MORIR, EL ÚLTIMO TABÚ – TONI SANCHEZ BERNAL
0 (0)

Pilar La Eremita

Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces (Alicia en El País de las Maravillas. Lewis Carroll)

You may also like...

14 Responses

  1. Carolina dice:

    Hola guapa.
    Pedazo entrada para un tema tan tabu. Eso si, ya te digo que este tipo de libro no es para mi así que no creo que lo vaya a leer.
    Por otro lado espero que la próxima vez que leas algo de esa editorial la letra sea mas grande, yo es que no tengo problema con la letra, eso si, espero que no veas nunca lo que escribo porque tengo una letra pequeña y si quiero puedo hacerla aun mas pequeña (en los exámenes un profesor me pedía que la hiciera mas grande porque no veía mis respuestas).
    Nos leemos.

  2. Por cierto ya que estamos en familia os cuento una anécdota: desde que puse la foto en mi perfil de instagram, pese a estar con mi pareja, me están empezando a seguir yankis maduritos y a mandarme privados 😂😂😂😂 Que no respondo obviamente, pero es que hay gente pa tó eh? Si veis mis perfiles creo que están bastante lejos de cualquier intento de buscar pareja, primero porque la tengo desde hace tiempo y segundo porque no tengo el ese pa farolillos 😂😂😂 ¿Veis una de las cosas que pasan con la edad? que me estoy riendo pero no me halaga nada, más bien me resulta molesto 😡😁😁

  3. Felicidades, Pilar.
    Interesantísimo y muy acertado tu artículo. 👍🏻
    Aunque el libro parece interesante, me quedo con tus preciados pensamientos.
    La muerte siempre ha sido y será un tema tabú, creo más por el miedo a descubrir lo inevitable que por la curiosidad que nos debería llevar a reflexionar. Y también, porque desde pequeño, la sociedad, la familia, la religión… nos incuba el miedo a hablar de ella y tomarla como algo natural e ineludible.
    Yo también la he visto de cerca demasiadas veces, no tengo ya ascendientes y me he convertido en el más viejo de la familia. (También el que más canas tiene 😝), quizás por eso pienso en ella a menudo.
    Casualidades de los azares del Universo, mi último relato trata también sobre este tema.
    Como ves, a mí no me da miedo hablar de doña Parca, así que, si necesitas filosofar sobre ella y sus entresijos, ya sabes dónde estoy. 😉
    Besote gordo.

    • Ay Mi Ská que me subes la moral y siempre me pones una sonrisa 😘

      Estás más o menos en mi situación, aunque si no tengo en cuenta el poco contacto creo que me quedan algunos ascendientes más, un tío carnal, dos tías políticas y mi padre… aún así siento a la Dama del Alba que decía Casona, bastante cerquita…

      Si me viene la inspiración te escribo un relato (A ver, pedazo de capullo – en plan cariñoso- que yo no quería escribir y eres el único ser vivo del planeta que ha logrado que me ponga un poquito, que hasta le escribí dos a Jess… pero sigo en mis trece eh?)

      Achuchones, y gracias por estar ahí, lo valoro a millones aunque no te lo diga demasiado.

  4. PreAn dice:

    Sí que era duro, sí…

    Yo, personalmente, intento no pensar en la muerte. Si lo hago no puedo evitar considerar que somos animales, somos carne, somos vísceras. Puede que seamos más complejos que otros animales, de acuerdo, pero hay una gradación de complejidad: no somos tan especiales. No es lo mismo el cerebro de una serpiente que el de un perro… y un perro puede resolver problemas simples para obtener comida y tener pesadillas cuando gime de noche. Nosotros, además, podemos inventar, crear, razonar (y mentir) con esa víscera particular, pero no es más que un pasito más en la escala de complejidad. La pregunta, para mí, no es si hay algo más. Es si tienen alma las serpientes, y los perros, y los simios, que son capaces de reconocerse ante un espejo y cobrar conciencia de su propio ser distinto de otros… Si la respuesta es no, si la respuesta es que todos esos animales pertenecen al mundo natural, el ser humano tampoco tiene alma, porque se puede observar perfectamente la gradación de complejidad de nuestros sistemas nerviosos. Café para todos, entonces… No somos tan especiales, ¿por qué íbamos a tener distinto final? Creo que nuestro cerebro sueña y nuestro cerebro muere. Considero que morir es como dormirse sin sueños: fin, se acabó todo. Creo que no tenemos alma, solo mente, producto de nuestro cerebro, y el cerebro se deteriora y finalmente todo lo que somos desaparece. No encuentro consuelo alguno en esta idea. Preferiría creer otra cosa, he intentado creer en otra cosa en periodos de duelo, pero no soy capaz. Lo único positivo de esta visión tan deprimente es que obliga a ponerse las pilas y a intentar vivir al máximo cada momento, ya sea bueno o malo, porque… es irrepetible. Porque tiene un final.

    Un abrazo.

    • Te avisé PreAn, quien avisa no es traidor jajaja.

      Coincido contigo aunque te confieso que no quisiera. Soy más partidaria del “se acabó” que de promesas esperanzadas y nada demostrables (y aun así me tuve que saltar la parte de los espiritistas)

      Mi madre y yo teníamos un pacto: si hay algo, encontraríamos la manera de hacérselo saber a la otra. Fue el 25 de Septiembre de 2020. Y hasta hoy, la nada absoluta de señales o de sentir su presencia. Solo en mi recuerdo. Y te aseguro que conociéndola, habría hecho lo imposible que para cabezona ella 😀 Aunque… en el libro hay un cuento sufí:

      “Unos insectos están bajo el agua y hablan entre ellos: <>.Pero uno se atrevió y salió del agua por un bambú y notó el calor del sol y se convirtió en libélula. Volando…<>. Y quiso volver y decirles a sus amigos que aquello era buenísimo, pero no pudo bajar al agua. Ya no.”

      Mira, de todos los entrevistados, solo uno tocaba el tema de los animales, el brahmán. Te lo copio. Uff no, es larguísimo, te lo resumo: según ellos los animales tienen alma pero un grado distinto de conciencia al nuestro, más bajo. Mira, aquí dice una de esas cosas que me harían “saltarle a la yugular” al justificar el vegetarianismo, que no es lo mismo matar un borrego que comerte un tomate, porque justifica que como el grado de conciencia del tomate es más bajo que el del borrego se lo puede comer. Eso es una perogrullada. Y básicamente, que un humano no reencarnaría en animal porque su conciencia está desarrollada al máximo, pero un animal sí en humano… Como tú dices, cogido con pinzas el asunto.

      Como todo. Si analizas, se va todo al garete y nos vamos a la nada.

      Abrazote

      (Nota: cómo me gustaría que este blog fuera un espacio de debate, incluso entre vosotros… los comentarios de “hola, vengo porque has venido a mi blog a verme, a ver, los agradezco pero… tú ya me entiendes XD”)

      • PreAn dice:

        Yep… te entiendo, sí. Yo también tuve un blog de literatura (y autobombo, lo admito) hace muchos años, en la época dorada. Y lo dejé porque… pues imagina. Suma todos los peros habituales. Primero no te muerdes la lengua y te metes en movidas, luego te sientes culpable y mala persona porque hasta el peor libro del mundo lleva trabajo y tiempo detrás, decides que no merece la pena enfangarte y pasas a cerrar el buzón por *presiones*, a leer lo que no deseas por *presiones*, a decir que todo muy bonito por *presiones* y a sentirte una estafa por sucumbir a las *presiones*. Al final cortas la baraja.

        Abrazo. Lo mejor de internet no eran los blogs, en retrospectiva. Eran los foros, en mi opinión.

        • ¿De autobombo? jajaja bueno bien está reconocerlo (ahora si que tengo curiosidad por saber quién eres, pero bueno, me la aguanto :D) Lo mío es más divertimento personal y lanzar ideas al aire para quien quiera escucharlas, por eso mi promoción es limitadita, añadiendo que soy una inconstante. Pero no te niego que me gusta que me lean, como a todo hijo de vecino, y que opinen bien, claro… pero soy consciente de que en cuanto me aburra o me de problemas adios Redondal. Por eso no me meto en berenjenales.

          Lo que si quiero mantener por ética personal es independencia de opinión, me regalen libros o no (que me regalan poquitos y todo a través del grupo de las Yiincaneras, es decir, no personal sino al grupo, y ahí lo tengo fácil porque Ana, la jefaza, no suele escoger malas lecturas, rechaza directamente una que a priori no encaje)Sí me han mandado algunos autopublicados, pero he hecho la crítica en privado cuando no he reseñado, y procurando hacerlo con el máximo respeto, porque además no soy una experta (salvo flagrantes tomaduras de pelo, que me callado a todo nivel)

          Lo bueno de este blog chiquitito es que la presiones son mínimas.

          Ah los foros… lo mejor de lo mejor! Pena que ya no estén en auge, cambiaria el blog por un foro sin dudar
          Abrazote

  5. Me he leído la entrada, por cierto, muy buena, desde el principio hasta el final. Supongo que eso quiere decir que me estoy haciendo mayor y este tema ya no me incomoda tanto como antes 😅. Me quedo con lo que has dicho: todos tenemos dudas, no hay una figura de autoridad en este tema, aunque sí que hay mucha sabiduría que nos puede servir para afrontarlo a nuestra manera.

    • Gracias 🙂 Ha sido un poco catártico escribirla en cierto modo. No creas que la edad influye, no la tuya al menos jajaja. Mira, mi padre ahora vive pendiente “del momento”, y tampoco se puede vivir así, pero es desde que cumplió los ochenta y obviamente desde que murió mi tío que era su hermano mediano, más joven que él, y muy de cerca mi madre aunque llevasen muchos años separados y odiándose. le afectó mucho. Creo que le cuesta levantar cabeza desde entonces. Estuvieron 30 años juntos después de todo.

      • Es normal y no se le puede dar lecciones al respecto porque, como ya he dicho, todos la afrontamos a nuestra manera. Aquí en occidente es un tema tabú, como bien dice el título de la obra, y no se nos enseña nada sobre ella. En eso es en lo que influye la edad. Cuando te das cuenta de que la vida es como los yogures, normalmente ya has vivido casi la mitad de ella. Y después, cuando comienzas a saber gestionar la idea de la muerte, ya han pasado unos cuantos años más 😅. Total, que te congracias con la mortalidad cuando estás a punto de doblar la servilleta 😂.

        • Ya… 😀 ¿Sabes lo que me da escalofríos? Con la reciente pandemia hablábamos de cifras de muertos como quien habla de subidas y bajadas del IBEX… Hasta que vimos la foto de los ataudes en el Palacio de Hielo… Pero lo curioso de la mente humana es que días después seguíamos hablando de ello como del IBEX. Excepto quien sufrió la tragedia que son muchos claro…

  6. Margari dice:

    Imposible aclarar las dudas con este tema tabú. No creo qeu me anime con su lectura, sobre todo, porque tengo demasiado pendiente, pero desde luego es interesante saber todos los puntos de vista que aparecen reflejados. Y creo que sí, que en más de una entrevista nos quedaremos con ganas de poder estar ahí y preguntar, y preguntar, y preguntar.
    Besotes!!!

    • ¿Verdad Margari? Oir hablar a toda esa gente debió ser alucinante, aunque me los imagino revolviéndose un poco en la silla. Creo que todos esperan que les pregunten sobre cómo hacer la vida más fácil, no qué pasa cuando termina. Besotes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: