir diseño las líneas maestras del mundo en el que va a desarrollarse. Hay que sentarse y contestar a unas cuantas preguntas: ¿Cómo es físicamente el mundo? ¿Qué cosas han ocurrido de importancia? ¿Quiénes lo pueblan? ¿Qué creencias y culturas tienen esos moradores? ¿Cuáles son las formas de gobierno que tienen? Y así hasta agotar todos los pronombres interrogativos xD. Después, mientras voy escribiendo la historia me centro en los detalles que necesito según las necesidades de la historia. Es decir, voy de lo macro a lo micro. En general, es un proceso intuitivo en general, pero hay que sentarse muchas veces e imaginar opciones y las ramificaciones que puedan tener para la historia que quieres contar.

P: Tenemos tus dos libros publicados en la mano ¿Tienes claro algún otro proyecto a futuro?

R: Hoy por hoy, estoy centrado en acabar la saga que constará de 4 volúmenes más un spin-off.

P: Yo los espero con impaciencia, y seguro que quienes nos estén leyendo y «te prueben» se unirán a mí. Por último ¿Porqué te decidiste por la autopublicación en vez de por los canales «tradicionales»?

R: Porque creía que era lo que me proporcionaba más control sobre mi obra y lo que me dejaba más tiempo para escribir. Creo que también es una forma de estar más en contacto con tus lectores, los precios son más ajustados y hay herramientas, como Kindle Unlimited, que benefician muchísimo al lector. Y, por supuesto, soy de los que creen que ser autopublicado es una decisión personal y no implica que seas mejor o peor que un autor que ha publicado con una editorial tradicional. Al final lo importante es hacer lo mejor posible tu trabajo y respetar a los que van a leerte.

No te robamos más tiempo Rubén. Esperamos ansiosos el tercer libro de El Trastorno de Elaranne que sabemos está a punto de salir del horno. Gracias y sabes que esta es tu casa.

Y bueno gente, aquí va la sorpresa: Rubén nos ha dejado 10 ejemplares digitales del primer libro de la saga, La Primavera Ausente, para que lo regalemos enviándolo por mail a las 10 primeras personas que comenten este artículo contestando correctamente lo siguiente:

¿Puedes decirnos un personaje de la saga de Libros o serie de TV Juego de Tronos de George RR Martin indicando la Casa a la que pertenece si la tiene? Comentad con la respuesta, un mail de contacto y si preferís formato MOBI (para Kindle) o EPUB y a los 10 primeros que contestéis correctamente os haremos llegar un ejemplar en los próximos días.

Los no afortunados o más tardones, os recuerdo que lo tenéis gratuitamente en préstamo en Kindle Unlimited, o podéis comprarlo por apenas 2,99 Euros.

Si estáis interesados en saber más de Rubén H. Ernand, podéis encontrarle en su página web.

Volvemos a vernos el próximo Miércoles en esta sección. Id por la sombra que se derriten las piedras.

Recomendación y pequeña entrevista con la autora: La Librería del señor Livingstone – Mónica Gutiérrez

Receta. Mezclamos los siguientes ingredientes batiéndolos bien hasta que adquieran la consistencia de una crema inglesa:

  • Un buen pedazo de arquitectura con encanto.
  • Un maduro gentleman victoriano (que no me oiga) entero de profesión librero.
  • Un niño superdotado entero con nombre de personaje de Dickens.
  • Una grácil e intuitiva arqueóloga barcelonesa entera que ha marchado a Londres a buscarse la vida como tantos españoles.
  • Una bella dama inglesa que sueña con publicar algo de Tolkien en su modesta editorial, en porciones generosas.
  • Media ancianita de rizos violetas y calcetines de pollitos ávida lectora.
  • Medio apuesto policía de Scotland  Yard.
  • Media joven británica muy amistosa.
  • Un cuarto de escocés malencarado pero bonachón.
  • Un cuarto de anciano sastre cegato.
  • Mitad de cuarto de escritor residente con querencia por las lámparas azules.
  • 100 gramos de abogada soberbia y 100 de aupair que ni está ni se la espera.
  • El manuscrito original del diario del Dr. Livingstone, supongo.
  • Muchos libros, pero muchos, sin escatimar, eso si de buena calidad.
  • Un puñado de conocimiento de lugares reseñables de Londres, especialmente pero no solo, de la City.
  • Una buena dosis de diálogos hilarantes y fino sentido del humor.
  • Una pizca de amor de pareja y mucho amor a la humanidad.
  • Otra de magia de la que existe, de esa que creamos los humanos cuando sabemos apreciar la belleza de la vida y que no precisa de varitas.

Las cantidades se miden por protagonismo bajo mi punto de vista, que después de todo cocino yo.

Removemos todo bien et voilà! tenemos La Librería del señor Livingstone leída. Durante el proceso, los vapores de cocción pueden provocar movimientos musculares bucales en forma de continua sonrisa, pero no hay que preocuparse, pues cuando esté listo, el resultado nos dejará el corazón ligero, feeling good.

Sinopsis, por si no he sido suficientemente explícita con la receta:

Agnes Martí es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos. Pero aunque Moonlight Books podría parecer un oasis de paz en el acelerado Londres, las extrañas campanillas de su puerta daran paso a los sucesos más inesperados: una noche de tormenta, el inspector John Lockwood…Una comedia muy feelgood, con un toque Wodehouse irresistible. Un homenaje de la autora a sus libros y escritores favoritos.

Os puedo asegurar que es la novela más deliciosa que he leído en mucho tiempo. Narrativa adorable. Ni un ápice de sufrimiento, sabes que cualquier situación imprevisible tendrá buenas consecuencias… Risas, muchas risas con las interacciones entre los personajes, y como muestra un botón:

 —Quiero escribirle una carta al profesor Gervase Fen —dijo sin preámbulos—, ¿sería tan amable de proporcionarme proporcionarme su dirección postal? Vive en Oxford.
(…)
—Señora Dresden, Fen es de ficción —advirtió el librero.

—No. Es de Oxford, estoy segura.

***

—A mí me parece un plan deleznable, ya te puedes imaginar —sonrió—. Mi abuela y la tía Prudence viven juntas en una casita en plena campiña, entregadas a sus tres pasiones: el bridge, la búsqueda de peregrinas excusas para despedir al jardinero que cuida de su pequeño cottage y los sombreros estrambóticos. Hasta la fecha han coleccionado unos veintidós.
—¿Sombreros?
—Jardineros.

En estos días de confinamiento es fácil encontrarte a los escritores en twitter. Encontré a Mónica, le eché cara y le pregunté. Además de contestarme me aclaró a qué se refiere el género feelgood que me traía tan de cabeza

LE : Mónica, disculpa que te moleste, primero gracias, conocí el libro por la iniciativa  del escritor invisible y me está encantando, de verdad ¿me contarías con tus palabras cómo surgió la idea del libro?
Mónica ; Hola, guapa. Claro, ninguna molestia. «La librería del señor Livingstone» es mi novela más personal hasta la fecha, quería que fuese un homenaje a toda la literatura que me gusta, como una pequeña historia que hiciese guiños a mi bagaje lector. El personaje del librero gruñón nació en un relato anterior y me gustaba tanto que me apetecía darle más recorrido. Añade a eso que estaba leyendo «Oliver Twist», que me encanta Londres y que como buena lectora adoro las historias sobre librerías y ya tienes «La librería del señor Livingstone».
 Hace años, tropecé con casualidad con el género feelgood en la figura de D. E. Stevenson y pensé que si me animaba a escribir novela sería feelgood. Para dramas realistas ya tenemos los telediarios, quería apostar por una literatura amable que me ayudase a desconectar del ruido.
Si tienes curiosidad los cuatro pilares de la novela feelgood son:
1. Final feliz
2. Evolución positiva del personaje protagonista como hilo principal. Puede haber historia de amor, pero no puede ser la trama principal porque sino sería novela romántica.
3. Ambientación y paisaje tan importantes como los personajes.
4. El punto dramático no puede ser una muerte
Igual me dejo algo, pero en términos generales es la línea que sigue Stevenson y todas mis novelas.

Yo me declaro adicta al género en tiempos difíciles ¿Y vosotros? Leedlo y me decís.

Ahora una bronca para las editoriales : ¡No tenéis gusto! ¡Pero si esta novela es una joyita de las raras! ¿Cómo ha tenido que autopublicarse?… con lo que sacáis a veces, que no pedimos que nos devolváis el dinero porque nos pilláis lejos, pero no por ganas…

Podéis encontrarla en Amazon kindle

  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (19 de octubre de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1977843077
  • ISBN-13: 978-1977843074