TRILOGÍA SEXTO INFIERNO – AMAYA FELICES

Vosotros, gentes del Redondal, que no tenéis memoria de pez como una servidora, recordaréis que hace nada os hablaba de sagas de seres sobrenaturales detectives, cazarrecompensas, etc… ligeritas de leer, de esas para no pensar, y me comprometía a traeros unas cuantas.

Pues da la casualidad de que he descubierto una nueva, leída de una sentada, y me lo he pasado cual niña viendo una Cabalgata de Reyes, ya que estamos en la época. Esta vez se trata de Violeta, o Klinyt´Atz traducido a “demoniano”, una semisúcubo rubia platino, nieta del Rey del Sexto Infierno, que dice no ser tonta y, muy pero que muy bestia. En eso estamos de acuerdo.

Lo de que no es una rubia tonta… puede que no del todo, pero esa tendencia suya a meterse en cualquier berenjenal que se le cruce, aun sabiendo que no saldrá muy bien parada, o la tendencia a vivir al son de sus amantes pues… hace que lo dudemos un poquito. Aun así es una chica dura e implacable, con buen sentido del humor, tozuda como ella sola, y que no dice no a una buena pelea, así es que se lo perdonamos.

La trilogía se llama Sexto Infierno y nos la trae Amaya Felices, una profesora e ingeniero madre de dos niños que encontró su voz y su forma de expresarse ante los avatares de la vida mediante la escritura.

Se trata de fantasía urbana pura y dura, con toques juveniles, pero de esos con los que los adultos comulgamos sin demasiado problema. De lectura fácil y ligera, Amaya nos lleva de la mano de Violeta, a conocer a los seres sobrenaturales que conviven con nosotros en las sombras; vampiros, licántropos, brujas negras y demonios. Y cuando unos alquimistas ambiciosos amenazan con salir del anonimato y llevar al mundo al Armagedón mediante seres mutados en un laboratorio, los sobrenaturales han de tomar partido y prepararse para librar la madre de todas las batallas.

Pensé que encontraría mucho de romance paranormal, pero aunque subyace en el eje de la trama y está muy presente en las acciones de la protagonista, tiene mucho más de combate, aventura y acción trepidante que de amor y sexo, pese a que nos movamos entre bellísimos íncubos y súcubos.

Si bien los mundos de la novela no son complejos, me ha sorprendido para muy bien la estructura de las sociedades de seres sobrenaturales que crea la autora, particularmente la de las brujas y hechiceras, con jerarquías y costumbres brillantemente descritas.

Para no perderse el segundo libro, donde nuestra protagonista infernal debe robar un objeto sagrado en El Vaticano. He disfrutado especialmente ese tomo en el que se nos describen las defensas antidemonios de la Ciudad de San Pedro, y las órdenes ultrasecretas que lo protegen (Me acordé mucho de la serie “La Monja Guerrera” y me encantó)

Si queréis echar un par de tardes con esta trilogía, pasaréis muy buenos ratos. Yo repetiré con la autora, ya que he visto que es bastante prolija.

La imagen base de esta entrada es de Enrique Meseguer en Pixabay

Súcubo, transgresora, letal.

Nacida para ser perfecta, con un cuerpo capaz de hacer que cualquiera entregue su alma a cambio de poseerlo. Criada sin más alegrías que sus clases de lucha. Creyéndose maldita por un corazón cuyo dolor no entiende. Alimentada a través de la carne. Diseñada para ser el segundo ser más poderoso del mundo aunque ella misma piense que su vida no vale nada.
Pero cuando se acerca la noche de su quincuagésimo quinto cumpleaños, la mayoría de edad para los suyos, descubre una antigua venganza que debe completar. Se da cuenta de que es un peón importante en una guerra que lleva siglos fraguándose y duda de lo que siempre ha creído ser.
Cazarrecompensas, de madre asesinada y padre ejecutado, sarcástica y transgresora, protegida del único vampiro al que no desea estacar con sus tacones… por sus venas corre la sangre demoníaca más seductora y peligrosa. Así como el potencial para acceder al poder del pozo de todas las almas.

Link : El Pozo de todas las almas

La guerra ha llegado. Violeta es ahora uno de los generales de los ejércitos demoníacos del sexto infierno y, como tal, debe conquistar el primer plano. Sin embargo su amiga Marta, la bruja moon-wolf, la necesita para recuperar un antiguo grimorio de su clan, uno que sobrevivió a la Inquisición. El problema es que el libro está guardado nada menos que en la sede del poder de la Iglesia: el Vaticano.
Con el vampiro Casio hecho prisionero y Lucas embarcado en una misión secreta, el único que puede ayudar a Violeta es uno de los guardias personales íncubos de su abuelo.

Más acción, más magia, más sangre. El grimorio de la luna llena es el segundo libro de la saga Sexto infierno.

Link : El Grimorio de la Luna Llena

El fin del mundo está a punto de llegar.
El padre Bruno tiene que pasar las pruebas de un arcángel si quiere ser digno de impedirlo. Las brujas snake están intentando despertar una magia antigua y prohibida. Marta desafía a su matrona por el mando de la casa de la luna llena y tiene una visión de una mujer y un niño pequeño a los que debe ayudar. Arianhrod observa los posibles futuros y se da cuenta de que algo muy malo está acercándose.
El fin del mundo.
El día del juicio final.
El despertar de los antiguos dioses.
Sin embargo, tan solo un cura cristiano y un puñado de brujas y demonios estarán allí para impedirlo.
Sigue la acción, la magia y la sangre. El día del juicio final es el tercer libro de la saga Sexto infierno.

Link: El día del Juicio Final

UNA DE DETECTIVES SOBRENATURALES – VARIOS AUTORES

¿Habéis pasado por una de esas etapas en las que vuestra cabeza no asimila lectura seria ninguna, y aún así os apetece leer? Yo suelo tener varias al año, y a lo largo de mi vida las he ido solventando con maratones de series, que no está mal, o novelitas pseudovictorianas de corte rosa, con la esperanza de encontrar a la reencarnación de Jane Austen en el siglo XXl, que me dejaban rebozada en almíbar cual pastelito borracho, con ganas enormes de darle a mi cerebro café amargo en dosis insanas, y la piel tan peguntosa que me convertía durante meses en una hater y hasta troll del amor… no fuera que se me acercaran y se me quedaran adheridos cual pegatina de Hello Kitty, con lo caros que están los divorcios por muy express que sean. Que no era para mí vaya.

(Y ya que estamos, consejo no solicitado del día : queridas mías, queridos míos, ya habéis oído lo que destiñen los príncipes azules y las princesas rosas. Buscad mejor un/a buen/a plebeyo/a que ya vienen desteñidos de serie y hay pocas sorpresas desagradables en la colada. Y para Reinas nosotras/os. Funciona, creedme. Os lo dice Mamá Eremita que sabe más por vieja que por diabla, que también)

Y entonces, cuando me estaba planteando seriamente no leer y sentarme a ver spaghetti westerns de sobremesa con mi padre o mi chico, por aquello de que me suele gustar más una bala que una flecha al corazón, qué le voy a hacer, cayó en mis manos el primer libro de la Saga Los Hollows protagonizada por la bruja Rachel Morgan.

¡Ostras! Monísima protagonista femenina – todas y todos están muy buenos en este género, porque oye, ya puestos, no está tan mal que les doten de un arma más que les acarree tantos problemas como ayudas en los que ya tienen – bruja, patosa y especialista en meterse en líos de los que se resuelven a leches de las buenas. Con tramas sorprendentes dignas de la mejor novela de detectives, pero en fantasía. Secundarios adorables como el pixie Jenks, la vampira Yvy, y protas masculinos, objetivo amoroso de Rachel, que van desde vampiros hasta elfos, con más sangre y pimienta que azúcar y flores, y más golpes que besos.

Y así descubrí este género ligero y entretenido, englobado por lo general en Fantasía Urbana, protagonizado por seres de toda índole paranormal, cazarrecompensas, detectives, o involuntariamente arrastrados a arreglar situaciones que escapan al alcance humano o apocalípticas, con muchas dosis de humor, violencia y hasta romance del bueno. Para pasar amenísimos ratos sin más, y a veces, hasta para aprender más sobre ellos. Ya quisieran muchos libros “serios” estar a la altura de este fantástico entretenimiento.

Entre nuestros mágicos detectives encontraréis brujas y brujos, vampiros, lobos, súcubos e íncubos, otros demonios no identificados, druidas… todo lo que podáis desear rebuscando un poquito. Os dejo mis favoritas, además de la ya mencionada:

Crónicas del Druida de Hierro de Kevin Hearne: Atticus O´Sullivan es un druida de tropecientosmil años que tiene una librería en Arizona nada menos. Comienza sus andanzas impulsado, o más bien chantajeado por la Morrigan, de la mitología irlandesa y los Thuata De Danáan o Hadas. Trepidante, con un sentido del humor excelso y con una visión muy iconoclasta de la mitología celta.

Anita Blake de Laurell K. Hamilton: El don de Anita es levantar muertos. En este caso va de vampiros y zombies. Son más conocidos los comics, aunque los libros no tienen desperdicio alguno.

Harry Dresden de Jim Butcher: En ésta el prota es un mago. Si conocéis la serie de TV The Dresden Files, poco más puedo añadir. Solo que vale la pena.

Con tiempo os iré hablando de cada saga por separado. Si buceáis un poquito en El Redondal podéis ver alguna muestra. Hoy sólo os traigo un aperitivo ligerito pero intenso como este tipo de lecturas.

Inconveniente: por alguna razón sólo unas pocas están en español o catalogadas en editoriales, con lo cual en este caso sí estaría justificado buscar donde se suelen buscar estas cosas (pero solo en estos casos por favor, que rascarse el bolsillo con los que nos dejan su alma en el papel bien vale unos euritos, no me seáis piratas)

No salgáis sin guantes y bufanda que hace un frío que pela (Hasta con gorro. He descubierto que me encantan gorros y boinas. Y que tapándose la cabeza se tiene menos frío. Estoy por ir por cada con los caperuzos esos de borla, júrolo)

(Imagen de Rebeca Egea @Bekiesser para el Redondal)

Fiesta por el fin – Yuri Morillo Castaño

32 graditos centígrados o Celsius dice mi Kalíkrates que hace, o 90 grados Farenheit que suena más gordo. Sí, todas mis máquinas se llaman Kalíkrates, es lo que hay, menos mi primer coche, un Opel Corsa GT, ese se llamaba Tomás; o mi android, que no le pongo nombre porque no me simpatiza nada ¿Sabéis lo que es llevárselo a la oreja y que el puñetero se caliente con la que nos está cayendo? Vamos, que no me llaméis por favor, y él no me gusta, así es que no le bautizo. Mi anterior I-phone 4S sí se llamaba Kalíkrates también, ese sí que me caía bien. Pero se quedó obsoleto el pobre, que últimamente los aparatos envejecen a más velocidad que yo, que ya es decir.

En fin, que hace mucho calor en la capital del Reino de un ex-rey que sale de naja que dicen en ValleKas. No se ni cómo no se derrite el COVID y se nos vuelve casi segunda oleada. Claro que al paso que vamos se van a derretir los humanos y el bicho desaparecerá por licuefacción de potenciales contaminados.

Todo esto, además de delirios de un cerebelo que va a pasar en cualquier momento de sólido a líquido, viene muy a cuento del Novelón que os traigo hoy. Otro. Ya sabéis que soy muy parca en el uso de esa palabra en mayúsculas y aumentativo. Pero cuando es, es. Y va de combustiones no demasiado espontáneas.

Afirmo e informo que he encontrado otra joyita entre mis apreciados indies: la Fiesta por el Fin de Yuri Morillo Castaño. Una delirante y apocalíptica obra de terror y ciencia ficción, primera del autor, ante cuya portada piensas que vas a encontrar una obra infantil tipo Monsterhigh o High School Musical con aditivos, pero nada más lejos. Al final la misma portada es casi una ironía que comprendes al acabar de leer. No se si hubiera llamado mi atención como para darle una oportunidad de no ser porque menciona a Bowie, y claro, los que me conocéis sabéis que nunca podría resistirme a semejante presentación. Mi David nunca me conducirá por sendas inadecuadas.

Vamos con la Sinopsis

FIESTA POR EL FIN es una novela que oscila entre el terror y la fantasía urbana, con un pie puesto en el humor más negro y referencias continuas a la cultura pop y la música punk e indie. Una historia de supervivencia pero también de madurez, de incertidumbre y de los cambios en las relaciones personales en esencia, heredera de autores como Neil Gaiman, Stephen King, H.P. Lovecraft, Alan Moore, Clive Barker o Richard Matheson.
____________________________________________________

Bienvenidos a cualquier ciudad.

Bienvenidos a los tiempos de la bruma y la ceniza.

Para Clara y sus amigas la existencia se ha convertido en un pálido reflejo de lo que fue, habitando en pequeñas vidas grises y ansiando la promesa de un fin de semana que se antoja igual de apagado, mientras se aferran a un pequeño hilo de esperanza casi inexistente. Ya que, ¿cómo sobrevivir en una crisis a la que es difícil ponerle rostro que culpar?

Pero todo puede ir a peor, cuando una nueva amenaza proveniente de otro lugar, más concreta pero también más terrorífica, se cuela en su mundo para liquidar de una vez por todas la realidad que conocen. ¿Cómo enfrentarse a lo extraordinario? ¿Cómo derrotar a algo que puede reducirte a rescoldos ardientes con solo rozarte? Quizá contando con la controvertida ayuda de un inesperado desconocido que ni siquiera parece humano…

Lo primero que llama la atención es la ciudad distópica en la que transcurre la acción, pues se trata de una distopía tópica. Como os lo cuento. Ni se me hubiera ocurrido escribir algo así a finales de Enero, pero hoy, con la pandemia aún encima y sus consecuencias políticas y económicas, el escenario presentado por Yuri está relativamente cerca de convertirse en realidad. Se trata de un barrio obrero en decadencia por abandono. La carestía y la miseria hacen mella en edificios y habitantes, en comercios cerrados, suministro eléctrico intermitente amenazando con ser inexistente, comunicaciones interrumpidas, seguridad inexistente, pues las fuerzas del orden son insuficientes para controlar una ciudad en clima de preguerra y crisis… Cada cual buscándose la vida como puede intentando mantener la idiosincrasia de lo que fué… ¿os suena? ¿En qué acabará la tan cacareada Nueva Normalidad?

En tal ambiente viven los protagonistas de la novela, encabezados por Clara, una casi treintañera que sobrevive como puede, rodeada por sus vecinos y amigos: la vieja y sensata Águeda y su nieto Alex, una pareja formada por Sonia, una punk de gran sentido artístico y la inteligencia emocional de un pepinillo, y la dulce Juana, su compañera infatigable y hogareña, los bunkerizados Gómez y el neonazi Alfred. Y gatos, muchos gatos, como Bicho, el de Clara, acostumbrado a buscarse la vida ante la desidia, el spleen de Clara, que ya ha matado a su helecho Ignacio por falta de riego, pues la supervivencia pura y dura no da margen a ocuparse de mascotas y decoraciones.

Cómo me imagino a Colins. Y el autor confirma que le inspiró The White thin Duke en su creación

Un buen día aparece en el salón de Clara un tipo alto, pálido, de extraños movimientos que se hace llamar Colins. Y comienza una pesadilla ardiente y terrorífica que prefiero que leáis, pues sabéis que detesto los spoilers.

Van apareciendo a lo largo de la novela otros personajes que no tienen desperdicio, como George e Ivanka, amigos de Clara, Umberto, el ex-alcalde de la ciudad, una mezcla entre Julián Muñoz y Santiago Abascal, Candelas y Clara2…. a cual más especial. Juntos o separados, vivirán una pesadilla que parece ser el principio del fin. Por no hablar de sus antagonistas, que Clara describe perfectamente en esta lapidaria frase.

¿Qué coño está pasando aquí? ¿Se ha abierto un puto portal rollo Hellraiser a otra dimensión y están pasando todas las criaturas de pesadilla del puto Clive Barker sin que nadie nos haya dicho nada?

Morillo Castaño, Yuri. Fiesta por el fin (Spanish Edition) (p. 201). Edición de Kindle

Los personajes de Yuri Morillo tienen tanto peso específico que, cuando llega la Fiesta por el Fin y se forman los corrillos que se suelen hacer en toda congregación maxigrupal, y se suceden escenas que van de una conversación a otra – transición realizada a ritmo de títulos de canciones – se puede identificar quién está diciendo qué sin que el autor lo mencione tan siquiera, incluso aquellos que acaban de aparecer por primera vez en escena.

Llena de referencias a la cultura underground, comics, fanzine, movimiento punk bien entendido. con una protagonista con la que cualquiera de vosotros podéis identificaros, y momentos culmen aterrorizantes en los que no puedes apartar tus ojos de las páginas, os aseguro que esta novela vale la pena de principio a fin. Y escribe de pm…. prosa cuidadísima y vocablos difíciles de esos que no veía utilizar desde hace tiempo de forma tan adecuada para cuadrar descripciones.

Para adictos a las emociones fuertes, sin ser de esas que hacen que no puedas dormir por las noches. Vamos, que me ha encantado.

Por último, una cita del libro para Diana, Jess y Carolina, tan amantes ellas de los dragones. Para que sepan que hay otra cara

Clara imaginó que ese debía de ser el tipo de bramido que soltarían los dragones cuando se estaban dando un festín en las cumbres más altas de las montañas nebulosas. La clase de ruido primigenio que haría a los neandertales cagarse encima de miedo a lo desconocido en sus cuevas por las noches e inventar el fuego para ahuyentar a lo que fuera que lo emitiese. El mismo horror que daba lugar a  mitos y leyendas. O a ritos y religiones.

Morillo Castaño, Yuri. Fiesta por el fin (Spanish Edition) (p. 240). Edición de Kindle.

Os dejo el link de Kindle Unlimited para la descarga del libro como siempre. Fiesta por el fin. E id por la sombra no me vayáis a salir ardiendo. Je.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 2505 KB
  • Longitud de impresión: 273
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B08863YXJ4

HABLEMOS DE MUNDOS FANTÁSTICOS Y AMORES ÉPICOS CON JESSICA GALERA ANDREU

Os contaba anteriormente que había hecho bajar a la Tierra desde esos mundos oníricos en los que suelen evadirse, a dos autores de fantasía amigos míos, para inaugurar la sección de entrevistas Desde El Redondal. Si Rubén andaba por el Olimpo con Calíope y Clio, nuestra autora de hoy tiene trato con Melpómene y Erato, porque guerrera es un rato (vaya, sin haberlo planeado me ha salido un pareado)

Antes de entrar en materia debo deciros que esta vez también hay regalito para 10, pues si no lo hago al principio, Terremoto Jess me va a volver del revés. Vale, ésta fue a propósito, un poco lamentable pero rima – ríe La Eremita que sigue sin saber cómo se ríe uno aceptablemente de forma literaria, sin escribir onomatopeyas o poner iconitos –

Sabemos por su web que Jessica Galera Andreu nació en Barcelona un 16 de Abril de… de… No, eso no os lo digo, lo leéis si queréis, pues soy firme partidaria de la solidaridad de género; la edad y el peso no se confiesan si una no lo desea. Taytantos. Eso es. Colaboró un tiempo con un diario deportivo, hasta que se decidió a dedicarse de lleno a escribir, por suerte para nosotros, sus ávidos lectores.

Tiene una máxima en su vida. ¿De Schopenhauer? ¿De Santa Teresa? Pues no queridos: ¡Del Príncipe! ¿de Maquiavelo? ¿de Felipe VI? Otra vez no, queridos: ¡de Bel Air!

Venga va, matizamos:

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo; si tienes un sueño, ve a por él”.

(En busca de la felicidad) – Will Smith. 

Así ya es otra cosa ¿verdad? Jessica tiene eso, es voluntariosa, una grandísima luchadora pero de risa fácil y sonrisas acogedoras, con un gran sentido del humor; estoy segura de que me permitirá esta broma sin regañarme demasiado.

La descubrí por casualidad en una de mis incursiones en Kindle Unlimited. Vi un libro de fantasía sobre ángeles titulado Letargo, de la saga Divano, y a pesar de mi reticencia con el tema, lo descargué pensando que podía devolverlo enseguida si no me gustaba.

Devoré la saga completa en pocos días, y a pesar de que era reacia a escribir comentarios en Amazon – aún no existía El Redondal como tal. Lo había abierto sí, pero lo abandoné a la tercera entrada y no lo retomé hasta Enero de 2020 – escribí mi opinión en aquella plataforma:

Realidades alternativas, muchos mundos en una sola historia… de verdad me encantó. Y cumplí lo de seguirla. Quién me iba a decir entonces que nos haríamos amigas y las charlas con ella se convertirían en algo tan bueno y cotidiano como el café matutino. Pero a pesar de ello, gracias a Dios, separo a la escritora de la amiga, y me dejo llevar por Jessica Galera, que no por Jess, a viajes por una cantería de mundos tan compleja como la de Trece Tronos, su nueva e increíble saga.

Finalmente me pongo en modo Literazzi (paparazzi literaria) y le incrusto a la señorita Galera la alcachofa-micrófono hasta la campanilla:

P: Buenos días Jessica comenzamos por tus inicios. ¿Cómo fue tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Yo empecé a leer en la adolescencia y mi primer contacto fue con La Historia Interminable. De pequeña había visto la película y luego, leer el libro fue todo un descubrimiento. Por esa época le daba a los clásicos por una colección de estos que a mis padres les regalaron pero entrar en el mundo de Michael Ende fue otra cosa. Y desde ahí hasta hoy.

(Aquí la entrevistadora pone cara de poker, porque aunque el libro de Ende es de lo mejor que ha leído, la película le parece lo que vulgarmente se llama un truño de los épicos, pero prosigue impasible el ademán)

P: ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del Género?

R: Yo creo que nos influyen todos los autores que leemos, en una u otra medida, sean grandes o no. De todos te empapas de algo, coges lo mejor, aprendes. Y luego tienes que buscar tu propio estilo, tu propia voz, ser tú.

P: ¿Sabes Jessica? Siempre he creído que tienes pequeñas pinceladas del estilo de Sarah J. Maas e Ilona Andrews, pero es cierto que eres muy particular, especialmente en la manera de tratar los romances sin distinción de géneros. Dinos, ¿hiciste algún intento fallido antes de publicar tu primer libro?

R: El primer libro que escribí lo publiqué. Es ‘La Última Alianza’. Por aquel entonces (2009) fue en régimen de coedición, un tochete de 700 páginas. Tiempo después, rescindí contrato con la editorial y lo autopubliqué en dos volúmenes: ‘La Profecía’ y ‘El Último Rey’. Antes jamás me había propuesto escribir y mucho menos publicar. Era algo que me gustaba y no se me daba mal del todo en el colegio, pero jamás me planteé nada más allá.

P: Y ahora eres una autora muy prolífica con decenas de libros autopublicados. Tu cantería de mundos es compleja y variadísima. ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación? ¿Es intuitivo, según surge o lo has imaginado antes?

R: Yo soy muy brújula escribiendo, aunque como me gustan las sagas largas, cada vez me toca más hacer de mapa para intentar que no queden cabos sueltos y que toda la trama que se abre, se termine cerrando. Con los mundos me pasa algo parecido. A medida que la historia va necesitando nuevas ciudades, reinos o tierras los voy creando sobre la marcha, pero luego, a medida que la historia crece, sí va tocando sentarse y reagrupar un poco, hacerse el mapa y estructurarlo.

P: ¿Tienes claro algún proyecto a futuro? (La Eremita ríe para sí misma, pues sabe que Jessica es un proyecto andante, no para de idear)

R: ¡Si fuera solo uno! Habitualmente mientras escribo una novela me bullen mil ideas para otras tantas más en la cabeza. En esta ocasión se da todo en el Universo Trece Tronos. Después de haberle puesto punto y final a la saga principal, me quedan por delante seis volúmenes más. Por lo pronto ni puedo ni quiero salir de este mundo. Tampoco me puedo imaginar ahora mismo escribiendo otra cosa.

Damos las gracias por su tiempo a Jessica Galera Andreu, La Jess, no sin que antes nos deje 10 ejemplares digitales de Dryadalis, el primero de la saga Trece Tronos, como regalo para los lectores del Redondal, que estoy segura os va a encantar.

Los enviaremos por correo en el formato que nos indiquéis a los primeros 10 que comenten este artículo con su mail (no es para spam, no os enviaremos nada más allá del libro a no ser que os suscribáis al blog).

Si viajáis a Noctia, manteneos alejados de la Via Negra.

Nos leemos el Miércoles que viene con otra entrevista que estamos preparando.

Reinos Oscuros 1: La Asistente del Diablo – HD Smith

Os traigo la primera entrega de una de esas sagas de fantasía oscura protagonizadas por una mujer de armas tomar, que me gusta tanto leer en periodos en los que en mi cabeza no asimila lecturas complejas.
Recuerdo que mi padre y mis tíos leían las novelitas del Oeste de Estefanía de tapa flexible, finitas y en formato bolsillo. Mi padre las compraba con los periódicos cada día en vacaciones, y yo confieso que cuando se me acababan aquellas “Revistas Lily” o las “Historias Selección” o los Comics del Jabato y El Capitán Trueno, también caían algunas de aquellas novelas si no tenía otra cosa a mano.
De adolescente y joven (young adult que dicen las editoriales) devoré todas las novelas de Sven Hassel, pero esas son cosa seria y merecen una entrada por si mismas. Porta, Hermanito y toda la tropa me acompañaron muchas noches ya no tan adolescentes.
Y de un tiempo a esta parte opto por estas sagas de protagonista femenina – excepto el Druida de Hierro de Kevin Hearne que también merece entrada aparte – con mucha acción, mucha cantería de mundos sofisticada en ocasiones, un tanto naïve en otras, pero siempre muy entretenidas. En fin, otros leen novelas del Oeste o juegan a la play.
Ya os presenté a Rachel Morgan y a Anita Blake. Ahora os presento a Claire Cooper, una pelirroja que trabaja como secretaria del Diablo, en un edificio de oficinas como todos los edificios de oficinas de Manhattan; parece haber llegado para quedarse.
Sinopsis :
Después de cinco años de trabajar con el Diablo, Claire Cooper cree que, fuera de eso, vive una vida normal. Hasta que se ve en peligro por un asesinato que no cometió.
Desesperada por salvar su vida y su alma, entra al Purgatorio, pero tiene un conflicto con la Reina Pagana. Ella tiene sus propios planes y utiliza a Claire para vengarse del Diablo. Claire averigua que cada soberano compite en una carrera por descubrir a “la chica” de la profecía, que arreglará el tiempo.
A medida que Claire destapa pistas sobre el verdadero asesino, ella se da cuenta de que debe ser más lista que los hijos del Diablo, o terminará prisionera en el Purgatorio para siempre.
Olvidaos de la idea tradicional de Paraíso, Infierno y Purgatorio, de Dios y Diablo como los conocemos, pues los reinos que Smith así denomina en su saga se parecen como un huevo a una castaña a los que conocemos como tales; son cielos, purgatorios e infiernos distópicos, es decir, el más difícil todavía, escribir una distopía dentro de la distopía. No son especialmente originales. Pero sí entretenidos. Y sangrientos, muy sangrientos… digamos que es ver una de Bud Spencer y Terence Hill en lugar de una de Gary Cooper, para que nos aclaremos, ya que mencionábamos el Oeste más arriba.
Y luego está Mab, sí, la Reina Mab, la de las Hadas de Shakespeare, pero aquí es la Reina del Purgatorio. Es decir, un batiburrillo entre la tradición judeocristiana y El Sueño de una Noche de Verano, pero oye, si entramos sin “prejuicios” y no somos exigentes en exceso, punto que creo haber dejado claro en la introducción, echaremos un ratillo. Si en próximas novelas aparece el Nirvana ya os contaré (el del Gordo sedente no el de Kurt Kobain, aunque quien sabe, es lo que tiene la fantasía, que cabe todo)…
Hay un inframundo, regido por un Druida con un equipo de matones druidas mafiosos (¡toma ya!), donde igual puedes tomarte un café en un Starbucks que asistir a una pelea con apuestas de demonios. Hasta un servicio de Uber intermundos que tienen, oigan, de lo más completito.
No, no hay vampiros, ni hombres lobo ni zombies, al menos de momento, pues creo yo que con Smith nunca se sabe si vemos su tónica general. Hay demonios, paganos que son algo así como brujos pero no, druidas y humanos. A los ángeles se les presupone, pero en esta novela llamarle ángel a alguien es como llamarle imbécil.
(Inciso en forma de consejo que me agradeceréis con el alma si no se la vendéis al Diablo – a mi no hace falta, no he preparado aún una sección de almas en mi armario y mi casa no admite más contenido – : Ved la serie de TV Good Omens. Es de las mejores y más hilarantes que he visto en mucho tiempo sobre esta temática de Ángeles y Demonios)
A la pobre Claire le hacen de todo, y ella, que tiene un poder increíble pero que no controla, va con la L de novata en poderes por los mundos, va saliendo como puede, la mujer, que es una arreglalotodo a gusto de nadie, porque oye, todos quieren cargársela. Tanto que hasta a mí me dan ganas de cargármela.  Pertenece a todos y no pertenece a nadie… es… bueno es Claire. Es humana pero no. Esas cosas que tienen los libros.
Y pese a todo, aunque parezca que es infumable por lo que os cuento, me ha entretenido un montón y es interesante y amena. Por eso os la dejo por aquí, por si queréis pasar un rato tonto pero divertido, si os apetecen violencia y puñetazos a raudales. A otros les da por el amor de multimillonarios y bellezas tontas; yo es que no tengo el ese pa farolillos, será la cuarentena.
De la saga, hay dos libros traducidos. Dos más en inglés que supongo traducirán, y si no, pasaremos el rato tonto refrescándonos para no oxidarnos. Como consejo : descargadlos solo si teneis kindle Unlimited porque son gratis. Gastar… no, no vale la pena. Ya sabéis que cuando lo vale os lo indico. Aquí van los enlaces:

La Asistente del Diablo
La Encantadora de Nombres
Dark Forsaken
Dark Contender

Ea, me voy con las lecturas serias de mis Yincaneras que toca una simultánea. Id por la somba.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 3192 KB
  • Longitud de impresión: 365
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B07XVS89PB
  • Tapa blanda: 336 páginas
  • Editor: Wild Fey LLC (2 de febrero de 2020)
  • Colección: Reinos oscuros
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1942030088
  • ISBN-13: 978-1942030089

Saga Los Hollows – Kim Harrison

Publicado el marzo 12, 2018

Reconozco que me encantan las sagas. Cuando las primeras páginas del libro inicial te enganchan, es muy gratificante saber que vas a estar un tiempo con los personajes que comienzas a conocer. La desventaja es que terminas anticipando sus reacciones ante las situaciones en que les ponen los autores, pero aún así disfruto, y si además logran sorprenderme acabo haciendo la ola al escritor.
No se da tal sorpresa en Rachel Morgan, la bruja detective protagonista de esta saga. Terminas conociéndola como la palma de tu mano, pero aún así te tiene en un puño en cada capítulo. Aunque anticipes el desarrollo y las más de las veces, la conclusión, Kim Harrison y su Rachel no te dejan abandonar y te mantienen en vilo toda la trama.

Cito la sinopsis del primer libro… las tramas de éste y los siguientes se descubren leyendo

Todas las criaturas de la noche se reúnen en el barrio de los Hollows para esconderse, merodear, divertirse… y alimentarse.
Los vampiros son los amos de la noche en un mundo en el que impera la ley del más fuerte, plagado de peligros inimaginables, y el trabajo de Rachel Morgan es precisamente mantener a raya ese mundo.
Cazarecompensas y bruja con un indiscutible atractivo sexual y un fuerte carácter, Rachel los atrapa vivos, muertos… o no-muertos.
Rachel Morgan es una bruja Blanca que lleva tres años trabajando como cazarecompensas para Inderland Security en constante, aunque torpe, lucha por hacerse con las mejores misiones para demostrar su valía. Está harta y desilusionada con el trabajo y quiere dejarlo. El problema radica en que dejar I. S. significa también dejar rápidamente esta vida. I. S. no acepta de buen grado el incumplimiento de contrato.
Entonces se le ocurre una descabellada idea que podría sacarle del apuro, siempre que… viva lo suficiente para llevarla a cabo. Rachel imagina que si puede localizar al mayor traficante de azufre de la zona de Los Hollows y Cincinnati, será capaz de rescindir su contrato. No obstante, conseguir las pruebas para atraparle no será nada fácil.
Con la ayuda de su guardaespaldas y de su compañera de cuarto, una vampiro, puede que tenga éxito….
En suma, unos libros con acción trepidante a raudales; de esos que cuando acabas estás casi como si hubieses corrido una maratón. Cuatro personajes recurrentes, la propia Rachel, su peligrosa compañera Ivy ¿algo más que amiga?, su socio el pequeño pixie Jenks y su ácido sentido del humor, y el malo a quien amas tanto como odias, el… ah no, no os digo lo que es, como Rachel, descubridlo; lo dejamos en el misterioso Trent Kalamack. Sortilegios y armas inventadas con los más insólitos elementos, personajes secundarios que merecerían su propia saga… Y risas, muchas risas dentro de la violencia. Una lectura para divertirse cual chanchos en charca que se dice.
Un pero : No toda la saga está traducida, y a pesar de que se encuentran traducciones no oficiales aceptables (y desde aquí agradezco el esfuerzo de los que se lo curran), no se cómo las editoriales españolas nos hacen esta faena de dejarnos a medias. Qué pu… digamos puñeta.
¡Ah! ¡Que acabo de leer que CW prevee serie de TV! Promete.

Libros de la serie :
Bruja Mala nunca muere
El bueno, el feo y la bruja
Antes bruja que muerta
Por un puñado de hechizos
Por unos demonios más
Fuera de la Ley
Dos fantasmas para la hermana Rachel
Bruja blanca, magia negra
Black Magic sanction (no traducido oficialmente)
Pale demon (no traducido oficialmente)

Hasta más ver