RETO: ESCENARIOS DE NOVELA NEGRA
5 (1)

Comparte:

Desde #SoyYincanera Ana nos propone este interesante reto. Fácil, atractivo, y que nos llenará de millas de lectura nuestro equipaje literario. ¿Os animáis?

Podéis ver las bases en el adjunto o en el blog Negro sobre Blanco

Pilar La Eremita
Author: Pilar La Eremita

Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces (Alicia en El País de las Maravillas. Lewis Carroll)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Impactos: 79

Comparte:

Acerca de Pilar La Eremita

Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces (Alicia en El País de las Maravillas. Lewis Carroll)
Marcar como favorito enlace permanente.

6 comentarios

  1. Hola Pilar 🙂
    vamos al lío, a leer libros y a disfrutar con las lecturas 😀
    Besos!!

  2. Estás que te sales, jeje. Tienes más peligro que un mono con una gillette, pero a originalidad no te gana nadie.

    Un beso.

  3. Y a seguir disfrutando tanto de este género que tanto nos gusta.
    Besotes!!!

  4. Pensaba que era otro reto literario y ya me estaba entrando el canguelo. Voy solo con el mío, de momento, y siempre llego a lo justo. 🤦🏻‍♂️😅
    Dado que aquí la experta y genialosa reseñera eres tú, las seguiré con interés, porque siempre recomiendas buenos libros. Además, la novela negra es una de mis bona appetites. De hecho, ahora estoy terminando la trilogía de Bill Hodges de don Stephen King (también llamada del Asesino del Mercedes). Aunque aquí este monstruo combina thriller, terror, sobrenatural y lo que haga falta. Una delicia.
    Un abrazo, Pilariña.

    • A mi me da miedo leer a King ahora Ská, y mira que era aficionada pero las circunstancias pues… mejor que no lea terror y King es único para eso. Y me consta que me pierdo algo, por experiencia pero… Si sigues el reto verás las pedazo de recomendaciones. No sé las mías, pero mis compas yincaneras son expertas en novela negra y tienen un ojo que lo flipas. Un beso Ská. Con o sin mascarilla, total qué más da, para lo que nos queda en el convento…

Deja un comentario