CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021:TODO ES YA HISTORIA – G.G. VELASCO

Otra pedazo de novela para el PLA 2021. Complicado lo van a tener los señores jurados, en serio os lo digo. Hay mucha calidad; la pandemia ha sido productiva para el Universo de la Palabra Escrita. Obras con introspección y reflexión, cualidades que aplicamos sin dudar a lo que hemos leído hasta ahora de G.G. Velasco. Y… considerables idas de olla, pero ojo, de las guays, de esas que según pillamos el libro nos empezamos a decir ojipláticos: pero… pero… pero… y seguimos leyendo obnubilados, mientras la mente del autor nos lleva a mundos imposibles, como en Todo es ya Historia.

Rizando el rizo, ya no jugamos solo con un mundo postapocalíptico, sino con conceptos de física y mecánica cuántica sobre el Tiempo.

Quince años después del colapso de la isla de Ardra, Sira Faris, ranger al servicio de la ciudad fortificada de Monteburgo, recibe el encargo de aventurarse en el inhóspito exterior para traer de vuelta a un fugitivo muy especial.

Su incursión a través de las ruinas del pasado y los horrores del presente, ya de por sí casi suicida, se complica cuando un improbable suceso la obliga a encarar otra amenaza incluso peor: el recuerdo del papel que ella misma jugó en la caída del país y su vínculo con un misterioso dispositivo capaz de alterar el futuro.

Pero, ¿existe de verdad alguna diferencia entre el presente, el pasado y el futuro o todo está ya escrito y no queda espacio para el libre albedrío? Tan solo Noel León, un controvertido científico íntimamente ligado a la historia de Sira, tiene la respuesta. Y quizás, solo quizás, el poder de revertir el desastre.

Sinopsis de Todo es ya historia de G.G. Velasco

La novela es una mezcla entre la distopía postapocalíptica y el road trip. Sira Faris, ranger de Monteburgo, recibe por parte de Ciric Klem, almirante dictador de la ciudad, la misión de traer de vuelta a su hijo adolescente, Melvin, fugado con su amiga Anne Senna, en pos de una vida mejor en Punta Allende. Hay rumores de la existencia allí de avances científicos que permitirían curar la pandemia mortal que asola la isla de Ardra. Junto con ellos y su halcón, Nan, recorren la isla hasta su destino no sin múltiples percances, amenazas de monstruos, pérdidas y encuentros de sus rumbos vitales, a un ritmo tan frenético que atrapan al lector sin tregua alguna hasta la conclusión.

Y solapándose a la aventura, en capítulos alternos, conocemos el pasado y la causa del presente mediante la historia de Sira y Noel León, un eminente científico del que Sira se enamora, y que aporta, entre otras muchas cosas, y no como trama básica pero sí motivacional, el toque de romance.

He hablado de pasado y presente, pero es erróneo, pues la base argumental de la novela es la relatividad del tiempo, las realidades paralelas, alternativas, las líneas temporales confluyentes… uf, tendría que entender de física para explicarme mejor, y no solo no es mi fuerte, es concretamente mi debilidad y no en el «buen sentido» – de hecho he enloquecido literalmente con los enunciados del inicio de cada capítulo, principios físicos. He intentado entenderlos. Y mi cerebro ha cortocircuitado. Pero no os preocupéis, es cosa mía, y la aventura es la aventura, no lo es menos por un enunciado ininteligible para mentes de letras puras –

Con respecto a esto último, Velasco hila de forma magistral la narrativa para contarnos el pasado que es presentepresente que es pasado presente que es futurofuturo que es pasado. Brillante. Hasta yo lo he entendido tan solo con el arte de la palabra. Leedlo para entenderlo. Si es que al final, aquellos que dicen que las matemáticas lo explican todo no pueden estar más errados: los números sin expresión carecen de sentido, y el instrumento fundamental de la expresión de conceptos es la palabra.

Algo curioso: le iba a poner un pero a la novela. No llegaba a entender el final. Y de pronto, escribiendo el párrafo anterior, me ha cuadrado todo y le quito el pero. Se me acaba de encender la bombillita. Qué intriga ¿verdad?

Otra especialidad de Velasco, es introducir temas sobre los que reflexionar mientras estás inmerso en la aventura. Casi sin darte cuenta, como la pildorita camuflada en la comida.

Los personajes, muy bien definidos y altamente queribles los que tienen que ser queridos. Aunque odio tanto que me rompan el corazón…. y el capullo del autor no para de rompérmelo en Todo es ya Historia. Solo le perdono porque al final, he leído algo muy bueno (aunque ahora necesite feelgood en vena)

Como siempre, con BSO incorporada, el autor os da el código de barras al final del libro. Y el título de cada canción al inicio del capítulo bajo el principio físico (os juro que hasta el tercero o así, pensé que eran letras de canciones megaextrañas, je. Ya os dije que la física me cortocircuita las entendederas)

Y por último, que sepáis que sigo sin entender lo del puto Gato de Schrödinger. Las paradojas y yo, ni con Velasco oigan. Mi mente no llega.

Hasta la próxima, redondaliers (a mí no me miréis, reclamaciones a Rubén)

Link de descarga en KU

  • ASIN ‏ : ‎ B09DS2WFFK
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 1273 KB
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 446 páginas

Ruina de la Luz. La continuación de la saga de Rubén H. Ernand.

Buenos días (o tardes o noches), redondaliers. Bueno, va, no me lapidéis. Es una bromita bienintencionada, pero ¿a que muchos os habéis imaginado a la Eremita haciendo un directo por Twitch diciendo eso de redondaliers? 🤣. En cualquier caso, que no quiero enfadar a la patrona, me alegro mucho de pasarme otra vez por aquí y dejaros cuatro letras después de tantos meses de ausencia. El oficio de escritor, a la que pretendes tomártelo un poco en serio, es muy exigente y me ha dejado sin tiempo para continuar con mis colaboraciones periódicas en el Redondal. No obstante, me gustaría venir esporádicamente y soltar mi textos-bombas, como un B-52 díscolo. Todo ello con la venia de la Eremita, faltaría más.

El tema es que fue ella la que me insistió en que pasara a dejar unas palabras para hablaros de mi próxima novela, que está a puntito de publicarse. A mí me daba un poco de apuro, todo sea dicho, por eso de hablar de mi propia obra. Pero también hay que decir que esos remilgos míos cada vez se vuelven más escasos, porque, a fin de cuentas, si no hablo yo de lo que me apasiona, ¿quién lo va a hacer? Así que acepto el reto y prometo ser breve y lo más objetivo posible.

Para los que no lo sepan, estoy inmerso en la escritura de una saga de fantasía épico-oscura que constará de 4 volúmenes. Tras casi un año y medio de espera y unos 15 meses de trabajo, el próximo día 10 de septiembre publicaré Ruina de la Luz, el tercer volumen de mi saga de El Trastorno de Elaranne. Hasta dicho día, está disponible en preventa en su versión digital. 222 mil palabras, 680 páginas y un quintillón de cápsulas de café después, por fin podréis tener la continuación de la historia de Kirius, Terion, Innae, Vaelmir y compañía en vuestras manos.

El conocimiento sin sabiduría es una condena que ahora pago. Se me concedió un atisbo a grandes misterios y eso sólo me condujo al más peligroso tipo de locura: la soberbia.

Rubén H. Ernand – Ruina de la Luz

En este libro las cosas se ponen aún más serias, tanto para los personajes como para el devenir del propio mundo. Las tramas, sin abandonar en ningún momento su carácter íntimo y cercano, se expanden cada vez más hasta volverse globales y más épicas. El ritmo se acelera. Los peligros se multiplican. O, al menos, esa ha sido mi intención. Si La primavera ausente era un libro más reflexivo, intrigante y oscuro, y La Corona Marchita tendía a acelerar un poco las tramas y abundar sobre las relaciones entre los personajes, este Ruina de la Luz continúa con esa progresión en el ritmo y sumerge a los personajes en la luz siniestra y enfermiza del final del verano. Si lo leéis, ya lo entenderéis.

Debido a mi condición de autor independiente, y a que poseo más voluntad que medios, he ido aprendiendo el noble arte de la edición sobre la marcha. Y los resultados por fin se aprecian en este volumen. He procurado mejorar la legibilidad del texto en la versión papel, he incluido letras capitulares, he mejorado los mapas y añadido un código QR para que podáis acceder a ellos en alta calidad, he incluido cenefas y separadores que le darán vida a las cabeceras de los capítulos, un amplio glosario al final del libro, diseñado el símbolo de la saga y otros detalles que espero que os gusten y os hagan disfrutar de una mejor experiencia lectora. Que no se diga que los indies no tenemos calidad. Y, por supuesto, también está la portada que Susana Conde ha creado para este tercer volumen de la saga. ¡Una pasada!

Espero que si no conoces Elaranne y eres un lector habitual, o no, de fantasía, le des una oportunidad. Entre todos debemos lograr que la fantasía escrita en nuestro idioma sea tan leída, esperada y valorada como la de algunos autores extranjeros a los que no tenemos mucho que envidiarle. Y si ya me has leído, te recuerdo que hasta el día 9 está abierta la preventa del libro digital, un poco rebajada sobre el precio final. Y sin más, me despido después de haber compartido con vosotros la alegría (y los nervios) que da tener tan cerca la publicación de otro de mis libros.

LIBROS TRADUCIDOS AL ESPAÑOL: COMO CONOCER AUTORES NUEVOS. POR NATALIA STECKEL DE TRADULIBRO

En El Redondal hemos hablado en varias ocasiones de sagas de libros cuya traducción ha quedado inacabada. Tal vez las editoriales han dejado de apostar por sus autores, pese a que algunos de ellos han sido best sellers en su género en otros países, u obras de culto, o invierten su tiempo y tales apuestas por novedades del momento dejando a los fieles lectores de sagas compuestos y sin traducción. Un total anticlimax para los aficionados a determinados personajes.

Cuando nos dejan a medias recurrimos a foros de aficionados que con la mejor de las voluntades traducen las continuaciones de las sagas que las editoriales ya no publican, pero en bastantes ocasiones nos hubiera servido lo mismo pasarlas por el google translator, aunque otras hay que reconocer que son traducciones bastante aceptables.

A este blog vino a comentar un artículo sobre una saga, La Asistente del Diablo, Natalia, la creadora de Tradulibro, una iniciativa que me pareció magnífica, que es profesional y nos permite conocer en español ese producto que sabemos nos gustaría, que está publicado en otros idiomas y sin embargo no nos llega. Dejemos que ella nos hable de su iniciativa y su web, y esperamos que se pase por aquí de vez en cuando a dejarnos saber de novedades o de sus nuevas traducciones. Visitadla. Vale la pena.

Natalia de Tradulibro

Libros traducidos al español: cómo conocer autores nuevos

Hola, queridos lectores de El Redondal, mi nombre es Natalia y soy traductora de inglés. Hace unos días, encontré por casualidad la reseña de La asistente del diablo, libro traducido por mí, publicado en este blog. Después de haberle agradecido a Pilar, recibí su invitación para comentar un poco sobre libros traducidos al español y lo que hago para ayudar a promocionar no solo los míos, sino también los de otros traductores.

Para contarles algo sobre mí, soy de Buenos Aires, Argentina. Si bien, técnicamente, soy traductora pública de inglés, terminé dedicándome a la traducción literaria. Además, soy correctora de textos en español. Comencé con la traducción de libros en el 2014, en una plataforma donde el trabajo se cobra por regalías. No es lo ideal, pero era una manera de empezar en este mundo y no dejaba de ser un ingreso extra para mí que, en ese momento, tenía un trabajo de tiempo completo.

Por fortuna, pronto encontré libros que me interesaban traducir y comencé a trabajar. Una vez publicado el primero, entendí que, si quería cobrar algo, tendría que ponerme al hombro la promoción del libro, ya que el autor no hablaba español y le sería difícil hacerlo solo. A medida que fui traduciendo otros, comencé a buscar blogs que pudieran reseñarlos y ayudarme a difundirlos. Encontré muchos que me ayudaron muy generosamente y muchísimos otros de los que, cuatro o cinco años después, todavía espero (en realidad, no) que publiquen la reseña del libro (a veces más de uno) que les envié.

En el 2018, después de haberme quedado sin un empleo formal, tuve que decidirme a trabajar por mi cuenta, ya que las regalías no eran un ingreso decente para pagar cuentas. Fue entonces que creé Tradulibro y me propuse tres objetivos: ofrecer servicios de traducción, servicios de corrección de traducciones y servicios de promoción de libros ya traducidos. Así entré en contacto con otros traductores y con autores autopublicados que formaban parte de las plataformas de traducciones por regalías, ya que ellos tenían el mismo problema que mis clientes y yo: cómo hacer que los lectores supieran que existían estos libros traducidos sin conocer al autor y sin que el autor pudiera comunicarse en español para darse a conocer.

Hoy en día, el sitio web cuenta con unos 60 libros traducidos por mí y unos 310 más de autores autopublicados que aceptaron promocionar sus libros a través de mi página y de mis redes sociales. Cabe aclarar que Tradulibro no es un sitio de descargas gratuitas, sino que contiene los enlaces a las tiendas en línea más populares, ya que la idea es ayudar a autores y traductores a aumentar las ventas.

Según la temática del blog, quiero presentarles algunas opciones que podrán encontrar en el sitio, con sus respectivos enlaces de venta.

Serie Elementos, de Rain Oxford (Traductora: Natalia Steckel)

Género: Fantasía – Misterio – Paranormal

Aguas oscuras

Tierra desolada

Llamas furiosas

Vientos traicioneros

Guardián de almas

Serie Reinos oscuros, de HD Smith (Traductora: Natalia Steckel)

Género: Fantasía urbana

La asistente del Diablo

La Encantadora de Nombres

La Profetisa de la Muerte

La Asesina Mundial

Serie Crónicas del Supramundo, de John Corwin (Traductora: Natalia Steckel)

Género: Fantasía urbana – Thriller

Dulce sangre mía

Serie Un asunto de lobos, de Eileen Sheehan (Traductora: Gloria Díaz)

Género: Fantasía – Paranormal – Suspenso – Thriller

Un asunto de lobos

Montaña de lobo

Elección de Missy

En el sitio encontrarán más opciones dentro de los mismos géneros. También verán otros géneros de ficción y de no ficción. Espero que les resulte interesante y que puedan descubrir nuevas lecturas.

Si les gusta hacer reseñas, tendrán acceso a una lista de libros disponibles para entrega de una copia digital gratuita a cambio de una reseña honesta.

Les agradecería mucho que me siguieran en redes sociales y que me ayudaran a difundir el sitio para que otros lectores también puedan conocer autores nuevos.

Gracias a Pilar por esta oportunidad. ¡Felices lecturas!

Desde El Redondal damos las gracias a Natalia esperado verla de nuevo por aquí presentándonos novedades, y os invitamos a visitarla.

Nos leemos en breve

CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021: LOS REFLEJOS AUSENTES – FRANCISCO JAVIER RÓDENAS

Sé bien que para afirmar con rotundidad que estamos ante un finalista del Premio Literario Amazon 2021 tendría que haber leído tanto como el jurado del mismo. Pero cuando una obra tiene una calidad narrativa como Los Reflejos Ausentes, merece sin dudas destacarse, y no considero demasiado osado señalarla como tal, pues, como sabéis, llevo leídas obras participantes en un par de premios ya, y os puedo asegurar que está entre las mejores a mi criterio. Pero yo no soy jurado, solo una lectora, aunque una que cree reconocer la calidad esté o no en mi línea de lecturas preferidas.

Francisco Javier nos trae en esta ocasión un romance, pero uno diferente, con ciertas trazas de la distopía de su Néo Kósmo en cuanto a los nombres alegóricos de las ciudades en las que transcurre la historia. Una historia de amor y ausencia del pasado que se refleja en el futuro con misterio y anhelo.

Sinopsis y contraportada

Y el espacio entre Lucas y Telma, así como el que ellos mismos ocupan, contiene una historia de un personaje que observa al mundo sin implicarse y comienza a vivir cuando, obligado por las circunstancias y un curioso grupo de otros personajes, en vez de observar participa; la de una mujer que se reconstruye, y la de dos amantes del pasado que, aun ausentes, marcan el presente y el futuro de los dos amantes del presente.

Los nombres de las ciudades y las estaciones de tren como puntos de partida de viajes a tránsitos vitales, dos historias de amor, caracteres bien definidos y una trama misteriosa, así como el estilo del autor, hacen que esta novela merezca la pena disfrutarse.

Quiero dar las gracias a Francisco por dejarme leer su obra antes de ser publicada, a Margari, la gaditana de Mis Lecturas y más cositas, y a María la Klingonesa de Leyendo en K, por compartir conmigo la lectura y sus impresiones. Aprovecho para recomendaros que os deis una vueltecilla por sus blogs. Son más serias que yo y recomiendan cositas buenas. Para mi son un referente de buenas lecturas. Si ellas lo dicen, yo lo leo (cuando puedo).

Que el verano nos abandone pronto a todos. A más leer.

Los reflejos ausentes

  • ASIN ‏ : ‎ B09CZ48D6Z
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 3731 KB
  • Texto a voz ‏ : ‎ Activado
  • Tipografía mejorada ‏ : ‎ Activado
  • Word Wise ‏ : ‎ No activado
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 218 páginas

«Somos una rebelión» (Reseña de Uilmel-Trece Tronos de Jessica Galera)

Cuando Pilar propone, Diana responde. Y es que Pilar se ha convertido, de un tiempo a esta parte, en una persona muy importante para mí: su risa y su llanto son también los míos. Y este Redondal, que es su casa, es uno de los rincones más maravillosos que conozco para abrir mi corazón de par en par. No sé si será una sorpresa para la autora del libro, a la que yo suelo llamar con cariño hermana del caos, pero como buena familia redondalera, ahí va nuestra contribución a tu magia literaria…

UILMEL (TRECE TRONOS-EL FIN DE LA DINASTÍA 2)

*Puede contener spoilers.

Título: Uilmel (Saga Trece Tronos-El Fin de la Dinastía 2)

Autora: Jessica Galera Andreu

Género: Fantasía

Número de páginas: 738 en formato tapa blanda

Edición: Independently Published (Autopublicación)

Dónde comprarlo: www.amazon.es

Web de la autora: https://jessi-ga.wixsite.com/fantepika

Algo huele a podrido en… ¿Átraro? Ni siquiera parafraseando a Shakespeare puedo ensalzar la huella que deja esta novela en la piel del lector. Un ambiente oscuro, tétrico y una carga de sentimientos tal, que se te retuercen las entrañas más de una vez. Las páginas pasan raudas, pues es imposible dejar de leer hasta el final y eso que la historia es muy extensa, pero merece la pena cada rincón que se esconde entre sus palabras. De lectura ágil, prosa pulcra, lenguaje directo y oscuramente bello, diálogos muy reales y grandes dosis de magia. Fantasía oscura, épica, urbana, romántica y juvenil; un mundo mágico donde uno desea perderse, a veces en Luzaria y otras en Noctia. Un postre exquisito para una saga que te hace temblar de principio a fin. No podrás creer lo que Jessica ha preparado para esta última parte que zanja la historia entre Resryon y Adrien. Una maldita locura.

Uilmel es la séptima novela publicada de la saga Trece Tronos, acotada bajo el subtítulo de El Fin de la Dinastía, de la que también forma parte la anterior novela, Arkanai. Esta nueva aventura nos cuenta el final de la historia entre Resryon y Adrien, un matiz que había quedado inconcluso ya en las primeras cuatro novelas de la saga principal y que nos había dejado con ganas de más. También nos relata, como el título de esta saga secundaria indica, el futuro de la dinastía Vakko, colocando a cada uno de sus protagonistas en el lugar que el destino ha otorgado.

¿Por qué son tan adictivas estas novelas? Yo lo achaco a la fórmula magistral de Jessica, que mezcla una buena narrativa, bella y pulcra, con grandes dosis de misterio, giros inesperados y pasión, mucha pasión. Porque no todo en esta vida lo mueve el amor, o por lo menos lo hacen otro tipo de sentimientos derivados de él o por su ausencia. La traición, el desamor, las frustraciones, la venganza…; son pequeños puñados de veneno que arraigan en nuestra alma y se van comiendo la esperanza. Quizás por ello, las grandes batallas del corazón dirimen el fin de las treguas que nos hayamos dado. Somos una rebelión, a veces contra nosotros mismos.

Si ya el fin de Arkanai anunciaba tormenta, Uilmel no puede comenzar sin una buena tempestad. Adrien ha muerto y, aunque su condición de Milenario le permite volver del Inframundo, Resryon deberá ir a buscarlo gracias al uilmel que los une. Sin embargo, las cosas se torcerán y no irá solo, llevándose con él al futuro de Ántico, su sobrina Alea. Lo que allí se encontrará dista mucho de lo que la imaginación ha podido crear para aquel lugar de pesadilla: monstruos infernales entre páramos aterradores y personas queridas. ¿Cuántos de los suyos no han sido malditos por la dinastía Vakko? El infierno está lleno de aquellos que reclaman libertad para un descanso eterno y Resryon deberá enfrentarse a diferentes peligros para salvarlos a todos, hasta perder la esperanza de salir de allí con vida. Res es un personaje cuasi divino, enfrentado a mil batallas, roto en mil pedazos, pero con una fortaleza extrema que se transmite en cada una de sus acciones, incluso de sus palabras. Sabio y valiente, tierno, profundo, todos queremos a uno como él en nuestras vidas, lo necesitamos. Un merecido emperador para un trono que nunca llegará a ser suyo, último resquicio de una dinastía marcada por la tragedia, un vestigio de lo que antaño se conoció como gloria y que hoy es solo un recuerdo del pasado.

Adrien deberá seguir el camino que la Vara de Paxia le señalará para salir del Inframundo, sin embargo, no piensa hacerlo sin Res y deberá tomar la decisión más dura de su vida, aquella por la que la memoria no permite siquiera llorar ni mantener el recuerdo de todo cuanto se ha vivido, para que duela menos. Adrien es la representación de la inocencia y la ternura, ahogado en mil inseguridades que nos vuelven humanos con solo ponernos en su piel. Aprender a ser valiente y enfrentarse al mundo entero por unos sentimientos que nadie comprende. La luz del Milenario solo podía ser albergada por un alma noble como la del dryadalis.

Anven se convertirá en la pieza fundamental de la batalla, que los elfos han desatado contra Átraro. Liderando a las legiones ánticas, la no-muerta se alzará como reina de Necron y habrá de luchar contra los sentimientos que se han despertado entre ella y Elain, convirtiéndose en un dolor tan profundo que desgarra esa vida que ya no le pertenece. Siempre he tenido sentimientos encontrados con este personaje. Anven es la amiga guerrera, valiente, pero que duda en sus sentimientos hasta el punto de poner a sus seres queridos en jaque. Sin embargo, su enfrentamiento con la muerte la cambiará por completo, ya no habrá espacio para dudar, y la fortaleza en la que se escuda se derrumbará para siempre transformándose en un poder más oscuro y profundo. Líneas que el kráatico de sus tatuajes le susurrarán en un idioma desconocido y ella habrá de descifrar poco a poco, como el que se encuentra con una nueva identidad dibujada en un mapa.

June será dotada con los poderes de la Primigenia, por haber acabado con Zessa Velzur, y su esencia se perderá en la linde entre la más absoluta oscuridad vampírica y los rescoldos de su vida élfica. Su magia descomunal hará tambalear al mundo y se alzará como reina de Kaulas, derrotando a enemigo tras enemigo, hasta la batalla final. Desde el principio, mi amor por la mandarina ha sido leal, pero en esta novela nos pondrá a prueba sacando su lado más oscuro y cruel, dañando, destrozando, vengándose. June nos recuerda en lo que los sentimientos negativos pueden convertirnos si no aceptamos todo aquello que nos ocurre y lo dejamos atrás.

Elain sucumbirá ante el poder de la Primigenia, que lo arrastrará en una marea imparable de asesinatos y vejaciones. Destruirá su mundo y lo volverá en contra de todo lo que ha luchado a lo largo de su vida, incluso de aquellos que más ama. Todo lo asolará la magia oscura de la vampira, en un acto egoísta que nos indica que toda relación forzada solo deja un reguero de cenizas tras de sí. El amor no se obliga, es como el respeto, se gana. Elain siempre fue fiel, el eterno amigo que toda persona querría tener a su lado, sin embargo, en esta historia sus lealtades cambiarán de bando y le demostrarán que la verdadera amistad resiste a tu lado en los peores momentos.

Eugenne se moverá entre dos aguas, despreciando al vampiro que ha convivido con él en los últimos tiempos y abogando por el elfo que pugna por volver a la superficie. Arrastrado por June en sus miserias o, quizás, despertando gracias a ellas. Una pieza clave en este embrollo mortal donde su amor hacia Jillianor puede contener el fin de una batalla. Los vampiros siempre han sido mi pasión y verlo despojado de esa condición me produce sentimientos enfrentados, no obstante, Eugenne tiene algo especial, como que va a lo suyo, no se mueve por amistades sino por intereses. Es un superviviente en un mundo donde nadie ha pensado lo suficiente en él y en esta novela borda su papel hasta el final, guardando terribles e inquietantes secretos.

Ladasdir y Tazzry seguirán enfrentadas, buscando la manera de conseguir el trono de la nación elfa en Íonthass, pero sus poderes solo asolarán un mundo mortal ya devastado con anterioridad. ¿Hasta dónde estarán dispuestas a luchar para conseguirlo? La muerte no parece ser ningún límite para ellas.

Un dios oscuro que se enamoró de la luz, así reza la leyenda que yace grabada en las mentes más ancianas de los elfos, hijos de aquellos semidioses que la divinidad envió para encontrar al dios traidor, que había dado la espalda a sus hermanas.

Pero, ¿quién es realmente ese dios oscuro traidor? Los elfos hablan de un uilmel, del único verdadero, que lo marca a él y a su luz, una conexión que ha de haber sobrevivido a los avatares del tiempo y que dará inicio a una guerra ancestral entre las divinidades oscuras y aquel que les dio la espalda.

Amor, respeto, lealtad, hermandad y amistad. Desamor, traición, venganza, rencor. Aquello que más amamos es lo que más puede dañarnos y nos adentramos una y otra vez en esa cruel batalla por la felicidad. El sacrificio del amor solo puede conducirnos a la sinceridad del corazón, abrirnos en canal y despojarnos de todo lo que llevamos dentro, ser libres y olvidarnos de los mil secretos que apuñalan nuestras entrañas, confinándonos a la más amarga de todas las soledades. Luchar por lo que crees, por aquello que amas, sin fisuras, sin dudas y recibir a cambio todo lo que uno merece. ¿Puede haber batalla más dura que la que se libra en nuestro interior? Ningún uilmel élfico trazado en la piel de dos amantes, ningún tatuaje, ningún lazo…, puede ser más inquebrantable que el amor. Nada lo es.

HASTA LAS PRINCESAS DE HIELO SE DERRITEN – IRIS ROMERO

Ya estamos en Julio. Y no sabemos ni cómo hemos llegado, pero aquí estamos. Para inaugurar el mes os traigo una lectura ultraligera, de esas que sueles descargarte cuando tus neuronas están para mucho ruido y pocas nueces, porque son gratis con KU – De verdad, algún día tengo que hablaros por fin de la peli de Kenneth Brannagh y Emma Thompson. Siempre lo digo y nunca lo hago. Algún día –

La mayoría de estas Fast reads, si, es mi adaptación literaria del Fast food, pasan sin pena ni gloria. Hasta te olvidas de que alguna vez las leíste, y que el autor/autora de gracias por ello porque si las recordara no dejaba títere con cabeza… En serio, cuando me despida del Redondal y me importe un bledo hacer enemigos literarios voy a escribir un artículo que se va a esoquenosediceperotodoshacemosaunquenoquedefinoenunblog la perra, ya me entendéis. Ahora es que me da como pereza pelearme así es que lo seguimos dejando en puntos suspensivos.

Pero de vez en cuando, te salta una que pasa con bastante más gloria que pena. Y entonces voy y la traigo, porque lo vale. Eso me ha pasado con Hasta las Princesas de Hielo se derriten, de Iris Romero.

El titulito se las trae, pero me hizo gracia la sinopsis, y como andaba buceando entre los participantes del Premio Amazon Storyteller por cumplir el trámite de leer alguna, pues se supone que escribo un blog de libros entre otras cosas, y me llamó la atención el argumento, me la bajé sin muchas expectativas.

Todo un acierto oigan, porque es una historia de amor, si, pero el amor es casi lo que menos importa. Iris nos sumerge de forma hilarante en el mundo de la televisión, de los reality shows, en forma de uno de lo más original (si algún productor de TV me lee que tome nota, previo permiso de la autora de la novela que ha tenido la ocurrencia). Los participantes recorren lugares malditos. No os desvelo cuáles, pero todos muy sonados y terroríficos. Aunque en este caso yo no se si hay que tener más miedo de los mitos del terror o de los participantes. Lo que le hacen a la pobre novia de Chucky… Ay, si fuera Iris Romero tendría miedo de ser tan iconoclasta con esas cosas, que las carga el diablo.

La pareja protagonista, una chica albina que ha nacido sin el gen del miedo, literalmente, y un medium que se parece a Tom Hiddleston, tiene una química nada repipi (me encanta esa palabra), lo que le añade un puntito de sazón al tradicional guiso romántico.

En suma, una novela divertida para leer en un ratito, bien escrita y que deja un buen sabor de boca. Sin más. Para una de esas tardes en las que uno/una no puede con la vida.

Me llamo Emma, 

aunque todos me conocen como
“Emma sin miedo”. 

Trabajaba como reportera, grabando en casas embrujadas o psiquiátricos abandonados. Parece espeluznante, pero una enfermedad muy rara me impide sentir miedo.

Mi vida era perfecta hasta que llegó William, o como me gusta llamarle: “El señor siniestro”. Dice que es médium, pero yo creo que tiene más cuento que otra cosa, y por su culpa he sido relegada al puesto de ayudante.

¿Es necesario decir que lo odio?

Según él, soy la mismísima princesa de hielo, 
fría y despiadada, 
y no sabe hasta qué punto es cierto.

Sinopsis de Hasta las Princesas de Hielo se derriten, de Iris Romero
  • ASIN ‏ : ‎ B09479T6B1
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 1558 KB
  • Uso simultáneo de dispositivos ‏ : ‎ Sin límite
  • Texto a voz ‏ : ‎ Activado
  • Lector de pantalla ‏ : ‎ Compatibles
  • Tipografía mejorada ‏ : ‎ Activado
  • Word Wise ‏ : ‎ No activado
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 426 páginas

La imagen de fondo del post es de prettysleepy1 en Pixabay

Enlaces de descarga del libro:

Kindle Unlimited : https://amzn.to/3qFX8dt

Si no lo tenéis, 2,99 euricos

Después de este paréntesis ligero, amenazo con volver con algo serio. Muy serio. Tanto que me está dando reparo empezar. Pero empezaremos. Cuidaos.

GENTE DE SIGNOS – INÉS GONZALEZ

Haced una pausa en la lectura de novelas de ritmo frenético. Dejad en paz al asesino y a su implacable perseguidor, al mago y a los monstruos con los que combate; regresad de esos mundos ignotos… que los amantes se amen sin el voyeur que los contempla allende las páginas… Y leed. Sólo por el placer de paladear las palabras, las frases, los párrafos, las páginas… por apreciar cuando un texto tiene la métrica exacta, la simétrica belleza de un cuadro o la melódica cadencia de una sinfonía…

Eso nos da Inés Gonzalez en su Gente de signos, la armonía del lenguaje en 84 páginas con relatos cortos de toda índole, en los que lo que menos importa es lo que cuenta sino cómo lo cuenta.

Leer este librito participante en el Pla 2021 ha sido para mi como saborear una copa de vino Gran Reserva entre crianzas y reservas (que están bien, pero un lujo al año no hace daño)

Es Leer Por Amor al Arte.

Los signos son consustanciales a la humanidad. Los personajes de este libro son víctimas, obsesos o partícipes de ese universo. Caen en la trampa de las palabras, los números, las imágenes, las notas musicales u otras señales. Se reconocerán en estos relatos los escritores, los que imaginan, los que se hacen preguntas y los que gustan de sumergirse en las ficciones un poco extrañas. Este libro obtuvo mención honorífica única en la Bienal Ramos Sucre del año 2011.

Gente de Signos

Hablamos de literatura juvenil con francisco rosell del río

Encaramos ya las fiestas navideñas y me parece una ocasión propicia para acercaros un poquito más al autor que os traigo: Francisco Rosell Del Río. Algunos lo conoceréis y otros, seguramente no. ¿Y qué tiene que ver Francisco con la Navidad? Pues con la Navidad en sí, poco, pero en una época que, tradicionalmente se asocia con la generosidad, los regalos y una serie de valores altruistas, tener aquí a Francisco es lo más parecido. Porque, además de escribir sus propias historias, es alguien que se vuelca en la ayuda a otros autores. Desde su cuenta de Instagram nos habla de manera asidua de otras novelas, de otros autores, nos hace sus recomendaciones y está siempre dispuesto a ayudar a muchos autopublicados y autores de todo tipo. Pocos más entregados que él en este mundillo que, a veces, aparenta un compañerismo lejos de la realidad.

Como siempre, toca pedirle presentación al autor. ¿Quién mejor que uno mismo para definirse? Así pues: ¿Quién es Francisco Rosell Del Río?

Un loco. También un soñador y alguien que no sabe darse por vencido, uno de esos extraños personajes que prefieren vivir en la esperanza y narrar historias que permitan a los demás vivir en ellas. 

Lo digo siempre: bendita locura. Parece que hay que adolecer un poco de ella para lanzarse a este mundillo de la escritura y traernos historias a los demás. Y bendita, también, esa osadía, esa lucha por los sueños de las que habla Francisco y su voluntad por regalarnos mundos e historias en los que disfrutar. (Servidora lo ha hecho ya en su novela y he de deciros que no tiene desperdicio). De esta, precisamente, vamos a hablar, de la que, hasta el momento, es su única novela publicada.

Queremos saber de qué está hecha, cuáles son los ingredientes, qué encontraremos ene ella?; en definitiva, ¿qué contiene un libro ‘made in Francisco’?

FANTASÍA. Así, con mayúsculas. Yo, no solo soy un gran fan de la literatura fantástica en todos sus repertorios, también es que me encanta crear mundos, romper con los imposibles y responder a las preguntas de ¿Y sí…? Creando con ello algo que sorprenda; así que la magia, lo irracional y sobre todo los sueños que todos tenemos desde nuestra infancia, cuando empiezan a narrarnos cuentos de hadas, están siempre en mis historias. 

También, para que negarlo, hay amoríos. Soy de los que piensa que un buen romance puede ser la guinda del pastel de toda historia. Que le voy a hacer, soy un romántico.

Comefreak (pixabay).

Francisco es de los míos. Y desde luego, los elementos que compondrían cualquiera de sus libros son un reclamo más que considerable. No me perdería un libro con todo eso y estoy segura de que muchos de vosotros, tampoco.

Ahora, como buenos escritores, antes del nudo y el desenlace, vamos a la introducción, los orígenes, los albores, los inicios: ¿Cómo empezaste en el mundo de la literatura? Háblanos del momento en el que decidiste dar el paso y publicar.

Lo creas o no, por la insistencia de un compañero escritor. Yo llevo escribiendo desde hace mucho tiempo, pero lo hacía por diversión, muchas veces simplemente para regalar historias a mis amigos, o como forma de desestresarme. Un día, mi amigo Valentín, me dijo que por qué no me animaba a publicar. Yo no estaba muy decidido, no conocía nada del mundo de la publicación y demás, pero al final él terminó por convencerme y aquí estoy, preparando la publicación de mi segundo libro.


¡Sí, señor! Le debemos una buena a Valentín. Como dices, estás preparando -me consta- la publicación de tu segunda novela, la que seguirá a ‘La Ciudad Cambiante’, con la que te presentas ante el público. Ahora que ya sabemos qué caracteriza a un libro tuyo, ¿nos desgranas un poco más acerca de esta primera novela?

La Ciudad Cambiante es un sueño, una historia que tenía en la cabeza desde hacía muchísimo tiempo y tenía que contar. 

En ella nos encontramos con Alicia, su protagonista. Una adolescente soñadora que simplemente vive la vida que le ha tocado, sin preocuparse por nada más, al menos hasta una fatídica noche, donde todo su mundo cambiará. Será atacada por criaturas que parecen salidas de las historias de terror y entonces, conocerá a un misterioso chico que le enseñará que la magia es real, que los cuentos de hadas no son invenciones y sobre todo, que no existen los imposibles. 


Una novela que se lee con rapidez, que va de menos a más y que nos atrapa en un mundo con un sistema de magia muy bien definido y trabajado. Recomendada, palabrita. Y para los que ya hemos tenido la suerte de adentrarnos en el mundo de Alicia y sin desvelar nada a aquellos que aún no lo han hecho, ¿qué nos cuentas de la novela en la que trabajas actualmente? ¿Qué habrá de nuevo en esta segunda parte?

Que tendrá un toque algo más adulto que la primera parte y muchísima más acción. Todo los personajes están ya en el tablero y ahora veremos hasta dónde pueden llegar y qué destino aguarda al mundo.


Intrigada me dejas. La verdad es que no se me ocurre por dónde pueden ir ahora los tiros. En todo caso tocará esperar. Hemos hablado ya de los elementos que caracterizan tus novelas. Centrémonos en lo personajes. ¿Cómo te gusta que sean aquellos que nos guiarán a través de las aventuras y desventuras de tus páginas?

Los grises. Detesto a los personajes planos. Eso malos que lo son sin explicación alguna, o los héroes que todo lo pueden por que sí, me aburren sobremanera. Los personajes que se mueven en el punto intermedio, que tienen un gran trasfondo y un objetivo, esos son los que me encantan.

Luces y sombras. Ciertamente son los más creíbles y los más ‘humanos’, personajes imperfectos con sus virtudes, defectos y motivaciones, que ya dicen que los extremos no son buenos.


Una de mis partes favoritas de la entrevista. Fragmentos, fragmentos, fragmentos. Me encanta que sea el autor el que nos hable de su obra ¿quién si no iba a ser? Pero cuando es el propio libro el que, de alguna manera abre sus páginas y comienza a hablar, exponiéndonos sus argumentos para que apostemos por él, es sencillamente maravilloso. En este caso, Francsico nos regala dos extractos des u novela (si cuando digo que es todo generosidad…). Vamos con ellos:

«La Ciudad Cambiante no está en ninguna parte. Está situada entre el tic y el tac de los relojes, en el espacio en blanco que hay entre las páginas de los libros, dentro del mundo real. Pero a la vez tan alejado de este que es imposible que ambos se toquen.»


«No terminó la frase. Se giró hacia mí y se quedó blanco. Vi miedo en la expresión de su rostro, estaba asustado. No sé qué fue lo que vio exactamente cuando me miró, yo solo podía sonreír. Él estaba vivo. Le había salvado la vida. Los ojos se me nublaban, los párpados me pesaban. Apenas podía ver. Intenté levantar la mano. Quería tocarle.–Estás a salvo –fue lo último que dije antes de perder el conocimiento.»

Una vez que hemos profundizado en la obra de Francisco, me gustaría saber por qué ha apostado él por la autopublicación:

Por la libertad. No dispongo de mucho tiempo libre al día y la autopublicación me da la libertad de controlarlo todo sobre mi obra, de poder decidir qué hacer en cada momento y qué me parece lo mejor para ella y eso me encanta.


Otro autor que nos confirma lo que ya deberíamos empezar a naturalizar: que la autopublicación es una opción más, un camino, como lo es la edición tradicional o la coedición para llegar a los lectores y, ciertamente, ofrece una libertad total que hace fácil entender su elección una vez que el autor ha sopesado pros y contras.

Mohamed Hassan – (Pixabay).

Y para poner el punto y final a la entrevista, me gustaría que Francisco diera algún consejillo a las personas que estén empezando en este mundo que no es sencillo, que se plantean la posibilidad de escribir o que dudan ante el paso de la publicación.

Que ignoren lo que les digan los demás, sobre todo si lo que les dicen es malo o no encaja con ellos. Muchos dirán que es un sueño imposible, o incluso una perdida de tiempo, que escribir no da para comer o yo que sé, mil idioteces del estilo. Que todas esas cosas no sirvan para desanimarlos, que busquen su propio camino y lo sigan, por que al final son ellos quienes tiene que hacer frente a todo y si se esfuerzan, sin duda lo conseguirán. Además, después de esto, les diría que se dejen llevar por sus historias, ya que estas a menudo nos dicen más a nosotros de lo que nosotros podemos decirles a ellas.


Pues ya lo sabéis, pocos consejos mejores que los que sugiere Francisco. Y en lo que a mí respecta, solo me queda darle las gracias por el tiempo concedido y por su amabilidad y , de paso, dejaros el enlace a su novela, así como a sus redes sociales para que, si os apetece, podáis seguirlo. ‘La Ciudad Cambiante’ es un fantástico regalo para estas navidades, ya lo sabéis, así que… ¡felices fiestas y cautela!

Enlace a la novela

Instagram

Hablemos de fantasía con carlos ruiz garcía

Habitualmente los escritores que llegan a estas sección de mi mano, lo hacen tras haber sido leídos. En esta ocasión, aunque el libro está en mis pendientes desde hace tiempo, admito que aún no he podido hincarle el diente. ¿Ventajas? Que no os puedo hacer spoiler y que puedo aprovechar la entrevista para saciar mi curiosidad con respecto a varios temas en torno a ‘Soy Yunque’ y, de paso, presentaros esta obra a vosotros, si no la conocíais.

El título de la saga, de entrada, me parece de lo más evocador y llamativo; un golpe de efecto en toda regla, como ese que cae sobre el yunque. Y como siempre, empecemos por el principio, el autor, a quien suelo pedirle que se presente a sí mismo. Es difícil, me consta, a pocos nos gusta, pero nos debemos al público, así que:

¿Quién es Carlos Ruiz García?

Difícil cuestión, pues resulta complicado definirse a uno mismo. Diré, simplemente, que soy una persona que se gana la vida como técnico de mantenimiento en un hospital y que, como vía de escape a mis locuras, escribo historias (entre otras cosas).


¡La escritura! ¡Qué bonita y qué difícil vivir de ella! Pero al mismo tiempo, eso le confiere ese punto romántico: es difícil no haber de compaginarla con otro trabajo -el que paga las facturas-, pero al mismo tiempo te pide espacio, tiempo y, en definitiva, existir. Por lo que a mí respecta, gratitud y el mayor reconocimiento a esas personas que arrancan tiempo al tiempo para deleitarnos con sus historias y que, aun no siendo tan conocidas, le ponen empeño para llegar al mayor número de lectores posible y permitirnos, así, descubrir pequeños tesoros. De eso sabemos mucho en ‘El Redondal’.

Vamos al lío: ya conocemos algo más de Carlos; ahora queremos saber qué podemos encontrar en un libro tuyo.

Si me centro en la saga de fantasía épica que estoy desarrollando (de nombre «Soy Yunque»), encontraréis aventuras de corte clásico, con personajes de personalidades muy variopintas, pero con un trasfondo en el que es fácil encontrar valores que, considero, hoy en día están bastante perdidos, como el honor, el respeto a la palabra dada, la fidelidad incuestionable hacia quienes te ayudan… Y todo eso envuelto en un mundo medieval donde conviven personas normales con magos, nigromantes y criaturas fantásticas.


¡Fantasía en estado puro, vaya! Importante también resaltar valores tales como los que Carlos nos cita y llamativo, al mismo tiempo, que haya que recurrir a las novelas de fantasía para dar con ellos. Como bien nos dice el autor, en la cruda realidad, están bastante perdidos. ¡Bendita fantasía!

Uno de los aspectos que, personalmente, más me gusta conocer de los autores son sus orígenes en el mundo literario, en qué momento y cómo uno se plantea empezar a crear sus propias historias, así como dar el valiente y nada sencillo paso de publicar y compartirlas con el mundo.

¿Cómo fueron tus inicios, Carlos?

A escribir comencé desde los once años, nada más aprender mecanografía gracias a la máquina de escribir con la que también se enseñó mi madre. No obstante, fueron historias cortas, inspiradas en el cine de fantasía y ficción de los ochenta.

Pero si hablamos de empezar «seriamente», fue alrededor del año 2009, justo cuando comenzó la crisis económica de la década pasada. Al igual que le ocurrió a muchísima gente, me quedé en el paro y tuve tiempo para plasmar, negro sobre blanco, esa historia que llevaba años rondándome por la cabeza. Así, tras reescribir mi primera novela tres veces y releerla otras tantas, surgió «Las dos lunas», publicada en junio de 2017.

Desde entonces, he publicado una antología de relatos de misterio y terror junto a otro compañero: Manuel Tomás Llinares Morales, titulada «Pesadillas del otro lado» y seis colaboraciones con el Círculo de Fantasía; cuatro relatos en sendas antologías, y dos bloques d.e poemas en otros tantos poemarios; todos ellos con la fantasía como telón de fondo


Pues ya lo dicen: no hay mal que por bien no venga: Convertir algo complicado, como pueda ser una situación de desempleo en mitad de una crisis económica, en una oportunidad para empezar a darle forma a ese sueño que está ahí, esperando su momento. ¡Aplauso!

Vamos, ahora, al meollo de la cuestión. Entramos en el mundo de ‘Soy Yunque’. Lo decía al inicio de la entrevista: me parece un título llamativo, evocador y contundente. La portada también es toda una declaración de intenciones y la sinopsis, una invitación a tomar asiento, mantita y algo caliente para deleitarse en lo que apunta a ser una gran lectura.

¿Nos hablas de esta obra?

«Soy Yunque» narra la historia de un cambio; de cómo un mundo que lleva dos mil años sometido al capricho de un conjunto de nigromantes, de repente, por una simple decisión, se verá arrastrado a una serie de acontecimientos que conducirán a una guerra nunca vista. Esa decisión de la que hablo, es la que toma el gran Emperador inmortal, Drockon, de exigir al rey de Nakanya, Lako, la entrega de su hija, la preciosa Alía. Nadie en veinte centurias le ha negado nada a este oscuro ser. En la primera entrega de la saga: «Las dos lunas», eso va a cambiar.

El mundo que recrea esta aventura es medieval; por tanto, en cada página se habla de princesas, caballeros, reyes, nobles, vasallos, magos, castillos, fortalezas y criaturas dotadas de dones mágicos. Por otro lado, se incide mucho en los juramentos, la palabra dada, el valor de la sangre, de la amistad, la fidelidad, el amor paterno filial… y, por supuesto, no pueden faltar los personajes mezquinos, taimados, traicioneros y sin escrúpulos, que suponen el contrapunto. A partir de ahí se producirán desequilibrios hacia uno u otro lado.

A cualquiera que goce con la fantasía y las tramas cruzadas, es muy probable que le guste la saga del Yunque.

Por cierto, «Yunque» es el sobrenombre con el que las futuras generaciones, una vez finalizado el conflicto, conocerán a quien se alzó contra Drockon.

Ilustración en la página web del autor.

Pues lo dicho: tiene todos los números para ser una de esas novelas que uno disfruta leyendo, paladeando y deleitándose en mil detalles porque realmente parece que no le falta de nada (576 páginas que, a buen seguro, no se han desaprovechado). Y ¿qué suele pasar con esas novelas? Pues que uno siempre quiere más. Por suerte, ‘Las Dos Lunas’ es solo la primera parte, de modo que seguimos tirando del hilo, a ver si le sonsacamos más información a Carlos:

¿Puedes hablarnos de la segunda parte?

Claro. La segunda entrega comienza en el punto exacto donde termina la primera. En realidad es la misma historia cortada en varias partes (creo que serán cinco), como ocurre con «El Señor de los anillos». No puedo contarla entera en un solo tomo, pues tendría aproximadamente cuatro mil páginas jajajajaja.

Si el primer libro («Las dos lunas») narra una historia de amor y la lucha por mantenerlo, en la segunda («Los caballeros lacrimarios») se vivirá un viaje iniciático para encontrar objetos de poder con los que doblegar al nigromante. Así que, el segundo libro está perlado de persecuciones, batallas, viajes increíbles a lugares que no aparecen en los mapas del mundo conocido, y aparición de más y más personajes, monstruos y razas. Con cada libro el mundo se va ampliando para los protagonistas y también para el lector o lectora. Personalmente disfruté más escribiendo la segunda parte que la primera, y quienes han tenido la «suerte» de leer el manuscrito (aún no publicado) coinciden conmigo en que la lectura les ha resultado apasionante.


«Persecuciones, batallas, viajes increíbles a lugares que no aparecen en los mapas del mundo conocido, y aparición de más y más personajes, monstruos y razas». Desde luego, si ‘Las Dos Lunas’ ya nos pone la miel en los labios, ‘Los Caballeros Lacrimarios’ nos da el golpe de gracia para arrancarnos a leer. Carlos nos habla de un mundo que va creciendo y ampliándose en el desarrollo de las novelas y yo os invito a visitar su página web y deleitaros en lo que en El Redondal llamamos ‘la cantería de mundos’; más conocida entre el resto de mortales como ‘worldbuilding’. Impresionante el universo ‘Soy Yunque’ e impresionante todo el material que podéis encontrar en soy-yunque.com.

Ilustración de la web del autor.

Además del mundo creado por Carlos, ponemos también especial atención en los personajes, que son quienes llevan todo el peso de la trama, quienes nos emocionan, nos hacen enfadar, odiarlos, amarlos. Queremos saber:

¿Qué tipo de personajes te gustan?

No tengo un perfil claro y definido, pero sí te diré que, basándome en las películas que más me han impactado, me gustan los personajes como William Wallace: de carácter noble, dotados de gran inteligencia y astucia militar. Aunque también ocupa un lugar muy especial en mi corazón Mc Mardigan, el antihéroe de mirada sagaz y sonrisa picarona que protagoniza «Willow». No me olvido de Navar, el noble caballero de «Lady Halcón», de carácter férreo pero de corazón justo. Me gustan los personajes que, aún en el sufrimiento, son fieles a sus amigos hasta la muerte. A mis cuarenta y siete años soy muy de clichés, no me importa reconocerlo. Soy de una generación que disfrutó con «La historia interminable», «Dentro del laberinto», «Willow», «Cristal Oscuro», «Krull» y tantas otras películas de la época, por tanto, en mis libros se notará esa influencia.

Ilustración de la página web del autor.

¡Casi na! Poco más puede añadirse, aunque desde luego, dan ganas de seguir preguntando hasta la saciedad. ‘Soy Yunque’ puede tener, a priori, todos los ingredientes para que cualquier editorial se interese en ella. Pero Carlos ha optado por la autopublicación y sería genial que nos explicases:

¿Por qué autopublicación?

Porque esa es la única opción que tiene cualquier autor al que solo conocen su familia y amigos. Siendo desconocido y, sin tener «padrinos», es imposible que una editorial tradicional arriesgue su dinero en un autor que, por muy buena que sea su obra, nadie conoce.

Hoy en día las editoriales enganchan a los posibles lectores a través del autor, no de la obra. Si no me creéis, os invito a hacer un ejercicio: Marchar a cualquier centro comercial, visitar la zona de libros y contarme qué veis. Ya os adelanto que veréis tomos con el nombre del autor en tamaño más grande que el propio título: Stephen King (y el título), Arturo Pérez Reverte (y el título). Te venden al autor porque ya tiene un currículum y porque ya ha escrito otros bestsellers como tal o cuál. Los coges y, aunque luego el libro sea flojo, pero ya has picado y las editoriales ya han ganado.

El autor desconocido solo tiene dos opciones: Ahorrar bastante para poder pagar lo que las editoriales de coedición le piden para poder ver su libro en lugares como FNAC, Casa del Libro, etc. En mi caso son libros gordos, por lo que me piden una pasta que no tengo.

La segunda opción es la autopublicación. Eso sí, tienes que aprender a maquetar, diseñar, dibujar y mil cosas más si quieres mostrar un producto digno y que no se desmerezca ante los libros publicados por «los grandes». En mi caso espero haberlo conseguido.


Está claro que el número de seguidores que uno sea capaz de mover ahora es de capital relevancia en las posibilidades de que apuesten por ti, aunque yo me reitero en que al final, el destino es el lector y las opciones de publicación son el camino para llegar a él. No hay más. Una editorial es una opción más.

¡Llegar al lector, casi nada! Una de las maneras en las que puede hacerse es a través de ferias, firmas y eventos. Antes de que el dichoso virus parase tantas cosas, me consta que Carlos era un autor muy activo en este tipo de acontecimientos, así que:

¿Nos hablas de tu actividad en este tipo de eventos de cara al público?

Al principio no fui muy activo. De hecho, tras la publicación en Amazon de «Las dos lunas» ni siquiera hice una presentación. No tenía pasta para pagar una gran tirada y me conocían cuatro gatos, por lo que hacer una presentación me parecía muy pretencioso por mi parte. Así que opté por ir poco a poco, vendiendo cada libro en mano, haciéndome ver en las redes sociales y consiguiendo alguna que otra entrevista.

Fue así como me hice un huequecillo.

Foto de la web del autor.

Hoy ya puedo decir que he salido hablando de mi libro en una televisión local de Alicante y en dos entrevistas en radio, tengo dos páginas web bastante completas Y me he recorrido la provincia en diversas ferias junto a una Asociación Literaria y Cultural que se llama «La Estación de las Palabras». En dicha Asociación he podido conocer otros autores y autoras junto a las cuales hemos visitado diversas poblaciones de Alicante, mostrando nuestros libros al público en ferias y mercadillos. Son experiencias bonitas en las que hemos podido subirnos (a veces) a un estrado para leer fragmentos de nuestras historias y ver cómo reacciona la gente. Es muy bonito cuando se te acerca alguien a preguntar cómo es tu mundo, qué aventuras suceden en él, cuánto de fantasía hay en sus páginas, etc.

Para terminar, diré que con mi último proyecto colaborativo estoy muy emocionado.

Se trata de un canal de Youtube, llamado, «Frikeame Deluxe», que hemos abierto entre tres autores indies de fantasía épica a los que ya puedo considerar amigos: Angar Marthor, Jesús Ureña Ibañez y un servidor. En él tratamos de hablar de todo tipo de cosas que pueden denominarse «frikis». Entrevistamos a magos, cómicos, cantantes, escritores, ilustradores, gamers, coleccionistas e incluso directores de cine, como David Galán Galindo, autor, guionista y director de la película de Netflix «Orígenes secretos». Nuestra intención es darnos a conocer a través dicho canal, ganar suscriptores y llamar la atención de posibles editoriales, así de sencillo. Tal y como respondí anteriormente, si no te conocen no vendes.

Así que, en resumen, hoy por hoy no podría ser más activo. De hecho, me faltan horas del día.

Cabecera del canal de youtube Frikeame Deluxe

¡Increíble! Desde luego tenemos medios de sobra para seguir a Carlos en uno y otro lado, lo cual es de agradecer.

Por último, me gustaría que le pusiéramos punto y final a la entrevista mediante un extracto de la novela, que sean las propias páginas las que hablen y traten de convencer al lector para que le dé esa apreciada oportunidad por la que tanto peleamos.

Le pedimos a Carlos un fragmento de ‘Las Dos Lunas’.

Por supuesto. Hay muchos momentos de gran tensión en «Las dos lunas», y no me es fácil elegir uno, pero os muestro un fragmento en el que la princesa Alía visita a su amor imposible (un plebeyo de nombre Álastor) en la celda del Justiciorum (algo así como un circo romano) poco antes de que se lo lleven para afrontar un combate a muerte en la arena. En esta parte de la historia Álastor está ciego (por algo que sucede que no contaré para no hacer spoiler). Espero que os guste:

Con paso tímido, Alía salvó la distancia que la separaba de la celda que retenía a su amor. Para cuando escrutó en su interior, las lágrimas nublaron su vista impidiendo localizarle.

—¿Alía?, ¿eres tú? —preguntó Álastor con voz debilitada.

—¿Dónde estás? —gimió ella, aferrándose a los barrotes—. No puedo verte.

Tras escucharse el tintineo de unas cadenas, Álastor emergió desde el fondo, al abrigo de las sombras. Alía sintió un puño de hielo atenazarle el corazón al contemplar su lamentable estado. Sucio y semidesnudo, avanzaba hacia ella dubitativo, tanteando con sus manos cuanto le rodeaba.

—Sigue avanzando… sigue mi voz… —Trató de guiarlo entre lágrimas, estirando su brazo a través de los barrotes para poder asir sus manos. Pero las cadenas que lo retenían se tensaron, impidiendo a su héroe avanzar más cuando tan solo los separaba un suspiro. Alía sollozó, impotente por su funesto destino.

—No llores, por favor —musitó sonriendo para tranquilizarla.

—¿Cómo esperas que no lo haga? —sollozó con la voz rota—. ¿Por qué le hablaste a mi padre de Norgoriah y los reyes benditos? Él estaba dispuesto a mostrarse benévolo contigo… pero tus palabras no le dejaron otra salida que esta…

—No puedo traicionar mis principios por miedo a lo que la gente pueda pensar… y lo sabes —respondió con tono conciliador—. ¿Hubieses preferido que renegara de todo en cuanto creo?

—No, Álastor —contestó agotada—. Hubiese preferido tu silencio. El silencio es prudencia.

—El silencio es cobardía —objetó severo—. No negué a tu padre que te amaba cuando él ya lo sospechaba. Nunca te negaría aunque con ello salvara mi vida. Lo mismo ocurre con mis principios.

—No digo que dejes de creer en lo que quieras, sino de escoger el momento apropiado para hablar de ello —le reprochó con dulzura, entendiendo que jamás lo cambiaría. Tal vez por eso comenzaba a amarlo con locura.

THE END

Y hasta aquí. Le doy las gracias a Carlos por su amabilidad y predisposición y os dejo aquí todos los enlaces para que podáis conocerlo y seguirlo si así lo deseáis.

Twitter del autor:c_ruiz_garcia

Instagram del autor: carlosruizgarcia1973/

Página web del autor: soy-yunque

Hablemos de fantasía y almas con Elías Saavedra

Tiempo ha, llegué a plantearme estudiar la carrera de periodismo. Por fortuna, el sentido común imperó y ahora no pertenezco a uno de los gremios más mal pagados, explotados y desprestigiados en este país lleno de malos pagadores, explotadores y prestigitadores ­­—de los que en vez de palomas guardan billetes de 500 en el sombrero de copa—. Claro que, a cambio, estudié Filología inglesa, así que no estoy como para sacar pecho precisamente… Todo esto viene a cuenta de que yo también quería sumarme a la flamante sección de El Redondal “Hablemos de…” con una entrevista a un joven y hambriento, esto último va con segundas, autor de fantasía de nuestro país: Elías Saavedra.

Imagen de Elías Saavedra junto al mar.
Elíam de Saavaz, afamado historiador maurano.

Conocí a Elías allá por el año 2016. Acababa de comprarme mi primer lector de ebook, estaba trabajando en el enésimo borrador de La primavera ausente y hacía poco que había decidido que me autopublicaría en la plataforma de Amazon KDP. Y necesitaba referentes, saber qué se cocía en la fantasía autopublicada de este país, si mi novela era lo suficientemente buena y, en general, necesitaba saber si valía la pena meterme en este mundillo de locos. La primera impresión no pudo ser peor: novelas muy verdes, errores a mansalva, escritores bisoños y clichés (cuando no copias descaradas) sonrojantes; muchas de ellas entre las 10 o 20 más vendidas. Pero un buen día me encontré un mensaje en un foro de una persona que llamaremos Mr. X, por darle más misterio al asunto, en el que recomendaba leer una novela, El legado de los safir, de forma entusiasta y enlazaba su comentario a la misma en Amazon, que os dejo aquí abajo:

Reseña de El legado de los safir en Amazon.
Mr. X también fue uno de los que me hicieron comprender la importancia de reseñar lo que leemos. ¡Reseñad, por Tutatis!

Cuando lees una reseña así, cuando mencionan que los personajes tienen alma, algo que yo considero esencial en cualquier obra de ficción, no queda más que rendirse e intentar averiguar si todo eso que has leído es cierto. Y vaya si lo era. Pero esa es otra historia que os contará mejor La Eremita, metamorfoseada en maga patosa de flequillo imposible, pero con el mismo buen corazón, en su reseña de El legado de los safir.

Dicho todo esto, hace poco decidí quedar en una taberna (virtual, que no está el tema para tonterías) con Elías para que todos aquellos que lo conozcáis o queráis hacerlo, podáis leer un poco más sobre él. Así que, tras un poco de charla ociosa, comentar anécdotas sobre qué personajes van a morir en nuestros próximos libros, darnos consejos sobre tratamientos capilares y la recomendación firme de Elías de que bebiendo más alcohol es como se cura el hígado, llegamos a la parte jugosa. Elías coge el micro (creo que pensaba que venía a un karaoke, pero no se viene abajo al constatar que de cantar nada) y toma la palabra.



Lo primero, gracias Rubén y a toda la familia de El Redondal por haberme invitado. Se está de maravilla en este porche, transmite armonía, y además es una delicia la cerveza y los pimientos asados están exquisitos. Por cierto, se han acabado y…

Luego traigo más, no te preocupes. Ahora, al turrón.

También terminé el jamón…

Dije turrón, no jamón, pero ya que estamos… Háblanos un poco de tus inicios como autor y lector. ¿Qué libros te marcaron en tu infancia? ¿Qué te impulsó a querer escribir?

Siento si no soy muy original, pero guardo un maravilloso recuerdo de La historia interminable de Michael Ende, que me enseñó que en la Fantasía los límites los marca nuestra imaginación; y El Hobbit de Tolkien con el que descubrí la Fantasía Épica. Con respecto a mis primeros escritos, no escribí nada medianamente serio hasta mis primeros años en la universidad y muy poco y de baja calidad. La mayoría ni me he atrevido a releerlo, aprecio demasiado mis ojos. Bueno, hay algo salvable por el cariño que le tengo: un cuaderno en el que escribía las crónicas de un quijotesco personaje, una comedia loca. Es un proyecto que he retomado y tarde o temprano espero que salga a la luz.

Y al hilo de la pregunta anterior, ¿qué te impulsó a crear la historia de Las Runas del Alma y qué personas o historias te influyeron para hacerlo?

Empezaré por las historias que me influyeron.  El Señor de los Anillos sin duda, pero soy muy fan de una saga de videojuegos: Final Fantasy. El VII, el VIII y el X me han marcado. Sus mundos maravillosos, la magia de los elementos y sus personajes. Luego están mis pasiones, todo lo relacionado con lo medieval me resulta inspirador. Y sobre lo que me impulsó a escribir Las Runas del Alma, debo decir que prácticamente dejé de escribir desde el 2002 al 2009, más o menos, pero durante todo ese tiempo no dejé de fantasear con aventuras de guerreros, espadas, magia… Llevaba una historia dentro, pero ni me planteaba ponerme a escribirla hasta que un día, ordenando un cajón, rescaté una hoja en la que apenas tenía escrita una carilla y media donde se presentaba a un guerrero llamado Zílum. No recuerdo cuándo la había escrito, pero me dio por reescribir el inicio de esa historia. El resultado se lo di a leer a mi primo, Fran, y éste me animó a seguir. Fue el momento clave. A partir de ahí recordé lo que disfrutaba escribiendo y descubrí mi vocación.

Quienes lean los dos volúmenes de tu saga notarán una evidente mejoría como autor de uno al otro. ¿Cómo te has preparado durante los años pasados entre el primer volumen y el segundo? ¿Te has documentado visitando tabernas, alternando con las camareras y comprobando el sabor de la cerveza o es solo una impresión mía?

Como bien intuyes, he visitado tabernas para documentarme, pero el problema fue que de tanto probar el sabor de la cerveza al día siguiente no recordaba mis notas mentales… (Elías hace un gesto con la mano, como si tratase de aclarar que bromeaba, pero instintivamente acto seguido coge su jarra de cerveza y pega un buen trago). Lo primero, agradezco mucho tu apreciación sobre mi mejoría, por el respeto que te tengo como el gran autor que eres. Sobre tu pregunta, pues con el primer libro de la saga encontré mi estilo. Entre escribirlo y repasarlo incontables veces le dediqué más de seis años. A partir de su publicación he ido puliendo mi estilo de muchas maneras, ¡y lo que me queda! Por un lado, he escuchado toda crítica constructiva que me ha ido llegando, analizándola y tratando de absorber lo mejor de cada una. Por otro, descubrí el foro literario Abretelibro.com. En él se celebra un concurso de relatos de diferentes temáticas en cada estación del año, y me animé a participar. Pues gracias a eso conocí a muchos amantes de la literatura, leí sus relatos, leyeron los míos, me los elogiaron, me dieron zascas… y de todo fui aprendiendo. Sea cual sea vuestro nivel, si os gusta escribir, os animo a que os paséis por Ábrete Libro. Luego, una vez que eres escritor, al leer lo haces de forma diferente a cómo lo hacías. Por lo menos eso me ocurre a mí. Al leer analizo cada frase, el estilo del autor, los recursos que emplea, sus descripciones y mucho más. De ahí trato de extraer todo lo que me pueda aportar, adaptándolo a mi estilo. Y finalmente, soy muy afortunado de contar con el apoyo de unos correctores que me dan muy buenos consejos. Disculpa por alargarme, Rubén. ¿Puedo servirme más cerveza? Tengo la boca seca.

Sí, pero antes un poco de salseo. Si tuvieras que elegir a un personaje como tu favorito, ¿cuál sería y por qué Servin?

Pues no vas mal encaminado (Elías ríe. Mira al plato de los pimientos asados, pero sigue vacío). Lo justo son dos respuestas, una por novela. En El legado de los safir me quedo con Sparta. Me ganó totalmente, por su pasado, su lealtad y por su lucha pese a estar mermado por su cojera. Y en Sangre de reyes… has dado en el clavo: Servin Kalmar. Su estilo de vida es un reflejo del vacío que siente, pero los pequeños Sanara y Ralus irrumpen para obligarle a remover todos sus sentimientos. He disfrutado mucho con ese trío.

Los que te conocemos un poco sabemos de tu buen gusto musical. ¿Qué grupos escuchas a la hora de ponerte a escribir? ¿Podrías darnos el nombre de algunas de las canciones que te han inspirado para escribir Sangre de Reyes? 

Depende (recordad que Elías es gallego). La verdad es que hay mucha variedad, según el momento, pero voy a mojarme. Wardruna, un grupo nórdico que trata de recrear la música de sus antepasados vikingos empleando instrumentos de aquella época. Puede que os suene si os digo que forma parte de la BSO de la serie Vikingos. A partir de ahí descubrí otras bandas del mismo estilo y fui elaborando mi propio recopilatorio. Y luego me quedo con la BSO de la película Interstellar. Y bueno, en las escenas de combates un poco de Power Metal en castellano siempre viene bien. Desde Tierra Santa a Dünedain.

Aún estoy leyendo Sangre de Reyes, pero ¿qué puedes contarme del futuro de la saga? ¿Habrá tercera parte? ¿Tienes otros proyectos en mente?

Proyectos tengo demasiados, ¡lo que me falta es tiempo! Para que se entienda, pongamos que El legado de los safir es como El Hobbit; pues ahora vendría la trilogía de El Señor de los Anillos con Sangre de reyes y otros dos volúmenes. Es decir, quedarían dos libros. Tengo en mente también escribir un spin-off con Madoka Ukur-Nar como protagonista, narrando lo que le ocurre durante los once años que transcurren entre la primera y la segunda novela. Es un personaje muy querido por los lectores y también para mí. Fuera de Maurania, acabo de escribir un cuento infantil, que ha gustado bastante entre los que lo han leído y en principio se va a ilustrar. Veremos que sale de ahí. Y lo que queda de año lo dedicaré a escribir el guion de un corto que producirá mi hermana, que es actriz; y a retomar la novela quijotesca que te comentaba, cuyo personaje es un treintañero obsesionado con impartir justicia y que, pese a medir poco más de metro y medio, no le teme a nada. Se hace llamar Cobra. A partir de enero de 2021 regresaré a Maurania. Creo que viene bien dar un espacio entre novela y novela de Las Runas del Alma para volver a sentir la morriña de reencontrarme con los personajes.

Esta tenía que hacértela sí o sí, ¿conoces, allá por las bellas tierras gallegas, alguna taberna que se parezca un poco a La Gloriosa y esté regentada por varias hermanas? Es para un amigo…

(Elías ríe, alza su jarra y brinda con Rubén). La verdad es que disfruto mucho cuando mis personajes pasan por tabernas, posadas y demás, porque realmente vivo lo que están viendo, escuchando y sintiendo. Sé que a ti te ocurre algo similar, Rubén, solo hay que pasarse por El Trastorno de Elaranne. En el mundo real me tengo que conformar con la buena compañía, que es lo importante, ya que no conozco ningún local tan bien ambientado en la época medieval.

Por último, ¿algo que quieras decirles a los lectores de El Redondal antes de que sigamos poniéndonos morados?

Gracias por leer esta entrevista. Ojalá que les haya resultado interesante y animarlos a que recorran nuestros mundos de fantasía, donde encontrarán refugio de cualquier preocupación. En la saga de Las Runas del Alma descubrirán una aventura épica, pero también muy emotiva.

Quiero añadir que en mi visita a El Redondal me he sentido como en casa. Es magia pura. ¡Un abrazo a todos, guerreros y guerreras!

No, gracias a ti, Elías, y a tu gran sentido del humor. Y déjame decirte que alguien que escribe escuchando la BSO de Interstellar tiene todos mis respetos.

P.D. Rubén, te acompaño a por los pimientos y el jamón.

Y con los pimientos, el jamón y ¡la tortilla! acabamos. No sé si hemos hecho una entrevista o un episodio de Robin Food, pero estoy seguro de que habréis salivado un poco con lo que habéis leído. Y es que el buen comer y el buen leer son primos hermanos, así que comed y leed como si no hubiera un mañana.

Las Runas del Alma: El Legado de los Safir – Elías Saavedra

Bueno bueno… deduzco, porque me estáis leyendo, que habéis sobrevivido a Halloween, a los empachos de buñuelos, y a este puente raro y confinado de Noviembre que nos ha tocado vivir (ahora que lo pienso… igual no y me estáis leyendo desde el Más Allá, sería tan de Halloween después de todo… ostras me estoy acoj… esto… acongojando. Mejor vuelvo a lo mío) El caso es que yo ahora ya puedo salir de casa y lo he hecho. Pero resulta que estaba leyendo Las Runas del Alma de Elías Saavedra, y creo que no le voy a perdonar haberme fastidiado el Puente.

Porque veréis, me decían vamos a tal sitio, vamos a tal otro, vamos a hacer tal cosa… y yo pensaba para mí: «no se cansarán y querrán dormir la siesta o algo, que he dejado a Jull cayéndose de un puente, a Zílum dando un mandoblazo a alguien, a Sparta hablando con Madoka de algo interesante, a Farga abroncando a Servin y Milia porque han regresado en unas condiciones poco óptimas, y yo quiero ver qué pasa, dejadme leer en paz leñe, que yo lo que quiero es volver a Maurania»

Así es el libro que os traigo hoy, adictivo de principio a fin. Pero vamos por partes, que me he propuesto ser ordenada y seguir mi guión en eso de recomendar, reseñar o como queráis llamarlo, que ya, francamente queridos – dice La Eremita poniéndose el sombrero de Rett Buttler – me importa un bledo.

Os voy a hablar muy poquito de él porque vamos a tener el honor de entrevistarle Desde El Redondal, y seguro al cien por cien que él os lo cuenta mejor. A mi semiclón clon clon, Rubén, le ha dado por seguirme los pasos y se ha dicho: «Vale, ella está leyendo a Elías, pues ahora voy y le entrevisto». Y yo encantada claro. De vez en cuando a este muchacho que creó a Kirius, Terion y Vaelmir le da por querer hacerme feliz, cuando no por llamarme señora madura flamante propietaria de un adosado, y a mi, aunque diga verdades como puños (lo del adosado va a ser que no, es que es escritor y le gusta adornar las cosas; se ve que un piso en Aluche no queda literario) me dan ganas de pegarle una colleja como las de la Sole, pero no se lo digo nunca porque sería peor.

Por el momento, las fuentes oficiales dicen de él que Elías Saavedra Vázquez nació en 1981 en A Coruña (Galicia). Apasionado de la fantasía, la temática medieval, la ciencia ficción y el misterio, a finales del 2015 autopublica su primera novela, Las Runas del Alma: El legado de los safir.

Yo añado que ha publicado recientemente otra novela de esta saga, Las Runas del Alma II: Sangre de Reyes. Para más detalles, esperemos a la entrevista. Yo estoy deseando leerla ¿Y vosotros? Rubén, no nos hagas esperar demasiado.

Un prólogo y 20 capítulos de fantasía épica con alma, que nos sumergen de cabeza en el continente de Maurania, comenzando en la isla de Rucan, donde Jullius Morgan, torpe aprendiz de mago, descubre por accidente, enterrada entre los libros que por azar o poca destreza caen sobre su cabeza, una carta que el legendario mago Uklen Auraverde dirige a su hijo antes de morir:

Los reinos de Maurania trataron de hacerles frente, pero los safir no solo son grandes luchadores, todos ellos poseen un dominio de la magia fuera de lo común que los hace muy superiores en el combate. (…)

(…) en el supuesto de que gracias a la magia de las runas expulsemos a los safir, la mera existencia de tales fuentes de poder pondrá a prueba durante toda la eternidad la codicia de la raza humana e, hijo mío, he conocido a demasiadas personas de alma frágil, fáciles de corromper. Sin embargo, no veo otra opción. La decisión está tomada, los pactos sellados y tan solo queda ejecutar el conjuro prohibido. En estos difíciles momentos puedo asegurarte que no temo a la muerte hacia la que me encamino.

Saavedra, Elías. Las Runas del Alma: El legado de los safir (Spanish Edition) (p. 9). Edición de Kindle.

Los estudiantes de último año del Coliseum se preparan para demostrar su pericia como magos o guerreros en combates que se librarán en La Arena de Rucan, que recibe, procedentes de todo el continente, a aquellos que comprarán sus servicios durante años. El que demuestre ser el más débil y peor dotado, será sacrificado.

Un misterioso guerrero desembarca en la Isla de Rucan sin ser consciente de la magnitud real de la misión que estaba a punto de emprender, si bien sus ambiciones, de consumarse, harían estremecer los cimientos del imperio más poderoso del continente de Maurania. Guiándose por su instinto selecciona a un grupo de jóvenes rucanos que lo acompañarán en un viaje mágico que transformará sus vidas, enfrentándolos a sus propios miedos y fantasmas del pasado con la muerte acechando a cada paso. Pronto comprenderán la oscura amenaza que se cierne sobre Maurania y la verdadera repercusión de su misión.

Al otro extremo del continente, el más despiadado y legendario de los asesinos, portador de una de las cinco Runas del Alma, es sometido al embrujo de una vidente que le obligará a cuestionar el ser en el que se había convertido.

Sinopsis de Amazon

Los lectores habituales de fantasía coincidiréis conmigo en que, por lo general, al inicio de una historia, es algo complicado y desconcertante adentrarse en los mundos que empieza a describirnos un autor. Comienzan a surgir personajes de toda índole que no sabemos cómo encajar en la narración, hasta que esa mano mágica que inventa tales mundos y personajes, consigue que nuestra mente haga click y encaje las piezas del puzzle. Y es ahí cuando nos tiene, y seguimos fascinados el viaje y la aventura. Pero cuesta cuanto menos un par de capítulos.

No es así en el caso de Las Runas del Alma I. En el principio leemos sobre un pequeño trozo del mundo que Elías nos tiene preparado, la Isla de Rucan. Allí vamos a conocer a los personajes en torno a los cuales gira el libro, y aunque sabremos de antemano que su cantería de mundos es más amplia, mucho más, no abandonaremos Rucan hasta conocerlo casi como la palma de nuestra mano. Estamos dentro desde el prólogo.

También vamos a enamorarnos enseguida de ese torpe y larguirucho aprendiz de mago conocido como Jull, candidato al sacrificio en La Arena de Rucan, al que Servin, un rudo y fanfarrón matón, hijo de un noble y hermano de la estrella del Coliseum, apoda como Patoso. Empatizaremos y admiraremos a partes iguales al joven huérfano Zílum Glúcom, guerrero formidable capaz de manejar con soltura mandobles que otros ni podrían levantar. Simpatizaremos con la menuda rubita Milia, diestra con el arco y las dagas.. y nos alegrará sobremanera que sea a estos alumnos del Coliseum a los que elija Jeth Farga, el guerrero misterioso que desembarca en Rucan y contrata a Sparta, el mendigo cojo tatuado con un dragón, para acompañarle en su viaje a una peligrosa misión.

Estos seis héroes nos van ganando en cada página, porque rebosan humanidad, espíritu y compañerismo por todos sus poros de papel. Simplemente enamoran, y Elías hace que conozcamos su interior de tal forma que sabemos cómo van a reaccionar ante cada reto que se les plantea (no así el desenlace de tales retos, que nos sorprende la mayoría de las veces, gracias a Dios). Creo que pocas veces he leído héroes tan puros de alma, tan auténticamente amables.

Cuando abandonamos Rucan y nos adentramos en el vasto continente de Maurania con ellos, durante ese viaje iniciático que emprende todo héroe en este género, uniremos a nuestros principales al Rojo, Maestro de Guerreros que es una máquina de matar sin inmutarse, y a Madoka, guerrera Ukur de piel verde que se ve forzada a incorporarse al viaje del grupo.

Por supuesto hay más personajes, pero el grupo principal es el que os describo. Buenos muy buenos y malos muy malos. Qué queréis que os diga, aunque me agrada que los perfiles a veces se difuminen y nos muestren su lado oscuro, me encanta cuando las líneas están tan definidas que me permiten amar y odiar sin matices, sin términos medios.

Del principio al fin la aventura no cesa, engancha hasta ansiar conocer el desenlace, que podría considerarse autoconclusivo, aunque quedan cabos sueltos que seguro se resolverán en la segunda parte. Yo voy a descargármela ya mismo.

No os voy a contar más, no quiero arriesgarme a los spoilers, pero tras leer a Elías Saavedra confirmo mi impresión de que tenemos grandes maestros de la fantasía en castellano, y me arrepiento mucho de no haberles dado una oportunidad hasta hace relativamente poco, en pro de los archiconocidos anglófonos. Craso error por mi parte.

Una cosa más: Es autopublicado, pero su estilo narrativo es impecable, y solo he «pillado» ¡una! errata en ochocientas y pico páginas. Un bálsamo para los ojos, pero no es solo eso, es que permite seguir la aventura sin desconcentrarte por errores estilísticos o de índole sangraojos, ya sabéis a qué me refiero.

Por poner un pero, mas es un pero pequeñito y personal: no entiendo el título. Runas hay obviamente, de los elementos. ¿Por qué del Alma? ¿Del Alma de Maurania quizá? ¿Del Alma de Uklen, su creador? ¿Del Alma de la diosa Gacia? Si lo descubro os lo cuento.

Que Maurania os sea propicia y os decidáis a conocerla, redondaleros míos. Os dejo el link de descarga. Gratis para Kindle Unlimited

Las Runas del Alma: El Legado de los Safir

La imagen de esta entrada es de Pete Linforth en Pixabay, algo tuneada claro.

  • Longitud de impresión : 888 páginas
  • ASIN : B016Z3OK74
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Texto a voz : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Idioma: : Español

Edición en papel :

  • Tapa blanda : 743 páginas
  • ISBN-13 : 979-8608258312
  • Dimensiones del producto : 15.6 x 4.72 x 23.39 cm
  • Editorial : Independently published (1 diciembre 2015)
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B085RT8JPS

Todas las veces que nos dijimos adiós – G.G. Velasco

Nota: Tal vez la estética esté un poco rara. En esta reseña he intentado seguir las instrucciones de inclusión que nos trajo Lehna Valduciel para facilitar la lectura a personas invidentes, evitando utilizar el formato predeterminado para citas y entrecomillados, sin cursivas, enlaces a la vista y añadiendo descripción de imágenes. Si no lo he logrado del todo, irá mejor con la práctica, e incluso perfeccionaré la estética sin omitir la inclusión. Gracias por compartir conmigo este viaje para mejorar las cosas y seguir leyendo pese a que no quede muy <<bonito>>.


<<La novela que tenéis entre manos nace justo de ello: de un beso nunca dado, de una eternidad particularmente interminable y de un silencio demasiado prolongado.(…) este libro es el particular cyborg que yo mismo me he encargado de enviar al pasado para tratar de reencauzar desde la ficción un presente y una realidad en serio peligro de empantanamiento.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 6). Edición de Kindle.>>

Veamos, ¿qué os parece si le damos un poquito al romance? Espero que aquellos a los que no os llama demasiado este género no huyáis despavoridos ante mi recomendación. Si acaso fruncid un poquito el ceño preguntándoos por qué a esta Eremita le da de nuevo por proponer novelitas rosas, y luego asombraos cuando descubráis que no es así en absoluto. El autor de esta novela no es de esos que limitan su narrativa a aquello de chico con problemas conoce a chica con carencias o viceversa, se encuentran, se desencuentran drama mediante, y después son felices, comen perdices, y se convierten, por obra y gracia de su amor, en seres humanos objeto de culto y ejemplo para los libros de autoayuda y coaching emocional. O tal vez sí, al menos en parte de la trama, pero con más, con mucho más.

Diría que es apta para ser leída tanto por los seres con cromosoma X dominante como por los de cromosoma Y – Me váis a perdonar, pero qué difícil es escribir de forma políticamente correcta en cuanto a distinción de características atribuidas al género, acertadamente o no, se refiere. Sobre todo ahora que hay más acepciones que hetero y homo, así es que seguiré adjudicando tendencias por predominancia cromosómica. Quizá se acerque bastante a lo que quiero expresar; aunque ahora que lo pienso podría denominarlo venusianas y marcianas… puede que fuera más poético… pero qué demonios, X e Y es más adaptable, y encima nos han dicho siempre que son incógnitas a despejar. Lo elijo así.- Madre mía, me percato en el repaso de en qué charco me he metido para evitar decir que los machos hetero no leen romántica o eso dicen. Pero ahora voy y lo dejo, no vaya a menguar mi fama de pisacharcos.

Como es mi primer contacto con la obra de G.G. Velasco, he ido a fisgar su web (https://www.ggvelasco.com/sobre_mi/) para saber quién es. He encontrado a un escritor independiente, nacido en Galicia y licenciado en periodismo, viajero impenitente y gran amante del cine. Tiene un perrito adorable llamado Floyd como homenaje a Pink Floyd (os lo cuento ahora que no me está mirando Mico con esos ojos felinos que me piden que nunca hable de perros, pero es que a mí me pueden los animales, qué le voy a hacer)

Todas las veces que nos dijimos adiós es su séptimo libro publicado. Cuenta en su haber con otros títulos como Nadie vendrá a rescatarnos (https://amzn.to/2QyxDtt), finalista del Premio Literario Amazon 2019, y parece ser un explorador, no solo del mundo, sino de diversos aspectos de la psique humana que plasma en forma de novela, ya sea negra, misterio, thriller… o romántica como en el caso que nos ocupa.

<<A veces basta con cuatro horas de especial trascendencia y un puñado de canciones para definir el sentido de toda una vida…

Cuando Selene Ézaro y Elio Quirán se ven obligados a separarse tras haber disfrutado de varias semanas inolvidables juntos en la Florencia de 1998, ambos protagonizan una de esas horas clave, pero lo que ninguno de ellos imagina es que solo será la primera en que se digan adiós, pues el destino, cuyos planes parecen seguir una misteriosa agenda propia, aún les tiene reservadas algunas despedidas a contrarreloj más.

Todos esos momentos decisivos componen, a lo largo de cuatro décadas, cuatro estaciones, cuatro países y cuatro bandas sonoras distintas, una conmovedora historia de amor en tiempo real, con un trasfondo autobiográfico insólito en el género, destinada a encoger el corazón de quienes todavía creen en la excepcionalidad de ciertas emociones.

Sinopsis de la contraportada>>

Velasco comenta en redes sociales a sus lectores habituales que esta novela <<no tiene nada que ver con lo que esperabais de mí>> Y esto os lo cuento queridos míos, por si algunos ya le habíais leído, puesto que yo parto sin prejuicios al ser el primero de toda su obra para mí. Ya avanzo que no será el último.

Es un libro con banda sonora, que el autor ha incluido al principio de las cuatro etapas en las que transcurre la trama. En forma de lista de reproducción en Spotify, con código de barras, acompaña y complementa la lectura, ya que la música referenciada ayuda a contextualizar las escenas, a la evocación, y es una parte esencial en su desarrollo. Una novela en la que se invita al lector a usar un sentido más. Pink Floyd, Battiato, Garbage, Aerosmith… canciones que no resultarán desconocidas al lector de mi generación, excepción sea hecha de ciertas inclusiones culturales islandesas de las que Velasco es admirador, que yo particularmente desconocía y me agrada descubrir.

Inciso: ya sabéis que mi frase favorita durante el cálido, desértico, tórrido verano madrileño es <<El año que viene, en Abril emigro a Islandia hasta Noviembre>> Lo haré. Algún día.

Viene al caso, especialmente Battiato, pues a lo largo de la historia podremos afirmar casi con seguridad que Elio es para Selene, y Selene para Elio, el sol y la luna, sus propios Centros de gravedad permanentes (título de una de sus canciones más conocidas).

La primera etapa, narrada desde el punto de vista de Elio, transcurre en Florencia, donde los jóvenes protagonistas se conocen en una escuela de idiomas. Podríamos decir que trata de inseguridades y besos anhelados y no dados. Los protagonistas viven su primera veintena, descubriendo el mundo y descubriéndose, dudando si lo que sienten es producto de un amor de verano en un entorno libre, asumiendo que es más y cuestionándose si <<Marcelino>>, eufemismo que Selene usa para referirse al destino predeterminado, volverá a cruzar sus caminos.

La segunda etapa, diez años después, narrada desde el punto de vista de Selene, se da en un lugar y circunstancias que nosotros, lectores, no habríamos podido imaginar como relacionados con ella. Narra un reencuentro más amargo que dulce y la constatación de los sentimientos que nacieron en la lejana Florencia, una vez más irresolutos. Sin embargo deja en esta lectora una sensación como la que describe Elio en la primera parte… ¿es cierto o es la sublimación de un amor de verano por parte del protagonista masculino? :

<<El carrusel de emociones contradictorias que acababa de zarandearme era lo más parecido a una esquizofrenia que había vivido nunca: casi como un péndulo, mi mente había oscilado en un mismo minuto de estar segura de que Selene, en cierto grado, también me deseaba a derretirse como un reloj de Dalí ante la perspectiva de que lo anterior solo hubiera sido una bonita película que yo mismo, con mi característica inclinación a envolver la monotonía de un aura épica, como en las películas, había orquestado en mi cabeza para no tener que aceptar la cruda realidad.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 31). Edición de Kindle.>>

Otros diez años pasan hasta la tercera Etapa, con Elio narrando en primera persona desde Japón, su residencia tras años viajando por el mundo y recuperándose de la depresión en que le sumieron varias circunstancias confluyentes. Con una bellísima descripción de Japón y sus tradiciones, otro amor en escena y una Selene ausente pero siempre presente en Elio, <<Marcelino>>, ese caprichoso indicador de lo que debe ser, usa todos los recursos a su alcance, incluídos fenómenos naturales, para impedir con contundencia lo que no debe ser y dar lugar a la cuarta etapa. Debo decir que leer este capítulo ha sido vivir una mezcla de El camarote de los hermanos Marx y aquella comedia romántica de 1999 interpretada por Sandra Bullock y Ben Affleck, Fuerzas de la naturaleza. Tan delirante que pese a lo dramático de la situación, resulta realmente hilarante.

«And even though our love is doomed», decía su parte más lograda, «even though we´re all messed up. We´re still waiting for tomorrow. We are still aching for tomorrow…».

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (pp. 187-188). Edición de Kindle.

Garbage. Even though our love is doomed.

La cuarta parte va a transcurrir en México. Y digo bien cuando utilizo el futuro, pues es el año 2028. Durante la colorida festividad de Los Muertos.Un reencuentro. Al partir, un beso y una flor como en la canción de Nino Bravo. Un Siempre. Un Nunca. Un Hasta Siempre. Tal vez un hasta nunca… porque:

<<—Nadie que haya cumplido sus sueños se dedica a escribir. Tal y como yo lo veo, la literatura es precisamente una forma alternativa de cumplirlos. —O de verter sobre el papel la frustración de no haberlos cumplido. —Eso también, claro.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 226). Edición de Kindle.>>

He leído una fantástica y atípica novela ¿romántica? sobre un amor que es porque no fue. Dos personas cuyo <<centro de gravedad permanente>> vital es amar el enamoramiento de los veinte años; esos sentimientos y sensaciones sublimadas que uno no vuelve a vivir en los treinta, cuarenta, cincuenta… cuando la vida nos atempera, ni conserva cuando se consuma, enfrentado a la realidad y al peso de la cotidianeidad y la costumbre.

Si a ello le unimos el aderezo de verlo literariamente narrado en un libro, en vez de en la consulta de un psicólogo, tenemos, me vais a permitir que me repita, pero esta vez sin interrogantes: Una fantástica Novela Romántica. No al estilo de Danielle Steele, ni tan siquiera de las Brönte, sino del movimiento literario romántico que pondera el sentimiento sobre los que lo sienten.

¿Autobiográfica? Puede que tenga retazos, o alguna historia haya servido de inspiración al autor… (si llega a leer ésto quisiera ver una foto de su mano y muñeca; quien lea la novela entenderá)

Elio, Selene, la música y un amor florentino son sus personajes protagonistas. Hay otros, pero son mero atrezzo en la historia. Historia cuya calidad va in crescendo en cada capítulo hasta llegar a su gran final, en que el autor establece casi un diálogo revelador con el lector a través de sus personajes. Bueno, y está Rita. Todas tenemos o hemos tenido una Rita en nuestra vida, la mejor amiga a la que nunca le parecen bien nuestras parejas.

He disfrutado la historia. Quizá me haya impacientado en ocasiones con una narrativa descriptiva larga del entorno queriendo desenlaces, acción, ver qué pasa. Hasta que he parado y he visto que, como buena viajera/lectora, el proceso consiste en saborear el camino/el detalle hasta llegar al destino/la conclusión. La puesta en escena de Velasco, con sus descripciones de lugares y sensaciones, tiene tanta belleza como el argumento en si mismo. El mismo Elio lo dice en la cuarta parte:

<<—La acción, claro —rezongó entretanto—. Todos adoramos la acción cuando nos enfrentamos a una historia y pocas veces nos damos cuenta de que los disparos, las explosiones y todos esos trucos tan efectistas casi nunca son lo verdaderamente sustancioso.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 234). Edición de Kindle.>>

Sin duda, una buena novela. Va el link de descarga, como siempre: https://amzn.to/31EJwEo para la versión kindle y https://amzn.to/31EepZH para la versión en papel.

Id por la sombra. O no, paraguas que hay tormentas este finde.

Versión digital:

  • Tamaño del archivo : 5259 KB
  • Longitud de impresión : 270 páginas
  • Word Wise : No activado
  • ASIN : B08FRT6M5S
  • Idioma: : Español
  • Texto a voz : No activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Tipografía mejorada : Activado

Versión impresa :

  • Tapa blanda : 294 páginas
  • ISBN-10 : 1651831122
  • ISBN-13 : 978-1651831120
  • Dimensiones del producto : 13.97 x 1.88 x 21.59 cm
  • Editorial : Independently published (12 agosto 2020)
  • Peso del producto : 449 g
  • Idioma: : Español

Fiesta por el fin – Yuri Morillo Castaño

32 graditos centígrados o Celsius dice mi Kalíkrates que hace, o 90 grados Farenheit que suena más gordo. Sí, todas mis máquinas se llaman Kalíkrates, es lo que hay, menos mi primer coche, un Opel Corsa GT, ese se llamaba Tomás; o mi android, que no le pongo nombre porque no me simpatiza nada ¿Sabéis lo que es llevárselo a la oreja y que el puñetero se caliente con la que nos está cayendo? Vamos, que no me llaméis por favor, y él no me gusta, así es que no le bautizo. Mi anterior I-phone 4S sí se llamaba Kalíkrates también, ese sí que me caía bien. Pero se quedó obsoleto el pobre, que últimamente los aparatos envejecen a más velocidad que yo, que ya es decir.

En fin, que hace mucho calor en la capital del Reino de un ex-rey que sale de naja que dicen en ValleKas. No se ni cómo no se derrite el COVID y se nos vuelve casi segunda oleada. Claro que al paso que vamos se van a derretir los humanos y el bicho desaparecerá por licuefacción de potenciales contaminados.

Todo esto, además de delirios de un cerebelo que va a pasar en cualquier momento de sólido a líquido, viene muy a cuento del Novelón que os traigo hoy. Otro. Ya sabéis que soy muy parca en el uso de esa palabra en mayúsculas y aumentativo. Pero cuando es, es. Y va de combustiones no demasiado espontáneas.

Afirmo e informo que he encontrado otra joyita entre mis apreciados indies: la Fiesta por el Fin de Yuri Morillo Castaño. Una delirante y apocalíptica obra de terror y ciencia ficción, primera del autor, ante cuya portada piensas que vas a encontrar una obra infantil tipo Monsterhigh o High School Musical con aditivos, pero nada más lejos. Al final la misma portada es casi una ironía que comprendes al acabar de leer. No se si hubiera llamado mi atención como para darle una oportunidad de no ser porque menciona a Bowie, y claro, los que me conocéis sabéis que nunca podría resistirme a semejante presentación. Mi David nunca me conducirá por sendas inadecuadas.

Vamos con la Sinopsis

FIESTA POR EL FIN es una novela que oscila entre el terror y la fantasía urbana, con un pie puesto en el humor más negro y referencias continuas a la cultura pop y la música punk e indie. Una historia de supervivencia pero también de madurez, de incertidumbre y de los cambios en las relaciones personales en esencia, heredera de autores como Neil Gaiman, Stephen King, H.P. Lovecraft, Alan Moore, Clive Barker o Richard Matheson.
____________________________________________________

Bienvenidos a cualquier ciudad.

Bienvenidos a los tiempos de la bruma y la ceniza.

Para Clara y sus amigas la existencia se ha convertido en un pálido reflejo de lo que fue, habitando en pequeñas vidas grises y ansiando la promesa de un fin de semana que se antoja igual de apagado, mientras se aferran a un pequeño hilo de esperanza casi inexistente. Ya que, ¿cómo sobrevivir en una crisis a la que es difícil ponerle rostro que culpar?

Pero todo puede ir a peor, cuando una nueva amenaza proveniente de otro lugar, más concreta pero también más terrorífica, se cuela en su mundo para liquidar de una vez por todas la realidad que conocen. ¿Cómo enfrentarse a lo extraordinario? ¿Cómo derrotar a algo que puede reducirte a rescoldos ardientes con solo rozarte? Quizá contando con la controvertida ayuda de un inesperado desconocido que ni siquiera parece humano…

Lo primero que llama la atención es la ciudad distópica en la que transcurre la acción, pues se trata de una distopía tópica. Como os lo cuento. Ni se me hubiera ocurrido escribir algo así a finales de Enero, pero hoy, con la pandemia aún encima y sus consecuencias políticas y económicas, el escenario presentado por Yuri está relativamente cerca de convertirse en realidad. Se trata de un barrio obrero en decadencia por abandono. La carestía y la miseria hacen mella en edificios y habitantes, en comercios cerrados, suministro eléctrico intermitente amenazando con ser inexistente, comunicaciones interrumpidas, seguridad inexistente, pues las fuerzas del orden son insuficientes para controlar una ciudad en clima de preguerra y crisis… Cada cual buscándose la vida como puede intentando mantener la idiosincrasia de lo que fué… ¿os suena? ¿En qué acabará la tan cacareada Nueva Normalidad?

En tal ambiente viven los protagonistas de la novela, encabezados por Clara, una casi treintañera que sobrevive como puede, rodeada por sus vecinos y amigos: la vieja y sensata Águeda y su nieto Alex, una pareja formada por Sonia, una punk de gran sentido artístico y la inteligencia emocional de un pepinillo, y la dulce Juana, su compañera infatigable y hogareña, los bunkerizados Gómez y el neonazi Alfred. Y gatos, muchos gatos, como Bicho, el de Clara, acostumbrado a buscarse la vida ante la desidia, el spleen de Clara, que ya ha matado a su helecho Ignacio por falta de riego, pues la supervivencia pura y dura no da margen a ocuparse de mascotas y decoraciones.

Cómo me imagino a Colins. Y el autor confirma que le inspiró The White thin Duke en su creación

Un buen día aparece en el salón de Clara un tipo alto, pálido, de extraños movimientos que se hace llamar Colins. Y comienza una pesadilla ardiente y terrorífica que prefiero que leáis, pues sabéis que detesto los spoilers.

Van apareciendo a lo largo de la novela otros personajes que no tienen desperdicio, como George e Ivanka, amigos de Clara, Umberto, el ex-alcalde de la ciudad, una mezcla entre Julián Muñoz y Santiago Abascal, Candelas y Clara2…. a cual más especial. Juntos o separados, vivirán una pesadilla que parece ser el principio del fin. Por no hablar de sus antagonistas, que Clara describe perfectamente en esta lapidaria frase.

¿Qué coño está pasando aquí? ¿Se ha abierto un puto portal rollo Hellraiser a otra dimensión y están pasando todas las criaturas de pesadilla del puto Clive Barker sin que nadie nos haya dicho nada?

Morillo Castaño, Yuri. Fiesta por el fin (Spanish Edition) (p. 201). Edición de Kindle

Los personajes de Yuri Morillo tienen tanto peso específico que, cuando llega la Fiesta por el Fin y se forman los corrillos que se suelen hacer en toda congregación maxigrupal, y se suceden escenas que van de una conversación a otra – transición realizada a ritmo de títulos de canciones – se puede identificar quién está diciendo qué sin que el autor lo mencione tan siquiera, incluso aquellos que acaban de aparecer por primera vez en escena.

Llena de referencias a la cultura underground, comics, fanzine, movimiento punk bien entendido. con una protagonista con la que cualquiera de vosotros podéis identificaros, y momentos culmen aterrorizantes en los que no puedes apartar tus ojos de las páginas, os aseguro que esta novela vale la pena de principio a fin. Y escribe de pm…. prosa cuidadísima y vocablos difíciles de esos que no veía utilizar desde hace tiempo de forma tan adecuada para cuadrar descripciones.

Para adictos a las emociones fuertes, sin ser de esas que hacen que no puedas dormir por las noches. Vamos, que me ha encantado.

Por último, una cita del libro para Diana, Jess y Carolina, tan amantes ellas de los dragones. Para que sepan que hay otra cara

Clara imaginó que ese debía de ser el tipo de bramido que soltarían los dragones cuando se estaban dando un festín en las cumbres más altas de las montañas nebulosas. La clase de ruido primigenio que haría a los neandertales cagarse encima de miedo a lo desconocido en sus cuevas por las noches e inventar el fuego para ahuyentar a lo que fuera que lo emitiese. El mismo horror que daba lugar a  mitos y leyendas. O a ritos y religiones.

Morillo Castaño, Yuri. Fiesta por el fin (Spanish Edition) (p. 240). Edición de Kindle.

Os dejo el link de Kindle Unlimited para la descarga del libro como siempre. Fiesta por el fin. E id por la sombra no me vayáis a salir ardiendo. Je.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 2505 KB
  • Longitud de impresión: 273
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B08863YXJ4

PONGA UN INDIE EN SU VIDA

No voy a hablaros de cine independiente ni de música indie, sino de escritores que han tenido la valentía de perseguir su sueño y autopublicarse con mayor o menor fortuna.

Les descubrí gracias a mi suscripción a Kindle Unlimited, y aunque al principio tuve la mala suerte de dar con algunas cosillas algo aberrantes, con el tiempo y con la práctica fui descubriendo tesoritos que empezaron a cambiar mi idea preconcebida de «publicado por editorial = bueno / autopublicado = rechazados»

Mi curiosidad me impulsó a querer saber qué llevaba a alguien a intentar la aventura de publicar por sus medios y en solitario, pues no entendía cómo algunas obras indies que leí hubieran podido ser rechazadas por las Editoriales, cuando a mí me parecían mejores que algunas novelitas infumables que circulan por las librerías.

Bien, no estoy muy segura de haber dado con las conclusiones correctas, pero creédme cuando os digo que he preguntado hasta a los gatos – y un conejo, de los que tienen orejas, a ver qué vais a pensar que os conozco – de los escritores para intentar saber. Y la razón «rechazo» es la menos frecuente.

Algunos me cuentan que ciertas editoriales les piden hacerse un semi-Juan Palomo, tú te lo guisas y yo me lo como. Es decir, te publicamos, pero poquito, de vender te encargas tú, de corregirte también, hazlo todo y luego te paso la factura y ya te daré un poquito. Obviamente el autor decide que para ese viaje no necesita alforjas y que prefiere un Juan Palomo entero.

Otros quieren ir a su ritmo, sin plazos, según disponibilidad de tiempo y ganas, la mayoría porque son conscientes de que si no se llaman Pepito Superstar Megaventas, de escribir no van a vivir, y fijaos qué cosas, tienen el vicio malísimo de comer a diario, y claro, esos vicios inadmisibles hay que sufragarlos con un empleo; y cuando uno llega reventao y con ganas de asesinar al jefe, igual surge una Novela Negra que te pasas de buena, que de la imaginación de estos muchachos dotados para el arte de inventar puede salir cualquier cosa, pero lo más habitual es que si le ponen un teclado delante lo tire por la ventana y a sí mismo en el sofá…

A otros sí les han rechazado por criterios no de calidad, sino comerciales, que una Editorial es tan negocio como la inmobiliaria de la esquina y tiene gastos que cubrir y quiere ganar dinero, lógicamente, que para eso tiene unas infraestructuras adecuadas, personal… y experiencia que es un muy buen grado (Eso si, en el post «La biblioteca de los Prodigios» que no vuelvo a enlazar porque ya lo he hecho más arriba, pinchad en lo naranjita vagonetas, que hay miga, tenéis un enlace a un artículo de autores rechazados por Editoriales que vais a alucinar pepinillos)

Y otros, directamente no valen un pimiento, que también los hay (acabo de darme cuenta de que estoy mencionando una huerta completa en dos párrafos. Qué comestible es el lenguaje. O yo tengo hambre)

Me gustaría dejar muy claro que este post no es una crítica a las editoriales, cuya labor respeto y admiro, y cuyo producto pienso seguir consumiendo con la misma avidez de siempre. Por si acaso.

Pero quiero informaros, lectores, de que existe esta alternativa, que es buena, y que es económica. Muy económica. Os permite leer novelazas por el precio de un café. Vale, igual hay que escarbar un poquito y no va a ser oro todo lo que reluce. Pero cuando das con alguna joya de la corona, cosa que con la práctica va pasando más y más, compensa, vaya si compensa.

Hay muchos pros, pero tambien algún contra, tal como una corrección de estilo y edición a veces algo deficientes, sobre todo en los muy noveles en autopublicación. Da gusto ver cómo evolucionan en sus siguientes obras, que van cuidando cada vez más.

También tienen el contra de que salen económicas si leéis en digital, no en papel, pero a ver chicos, vamos en nave supersónica hacia la completa digitalización del mundo, y la literatura debe adaptarse a ello, aunque tener un libro en las manos siempre nos evoque un momento poético y maravilloso del cual no hay que prescindir. Pero en este caso sí se puede tener todo. Los estantes llenos de libros son increíbles, pero llevar una biblioteca en un USB o en una tablet es más práctico. De hecho yo no sé qué me pasa últimamente que aunque tenga un libro físico acabo leyéndolo electrónicamente. Bueno, si que lo se, la tablet o el reader casi no pesan en el bolso, tienen luz para leer en la cama en cualquier postura…

Además de presentaros a los redondaleros esta alternativa de lectura de la que ya os he hablado en muchas ocasiones, hoy, Dia del Libro porque lo dicen Twitter e Instagram, quiero hacer constar que Desde El Redondal apoyamos a los autores independientes en el mismo grado que a los editorializados; que la calidad de la mayoría nos ha barrido los prejuicios, y queremos darles las gracias por permitirnos leer económicamente cuando los bolsillos están castigados y no pueden permitirse nada que no sea básico.

Gracias. De corazón.

Venga gente, pasaos por Amazon kindle, echad un vistazo. Se puede leer barato o gratuitamente sin recurrir a la piratería.

Por último, espero que a los indies de Twitter no os importe que haya usado vuestra imagen para daros un poquito más de visibilidad dentro de mis modestas posibilidades. Porque lo valéis.

HABLEMOS DE MUNDOS FANTÁSTICOS Y AMORES ÉPICOS CON JESSICA GALERA ANDREU

Os contaba anteriormente que había hecho bajar a la Tierra desde esos mundos oníricos en los que suelen evadirse, a dos autores de fantasía amigos míos, para inaugurar la sección de entrevistas Desde El Redondal. Si Rubén andaba por el Olimpo con Calíope y Clio, nuestra autora de hoy tiene trato con Melpómene y Erato, porque guerrera es un rato (vaya, sin haberlo planeado me ha salido un pareado)

Antes de entrar en materia debo deciros que esta vez también hay regalito para 10, pues si no lo hago al principio, Terremoto Jess me va a volver del revés. Vale, ésta fue a propósito, un poco lamentable pero rima – ríe La Eremita que sigue sin saber cómo se ríe uno aceptablemente de forma literaria, sin escribir onomatopeyas o poner iconitos –

Sabemos por su web que Jessica Galera Andreu nació en Barcelona un 16 de Abril de… de… No, eso no os lo digo, lo leéis si queréis, pues soy firme partidaria de la solidaridad de género; la edad y el peso no se confiesan si una no lo desea. Taytantos. Eso es. Colaboró un tiempo con un diario deportivo, hasta que se decidió a dedicarse de lleno a escribir, por suerte para nosotros, sus ávidos lectores.

Tiene una máxima en su vida. ¿De Schopenhauer? ¿De Santa Teresa? Pues no queridos: ¡Del Príncipe! ¿de Maquiavelo? ¿de Felipe VI? Otra vez no, queridos: ¡de Bel Air!

Venga va, matizamos:

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo; si tienes un sueño, ve a por él».

(En busca de la felicidad) – Will Smith. 

Así ya es otra cosa ¿verdad? Jessica tiene eso, es voluntariosa, una grandísima luchadora pero de risa fácil y sonrisas acogedoras, con un gran sentido del humor; estoy segura de que me permitirá esta broma sin regañarme demasiado.

La descubrí por casualidad en una de mis incursiones en Kindle Unlimited. Vi un libro de fantasía sobre ángeles titulado Letargo, de la saga Divano, y a pesar de mi reticencia con el tema, lo descargué pensando que podía devolverlo enseguida si no me gustaba.

Devoré la saga completa en pocos días, y a pesar de que era reacia a escribir comentarios en Amazon – aún no existía El Redondal como tal. Lo había abierto sí, pero lo abandoné a la tercera entrada y no lo retomé hasta Enero de 2020 – escribí mi opinión en aquella plataforma:

Realidades alternativas, muchos mundos en una sola historia… de verdad me encantó. Y cumplí lo de seguirla. Quién me iba a decir entonces que nos haríamos amigas y las charlas con ella se convertirían en algo tan bueno y cotidiano como el café matutino. Pero a pesar de ello, gracias a Dios, separo a la escritora de la amiga, y me dejo llevar por Jessica Galera, que no por Jess, a viajes por una cantería de mundos tan compleja como la de Trece Tronos, su nueva e increíble saga.

Finalmente me pongo en modo Literazzi (paparazzi literaria) y le incrusto a la señorita Galera la alcachofa-micrófono hasta la campanilla:

P: Buenos días Jessica comenzamos por tus inicios. ¿Cómo fue tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Yo empecé a leer en la adolescencia y mi primer contacto fue con La Historia Interminable. De pequeña había visto la película y luego, leer el libro fue todo un descubrimiento. Por esa época le daba a los clásicos por una colección de estos que a mis padres les regalaron pero entrar en el mundo de Michael Ende fue otra cosa. Y desde ahí hasta hoy.

(Aquí la entrevistadora pone cara de poker, porque aunque el libro de Ende es de lo mejor que ha leído, la película le parece lo que vulgarmente se llama un truño de los épicos, pero prosigue impasible el ademán)

P: ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del Género?

R: Yo creo que nos influyen todos los autores que leemos, en una u otra medida, sean grandes o no. De todos te empapas de algo, coges lo mejor, aprendes. Y luego tienes que buscar tu propio estilo, tu propia voz, ser tú.

P: ¿Sabes Jessica? Siempre he creído que tienes pequeñas pinceladas del estilo de Sarah J. Maas e Ilona Andrews, pero es cierto que eres muy particular, especialmente en la manera de tratar los romances sin distinción de géneros. Dinos, ¿hiciste algún intento fallido antes de publicar tu primer libro?

R: El primer libro que escribí lo publiqué. Es ‘La Última Alianza’. Por aquel entonces (2009) fue en régimen de coedición, un tochete de 700 páginas. Tiempo después, rescindí contrato con la editorial y lo autopubliqué en dos volúmenes: ‘La Profecía’ y ‘El Último Rey’. Antes jamás me había propuesto escribir y mucho menos publicar. Era algo que me gustaba y no se me daba mal del todo en el colegio, pero jamás me planteé nada más allá.

P: Y ahora eres una autora muy prolífica con decenas de libros autopublicados. Tu cantería de mundos es compleja y variadísima. ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación? ¿Es intuitivo, según surge o lo has imaginado antes?

R: Yo soy muy brújula escribiendo, aunque como me gustan las sagas largas, cada vez me toca más hacer de mapa para intentar que no queden cabos sueltos y que toda la trama que se abre, se termine cerrando. Con los mundos me pasa algo parecido. A medida que la historia va necesitando nuevas ciudades, reinos o tierras los voy creando sobre la marcha, pero luego, a medida que la historia crece, sí va tocando sentarse y reagrupar un poco, hacerse el mapa y estructurarlo.

P: ¿Tienes claro algún proyecto a futuro? (La Eremita ríe para sí misma, pues sabe que Jessica es un proyecto andante, no para de idear)

R: ¡Si fuera solo uno! Habitualmente mientras escribo una novela me bullen mil ideas para otras tantas más en la cabeza. En esta ocasión se da todo en el Universo Trece Tronos. Después de haberle puesto punto y final a la saga principal, me quedan por delante seis volúmenes más. Por lo pronto ni puedo ni quiero salir de este mundo. Tampoco me puedo imaginar ahora mismo escribiendo otra cosa.

Damos las gracias por su tiempo a Jessica Galera Andreu, La Jess, no sin que antes nos deje 10 ejemplares digitales de Dryadalis, el primero de la saga Trece Tronos, como regalo para los lectores del Redondal, que estoy segura os va a encantar.

Los enviaremos por correo en el formato que nos indiquéis a los primeros 10 que comenten este artículo con su mail (no es para spam, no os enviaremos nada más allá del libro a no ser que os suscribáis al blog).

Si viajáis a Noctia, manteneos alejados de la Via Negra.

Nos leemos el Miércoles que viene con otra entrevista que estamos preparando.

EL MAESTRO DE ILUSIONES – ALEJANDRA DE SAN CRISTÓBAL

Hace ya algunos años solía acudir cada cierto tiempo a un curioso local en Madrid, la Sala Houdini. La había abierto el mago Pablo Segóbriga, popular en los círculos del ilusionismo y maestro de magos muy talentosos.

Algunas noches a la semana, en aquel lugar tan particular, a veces escalofriante, ya que tenía como decoración objetos con tradición de malditos que fueron comprando a lo largo del mundo (muñecas espeluznantes, pianos que se decía tocaban solos, estatuas que no te quitaban la vista de encima…), pero siempre muy interesante, varios magos ofrecían a pequeños grupos, pues el aforo era limitado, sesiones de magia de cerca tras pedir tu copa, que dejaban atónito y admirado al espectador.

Pensé que había cerrado, pues intenté volver en algunos ocasiones en años recientes y nadie me daba razón. Hoy veo con sorpresa que está en la web (es decir, tengo que volver cuando el COVID quiera darnos al fin su venia de salir con seguridad). Es uno de esos lugares curiosos en Madrid que vale la pena visitar para pasar un rato inolvidable. Un mago en vuestra mesa, a muy poquito espacio de vosotros ¿Lo imagináis?

Una de las salas de Houdini

«Pero a ver que nos aclaremos, Eremita ¿Ahora tienes un blog de bares de copas?» – os diréis – Pues no gente no, aunque podría hablaros de algunos sitios pintorescos sin problemas, pero no es el caso. El asunto es que volviendo a bucear en los candidatos al Amazon Storyteller, he encontrado una apasionante historia de magos que me ha recordado aquellos viejos buenos tiempos.

Porque El Maestro de Ilusiones trata entre otros temas de Houdin y Houdini, presentes en una historia mágico-detectivesca muy intrigante. Ésta es la sinopsis de la autora:

En 1825, un joven relojero recibe por error unos libros de magia que cambiarán su vida para siempre.
Durante el siglo XX, el gran Harry Houdini sorprende al mundo con sus habilidades.
En la actualidad, un profesor de universidad verá cómo su tranquilo mundo se desvanece sin previo aviso.
Tres hombres, tres épocas distintas, pero un solo misterio que los mantiene unidos

Para ampliarla un poquito: un solitario y huraño profesor de Historia del Ilusionismo, Alexander Castro, tras realizar una exhibición ante sus alumnos, se desvanece, y al despertar ha perdido los recuerdos de los últimos 9 meses de su vida.

Él, que nunca ha tenido amigos pero si una fortuna en el banco, se encuentra con un compañero de piso al que ha alquilado una habitación, y una amiga con la que los últimos contactos no fueron precisamente amistosos. Descubre con sorpresa que ha invertido su dinero en comprar la que fuera la casa de Houdini en Nueva York…

¿Qué ha ocurrido en ese tiempo que ha puesto su vida patas arriba? Sin memoria, con dos desconocidos que poco a poco van colándose en su vida, se lanza a una investigación que le llevará a Estados Unidos y Francia, a encontrar personajes que parecen conocerle y a los que él no ha visto en su vida, hasta encajar las piezas del puzzle.

Intriga a manos llenas es lo que tiene esta novela bien escrita y argumentada, muy facilita de leer, que os hará pasar un buen rato y conocer secretos del ilusionismo ¿O será magia?

Dejad que os lo cuente Alejandra San Cristóbal. Y suerte para ella en el Premio Amazon Storyteller 2020

Enlace a Kindle Unlimited para descarga gratuita : El Maestro de Ilusiones


Formato: Versión Kindle
Tamaño del archivo: 1773 KB
Longitud de impresión: 268
Números de página – ISBN de origen: B087RGBV6W
Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B087Z3N9LQ

HABLEMOS DE FANTASIA CON RUBÉN H. ERNAND

Tengo que confesaros dos cosas:

La primera es que para inaugurar esta nueva sección de entrevistas y colaboraciones Desde El Redondal, he abusado de la confianza de dos buenos amigos y grandes autores indies, sacándoles de sus conversaciones con Calíope, Clio, o cualquier otra de las musas que les inspiren, y casi obligándoles a venir a charlar con esta mortal y por tanto con vosotros.

La segunda es que, no contenta con distraerles ¡Me he atrevido a pedirles que nos hagan un regalazo! Pero para saber qué es, tendréis que llegar al final del artículo; ya se sabe que nadie da duros a peseta – ya chicos, qué queréis que os cuente, hoy se diría euros a céntimo pero, qué narices, queda más literario a la antigua usanza –

Hoy viene al Redondal Rubén H. Ernand, autor de la saga Grimdark El Trastorno de Elaranne, de dos de cuyos libros, La Primavera Ausente y La Corona Marchita ya os he hablado, pues me parecieron soberbios y a la altura de los autores consagrados.

Rubén nació en Canarias, aunque no reside allí en la actualidad. Por alguna razón ha decidido venirse a vivir entre godos. Estudió Filología Inglesa, y él dice que empieza a ser madurito. No pongo su edad no vaya a ser que me retire el saludo, que nos ha salido coqueto cual señorita victoriana (ahora me lo retira seguro). Claro que eso lo dice él que es escritor y vive de inventarse historias; mejor creedme a mi cuando afirmo que no es cierto.

Y aunque con tales antecedentes nos preguntemos aquello de ¿Qué hace un chico como tú en un sitio como éste?, escribiendo largas horas de su vida en vez de andar con su chica, a la que martiriza teniéndola como lectora beta, de copas (sé de sobra que no es un martirio para ella), nuestro lector egoísta de fantasía no puede hacer otra cosa que dar palmas con las orejas visto el resultado.

Dicho lo cual, La Eremita se pone en modo reportera literazzi (literario – paparazzi), de las pesadas, de esas que meten la alcachofa-micrófono en la boca del que quieren que hable, e inicia la ronda de preguntas. Rubén, hablemos de eso que nos apasiona a ambos, de Fantasía:

P: Dinos ¿Cómo fué tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Debía de tener unos diez años, tengo memoria de mosquito, cuando una de mis hermanas compró el primer libro de la saga El señor del tiempo de Louise Cooper en aquella cosa maravillosa, que todos los lectores de este país usábamos en los años 80/90, llamada Círculo de Lectores. Flipé muchísimo con lo que estaba leyendo. Warps, magos, gente con espadas, dioses y planos de conciencia superiores… ¿pero se puede escribir sobre estas cosas? Pues sí, se podía, y es lo que me gusta hacer ahora.

P: Vaya, parece que bloguera y escritor nos iniciamos casi con la misma saga. Se lo contaba hace poco a Tes, de La Bestia Lectora. Parece que El Iniciado, primer libro de la trilogía, tiene algún hechizo en su nombre y llama a más iniciados. Para los que nos leen, un warp en la saga de Louise Cooper es un tornado que se lleva a la gente por delante dejándola en otros lugares más o menos deseados. ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del género?

R: Siempre te influye algún autor, sea grande o no, porque escribir es interiorizar y hacer tuyo lo que has leído (y vivido, pero esa es otra historia). En mi caso, siempre digo que mis mayores influencias son Abercrombie, Tad Williams, Robert Jordan, David Eddings y, por que no, la propia Louise Cooper.

P: Permíteme indicar a nuestros lectores que en la Sección Cazamundos hay un índice de autores de fantasía con los links a la wiki, donde pueden consultar la obra de los escritores que mencionas con un solo click, si desean saber más. Siempre digo que los autores de fantasía sois como pequeños dioses creadores; ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación de tus mundos? ¿Es intuitiva esa cantería de mundos, según surge o lo has imaginado antes? ¿Qué puedes decirnos?

R: En mi caso es una mezcla de ambas. Antes de ponerme a escribir diseño las líneas maestras del mundo en el que va a desarrollarse. Hay que sentarse y contestar a unas cuantas preguntas: ¿Cómo es físicamente el mundo? ¿Qué cosas han ocurrido de importancia? ¿Quiénes lo pueblan? ¿Qué creencias y culturas tienen esos moradores? ¿Cuáles son las formas de gobierno que tienen? Y así hasta agotar todos los pronombres interrogativos xD. Después, mientras voy escribiendo la historia me centro en los detalles que necesito según las necesidades de la historia. Es decir, voy de lo macro a lo micro. En general, es un proceso intuitivo en general, pero hay que sentarse muchas veces e imaginar opciones y las ramificaciones que puedan tener para la historia que quieres contar.

P: Tenemos tus dos libros publicados en la mano ¿Tienes claro algún otro proyecto a futuro?

R: Hoy por hoy, estoy centrado en acabar la saga que constará de 4 volúmenes más un spin-off.

P: Yo los espero con impaciencia, y seguro que quienes nos estén leyendo y «te prueben» se unirán a mí. Por último ¿Porqué te decidiste por la autopublicación en vez de por los canales «tradicionales»?

R: Porque creía que era lo que me proporcionaba más control sobre mi obra y lo que me dejaba más tiempo para escribir. Creo que también es una forma de estar más en contacto con tus lectores, los precios son más ajustados y hay herramientas, como Kindle Unlimited, que benefician muchísimo al lector. Y, por supuesto, soy de los que creen que ser autopublicado es una decisión personal y no implica que seas mejor o peor que un autor que ha publicado con una editorial tradicional. Al final lo importante es hacer lo mejor posible tu trabajo y respetar a los que van a leerte.

No te robamos más tiempo Rubén. Esperamos ansiosos el tercer libro de El Trastorno de Elaranne que sabemos está a punto de salir del horno. Gracias y sabes que esta es tu casa.

Y bueno gente, aquí va la sorpresa: Rubén nos ha dejado 10 ejemplares digitales del primer libro de la saga, La Primavera Ausente, para que lo regalemos enviándolo por mail a las 10 primeras personas que comenten este artículo contestando correctamente lo siguiente:

¿Puedes decirnos un personaje de la saga de Libros o serie de TV Juego de Tronos de George RR Martin indicando la Casa a la que pertenece si la tiene? Comentad con la respuesta, un mail de contacto y si preferís formato MOBI (para Kindle) o EPUB y a los 10 primeros que contestéis correctamente os haremos llegar un ejemplar en los próximos días.

Los no afortunados o más tardones, os recuerdo que lo tenéis gratuitamente en préstamo en Kindle Unlimited, o podéis comprarlo por apenas 2,99 Euros.

Si estáis interesados en saber más de Rubén H. Ernand, podéis encontrarle en su página web.

Volvemos a vernos el próximo Miércoles en esta sección. Id por la sombra que se derriten las piedras.

Próxima Estación – Monica Gutierrez

«Mónica : @MnicaSerendipia
¡Jajajajaja! ¿Pero qué haces leyendo feelgood?


La Eremita: @EremitaLa
En respuesta a @MnicaSerendipia
Lo necesito. En vena. Era eso o la farmacia, y sin dudas es mucho mejor leer feelgood
»

«La Eremita: Hola preciosa! Una pregunta ¿tienes gato?
Mónica: No. Tengo conejo XD»

(Extracto de conversaciones twitteras «delirantes» entre ésta que suscribe y la autora de libro que nos ocupa)

Estaba pasando días personalmente complicados, y andaba enzarzada en una lectura muy buena y preciosa, que ya os contaré cuando logre acabarla – es decir, cuando mi ánimo me permita retomar un libro altamente emotivo, que describe entre otros temas las circunstancias de una dura realidad que vivió nuestro país en tiempos de posguerra – . Me era imposible en estos momentos. Necesitaba algo que me hiciera sentir bien, y recordé a Mónica y su género feelgood.
No tengo claro aún si me gusta el género, pues creo que sólo la he leído a ella. Pero me pasa una cosa, y es que conecta con mis gustos y emociones de una manera total. Es como si escribiera para mí (de pronto y casi sin venir a cuento saca a colación la Villa Diodati, donde Mary Shelley dió a luz a su Frankenstein para entretener a Lord Byron, Percy Shelley y Polidori, una de las escenas con las que sueño como momento literario que me hubiera gustado vivir, y claro, me mata) de alguna forma me reconforta leerla, porque en cada página me provoca una sonrisa o me devuelve a una ensoñación (no tiene nada que ver con autoayuda, por si las moscas lo aclaro). Y por eso no estoy segura de ser totalmente imparcial cuando afirmo que Próxima Estación me ha parecido soberbia. ¡Qué demonios! pues claro que lo estoy, ando ya curtida en muchas batallas literarias como para poder afirmarlo sin inseguridades de por medio y recomendárosla sabiendo que merece la pena.
Pero es que, vamos a ver, a mí me mezclas un viaje de Cuento en un adecuadamente renovado Orient Express, algo que yo me muero por hacer (vendería un trocito de mi alma si me pagara el pasaje), toques eduardianos y victorianos adaptados a la época loca y tecnológica en que vivimos, unos personajes a cual más excéntrico y a la vez adorable, y una mascota peludita, que no es un gato, sino un conejo, qué le vamos a hacer, le pones un poquito de glamour del de verdad, que no glam, cutrelux o brillibrilli, una narrativa excelente y bonita, y me tienes. Vaya si me tienes.
Os dejo la sinopsis de la autora:

Sigrid está a punto de cumplir el sueño profesional de trabajar de conservadora en un museo y, como despedida de su actual empleo, su amiga Ángela la ha reclutado para la convención anual hotelera que este año se celebra a bordo del extraordinario Venice-Simplon Orient Express. Entre ninfas, flores y lámparas Art Decó de la exquisita restauración de los vagones del mítico Express d’Orient, la historiadora atraviesa el corazón de Europa cuando un reencuentro inesperado la hace descarrilar a toda máquina.
A menudo fuera de ruta, atribulada por un lúgubre pianista, el encanto de Ed Sheeran, la inagotable batería de anécdotas de Gilberto, la presencia imponente del señor Rochester, una abogada en crisis y un conejo rebelde, Sigrid comprenderá que es preferible que te rompan el corazón a quedarte sin ningún pedazo que hacer añicos.

He decidido que no os voy a contar absolutamente nada de lo que pasa en la novela, porque uno de sus secretos está en descubrirlo con sorpresa. Cualquier cosa que os diga al respecto va a fastidiarlo. Menuda recomendadora de pacotilla, os diréis, pero no, creedme que os estoy haciendo un favor, porque odio las «reseñas» que destripan hasta la talla de calzoncillos del protagonista, pues se supone que si acudís a leer lo que os contamos es con la intención o posibilidad de leer un libro ¿Y dónde está la gracia si os quitamos la capacidad de sorprenderos? No sería justo cuando los que hacemos esta cosa pretenciosa de aconsejaros qué leer si hemos podido disfrutar del proceso de la lectura.
Solo voy a deciros que vais a abordar un tren histórico (el Titanic de los Trenes, o mejor el Queen Mary si me permitís el símil), compartir literariamente el mismo aire que en su día respiraron Agatha Christie, Churchill, espías , aristócratas de todo pelaje, traficantes de armas y decenas de personajes fascinantes en si mismos (Gilberto, Agente de Acompañamiento, os lo va a contar mucho mejor que yo a bordo), con todo el lujo y glamour de las clases acomodadas de la Vieja Europa, y de la mano de personajes con nombre de reina guerrera de comic o cantante de moda, chefs prestigiosos y pianistas… ay que no sigo, vedlo vosotros. Bueno sí. Es que hay conejos. Dos. Houdini, la pequeña mascota de Sigrid devoracables y canónigos, y el Conejo Blanco de Alicia, el de ¡Llego tarde, Llego tarde! como metáfora del tiempo.
Sobre todo, prestad atención a esos diálogos hilarantes, un tanto surrealistas, ingeniosos, y cargados de una ironía tan fina que pocos saben valorar. Y en eso, Mónica Gutiérrez es una especialista.
Me asombraba la capacidad descriptiva de Mónica en cuanto a hechos y lugares históricos y literarios. Leí su biografía por curiosidad y, disculpadme este pequeño toque de esnobismo que me permito, pero al César lo que es del César, supe que estaba en buenas manos. Si llegáis al final tenéis unos retazos de la misma, donde nos cuenta que es periodista e historiadora, además de escritora.
El libro está lleno de reflexiones, pero he escogido una para dejárosla aquí, que deberíamos tatuarnos como máxima de vida en la piel del antebrazo para tenerla siempre presente:

No importa lo mucho que se ría de nosotros o lo torpes que le parezcamos, si la vida te invita a bailar síguele la corriente.

Yo os invito a bailar con Mónica en un vagón del Orient Express al son de  la Próxima Estación. Dejaos llevar. Os gustará.

Como siempre los links. 

Versión Kindle Unlimited 

Versión papel tapa blanda

    •  
Nos vemos en el Orient Express (las ganas)- Edito para aconsejaros algo: Vale que el Orient Express desgraciadamente no está al alcance de muchos de nuestros bolsillos, pero pasaos por la página de renfe, que os van a sorprender los itinerarios y trenes, no solo el famoso Tren de la Fresa. Yo tuve oportunidad de recorrer el Canal de Castilla en un tren tirado por una máquina de vapor, o conocer el trenecito de Soller que es una pasada)
  •  
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 3918 KB
  • Longitud de impresión: 181
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B088DHCBRX
 
  • Tapa blanda: 240 páginas
  • Editor: Independently published (17 de mayo de 2020)
  • Idioma: Español
  • ISBN-13: 979-8644480456
  • ASIN: B088N5G6G7

Perdonad a la Reina – Blanca Mármol

Mirad lo que me he encontrado fisgoneando entre las obras participantes  en el Premio Amazon Storyteller 2020: una novela de fantasía épica, que no forma parte de una saga, es decir, es autoconclusiva, con una gran historia que no necesita más.
He de decir que ha sido una muy grata sorpresa, pues me descargué cuatro, y dos que no mencionaré son directamente infumables. Dignas de la Biblioteca de los Horrores del Redondal. Espero que la que me queda no me decepcione, pues el argumento promete. También es Fantasía.
«Perdonad a la Reina» no lo ha hecho. Ha superado todas mis expectativas. Por su género no se si tiene alguna posibilidad de hacerse con el premio, pero deseo a la autora, Blanca Mármol, que quede entre las finalistas. Lo merece.
Vamos primero con la sinopsis de la autora:

En una sociedad gobernada por los más poderosos, lo único que mantiene la paz entre clases son el miedo y el Nuevo Orden, el sistema que se fraguó tras la Gran Guerra y que aún sigue vigente en el Mundo Conocido.
Ajena a los enfrentamientos políticos que amenazan el equilibro dentro de las imponentes ciudades-estado, y demasiado pequeña para entender lo que está ocurriendo, Vayra presencia horrorizada el secuestro de su hermana mayor. Sin saberlo, es testigo de un instante que cambiará su vida y el devenir de la historia para siempre.
Hija de una de las familias Arpistas más temidas, la joven crece preparándose para ocupar una posición que no debería ser suya.
Obsesionada por la desaparición de Allera, e incapaz de desterrar la culpa que la persigue desde ese día, Vayra se lanza a buscar lo imposible, una pista que le indique lo que pudo suceder con ella. Esperanzada, recorre los lugares más recónditos del mundo, sin saber que su camino la conducirá al corazón de una incipiente revuelta, y la llevará directa a enfrentarse con la peor de sus pesadillas, la verdad.

La fuerza de la novela no está en su cantería de mundos (eso que los anglófilos llamáis worldbuilding y que Jessica Galera, Rubén H. Ernand y yo nos resistimos a utilizar como muestra de respeto a nuestro idioma), que es bastante simple, sino en la jerarquía social de sus habitantes y la grandeza de su personaje principal, femenino para más señas. Algo a lo que no nos tienen muy acostumbrados los autores de fantasía.
La Fuente ha repartido la magia entre unos pocos privilegiados, denominados Arpistas, capaces de rendir las voluntades de todos convocando su lira, con cuya melodía convierten a todo ser viviente en un títere de sus deseos. Ayudados por los Escribanos, capaces de dominar los elementos, ejercen un control total de las ciudades y sus habitantes supeditando el bienestar general a sus propios intereses.
Vayra, heredera de una familia de arpistas, presencia el secuestro de su hermana mayor cuando ambas son unas niñas, y durante un viaje en su búsqueda, ya adulta, las circunstancias la obligan a plantearse la injusticia del sistema, iniciando su lucha contra el poder establecido de una manera que sin dudas os va a sorprender.
Me ha encantado esa poderosísima Vayra, con sus defectos, sus virtudes, y esa grandeza digna de una heroína de leyenda, capaz de llevar sobre sus hombros el peso de la novela sin aburrir ni una pizca, tanto que cualquier personaje secundario queda desdibujado ante su historia.
Os gustará esta fantasía fácil, con muchas batallas y poco amor,  grandes lealtades y deslealtades, y sin muchas complicaciones descriptivas.
Yo no conocía a Blanca, y he visto en Amazon que tiene otro libro más. He tardado nada y menos en bajármelo. Quiero volver a leerla.
Eso si, tiene algunos fallitos de edición, pero son soportables. La narrativa es bastante buena.
Aquí os dejo el link de descarga, gratis para kindle unlimited o 2,99 euros si no lo tenéis
Ahora sí, id por la sombra que no veáis si aprieta la cosa. Y con mascarilla, no me cansaré de repetirlo, que os quiero ver a todos por aquí, no vayamos a tener una tontería
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 3390 KB
  • Longitud de impresión: 373
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B088LXS82T

Siete Luces Oscuras – Daniel Dopazo Lafuente

La frase que me viene a la mente al acabar de leer «Siete Luces Oscuras» es aquella que dice que el Infierno está lleno de buenas intenciones. Cada personaje de cada uno de los relatos las tiene. Al principio, claro. Y acabamos como acabamos… muertos o no, muertos pero no. O si…
Debería haber saludado ¿verdad? Es que estoy tan sobrecogida… por no usar la palabra más fea que viene a significar más o menos lo mismo… y aunque sabéis que me tomo demasiado a menudo licencias en cuanto a la corrección que se espera de un blog «literario» ésta puede que me parezca excesiva, así es que usamos la palabra mona.
No suelo leer relatos, pero me llamó la atención esta antología de ellos, tal vez por alguna crítica leída, tal vez por la portada, que hay que reconocer que acojona… ups, vaya por Dios, utilicé la palabra. Pues si no os importa la dejo, que Cela también lo hacía y le reían las gracias hasta los más puristas. Hombreyá.
Esa portada, mezcla de gárgola de Notre Dame y ángel caído de Legión no es más que un anticipo de lo que nos espera dentro. Siete relatos de ciencia ficción y fantasía oscuros, sangrientos, y con finales que te dejan literalmente con la boca abierta.
Sinopsis:

Siete luces oscuras está formado por siete historias con la fantasía, el terror y la ciencia ficción más retorcida. Siete historias de personajes torturados, de escenarios de pesadilla, de fines nobles y sombríos.
Un satélite artificial que alberga los últimos recuerdos de la humanidad.
Una religión dispuesta a sacrificar a su mesías para conseguir la salvación.
Un psicópata que se cree un héroe.
Un traficante de órganos abandonado en un mundo carente de agua.
Un sanatorio donde las distintas realidades paralelas pueden ser la clave para una paciente.
Un demonio maldito con la inmortalidad por un pecado que cometió.
Una vieja iglesia de la que sale una lúgubre melodía.
La moralidad humana abraza sus extremos en estas siete historias.

¿Qué le pasaría a una humanidad sin cuerpo? ¿Sería el apocalipsis o iría más allá? ¿Puede una religión llevarnos mediante la genética a tener una mente-colmena? Atreveos a leer a Daniel. A ver, bien bien no sé si lo pasaréis, pero es toda una experiencia, os lo garantizo.
Todos y cada uno de los relatos son excelentes en sí mismos, aunque tengan el denominador común de la trascendencia del alma, excepto uno. Uno que os juro que me ha dejado «de pasta de boniato». Pasmada vaya. Tanto que al terminarlo me reí bastante, y no tenía muy claro si estaba bien reírse de eso, pero bajo mi punto de vista era un humor negro, tan negro… Se trata de El Héroe. Es directamente inenarrable.
Encima Daniel escribe de p…. eeeeh, os creéis que lo diría… pues tenéis razón. Escribe de puta madre. Hala, a reclamar a Cela.
Os prometo comportarme a la próxima… o no… Dejo en enlace de Amazon y por favor, no os lo perdáis que no os vais a arrepentir. Es muy cortito y algo que os ponga los vellos de punta os facilita su depilación posterior así en que dos en uno.
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 16213 KB
  • Longitud de impresión: 151
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B08262RBJW

El Trastorno de Elaranne II: La Corona Marchita – Rubén H. Ernand

Antiguos y nuevos amantes de la Literatura de Fantasía, pues sé que muchos de vosotros estáis descubriendo el género gracias al cine con El Señor de los Anillos y a la tele con Juego de Tronos, si de verdad queréis volver a leer algo muy bueno, me vais a agradecer que os recomiende El Trastorno de Elaranne de Rubén H. Ernand.
Si la primera parte, La Primavera Ausente , me pareció buena, la segunda, La Corona Marchita, me ha dejado sin palabras. Puedo afirmar sin ruborizarme un ápice, aunque ya se sabe que para gustos los colores, que no he leído nada mejor desde Rothfuss.
Un seguidor de Twitter me preguntaba tras recomendarle La Primavera Ausente si era como el escritor estadounidense, entiendo que me decía en calidad. En aquel momento le contesté que era diferente. Hoy le contestaría un sí rotundo. Sobre todo en esta segunda parte.
En ella nos reencontraremos con un Kirius aún titubeante que ha hallado sus orígenes isgardianos, tomando el rango de nobleza y riquezas que le corresponden por nacimiento, se ha separado de sus amigos y protectores, Terion y Vaelmir, por circunstancias que descubriréis en la novela, y ha perdido la voz del Ausente que le acompaña desde la niñez.
La amenaza tarkesia se cierne implacable sobre Balaeron, y Kirius, Terion y Vaelmir deben luchar, esta vez por separado, para que Isgarad no declare la guerra al Dominio y Balaeron se mantenga unida para poder hacer frente a la invasión enemiga con alguna posibilidad.
Entre intrigas cortesanas en Isgarad, la cabeza de Vaelmir pendiente de un hilo, y un Terion desubicado al principio, personajes como Alora, princesa de Isgarad, Berimar, Maddor y Abbil Randeo se presentan ante nosotros, mientras Dyan, Arvand, Minedea, Innae, Ceala, Shildan y Julius van tomando su lugar protagónico en la historia.
Sinopsis:

Kirius acaba de llegar a Isgarad, tras esquivar una muerte segura provocada por el veneno de ashal dorado. Para su propia sorpresa, ha conseguido recuperar su identidad y el legado de su familia de manos del propio rey; un legado que tiene múltiples caras y aristas y algunas de ellas cortan. Sin Vaelmir ni Terion a su lado, lo único que encontrará en el viejo hogar de los Brinnair es oscuridad, cenizas y soledad. Pero es muy consciente de que su historia está lejos de acabar. Advertido por el Ausente, su tenebroso acompañante con quien empieza a recuperar una conexión perdida, se prepara para un futuro incierto y carente de esperanza. Pronto descubrirá que el odio a su familia sigue muy presente en Isgarad y que la sombra de Malken, el caballero renegado que los asesinó, es más alargada de lo que creía.

Terion también regresa a su vieja patria, pero sus peores temores se han hecho realidad. Se enfrenta a una vida que detesta y a la que renunció mucho tiempo atrás, a la desconfianza del rey y al odio de Kirius por sus errores pasados. A pesar de todo, sabe que debe ingeniárselas para protegerlo de sus innumerables enemigos, confrontar a su hermano para evitar una guerra devastadora y hallar una manera de salvar a su amigo Vaelmir de una previsible ejecución.

Mientras tanto, muy pocos en Balaeron son capaces de apreciar el cambio que se está produciendo en el propio mundo. Las hojas caen en el bosque y el poder de hombres y dioses se marchita anticipando un evento que cambiará al mundo de forma radical: el Trastorno.

Y cuando algo que pasa en un libro al final hace que se te ponga un nudo en la garganta, sabes que has leído algo bueno
El estilo en esta segunda parte ha dado un salto cualitativo importante. Sin ser malo en la primera, en absoluto, en La Corona Marchita se notan las horas de rodaje narrativo, la experiencia es un grado supongo. Es algo más descriptivo, lo que enriquece la historia. Mirad, no me gusta hacer comparaciones, porque cada cual tiene su estilo personal, pero si quiero que os hagáis una idea del tipo de escritor que es Ernand, os diría que es una mezcla entre el ansia sangrienta y guerrera de Martin, tan Grimdark, y el lirismo de Rothfuss. Pero repito que no es que se parezcan, es intentar poneros en situación con ejemplos conocidos.
He dicho bien. Conocidos. Rubén es un autor indie, autopublicado. De esos que los noveles en estas lides de lo autopublicado tendemos a pensar que son rechazados de editoriales o directamente malos. Nada más lejos de la realidad. Gente como él, Jessica Galera, Marta Sebastián, Dolores Conquero, Mónica Gutiérrez… me quitan prejuicios de encima de un plumazo. Ya quisieran muchos «editorializados» estar a su altura.
El problema es que tienen que currarse ellos la autopromoción, y no es fácil ni barato. Pero os puedo asegurar que con buenos publicistas El Trastorno de Elaranne sería un Best Seller en España, así como alguna de las sagas de Jessica Galera darían para una serie de TV exitosa.
Creo que en El Redondal no os voy a recomendar nada «malo», es más, procuro traeros lecturas que pienso que os van a dejar un buen sabor de boca, así es que estaría bien que echáramos una manita a estos autores indies que valen la pena y hablemos de ellos, que el boca a boca también es efectivo.
La ventaja de los indies para nosotros es que sus libros son asequibles. Recuerdo el último de Rothfuss que leí, o más bien lo recuerdan los 22 eurazos salidos de mi cartera, o los 18 del último de Juego de Tronos de Martin y ya hace años. También es verdad que son en papel, no en kindle ni electrónicos.
Los libros de Rubén los tenéis en formato kindle por 2,99 Euros, o gratis si estáis suscritos a Kindle Unlimited.
Y si no tenéis con qué leer en formato kindle os voy a facilitar, además del enlace al libro de Rubén, la aplicación gratuita de amazon para leer en formato kindle, o en su defecto, el enlace a Calibre, que os permite convertir el formato kindle a ebook o pdf para tablet o móvil. No digáis que no os comparto herramientas para buenas lecturas.
 
 
Ahora sólo espero que la tercera y cuarta parte de esta saga sigan esa trayectoria ascendente. Las espero con impaciencia.
Id por la sombra, que Lorenzo aprieta ya que es un gusto. Y con mascarilla por favor.

Saga Trece Tronos 2: Reo – Jessica Galera Andreu

Seguro que recordáis aquel anuncio de patatas fritas en que decían «¿a que no puedes comer solo una?» Eso es exactamente lo que ocurre cuando comienzas una saga de Jessica Galera Andreu. Ya me pasó con Divano. Con trece tronos voy por el mismo camino. Hasta las cinco de la mañana estuve ayer leyendo Reo sin poder parar. Estoy considerando seriamente pedir a la autora una indemnización por daños y perjuicios a mis horas de sueño, o, en su defecto, un antiojeras milagroso (algunos libros deberían llevarlo como regalo promocional en vez de un marcapáginas, y a fé que éste es uno de ellos)
Si en Dryadalis empezábamos a conocer las formas de vida de Luzaria y Noctis (o Átraro, como lo denominan sus habitantes), y a los personajes que van a acompañarnos durante los cuatro libros de la saga, empezando a entrar en materia, en Reo ya vamos a tumba abierta. La acción se sucede desde el inicio y no hay punto de inflexión. Caronte recorre ya en su barca la Vía negra hecha río en busca de su tributo en almas. Cada capítulo os impulsa a continuar al siguiente con ansias de conocer el desenlace, aunque disfrutando de cada paso o palabra que nos va a llevar a saberlo.
Un momento ¿dije saberlo? Ja. Sí, claro que llegas a saber una parte, pero al mismo tiempo se abre otra trama relacionada y aparecen nuevos personajes de los que dejan huella. Trece Tronos vuelve a dejaros sin aliento y con necesidad imperiosa de continuar hasta llegar a la conclusión.
Y los finales «galerianos»…. os voy a contar algo: quien dice que Ana Guerra es la Reina del hype, nunca ha leído a Jessica Galera. Cuando se pone en modo saga, no hay manera de cerrar un libro sin desear abrir el siguiente de inmediato. No da tregua. Ni al principio, ni en medio, ni al final.
Sinopsis de «Reo»
Una vez rota la Ley Común, el Muro de Caronte ha quedado sellado. Los noctis ya no son bienvenidos en Luzaria y tampoco los lúzaros lo son al Imperio de la Noche, pero algo sigue gestándose a uno y otro lado de la silenciosa mole de piedra, donde los secretos se destapan.
Adrien es incapaz de dejar de pensar en Tayr a pesar de todo lo ocurrido. June sabe que poner la verdad sobre la mesa llevará a su hermano a tomar la decisión más difícil de su vida, pero los acontecimientos se precipitan y Adrien está dispuesto a todo por defender lo que siente y a aquel por quien lo siente.
​Las monedas con las que se paga el paso a Caronte serán esenciales para moverse con ciertas garantías en un mundo cubierto de intrigas e intereses cruzados; no solo poque el barquero ha salido de paseo, sino porque todos desean hacerse con los arkanais; enemigos y aliados parecen guardar un fin común: Romper la maldición y la libertad de las terras del imperio. ¿Qué puede haber de malo en ello?
​»No hay peor cárcel que una mente atormentada ni mayor laberinto que un corazón roto».
Adrien y June volverán a Noctis, y se reencontrarán con Resryon, Moran, Elain, Eugenne y Otanna, mientras aparecerán otros nuevos personajes fascinantes como Zarik, Lucilla y Tine. Todo ello mientras son vapuleados en guerras y traiciones que…. que nos os cuento más ¡a leer!
Los mundos de pesadilla de Galera son de lo más original que he encontrado en fantasía. Akiteria, la cárcel en la que Tayr/Resryon da comienzo a la aventura, me ha fascinado. Y sorprendido. Mucho.
La trama argumental importante sigue siendo el romance entre Res y Adrien, pero os puedo asegurar que no estamos ante un libro de romance. Ni de lejos aunque lo tenga. Es un libro de guerra, de traiciones, de egos superlativos, monstruos y leyendas. Y Amores de Sangre y Furia.
(Una apreciación personal: me encantaría que alguna vez la autora dejara a sus personajes limpios durante más de tres páginas. Siempre acaban cubiertos de lodo, tierra, sangre… así es la historia)
La saga continúa en:
Aunque yo voy a continuar leyendo de inmediato hasta terminar, como no puede ser de otra forma, ya tenéis suficientes elementos para decidir si queréis leer esta saga. Si lo hacéis os garantizo diversión y movida de la buena.
Os dejo los enlaces de kindle. Si estáis suscritos a Unlimited son gratis. Si no, no os cuestan más que lo que gastaríais en un par de cafés
 
 
Ah, me encantan las sagas. Me garantizan que algo que me gusta me va a durar algún tiempo, sobre todo cuando voy por la mitad.
No salgáis sin mascarilla que hay bichos.

Sigue leyendo Saga Trece Tronos 2: Reo – Jessica Galera Andreu

Soñé en La Habana – Dolores Conquero

Me cuesta muchísimo hablaros de este libro y sin embargo no puedo dejar de recomendároslo.
Voy a contaros el argumento y después os explicaré las razones:
Alicia, una madrileña que ha pasado los cuarenta, viaja con su hija a Cuba, llena de prejuicios positivos y negativos sobre la Isla. Espera encontrar el ambiente cultural habanero que tanto describen la música, la literatura, y que algunos exiliados dejan entrever. Sabe sobre el papel de jineteras y de miserias… y se topa con la realidad del país, donde la supervivencia es una lucha diaria para el 90 % de los cubanos, que lo toman con resignación y ese alma vieja caribeña, viviendo su vida a ritmo de un son que no sólo toca la orquesta, sino su estómago, sufriendo los periodos especiales casi sin protestar, asumiendo que es lo que hay con un cierto sentido del humor guasón, riéndose de las circunstancias, porque hace ya dos o tres generaciones que no conocen otro modo de vida; nadie les informa de que existe, es más, se les esconde o se les hace mamar desde pequeños que es corrupto… Ay que no puedo seguir por ahí. No puedo. No se si puedo. No se si debo.
Alicia conoce la situación, sabe que los cubanos, que son un poco como el Lazarillo de Tormes, la ven como una bolsa de euros andante y un pasaporte a la comodidad básica que ellos no tienen. Lo sabe y sin embargo se enamora de un impresionante mulato de 23 años que la ronea una noche en El Malecón…. porque a ella no le van a pasar esas cosas, ella es muy lista y sabe distinguir, y si el negro Yodiel a sus 23 añitos le dice en una primera noche apasionada, que es el amor de su vida, es porque ella lo vale. Porque a ella, culta y snob donde las haya, no la van a engañar, por supuesto.
Pero ella lo sabe. A pesar de creerse enamorada y correspondida, intuye, qué lista, de verdad, qué lista, que hay algo raro. Investiga porque así se lo debe estar pidiendo su parte sensata, hasta que, con la cuenta corriente ya casi vacía entre viajes y regalos, se topa con la realidad.
Como veis me cae muy bien Alicia. Si, podéis imaginar mi cara de sorna cuando escribo tal cosa. Pero es que no lo concibo. Hay cosas que mi espíritu de mujer madura, con un cociente intelectual no desdeñable y una inteligencia emocional aceptable no encuentra tolerables. Y no hablo de la relación en sí, si dos adultos hacen con sus cuerpos e incluso con sus almas lo que quieran y lo disfrutan, pues «que les quiten lo bailao» , pero si una adulta con mucha vida a sus espaldas quiere dar su canto del cisne, y para ello, sin ir a ciegas, escoge a un muchacho que la primera noche le dice que la ama, sabiendo en su fuero interno de qué va la cosa, no entiendo la inconsecuencia de su indignación y sus castillos en el aire, ese perder el norte tan… tan… Lo siento, por ahí yo no paso; detesto la inconsecuencia. Que lo escoja me parece bien, que pague por ello no me importa si es lo que desea y el producto está a la venta, pero los lamentos… como dice el dicho, si me engañas una vez es culpa tuya, si me engañas dos, es culpa mía.
Pero si está bien escrito y la historia es buena, no me importa enfadarme, que me he enfadado, y mucho, leyendo, ni que la protagonista me parezca detestable. Sabes que un libro es bueno cuando te remueve. Y la historia de Dolores, tremendamente realista, como si fuera biográfica (no digo autobiográfica, lo desconozco, y si lo es, querida Dolores, si alguna vez nos conocemos, recuérdame que tengo que ponerte los puntos sobre las íes – riendo lo digo por supuesto -) vaya si me ha movido emociones. Es muy buena y merece un lugar en El Redondal.
No puedo profundizar más. Tengo familia cubana. No, yo no lo soy, quien quiera entender que entienda; de un estatus y ambiente muy diferente al de Yodiel por supuesto, ese que no mira muy bien a los guantanameros… Quisiera convencer a una de ellos de que leyera el libro, y que ella os contara si puede, porque aun llevando muchos años fuera, no se si podrá. Y de nuevo repito que quien quiera entender que entienda.

También estuve casada con una persona 22 años mayor que yo. Y tengo mucho que opinar al respecto, pero no será hoy.

En todo caso mis opiniones sobre los dos temas puntales de la novela, la procedencia digamos, y la diferencia de edad, están basadas en mis propias experiencias vitales, ergo fundadas (no, yo no me he enamorado de un cubano ni de nadie más joven). Solo creo que salvo algunas excepciones, aquello de que el amor no tiene edad es una patraña. Una pena que no me sienta con la libertad completa de expresarlas en un medio público, por a quién podrían afectar.

Soñé en La Habana no es para mi una historia de amor, es una historia de carencias suplidas. Afecto y hambre. Una transacción comercial en la que cada uno vende o compra lo que quiere o lo que puede.
Leedlo si queréis conocer una realidad estupendamente narrada. Así me la ha contado a mí quien la ha vivido de primera mano. En Soñé en La Habana no cabe la ficción.
Os dejo en enlace de Kindle unlimited por si queréis descargarla
 
No os dejéis el paraguas en casa si vais a pasear al perro. Siempre llueve en San Isidro.

Saga Trece Tronos 1: Dryadalis – Jessica Galera Andreu

Tenía muchas ganas de presentaros a Jessica Galera Andreu , y ya toca.
La descubrí en mi periodo de bruma literaria, por ese caprichoso azar que cantaba Serrat.
Veréis, cuando me suscribí a Kindle Unlimited , como podía leer todo lo que quisiera y borrar sin complejos (si buceáis un poco en El Redondal encontraréis un post llamado… bueno venga va, os lo enlazo para facilitaros el curro… La Biblioteca de los Horrores ) intenté leer tanta basura cuyo argumento me llamaba la atención que llegué a pensar en abandonar la suscripción y a creer que eso de los autores indies pues… era mejor ni volver a tocarlo.
Y entonces llegaron ellas. A saber: Diana Buitrago, una bilogía de Marta Sebastián con cuya historia me quedé, aunque no con su nombre, y los extraños mundos angélicos y realidades paralelas de Jessica en su saga Divano, que os recomiendo encarecidamente por su originalidad en un género en que se ha escrito de todo. No voy a escribir sobre ello porque hace tiempo y no lo tengo suficientemente fresco en la cabeza, pero os aseguro que me quedé con la idea de leer más de la autora.
No os voy a negar que puede calificarse de literatura juvenil o new adult, pero es absolutamente apta para los que ya dejamos muy atrás eso de ser «news» y sin embargo seguimos adorando ser exploradores de los Reinos que, cual dioses de sus propios mundos, crean los autores de fantasía.
Trece Tronos. Nada menos. Y tan llamativo es el contenido como el título. En la primera entrega de la saga, Dryadalis, conoceremos los territorios de Luzaria y Noctis, separados por el Muro de Caronte.
En Luzaria, regida por el Consejo de la Luz, viven los humanos, los feéricos y los elfos. Hay día y noche. En Noctis, donde gobiernan las 13 terras la emperatriz Liatli y su Consejo de Nyx, viven los seres de la noche, tales como brujos, vampiros, zombis, licántropos, nigromantes… y nunca hay día.
Las tensiones crecen en las 13 terras. La escalada a una guerra inminente que implicará a Luzaria es imparable.
Mejor os lo cuenta Jessica:

Humanos, elfos, feéricos y mareas conviven en la bulliciosa ciudad de Luzaria. Pero cuando el Toque de Queda suena, las calles quedan desiertas y en el oscuro barrio amurallado de Noctia, las puertas se abren: nigromantes, brujos, vampiros, licántropos y demonios pueden campar a sus anchas por la ciudad lúzara al amparo de la Ley Común, que justifica cualquier acción que lleven a cabo entre la medianoche y el amanecer.

Y es que lúzaros y noctis llevan años impulsando acciones con el fin de potenciar los lazos entre ambos mundos, separados solo por el enorme muro que encierra Noctia en su interior: el imperio de la noche. La Ley Común engloba también el denominado Intercambio.

June es una joven humana que pasará el próximo año de su vida viviendo en Noctia, mientras que Tayr, un enigmático brujo, lo hará en su casa, bajo su techo y junto a su hermano Adrien, cuya curiosidad hacia él crecerá al mismo tiempo que una incontenible atracción, pero. ¿Quién es realmente Tayr?

Los personajes centrales son sin dudas June, Adrien y Tayr, y aunque las aventuras y desventuras de June en Noctis resultan interesantes y sorprendentes para empezar a conocer la trama de la saga, en Dryadalis engancha la historia de Adrien y Tayr y su romance interracial.
Debo decir que me ha sorprendido la absoluta naturalidad con la que la autora nos hace vivir un romance entre dos muchachos. No es habitual en la literatura que un escritor aborde el tema sin pasarlo por encima en muchas ocasiones. Jessica no lo hace. Con ella vives el romance sin distinción de género, raza o religión. Y eso, en el mundo hipócrita que vivimos, es más que un valor añadido. Yo me he enamorado de Adrien y Tayr (aunque Adrien sea a veces un tonto a las tres y muy «fostiable»; si, tenía que decirlo)
Dryadalis acaba de tal forma que enseguida quieres tener acceso al siguiente libro de la saga, Reo, y de lo que en él acontezca informaré a vuesas mercedes en cuanto pueda.
Una sugerencia a la autora: revisar la edición. Hay algunos pequeños errores que deberían corregirse aunque no afecten a la lectura ni hagan daño a los ojos, no son ortográficos ni de estilo, pero te distraen y te sacan de la historia por unos momentos. Entiendo que debe ser cosa de la subida a Amazon, pero si pudieran evitarse… sería perfecto.

Os dejo el enlace de descarga para los que tenéis Kindle. Está incluído en Unlimited:

Dryadalis

Tapaos las cabezas que está cayendo la del pulpo en la capital del Reino.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 5726 KB
  • Longitud de impresión: 402
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B07V77VH25