Maldito Síndrome de Estocolmo – Carmen Sereno

A ver, digamos que la novela romántica pura y dura no está entre mis géneros favoritos. Me suelen poner bastante nerviosa las relaciones que en ellas se describen, ya lo dije en otra ocasión, pues son excesivamente tóxicas para mi concepto del amor, pero es cierto que una relación normal no da para una novela de este género.
Partiendo de la base de que la mayor parte de las veces daría de leches a los protas, y no entiendo cómo toleran situaciones en que la mayoría de los y las mortales mandaríamos al/a la susodicho/a a Parla, ya me entendéis, o con sus santos progenitores que los aguanten ya que los criaron… pues he terminado de leer «Maldito Síndrome de Estocolmo», he querido seguir con su segunda parte, Azul Estocolmo, y me lo he pasado bien, que es de lo que se trata.
Si os apetece tener una de esas sesiones de sofá, pelis románticas, chocolate y palomitas, pero con libros, la Serie Estocolmo es una buena opción (Yo repito en bucle Postdata Te quiero, Notting Hill, Orgullo y Prejuicio versión yanqui que es lo peor, Dirty Dancing y Tenías que ser tú, ese es el nivel de esas tardes, que son pocas al año pero que no me las quiten. Os acabo de descubrir uno de mis secretos inconfesables) . Bien escrita, que no es poco, semicreíble y con pasajes muy bonitos… me hace plantearme tener otra tarde inconfesable para libros e incluiría estos.

Vamos con la sinopsis de la Editorial :
«¿Quién eres realmente, Eric Grau, y qué ocultas bajo esa piel tan fría?»
Ana empieza a trabajar en Laboratorios Grau, una multinacional farmacéutica. Su jefe,Eric Grau, un hombre alto y atractivo al que todo el mundo llama Iceman, tiene fama de ser arrogante y despiadado, además de un auténtico depredador sexual. Al principio, la relación entre ambos es muy tensa, pero, poco a poco, la joven descubrirá que su implacable jefe no es el hombre de hielo que todos creen.
¿Podrá Ana resistirse al síndrome de Estocolmo que Eric despierta en ella?
De la ganadora del I Premio Chic de novela romántica
Bien, Ana es mona y Eric está bueno. Por supuesto. Ana se enamora de Eric. Eric está acostumbrado a arrasar por donde pasa y que le besen los pies. Ana no lo hace. Eric se enamora de Ana y por tanto se las hace pasar putas, pero ella le perdona todo… mirad de verdad, mejor leedlo, que no está mal, que aunque el argumento sea el de siempre Carmen nos lo cuenta bonito, y es que si yo sigo va a parecer que no. Igual es mejor que no vuelva a reseñar romántica ¿no? Pero en serio que se pasa bien y son buenos en el género.
Baste decir como recomendación que si leeré Nadie muere en Wellington, porque si algo tiene Carmen es que sus descripciones paisajísticas son muy muy buenas.
  • Páginas: 392
  • ISBN: 978-84-17333-19-5
  • Fecha de publicación: 10 de octubre de 2018
  • Género: Novela romántica
  • Serie: Estocolmo 1
Continuación en : Azul Estocomo

La Magia de ser Sofía – Elísabet Benavent

Publicado el marzo 31, 2018

Voy a empezar con una cita del primer libro que me pareció adorable:

Me gusta leer por lo que nos gusta hacerlo a mucha gente…porque al abrir los libros siempre encontramos un viaje y una vida que suplantamos y que nos probamos como un vestidito en Zara, sin el inconveniente de que a mí jamás me sube la pu(ta) cremallera a la primera”.

Una amiga me recomendó leer esta bilogía, y lo cierto es que aunque un poco reacia, pensando que me encontraría con una novelita chick lit, me he dejado llevar por la magia de Sofía y por su versión de Madrid, un Madrid que conozco y reconozco como mío, que tiene magia en sí mismo y que la autora ha sabido plasmar a las mil maravillas.

Si quereis pasar ratitos amenos, dejaos entretener por Sofía y su entorno. Vais a encontrar el inicio, desarrollo y típica conclusión de novela romántica que trata sobre una relación tóxica, esa de la que huiríamos en la vida real pero que en los libros queda bonito; porque siendo sinceros una relación sana no da para un alarde literario (qué hubiera sido de nosotros, los lectores, si Anna Karenina siguiera viviendo tranquila con su esposo o de Madame Bovary si no se dejara llevar por sus instintos más primarios y atolondrados).
Eso sí, en esta historia que podría ser una de tantas del género, de pronto surgen retazos que son francamente hechizantes, y que hacen que piense que Elísabet tiene madera de grande en narrativa. Y qué demonios, aunque la abofetearía muchas veces, he aprendido a apreciar a Sofía y a su Café de Alejandría, que me ha traído recuerdos de rincones de los que disfruté en mi viejo Madrid aunque ya no están.
Y me ha atrapado, dejándome con una leve sonrisa al final. Vamos con la sinopsis.
Reflexión : Qué difícil es escribir sobre un libro sin destripar la trama con spoilers…

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café…
…o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

La Magia de ser Sofía

La Magia de ser Nosotros

Editorial Suma de Letras