SAGA TRECE TRONOS VI: ARKANAI – JESSICA GALERA

Trece tronos ha vuelto con su sexta entrega, Arkanai, para mover nuestros cimientos junto con los de Noctis y Luzaria. Si os apetece una lectura que no os permita ni un segundo de respiro, ni parar porque todo es tan intenso, tan veloz, que tenéis la imperiosa necesidad de saber qué ocurre de inmediato, pasando páginas diciéndoos “venga, esta es la última, mañana sigo”, pero no podéis evitar devorar una y otra y otra hasta acabarlo… y después de hacerlo os quedáis con la sensación de ¿ya? bueno ¿y ahora?… para después pensar que queréis el siguiente para ayer, tenéis que leer esta saga.

No os apuréis, Jessica es una autora rápida en sus entregas, no os dejará en vilo demasiado tiempo. Y a pesar de que son ya cinco libros, aún tenemos mucho que explorar en el mundo conformado por Luzaria, Noctis, y ahora Necron.

La saga tiene ya cinco libros publicados. Buceando un poquito en el blog podéis encontrar reseñas de los cuatro primeros. Falta uno, Leggion, que es una precuela y a la vez aclara aspectos de Arkanai, aunque os confieso que no lo he leído aún y he podido seguir perfectamente el hilo. El orden que recomienda Jessica es:

1.- Dryadalis

2.- Reo

3.- Praes

4.- Kaisar

5.- Leggion

6.- Arkanai

Si en Kaisar pensábamos que la maldición de Caronte había llegado a su fin, el muro que dividía Luzaría y Noctis había caído y Adrien y Res, June y Elain podrían vivir su amor en paz, estábamos bien equivocados… pero dejo que Jessica os resuma el argumento antes de arriesgarme a hacer algún spoiler indeseado contándooslo yo:

Entre las ruinas de la antigua catedral élfica, June encuentra una vieja moneda dorada que encierra la rúbrica de un pacto ancestral. Y es que, a pesar de ser distinta a las trece que protagonizaron sus más recurrentes pesadillas en los últimos meses, no le cuesta reconocerla: es un arkanai, las monedas que sellan los pactos alcanzados con Caronte. Si la moneda sigue allí, en Luzaria, es porque uno de ellos aún no se ha saldado.

​Cuando Adrien se entera, decide no contarle nada a Resryon, cuya situación en Noctia es más que complicada: no todas las terras están dispuestas a olvidar y firmar tratados de paz, y el miedo a una nueva guerra se convierte en un fantasma que planea sobre las cabezas del propio Res, Anven y Elain.

Sin embargo, los secretos serán imposibles de contener cuando los elfos antiguos lleguen a Luzaria dispuestos a poner en jaque a aquella que los desafió: la reina Lada, cuyo amor por el rey brujo Laubrok podría desatar un nuevo desastre.

El pasado regresa con sorprendentes revelaciones y disyuntivas que pondrán a prueba a Resryon, obligado a tomar decisiones definitivas si desea que la historia recuerde a la Vakko de una forma distinta.

Ya os lo he avanzado: de nuevo la autora no nos da tregua. Dice que escribe de amores, que los hay, y a raudales, pero si esperáis que sean de los que os hacen salir corazoncitos rosas por los ojos, no la conocéis; serán corazones sí, pero con sangre, barro, y magia, mucha magia de todo tipo y color. Cada romance “galeriano” mueve guerras sin cuartel hasta convertirse más en una fantasía épica aderezada con romances no menos épicos y finales inesperados.

Y en esos romances guerreros, hay en Arkanai una sexualidad más explícita que en anteriores entregas, que nos deja cosas como ésta que voy a citaros, porque ha encantado mi espíritu guerrero, con un grado de erotismo que merece la pena leer:

—En esta mesa se han trazado mil estrategias de conquista. —El beso con el que pausó sus palabras fue lento, profundo, intenso, deslizando su lengua sobre la boca de Adrien mientras movía ligeramente la cadera sobre él. Las manos del lúzaro acariciaban sus costados, sintiendo que se derretía—. No podía evitar preguntarme —continuó susurrando— qué estrategia seguiría para conquistarte a ti, el imperio de tu cuerpo… y de tu alma.

Andreu, Jessica Galera. Arkanai : El Fin de la Dinastía (Trece Tronos) (Spanish Edition) (p. 320). Edición de Kindle.

Y yo, que ya estaba enamorada de la historia de Resryon y Adrien, me he derretido como el lúzaro, lo confieso. Pero no os confiéis, Jessica sigue poniendo a sus personajes en situaciones imposibles y a sus lectores con el alma en vilo sufriendo con ellos hasta el… ¿final?

No, no es el final. Aún nos quedan muchos Tronos por descubrir. No sobra ni uno. Falta.

Una última pista: no deis los amores por consolidados, las vidas por vivas ni las muertes por muertas ¿o si?…

Y una nota para todos los escritores de fantasía: ¿Queréis dejar de enloquecerme con los puñeteros elfos? ¿Son bien o son mal? ¿En qué quedamos? Unos hacéis que los ame, otros que los odie… Y encima la maldita cancioncita navideña esa de “Si tú tambien la cantas eres….” Pero después de leer Arkanai, aunque no pueda evitar cantarla cuando la oigo, no, no, no soy elfooooo (a menos que sea como mi Eugenne, mi personaje favorito de toda la saga)

Links de descarga : Formato mobi amazon Formato papel tapa blanda Y por supuesto la teneis disponible en kindle unlimited.

  • ASIN : B08R31VGZB
  • Idioma: : Español
  • Tamaño del archivo : 6084 KB
  • Uso simultáneo de dispositivos : Sin límite
  • Texto a voz : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Word Wise : No activado
  • Longitud de impresión : 583 páginas
  • En Papel:
  • ASIN : B08R4K61F1
  • Editorial : Independently published (20 diciembre 2020)
  • Idioma: : Español
  • Tapa blanda : 670 páginas
  • ISBN-13 : 979-8583843787

TRILOGÍA SEXTO INFIERNO – AMAYA FELICES

Vosotros, gentes del Redondal, que no tenéis memoria de pez como una servidora, recordaréis que hace nada os hablaba de sagas de seres sobrenaturales detectives, cazarrecompensas, etc… ligeritas de leer, de esas para no pensar, y me comprometía a traeros unas cuantas.

Pues da la casualidad de que he descubierto una nueva, leída de una sentada, y me lo he pasado cual niña viendo una Cabalgata de Reyes, ya que estamos en la época. Esta vez se trata de Violeta, o Klinyt´Atz traducido a “demoniano”, una semisúcubo rubia platino, nieta del Rey del Sexto Infierno, que dice no ser tonta y, muy pero que muy bestia. En eso estamos de acuerdo.

Lo de que no es una rubia tonta… puede que no del todo, pero esa tendencia suya a meterse en cualquier berenjenal que se le cruce, aun sabiendo que no saldrá muy bien parada, o la tendencia a vivir al son de sus amantes pues… hace que lo dudemos un poquito. Aun así es una chica dura e implacable, con buen sentido del humor, tozuda como ella sola, y que no dice no a una buena pelea, así es que se lo perdonamos.

La trilogía se llama Sexto Infierno y nos la trae Amaya Felices, una profesora e ingeniero madre de dos niños que encontró su voz y su forma de expresarse ante los avatares de la vida mediante la escritura.

Se trata de fantasía urbana pura y dura, con toques juveniles, pero de esos con los que los adultos comulgamos sin demasiado problema. De lectura fácil y ligera, Amaya nos lleva de la mano de Violeta, a conocer a los seres sobrenaturales que conviven con nosotros en las sombras; vampiros, licántropos, brujas negras y demonios. Y cuando unos alquimistas ambiciosos amenazan con salir del anonimato y llevar al mundo al Armagedón mediante seres mutados en un laboratorio, los sobrenaturales han de tomar partido y prepararse para librar la madre de todas las batallas.

Pensé que encontraría mucho de romance paranormal, pero aunque subyace en el eje de la trama y está muy presente en las acciones de la protagonista, tiene mucho más de combate, aventura y acción trepidante que de amor y sexo, pese a que nos movamos entre bellísimos íncubos y súcubos.

Si bien los mundos de la novela no son complejos, me ha sorprendido para muy bien la estructura de las sociedades de seres sobrenaturales que crea la autora, particularmente la de las brujas y hechiceras, con jerarquías y costumbres brillantemente descritas.

Para no perderse el segundo libro, donde nuestra protagonista infernal debe robar un objeto sagrado en El Vaticano. He disfrutado especialmente ese tomo en el que se nos describen las defensas antidemonios de la Ciudad de San Pedro, y las órdenes ultrasecretas que lo protegen (Me acordé mucho de la serie “La Monja Guerrera” y me encantó)

Si queréis echar un par de tardes con esta trilogía, pasaréis muy buenos ratos. Yo repetiré con la autora, ya que he visto que es bastante prolija.

La imagen base de esta entrada es de Enrique Meseguer en Pixabay

Súcubo, transgresora, letal.

Nacida para ser perfecta, con un cuerpo capaz de hacer que cualquiera entregue su alma a cambio de poseerlo. Criada sin más alegrías que sus clases de lucha. Creyéndose maldita por un corazón cuyo dolor no entiende. Alimentada a través de la carne. Diseñada para ser el segundo ser más poderoso del mundo aunque ella misma piense que su vida no vale nada.
Pero cuando se acerca la noche de su quincuagésimo quinto cumpleaños, la mayoría de edad para los suyos, descubre una antigua venganza que debe completar. Se da cuenta de que es un peón importante en una guerra que lleva siglos fraguándose y duda de lo que siempre ha creído ser.
Cazarrecompensas, de madre asesinada y padre ejecutado, sarcástica y transgresora, protegida del único vampiro al que no desea estacar con sus tacones… por sus venas corre la sangre demoníaca más seductora y peligrosa. Así como el potencial para acceder al poder del pozo de todas las almas.

Link : El Pozo de todas las almas

La guerra ha llegado. Violeta es ahora uno de los generales de los ejércitos demoníacos del sexto infierno y, como tal, debe conquistar el primer plano. Sin embargo su amiga Marta, la bruja moon-wolf, la necesita para recuperar un antiguo grimorio de su clan, uno que sobrevivió a la Inquisición. El problema es que el libro está guardado nada menos que en la sede del poder de la Iglesia: el Vaticano.
Con el vampiro Casio hecho prisionero y Lucas embarcado en una misión secreta, el único que puede ayudar a Violeta es uno de los guardias personales íncubos de su abuelo.

Más acción, más magia, más sangre. El grimorio de la luna llena es el segundo libro de la saga Sexto infierno.

Link : El Grimorio de la Luna Llena

El fin del mundo está a punto de llegar.
El padre Bruno tiene que pasar las pruebas de un arcángel si quiere ser digno de impedirlo. Las brujas snake están intentando despertar una magia antigua y prohibida. Marta desafía a su matrona por el mando de la casa de la luna llena y tiene una visión de una mujer y un niño pequeño a los que debe ayudar. Arianhrod observa los posibles futuros y se da cuenta de que algo muy malo está acercándose.
El fin del mundo.
El día del juicio final.
El despertar de los antiguos dioses.
Sin embargo, tan solo un cura cristiano y un puñado de brujas y demonios estarán allí para impedirlo.
Sigue la acción, la magia y la sangre. El día del juicio final es el tercer libro de la saga Sexto infierno.

Link: El día del Juicio Final

LAS RUNAS DEL ALMA II: SANGRE DE REYES – ELIAS SAAVEDRA

Aunque es duro dejar atrás a los nuestros, al fin y al cabo ellos son por los que luchamos, en el fondo necesitábamos volver a sentir el fuego de la aventura recorriendo nuestras venas. Cualquiera que no comprenda el sentir de un verdadero guerrero, diría que estamos ansiosos por hallar la muerte.

Saavedra, Elías. Las Runas del Alma II: Sangre de reyes (Spanish Edition) (p. 563). Edición de Kindle.

Saludos, gentes del Redondal. Andábamos Rubén y yo enfrascados en uno de nuestros múltiples debates, de esos que empiezan con “tú eres un…” y acaban con  “y tú más”, pero de buen rollito, de forma algo más ingeniosa o eso espero.

Esta vez discutíamos quién reseñaría el segundo gran texto del insigne Eliam de Savaaz, conocido fuera de las fronteras de Maurania y Atalantia como Elías Saavedra,  continuación de la Saga de Las Runas del Alma, esta vez titulado Sangre de Reyes:

Venga, cuelg… digo hazla túuuu
No tonta, cuelg.. digo hazla túuu
Que no, que túuuu

Aquí ya Rebeca e Inda empiezan a mirarnos un poco mal. Y Rubén, que es algo así como el Mcgyver  arreglabucles infinitos, me dice:

  • Oye, ¿y por qué no la hacemos entre los dos?

Glubs (Onomatopeya de tragar con dificultad y pensar ¡ay Dios!) Escribir con un maestro de la Alta Fantasía hispana sobre otro. Escritor y aficionada.  En fin, ¿quién dijo miedo? Y aquí va la inconsciente que quedará a la altura del betún pero oigan, una hará lo que pueda.

Han pasado unos diez años desde que Jeth Farga y los chicos de la Arena de Rucan acabaron con la amenaza de Ebon, poseedor del Orbe Dominum, y los diablos grises. Se han asentado, algunos se han casado y hasta han tenido hijos. No os diré quiénes. Tan solo que dos de ellos, los pequeños Sanara y Ralus, de nueve años, junto con Servin Kalmar, son los grandes y entrañables protagonistas de esta segunda entrega. Ya se vislumbra su rol trascendente en la saga, puesto que como todo héroe que se precie, emprenden en Sangre de Reyes su pequeño gran viaje iniciático acompañados de Servin Kalmar. Y aquí cedo la pluma a Don Rubén H. Ernand, que espero me deje retomarla un poco más adelante.

Y yo tomo el relevo, en forma de pluma estilográfica metafórica, y continúo donde lo ha dejado La Eremita. Pero antes, dejadme que esboce una media sonrisa, de esas incrédulas y sardónicas, al escuchar cómo La Eremita me llama “Maestro de la Alta Fantasía Hispana”. Haré que impriman un montón de tarjetas con mi nombre y ese cargo debajo y las quemaré todas en una pira por la profunda vergüenza que sentiré al verlas 😂. Pero ¿dónde nos habíamos quedado? Ah, sí, junto a Servin, Ralus y Sanara. Tres grandes personajes, con sus más y sus menos, pero que acaban por robarte el corazón porque son, sin duda, los más sólidos, honestos y entrañables de todo el libro. Un trío genial y que acaba por volverse inseparable, aunque sólo el tiempo dirá si es así. Pero no son los únicos, desde luego, y los viejos protagonistas de El legado de los safir tienen su lugar y su cuota de páginas.

Desgranado ya el argumento del libro, ¿qué aporta este nuevo libro sobre el primero? En la entrevista que le hice hace algo más de un mes a su autor, Elías Saavedra (gran escritor y mejor comensal, como ya sabréis los que la habéis leído), le comenté que había notado una evidente mejora en su estilo, que ya era bueno en su primer libro. Y es así. Se percibe una nueva madurez en su forma de escribir y en el tratamiento de la historia. Y no es que Elías escatime en momentos divertidos, chascarrillos y en usar a algunos personajes para proporcionar ese alivio cómico tan de agradecer en obras que, por lo demás, cuentan una historia épica o dramática. Los niños, el mago Julius, el propio Servin o los piratas nos dan momentos de distensión que son de agradecer y que el autor sabe usar a la perfección. En pocas palabras, Elías es un cachondo y tiene un gran sentido del humor, por suerte para nosotros, sus lectores. Pero la historia, sin duda, es más oscura que la de El legado de los safir, el comienzo del libro ya lo deja claro, y eso es así no tanto por el qué ocurre sino por el cómo.

Imagen del afamado herrero Ernand trabajando en su forja. Sin duda, el mejor personaje del libro 😎 .

Más allá del tono, el estilo también ha madurado. Sigue siendo como a mí me gusta: ágil, con las descripciones justas y necesarias, entrando en la mente de los personajes cuando debe hacerlo y, en definitiva, con un buen equilibrio entre diálogo, acción y descripción. A ello contribuye una edición impoluta, tanto en errores ortotipográficos como en su maquetación, francamente indistinguible de un libro editado por una editorial tradicional cualquiera. No sé a vosotros, pero a mí, como lector y también como escritor, me encanta ver esa progresión en un autor porque significa que se mueve, aprende, progresa y, en definitiva, es mejor en su trabajo.

Si tuviese que elegir un único aspecto a destacar en este Sangre de Reyes ese sería, tal y como ocurría con su predecesor, su elenco de personajes. Y eso que, como he dicho, la historia ha ganado en complejidad e interés. Pero los personajes llevan el peso de la trama, son muy carismáticos, verosímiles y a la que nos descuidemos comenzarán a hacernos ojitos y tocarnos la patatilla. Advertidos estáis. Tal y como pasaba en la primera parte, los personajes tienen alma y eso se nota porque al poco de comenzar esta segunda parte volverás a empatizar con ellos, incluso, como me pasó a mí, tras los casi cinco años pasados desde mi lectura de El legado de los safir. Y cuando sientes que te encantaría compartir una jarra de cerveza (¡y un buen plato de jamón! 🤤) con ellos es que te tienen en sus redes y se han convertido en inolvidables. La magia de la literatura en acción.

Y va siendo hora de pasar a las conclusiones, así que… ¡Ugh! ¡Vale! Ya te cedo el testigo, Eremita, no era necesario pisarme el dedo gordo del pie. Ella, como maestra de ceremonias, tiene más soltura bajando telones que yo.

Toma ya ¿Y ahora qué le queda a esta Eremita por decir? Solo una cosita: Así como el Legado de los Safir podría considerarse autoconclusivo, no ocurre lo mismo con Sangre de Reyes. La historia no ha alcanzado el clímax ni de lejos; esperamos que Elías se esté empleando a fondo y llegue pronto la tercera entrega, no nos vaya a salir como un Rothfuss cualquiera. Si llego a saberlo… le hubiera leído igualmente pese a mi frágil promesa de no leer sagas inconclusas tras mi experiencia Rothfuss-Martin. Porque os puedo asegurar que al igual que Rubén (al que por cierto, me encanta pisar el callo – onomatopeya de risa malévola – ) he disfrutado cada línea, y esa manera que tiene el autor de hacerme sentir fascinación por el que parece – es que no quiero creer que lo sea aunque todo indique lo contrario – el Gran Villano de la historia. Con villanos así, no me des buenos, gracias. Aunque los buenos de Sangre de Reyes sean y estén tan buenos que den ganas de comérselos (Al herrero Ernand no que igual resulta algo indigesto o Rebeca me cruje, y no se cuál de las dos opciones es la menos deseable).

Leedlo y disfrutadlo buenas gentes del Redondal. Las malas también, que aquí somos inclusivos. Os dejamos el link a kindle Unlimited : Sangre de reyes

Id por el Sol esta vez, que hace un frío que pela.

Versión digital:

  • Tamaño del archivo : 2450 KB
  • Word Wise : No activado
  • Longitud de impresión : 572 páginas
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B08GQ9L57P
  • Texto a voz : Activado
  • Versión impresa:
  • Tapa blanda : 563 páginas
  • ISBN-13 : 979-8676962760
  • Dimensiones : 15.6 x 3.58 x 23.39 cm
  • Editorial : Independently published (28 agosto 2020)
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B08GVGCK1J

Hablemos de fantasía y almas con Elías Saavedra

Tiempo ha, llegué a plantearme estudiar la carrera de periodismo. Por fortuna, el sentido común imperó y ahora no pertenezco a uno de los gremios más mal pagados, explotados y desprestigiados en este país lleno de malos pagadores, explotadores y prestigitadores ­­—de los que en vez de palomas guardan billetes de 500 en el sombrero de copa—. Claro que, a cambio, estudié Filología inglesa, así que no estoy como para sacar pecho precisamente… Todo esto viene a cuenta de que yo también quería sumarme a la flamante sección de El Redondal “Hablemos de…” con una entrevista a un joven y hambriento, esto último va con segundas, autor de fantasía de nuestro país: Elías Saavedra.

Imagen de Elías Saavedra junto al mar.
Elíam de Saavaz, afamado historiador maurano.

Conocí a Elías allá por el año 2016. Acababa de comprarme mi primer lector de ebook, estaba trabajando en el enésimo borrador de La primavera ausente y hacía poco que había decidido que me autopublicaría en la plataforma de Amazon KDP. Y necesitaba referentes, saber qué se cocía en la fantasía autopublicada de este país, si mi novela era lo suficientemente buena y, en general, necesitaba saber si valía la pena meterme en este mundillo de locos. La primera impresión no pudo ser peor: novelas muy verdes, errores a mansalva, escritores bisoños y clichés (cuando no copias descaradas) sonrojantes; muchas de ellas entre las 10 o 20 más vendidas. Pero un buen día me encontré un mensaje en un foro de una persona que llamaremos Mr. X, por darle más misterio al asunto, en el que recomendaba leer una novela, El legado de los safir, de forma entusiasta y enlazaba su comentario a la misma en Amazon, que os dejo aquí abajo:

Reseña de El legado de los safir en Amazon.
Mr. X también fue uno de los que me hicieron comprender la importancia de reseñar lo que leemos. ¡Reseñad, por Tutatis!

Cuando lees una reseña así, cuando mencionan que los personajes tienen alma, algo que yo considero esencial en cualquier obra de ficción, no queda más que rendirse e intentar averiguar si todo eso que has leído es cierto. Y vaya si lo era. Pero esa es otra historia que os contará mejor La Eremita, metamorfoseada en maga patosa de flequillo imposible, pero con el mismo buen corazón, en su reseña de El legado de los safir.

Dicho todo esto, hace poco decidí quedar en una taberna (virtual, que no está el tema para tonterías) con Elías para que todos aquellos que lo conozcáis o queráis hacerlo, podáis leer un poco más sobre él. Así que, tras un poco de charla ociosa, comentar anécdotas sobre qué personajes van a morir en nuestros próximos libros, darnos consejos sobre tratamientos capilares y la recomendación firme de Elías de que bebiendo más alcohol es como se cura el hígado, llegamos a la parte jugosa. Elías coge el micro (creo que pensaba que venía a un karaoke, pero no se viene abajo al constatar que de cantar nada) y toma la palabra.



Lo primero, gracias Rubén y a toda la familia de El Redondal por haberme invitado. Se está de maravilla en este porche, transmite armonía, y además es una delicia la cerveza y los pimientos asados están exquisitos. Por cierto, se han acabado y…

Luego traigo más, no te preocupes. Ahora, al turrón.

También terminé el jamón…

Dije turrón, no jamón, pero ya que estamos… Háblanos un poco de tus inicios como autor y lector. ¿Qué libros te marcaron en tu infancia? ¿Qué te impulsó a querer escribir?

Siento si no soy muy original, pero guardo un maravilloso recuerdo de La historia interminable de Michael Ende, que me enseñó que en la Fantasía los límites los marca nuestra imaginación; y El Hobbit de Tolkien con el que descubrí la Fantasía Épica. Con respecto a mis primeros escritos, no escribí nada medianamente serio hasta mis primeros años en la universidad y muy poco y de baja calidad. La mayoría ni me he atrevido a releerlo, aprecio demasiado mis ojos. Bueno, hay algo salvable por el cariño que le tengo: un cuaderno en el que escribía las crónicas de un quijotesco personaje, una comedia loca. Es un proyecto que he retomado y tarde o temprano espero que salga a la luz.

Y al hilo de la pregunta anterior, ¿qué te impulsó a crear la historia de Las Runas del Alma y qué personas o historias te influyeron para hacerlo?

Empezaré por las historias que me influyeron.  El Señor de los Anillos sin duda, pero soy muy fan de una saga de videojuegos: Final Fantasy. El VII, el VIII y el X me han marcado. Sus mundos maravillosos, la magia de los elementos y sus personajes. Luego están mis pasiones, todo lo relacionado con lo medieval me resulta inspirador. Y sobre lo que me impulsó a escribir Las Runas del Alma, debo decir que prácticamente dejé de escribir desde el 2002 al 2009, más o menos, pero durante todo ese tiempo no dejé de fantasear con aventuras de guerreros, espadas, magia… Llevaba una historia dentro, pero ni me planteaba ponerme a escribirla hasta que un día, ordenando un cajón, rescaté una hoja en la que apenas tenía escrita una carilla y media donde se presentaba a un guerrero llamado Zílum. No recuerdo cuándo la había escrito, pero me dio por reescribir el inicio de esa historia. El resultado se lo di a leer a mi primo, Fran, y éste me animó a seguir. Fue el momento clave. A partir de ahí recordé lo que disfrutaba escribiendo y descubrí mi vocación.

Quienes lean los dos volúmenes de tu saga notarán una evidente mejoría como autor de uno al otro. ¿Cómo te has preparado durante los años pasados entre el primer volumen y el segundo? ¿Te has documentado visitando tabernas, alternando con las camareras y comprobando el sabor de la cerveza o es solo una impresión mía?

Como bien intuyes, he visitado tabernas para documentarme, pero el problema fue que de tanto probar el sabor de la cerveza al día siguiente no recordaba mis notas mentales… (Elías hace un gesto con la mano, como si tratase de aclarar que bromeaba, pero instintivamente acto seguido coge su jarra de cerveza y pega un buen trago). Lo primero, agradezco mucho tu apreciación sobre mi mejoría, por el respeto que te tengo como el gran autor que eres. Sobre tu pregunta, pues con el primer libro de la saga encontré mi estilo. Entre escribirlo y repasarlo incontables veces le dediqué más de seis años. A partir de su publicación he ido puliendo mi estilo de muchas maneras, ¡y lo que me queda! Por un lado, he escuchado toda crítica constructiva que me ha ido llegando, analizándola y tratando de absorber lo mejor de cada una. Por otro, descubrí el foro literario Abretelibro.com. En él se celebra un concurso de relatos de diferentes temáticas en cada estación del año, y me animé a participar. Pues gracias a eso conocí a muchos amantes de la literatura, leí sus relatos, leyeron los míos, me los elogiaron, me dieron zascas… y de todo fui aprendiendo. Sea cual sea vuestro nivel, si os gusta escribir, os animo a que os paséis por Ábrete Libro. Luego, una vez que eres escritor, al leer lo haces de forma diferente a cómo lo hacías. Por lo menos eso me ocurre a mí. Al leer analizo cada frase, el estilo del autor, los recursos que emplea, sus descripciones y mucho más. De ahí trato de extraer todo lo que me pueda aportar, adaptándolo a mi estilo. Y finalmente, soy muy afortunado de contar con el apoyo de unos correctores que me dan muy buenos consejos. Disculpa por alargarme, Rubén. ¿Puedo servirme más cerveza? Tengo la boca seca.

Sí, pero antes un poco de salseo. Si tuvieras que elegir a un personaje como tu favorito, ¿cuál sería y por qué Servin?

Pues no vas mal encaminado (Elías ríe. Mira al plato de los pimientos asados, pero sigue vacío). Lo justo son dos respuestas, una por novela. En El legado de los safir me quedo con Sparta. Me ganó totalmente, por su pasado, su lealtad y por su lucha pese a estar mermado por su cojera. Y en Sangre de reyes… has dado en el clavo: Servin Kalmar. Su estilo de vida es un reflejo del vacío que siente, pero los pequeños Sanara y Ralus irrumpen para obligarle a remover todos sus sentimientos. He disfrutado mucho con ese trío.

Los que te conocemos un poco sabemos de tu buen gusto musical. ¿Qué grupos escuchas a la hora de ponerte a escribir? ¿Podrías darnos el nombre de algunas de las canciones que te han inspirado para escribir Sangre de Reyes? 

Depende (recordad que Elías es gallego). La verdad es que hay mucha variedad, según el momento, pero voy a mojarme. Wardruna, un grupo nórdico que trata de recrear la música de sus antepasados vikingos empleando instrumentos de aquella época. Puede que os suene si os digo que forma parte de la BSO de la serie Vikingos. A partir de ahí descubrí otras bandas del mismo estilo y fui elaborando mi propio recopilatorio. Y luego me quedo con la BSO de la película Interstellar. Y bueno, en las escenas de combates un poco de Power Metal en castellano siempre viene bien. Desde Tierra Santa a Dünedain.

Aún estoy leyendo Sangre de Reyes, pero ¿qué puedes contarme del futuro de la saga? ¿Habrá tercera parte? ¿Tienes otros proyectos en mente?

Proyectos tengo demasiados, ¡lo que me falta es tiempo! Para que se entienda, pongamos que El legado de los safir es como El Hobbit; pues ahora vendría la trilogía de El Señor de los Anillos con Sangre de reyes y otros dos volúmenes. Es decir, quedarían dos libros. Tengo en mente también escribir un spin-off con Madoka Ukur-Nar como protagonista, narrando lo que le ocurre durante los once años que transcurren entre la primera y la segunda novela. Es un personaje muy querido por los lectores y también para mí. Fuera de Maurania, acabo de escribir un cuento infantil, que ha gustado bastante entre los que lo han leído y en principio se va a ilustrar. Veremos que sale de ahí. Y lo que queda de año lo dedicaré a escribir el guion de un corto que producirá mi hermana, que es actriz; y a retomar la novela quijotesca que te comentaba, cuyo personaje es un treintañero obsesionado con impartir justicia y que, pese a medir poco más de metro y medio, no le teme a nada. Se hace llamar Cobra. A partir de enero de 2021 regresaré a Maurania. Creo que viene bien dar un espacio entre novela y novela de Las Runas del Alma para volver a sentir la morriña de reencontrarme con los personajes.

Esta tenía que hacértela sí o sí, ¿conoces, allá por las bellas tierras gallegas, alguna taberna que se parezca un poco a La Gloriosa y esté regentada por varias hermanas? Es para un amigo…

(Elías ríe, alza su jarra y brinda con Rubén). La verdad es que disfruto mucho cuando mis personajes pasan por tabernas, posadas y demás, porque realmente vivo lo que están viendo, escuchando y sintiendo. Sé que a ti te ocurre algo similar, Rubén, solo hay que pasarse por El Trastorno de Elaranne. En el mundo real me tengo que conformar con la buena compañía, que es lo importante, ya que no conozco ningún local tan bien ambientado en la época medieval.

Por último, ¿algo que quieras decirles a los lectores de El Redondal antes de que sigamos poniéndonos morados?

Gracias por leer esta entrevista. Ojalá que les haya resultado interesante y animarlos a que recorran nuestros mundos de fantasía, donde encontrarán refugio de cualquier preocupación. En la saga de Las Runas del Alma descubrirán una aventura épica, pero también muy emotiva.

Quiero añadir que en mi visita a El Redondal me he sentido como en casa. Es magia pura. ¡Un abrazo a todos, guerreros y guerreras!

No, gracias a ti, Elías, y a tu gran sentido del humor. Y déjame decirte que alguien que escribe escuchando la BSO de Interstellar tiene todos mis respetos.

P.D. Rubén, te acompaño a por los pimientos y el jamón.

Y con los pimientos, el jamón y ¡la tortilla! acabamos. No sé si hemos hecho una entrevista o un episodio de Robin Food, pero estoy seguro de que habréis salivado un poco con lo que habéis leído. Y es que el buen comer y el buen leer son primos hermanos, así que comed y leed como si no hubiera un mañana.

Las Runas del Alma: El Legado de los Safir – Elías Saavedra

Bueno bueno… deduzco, porque me estáis leyendo, que habéis sobrevivido a Halloween, a los empachos de buñuelos, y a este puente raro y confinado de Noviembre que nos ha tocado vivir (ahora que lo pienso… igual no y me estáis leyendo desde el Más Allá, sería tan de Halloween después de todo… ostras me estoy acoj… esto… acongojando. Mejor vuelvo a lo mío) El caso es que yo ahora ya puedo salir de casa y lo he hecho. Pero resulta que estaba leyendo Las Runas del Alma de Elías Saavedra, y creo que no le voy a perdonar haberme fastidiado el Puente.

Porque veréis, me decían vamos a tal sitio, vamos a tal otro, vamos a hacer tal cosa… y yo pensaba para mí: “no se cansarán y querrán dormir la siesta o algo, que he dejado a Jull cayéndose de un puente, a Zílum dando un mandoblazo a alguien, a Sparta hablando con Madoka de algo interesante, a Farga abroncando a Servin y Milia porque han regresado en unas condiciones poco óptimas, y yo quiero ver qué pasa, dejadme leer en paz leñe, que yo lo que quiero es volver a Maurania”

Así es el libro que os traigo hoy, adictivo de principio a fin. Pero vamos por partes, que me he propuesto ser ordenada y seguir mi guión en eso de recomendar, reseñar o como queráis llamarlo, que ya, francamente queridos – dice La Eremita poniéndose el sombrero de Rett Buttler – me importa un bledo.

Os voy a hablar muy poquito de él porque vamos a tener el honor de entrevistarle Desde El Redondal, y seguro al cien por cien que él os lo cuenta mejor. A mi semiclón clon clon, Rubén, le ha dado por seguirme los pasos y se ha dicho: “Vale, ella está leyendo a Elías, pues ahora voy y le entrevisto”. Y yo encantada claro. De vez en cuando a este muchacho que creó a Kirius, Terion y Vaelmir le da por querer hacerme feliz, cuando no por llamarme señora madura flamante propietaria de un adosado, y a mi, aunque diga verdades como puños (lo del adosado va a ser que no, es que es escritor y le gusta adornar las cosas; se ve que un piso en Aluche no queda literario) me dan ganas de pegarle una colleja como las de la Sole, pero no se lo digo nunca porque sería peor.

Por el momento, las fuentes oficiales dicen de él que Elías Saavedra Vázquez nació en 1981 en A Coruña (Galicia). Apasionado de la fantasía, la temática medieval, la ciencia ficción y el misterio, a finales del 2015 autopublica su primera novela, Las Runas del Alma: El legado de los safir.

Yo añado que ha publicado recientemente otra novela de esta saga, Las Runas del Alma II: Sangre de Reyes. Para más detalles, esperemos a la entrevista. Yo estoy deseando leerla ¿Y vosotros? Rubén, no nos hagas esperar demasiado.

Un prólogo y 20 capítulos de fantasía épica con alma, que nos sumergen de cabeza en el continente de Maurania, comenzando en la isla de Rucan, donde Jullius Morgan, torpe aprendiz de mago, descubre por accidente, enterrada entre los libros que por azar o poca destreza caen sobre su cabeza, una carta que el legendario mago Uklen Auraverde dirige a su hijo antes de morir:

Los reinos de Maurania trataron de hacerles frente, pero los safir no solo son grandes luchadores, todos ellos poseen un dominio de la magia fuera de lo común que los hace muy superiores en el combate. (…)

(…) en el supuesto de que gracias a la magia de las runas expulsemos a los safir, la mera existencia de tales fuentes de poder pondrá a prueba durante toda la eternidad la codicia de la raza humana e, hijo mío, he conocido a demasiadas personas de alma frágil, fáciles de corromper. Sin embargo, no veo otra opción. La decisión está tomada, los pactos sellados y tan solo queda ejecutar el conjuro prohibido. En estos difíciles momentos puedo asegurarte que no temo a la muerte hacia la que me encamino.

Saavedra, Elías. Las Runas del Alma: El legado de los safir (Spanish Edition) (p. 9). Edición de Kindle.

Los estudiantes de último año del Coliseum se preparan para demostrar su pericia como magos o guerreros en combates que se librarán en La Arena de Rucan, que recibe, procedentes de todo el continente, a aquellos que comprarán sus servicios durante años. El que demuestre ser el más débil y peor dotado, será sacrificado.

Un misterioso guerrero desembarca en la Isla de Rucan sin ser consciente de la magnitud real de la misión que estaba a punto de emprender, si bien sus ambiciones, de consumarse, harían estremecer los cimientos del imperio más poderoso del continente de Maurania. Guiándose por su instinto selecciona a un grupo de jóvenes rucanos que lo acompañarán en un viaje mágico que transformará sus vidas, enfrentándolos a sus propios miedos y fantasmas del pasado con la muerte acechando a cada paso. Pronto comprenderán la oscura amenaza que se cierne sobre Maurania y la verdadera repercusión de su misión.

Al otro extremo del continente, el más despiadado y legendario de los asesinos, portador de una de las cinco Runas del Alma, es sometido al embrujo de una vidente que le obligará a cuestionar el ser en el que se había convertido.

Sinopsis de Amazon

Los lectores habituales de fantasía coincidiréis conmigo en que, por lo general, al inicio de una historia, es algo complicado y desconcertante adentrarse en los mundos que empieza a describirnos un autor. Comienzan a surgir personajes de toda índole que no sabemos cómo encajar en la narración, hasta que esa mano mágica que inventa tales mundos y personajes, consigue que nuestra mente haga click y encaje las piezas del puzzle. Y es ahí cuando nos tiene, y seguimos fascinados el viaje y la aventura. Pero cuesta cuanto menos un par de capítulos.

No es así en el caso de Las Runas del Alma I. En el principio leemos sobre un pequeño trozo del mundo que Elías nos tiene preparado, la Isla de Rucan. Allí vamos a conocer a los personajes en torno a los cuales gira el libro, y aunque sabremos de antemano que su cantería de mundos es más amplia, mucho más, no abandonaremos Rucan hasta conocerlo casi como la palma de nuestra mano. Estamos dentro desde el prólogo.

También vamos a enamorarnos enseguida de ese torpe y larguirucho aprendiz de mago conocido como Jull, candidato al sacrificio en La Arena de Rucan, al que Servin, un rudo y fanfarrón matón, hijo de un noble y hermano de la estrella del Coliseum, apoda como Patoso. Empatizaremos y admiraremos a partes iguales al joven huérfano Zílum Glúcom, guerrero formidable capaz de manejar con soltura mandobles que otros ni podrían levantar. Simpatizaremos con la menuda rubita Milia, diestra con el arco y las dagas.. y nos alegrará sobremanera que sea a estos alumnos del Coliseum a los que elija Jeth Farga, el guerrero misterioso que desembarca en Rucan y contrata a Sparta, el mendigo cojo tatuado con un dragón, para acompañarle en su viaje a una peligrosa misión.

Estos seis héroes nos van ganando en cada página, porque rebosan humanidad, espíritu y compañerismo por todos sus poros de papel. Simplemente enamoran, y Elías hace que conozcamos su interior de tal forma que sabemos cómo van a reaccionar ante cada reto que se les plantea (no así el desenlace de tales retos, que nos sorprende la mayoría de las veces, gracias a Dios). Creo que pocas veces he leído héroes tan puros de alma, tan auténticamente amables.

Cuando abandonamos Rucan y nos adentramos en el vasto continente de Maurania con ellos, durante ese viaje iniciático que emprende todo héroe en este género, uniremos a nuestros principales al Rojo, Maestro de Guerreros que es una máquina de matar sin inmutarse, y a Madoka, guerrera Ukur de piel verde que se ve forzada a incorporarse al viaje del grupo.

Por supuesto hay más personajes, pero el grupo principal es el que os describo. Buenos muy buenos y malos muy malos. Qué queréis que os diga, aunque me agrada que los perfiles a veces se difuminen y nos muestren su lado oscuro, me encanta cuando las líneas están tan definidas que me permiten amar y odiar sin matices, sin términos medios.

Del principio al fin la aventura no cesa, engancha hasta ansiar conocer el desenlace, que podría considerarse autoconclusivo, aunque quedan cabos sueltos que seguro se resolverán en la segunda parte. Yo voy a descargármela ya mismo.

No os voy a contar más, no quiero arriesgarme a los spoilers, pero tras leer a Elías Saavedra confirmo mi impresión de que tenemos grandes maestros de la fantasía en castellano, y me arrepiento mucho de no haberles dado una oportunidad hasta hace relativamente poco, en pro de los archiconocidos anglófonos. Craso error por mi parte.

Una cosa más: Es autopublicado, pero su estilo narrativo es impecable, y solo he “pillado” ¡una! errata en ochocientas y pico páginas. Un bálsamo para los ojos, pero no es solo eso, es que permite seguir la aventura sin desconcentrarte por errores estilísticos o de índole sangraojos, ya sabéis a qué me refiero.

Por poner un pero, mas es un pero pequeñito y personal: no entiendo el título. Runas hay obviamente, de los elementos. ¿Por qué del Alma? ¿Del Alma de Maurania quizá? ¿Del Alma de Uklen, su creador? ¿Del Alma de la diosa Gacia? Si lo descubro os lo cuento.

Que Maurania os sea propicia y os decidáis a conocerla, redondaleros míos. Os dejo el link de descarga. Gratis para Kindle Unlimited

Las Runas del Alma: El Legado de los Safir

La imagen de esta entrada es de Pete Linforth en Pixabay, algo tuneada claro.

  • Longitud de impresión : 888 páginas
  • ASIN : B016Z3OK74
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Texto a voz : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Idioma: : Español

Edición en papel :

  • Tapa blanda : 743 páginas
  • ISBN-13 : 979-8608258312
  • Dimensiones del producto : 15.6 x 4.72 x 23.39 cm
  • Editorial : Independently published (1 diciembre 2015)
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B085RT8JPS

Noctea: El Imperio del Cuervo – Diana Buitrago

«¿Puedes tú cruzar las Puertas y volver de la nada? El honor nace con la sangre y con la muerte se derrama».

Cantos y rezos Libro de los Oradores de Däna

Buitrago, Diana. Noctea: El Imperio del Cuervo (Dioses de Ceniza nº 1) (Spanish Edition) . Edición de Kindle.

Preparad vuestro equipaje. Partimos a Hollkast. Viajad ligeros, pues corren tiempos extraños, y no es tarea fácil desplazarse por los portales que se abren en los círculos de blancas flores que se conocen como Nekolis.

Los crueles dioses que habitan en la Tierra Sagrada reclaman ahora su lugar en el mundo de los mortales, mas su llegada lleva consigo la podredumbre.

La joven Däna ayudó al Dios caído a cerrar los pórticos entre ambos mundos hace mucho tiempo. Ahora sus Oradores cuidan desde su templo que nada ni nadie atraviese la brecha que quedó semiabierta. Pero los dioses quieren entrar, y su llamada trae la enfermedad, el dolor y la destrucción a los humanos.

Así son las líneas maestras de esta nueva aventura fantástica que nos propone Diana Buitrago en Noctea: El Imperio del Cuervo, el primero de una saga de la que aún desconocemos la duración.

No os preocupéis ni os asustéis, pues podríamos decir que el libro es autoconclusivo, aunque nos quedaremos con ganas de más, eso seguro.

Qué os voy a contar de Diana que no sepáis ya. Además de ser una de las escritoras de este Redondal, Jessica Galera realizó una fantástica entrevista con ella que nos hizo conocerla bien.

Pero no vamos a darle trato especial y traemos, como en todos los casos, lo que cuenta de sí misma al final del libro:

Diana Buitrago nació el 3 de octubre de 1982 en Barcelona (España). Y a pesar de haber nacido en una gran ciudad, ha pasado la mayor parte de su vida en Les terres de Ponent (Lleida), rodeada de campos de trigo y almendros, de amapolas y de nieblas.

Por motivos laborales y personales ha vivido cortas estancias en Inglaterra, Turquía y Rumanía. Viajes que han impregnado sus relatos de misticismo y esoterismo.

Con la mayoría de edad se incorporó al mundo laboral, pero retomó sus estudios y se diplomó en Turismo. Actualmente, trabaja en la industria textil y estudia el grado en Psicología de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia), que compagina con su gran pasión: escribir.

La presente obra, Noctea-El Imperio del Cuervo, forma parte de la serie Dioses de Ceniza (Libro 1). Entre sus libros autopublicados se encuentran las dos primeras partes de la trilogía Canción de Vampiro (Por tu sangre y Sangre a la sangre), Kharos-Almas de Plata (autoconclusivo), Crisálida-La luz de Ithaerna (Bilogía Crisálida, libro 1) y Ónice-El destierro de los dragones (escrito a cuatro manos junto a Jessica Galera Andreu). En cuanto a próximos proyectos, aguardan la tercera y última parte de la saga Canción de Vampiro y el fin de la bilogía Crisálida, así como un libro de tweets poéticos.

Para conocer más sobre la autora y sus libros, visita: https://dianabuitrago111.wixsite.com/saliralaluna https://dianabuitrago.dbook.com

Redes sociales: @DianaBBuitrago → Twitter @dianabbuitrago → Instagram E-mail dianabuitrago111@gmail.com

La noctea es una extraña enfermedad que ha empezado a recorrer las calles de Missana, sembrando de muerte a la capital del imperio larkyano. La ciudad se divide entre los muertos, los cobardes y los vivos; acompañados de un ejército de cuervos que empieza a invadir la urbe lentamente.

Solo un misterioso objeto podrá salvarlos. ¿Pero qué esconde la imagen tras el espejo? Algunos ya se preguntan cuál es el precio a pagar y otros deambulan por la noche como fantasmas, con la mirada en blanco y la piel carcomida por la humedad.

Cientos de cuervos, que se alimentan de los ojos de los cadáveres, aguardan en la muralla su turno para conquistar su antiguo imperio. ¿Pero quiénes son en realidad aquellos siniestros esclavos del cielo?

Una marcada y un fugitivo. Un orador con una promesa de amor. Una princesa condenada a muerte. Una misteriosa hechicera con un secreto. Una ninfa guerrera con una misión. Dos hermanas separadas por un trono. Un emperador en decadencia. Una enfermedad divina… Intrigas, tesoros, magia, ninfas, piratas y oradores contra hechiceras, maldiciones y demonios marinos, donde nada es lo que parece y tan solo la imagen especular te devuelve la mirada más sincera.

¿Quién hay al otro lado del espejo? Salvación, libertad, sangre y muerte.

La noctea no es una enfermedad, es la cura…

Sinopsis de Amazon kindle

La historia comienza con el periplo de Bel, una joven marcada con la señal del Dios caído que le otorga poderes proféticos. Detestada por los habitantes de Larkya huye de ser ejecutada hasta un bosque de cyntras, los tenebrosos árboles de los dioses. En su huída conoce a Kondor, un Orador de Däna escapado del templo para cumplir una misión que solo él conoce.

La Alta Oradora Undriel envía a otros oradores en su persecución, y así conoceremos a Luddo, formándose así la tríada de héroes de la historia.

Hay decenas de personajes destacados más. Diría que cada dos capítulos surge uno nuevo de carácter trascendente en la novela; algo que resulta quizá desconcertante hasta la mitad del libro, donde empezamos a asignar su papel a cada uno y se vuelven familiares para nosotros.

No es algo que sorprenda al lector habituado a la fantasía, pues los escritores de este género suelen enloquecernos con sus saltos de línea argumental como característica del mismo; voluble es la fantasía. Pero lo sabéis, las piezas del puzzle sueltas van encajando hasta que nos dejamos llevar y somos capaces de identificarlas y colocarlas en el lugar adecuado.

Ha tenido el detalle de poner un glosario al final. Gracias Diana, gracias (Aprovecho para decir a aquellos que solo lo miran cuando se acuerdan, que ayudan a entrar en materia con más facilidad. Son la brújula cuando nos perdemos en las complejidades del inicio.)

Conocí a Diana en mis tiempos de novatilla con Kindle Unlimited, cuando no sabía ni qué leer porque nada me sonaba. Empecé con los dos libros de su trilogía Canción del Vampiro, y me sorprendieron muy gratamente.

Además de traernos vampiros diferentes a los que nos tiene acostumbrados la literatura de romance sobrenatural, su forma de escribir tiene un lirismo poco común. Es francamente bonito leerla. A veces sus textos son prosa poética.

Pero no os engañéis pensando que vais a encontrar dulzura. Cuando Diana es dulce, es muy dulce, pero cuando es cruel, es mejor. No creáis que porque el romance sea una parte importante del libro vais a encontrarlo “blandito”, porque es puro Grimdark, tan oscuro como Diana puede serlo a veces. Puestos a idear escenas sobrecogedoras, no se anda con chiquitas.

Con Noctea tengo que deciros que me ha sorprendido. Diana Buitrago escribe lo que yo llamo “Alta Fantasía” : con los ingredientes de los clásicos que tanto nos gustan a los amantes del género, las dosis justas de romance aunque ella se empeñe en destacarlo como tal en su obra, y acción, aventura y violencia sin pausas para respirar. A raudales.

No Diana, querida, al menos en Noctea, no eres una escritora de romance juvenil. Estás bastante lejos, y más cerca de la fantasía épica a poquito giro que le des; se intuye que llegará.

Esta escritora no tiene una cantería de mundos (wordlbuilding) compleja. En cambio su cosmogonía y su panteón de dioses es francamente notable, digno de una historia por sí mismo.

En definitiva, tras una primera parte algo desconcertante por el batiburrillo de personajes, una vez los encajas, la adicción es inevitable.

Algun errorcillo ortográfico hay por ahí, pero nada que nos saque de la lectura.

Va el enlace de descarga en sus dos versiones. Picad encima:

–> Kindle

–> Versión impresa

Hasta muy pronto.

  • Tamaño del archivo : 5838 KB
  • Longitud de impresión : 332 páginas
  • Word Wise : No activado
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B08DZRXQ7Q
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles

  • Peso del producto : 599
  • Tapa blanda : 352 páginas
  • ISBN-13 : 979-8670955836
  • Dimensiones del producto : 15.24 x 2.24 x 22.86 cm
  • Editorial : Independently published (30 julio 2020)
  • ASIN : B08DSNCXP6
  • Idioma: : Español

Fantasía: moderna vs. tradicional

Qué mejor para estrenar mi nuevo y flamante puesto de becario colaborador en el no menos nuevo y mejorado Redondal que coger uno de mis viejos artículos, hacerle un lifting y presentarlo aquí como nuevo. En Hollywood lo hacen constantemente y ellos se limpian el melocotón con billetes. Pero, en fin, lejos de mi ánimo engañar a nadie ni irritar partes de mi anatomía con dudosas prácticas higiénicas. Esta primera ronda de entradas del nuevo staff de becarios colaboradores de El Redondal ha recibido la bendición de La Eremita, en esta ocasión caracterizada como Hades, para que reciclemos viejas glorias antes de empezar a ponernos en materia. Y yo, ni corto ni perezoso, le he hecho caso.

4 contenedores de reclicaje en un parque de Moscú.
Hay que reciclar, incluso en cirílico. ¡Por el planeta!

En esta entrada hablaba de un tema que me interesa especialmente y que me ha quitado el sueño en alguna ocasión durante los largos meses de revisión y reescritura del manuscrito de mi primera obra. Ese tema no es otro que la eterna discusión entre lo nuevo y lo viejo, la originalidad contra lo ya establecido y, tal y como reza el título de esta entrada, la fantasía moderna opuesta a la tradicional. Y es que es un tema que preocupa tanto a autores como a lectores. Porque lo habitual nos da seguridad, pero cansa, y lo nuevo ilusiona, aunque como dijo el gran Oscar Wilde, lo demasiado novedoso suele ser contraproducente.

En mi caso mi preocupación venía derivada de una sencilla premisa: mi obra, debido a los largos años que pasé escribiéndola, venía lastrada por unas influencias y una concepción de la literatura fantástica del siglo pasado. Eso hizo que perdiera muchísimo tiempo reescribiéndola para que estuviese más acorde no sólo a los tiempos actuales sino a cómo había cambiado yo mismo con el transcurso de los años.

Viejas fantasías

Lo viejo. ¡Puaj! Eso no mola nada, ¿verdad? Bien, pues quizá debería porque todo, y todos, nos encaminamos en esa dirección. Canas, patas de gallo, decir esto no mola en pleno 2020… Pero hablamos de literatura fantástica, no de las diez o doce canas cuarenta o cincuenta canas que, por supuesto, no me están saliendo en la barba. Eso sí que es una fantasía. En cualquier caso, ¿qué nos aportan las obras del siglo pasado? ¿Por qué molestarse en leerlas o, si eres un autor, en inspirarse en ellas o tomarlas como modelo?

Podría acabar la discusión aquí mismo usando el comodín de Tolkien (reductio ad Tolkienan. Si no existe, alguien debería inventarlo). Es decir, pocos lectores y ningún autor, por muy imberbe que sea, desconocen la obra de Tolkien. Es universalmente reconocida y valorada, como clásico que es. Eso no significa que no esté superada en muchos aspectos, no en vano es literatura de su tiempo, pero es, y siempre será, una referencia para los que amamos la literatura fantástica porque su sentido de la maravilla y su complejidad como obra son únicos y, por lo tanto, irrepetibles.

Pero no solo de Tolkien vive el lector. Tenemos verdaderas joyas, que a mí me han marcado aún más, como las Crónicas de la Dragonlance, La Rueda del tiempo, Añoranzas y pesares, Las Crónicas de Belgarath, El señor del tiempo, El ciclo de la Puerta de la Muerte… Sería imposible catalogarlas todas con una etiqueta genérica. Las hay muy bien escritas, con temas profundos y maduros y personajes inolvidables. Otras se circunscriben a obras seguidistas de la literatura de Tolkien, pero generalmente con algún punto de vista novedoso que aportar. Si algo bueno tiene la fantasía publicada en los 80 y 90 es que, y a pesar de que he leído cosas que no creeríais, mantenía unos filtros editoriales que en general le aseguraban un mínimo de calidad. Además, me parecían obras sinceras, quizá más torpes que las obras actuales, pero más sinceras.

Aunque, como he dicho, en ocasiones se hacían repetitivas, pues demasiadas de ellas reproducían el viaje del héroe al milímetro y la estética de El Señor de los Anillos al fotograma. Aún así, la mayoría eran obras valiosas por sí mismas. Vale la pena leerlas si no lo has hecho.

Una nueva esperanza

Y llegamos a lo nuevo, a lo moderno. Es difícil poner la frontera entre lo viejo y lo nuevo. ¿Es Harry Potter fantasía antigua, moderna, precursora o va a su aire? ¿Y Malaz? Los abanderados de esta nueva fantasía son Sanderson, Cook, Abercrombie, Ericksson y, por supuesto, George R.R. Martin. Pero imagino que todo eso lo sabes, si eres un lector habitual de fantasía y has leído algún libro en los últimos diez años.

En cierto modo, la literatura fantástica actual es una reacción a la antigua. Es matar al padre, Tolkien, y huir del espíritu de la literatura de los ochenta y noventa, del viaje del héroe. Sanderson se jactaba tras escribir Elantris, su ópera prima, de no seguir el esquema del mito del héroe desarrollado por Joseph Campbell. Una gran parte de los autores intenta evitar como la peste los clichés tolkienianos, que eran la corriente mayoritaria durante las décadas anteriores. En pocos libros actuales verás elfos, orcos y magos de barba puntiaguda, sabiduría insondable y túnicas de diferentes colores. La fantasía urbana y moderna ha ganado muchísima fuerza, compitiendo de tú a tú con la fantasía épica.

Uno de los cambios más importantes, a mi juicio, ha sido el aparente abandono de las polaridades y la inclusión de los tonos grises. Ya no existen los caballeros blancos ni los nigromantes oscuros. Ahora los caballeros son sucios, pendencieros y malhablados, y los nigromantes tienen una trágica historia de abusos a sus espaldas que los hacen ser como son. Ya no existen los absolutos o, al menos, no son tan evidentes como antes. Nuestra óptica ha cambiado y valoramos más las complejidades de la personalidad de los personajes y de la psique humana. Y es que, aunque no lo parezca, la fantasía es uno de los géneros más exigentes en cuanto a la verosimilitud de los personajes y sus motivaciones.

El grimdark es el máximo exponente de esta tendencia, un tipo de literatura que tiende a lo oscuro, al uso del humor cínico y a lo violento. Se podría definir como una vuelta de tuerca a la corriente de “realismo” imperante en cuanto a la caracterización de los personajes de la que acabo de hablar, pero llevándola más allá hasta adoptar un aire de fatalidad y pesimismo. El hombre aquí vuelve a ser un lobo para su propia especie y pocos gestos nobles, bondadosos o altruistas vamos a poder encontrar. La ambientación, por tanto, suele ser oscura, miserable y sucia. A veces los autores abusan tanto de ella, que lo único que quieres es que un meteorito deje el mundo hecho un solar, porque no parece haber ni un solo personaje que no sea un auténtico cabronazo.

Cersei Lannister con una sonrisa presuntuosa.
Me ha parecido que alguien se acordaba de mí… y de mis muertos.

¿Es oro todo lo que reluce?

Una vez puestos en antecedentes, la pregunta es inevitable: ¿qué me puede llevar a mí, como autor, a utilizar recursos y elementos de las obras de fantasía más tradicionales cuando tengo a mi disposición los de la fantasía moderna? Y es una pregunta que vale también para los lectores, aunque claro, los gustos de cada uno son algo muy personal y subjetivo. Pues bien, si miramos con algo más de atención veremos que las diferencias entre lo actual y lo antiguo no son tan notables como pueda parecer en un primer momento.

Para empezar, hablemos del Tolkiencidio (no me odiéis por estos chistecitos al nivel de Arturo Valls). Tras más de cincuenta años de hegemonía sobre el panorama de la literatura fantástica, Tolkien debía ser superado, pero eso no significa que deba ser rechazado. Aunque había mucho maniqueísmo en El Señor de los Anillos, no es menos cierto que también había una gran complejidad. Veo a muchos autores nuevos que tienen alergia a cualquier cosa que huela a Tolkien, pero también veo a muchos otros que siguen publicando obras que son un calco de la Tierra Media. Ya sabéis: el señor Oscuro Melkätor porta la terrible espada Eonäth a la lucha contra el rey de los elfos, Eldelbar (me ahorraré el chiste) montado en la última cebra cornamentada, Glaindraur. ¿Te suena? Apuesto a que sí, y es por eso por lo que hay que superar a Tolkien. Pero, como decía, superar no es rechazar. Lo ideal, como casi siempre, es alcanzar un punto medio. Tomar lo bueno, lo que sigue funcionando, lo que nos resuena y nos gusta, y desechar aquello que ya no funciona como antes.

El viaje del héroe, ¿está superado o sigue estando vigente? En realidad, esta es una pregunta sin pies de cabeza, ya que el viaje del héroe no es una moda ni una mera estructura literaria. Es algo inherente a la condición humana, un mito universal que habla de nosotros, de la superación, del paso de la infancia a la madurez, del desarrollo personal y espiritual y, por lo tanto, no puede ser descartado ni rechazado. Sanderson al final admitía que el viaje del héroe sigue presente en sus obras, solo que era capaz de presentarlo de formas que le pareciesen novedosas al lector. Es decir, quizá tu protagonista no sea pelirrojo, quizá no sea huérfano, quizá no sea El Elegido y posiblemente tampoco deba partir de su granja en las montañas a un viaje alucinante acompañado de 12 enanos, pero lo que es seguro es que de alguna forma seguirá algunas, o muchas, de las pautas del arquetipo del héroe.

Cortar, añadir y mezclar

Ya habrás imaginado que soy un defensor de la idea de tomar lo mejor de ambos mundos, de hacer fantasía moderna, pero no como una reacción a lo tradicional, sino como una evolución de esta. Cuando las ideas se agotan y lo de siempre se vuelve monótono y repetitivo, hay que buscar nuevas metas y maneras de hacer las cosas, cierto, pero aprovechando el bagaje acumulado y la experiencia ganada.

La fantasía, especialmente la fantasía épica, llegó a un punto cercano al agotamiento tras la década de los 90. En mi caso, durante aquellos primeros años del milenio apenas leí nada del género, con honrosas excepciones como Canción de Hielo y Fuego y La saga de Geralt de Rivia. Con los años esas visiones novedosas de la fantasía han ido creciendo y normalizándose, alejándose de maniqueísmos y convenciones, aunque, como hemos visto, pocas veces han supuesto una verdadera ruptura con lo anterior.

Como lector esta es una época fascinante para la fantasía. No solo tenemos una variedad increíble de temas, géneros y, atención, desde hace unos pocos años ha empezado a surgir una ola literaria que nos trae a magníficas autoras y obras de grupos culturales distintos al occidental, sino que también la fantasía, junto a la ci-fi están de moda en el panorama audiovisual. Juego de Tronos, la serie, ha abierto el camino hacia el género a un gran número de neófitos y su concepto de la misma ya no es tanto la lucha del Bien contra el Mal, sino las intrigas, los asesinatos, el sexo y qué personaje es más cabrón y rastrero. Al fin y al cabo, dicen que la literatura no es más que el reflejo del tiempo en el que vivimos.

Fiesta por el fin – Yuri Morillo Castaño

32 graditos centígrados o Celsius dice mi Kalíkrates que hace, o 90 grados Farenheit que suena más gordo. Sí, todas mis máquinas se llaman Kalíkrates, es lo que hay, menos mi primer coche, un Opel Corsa GT, ese se llamaba Tomás; o mi android, que no le pongo nombre porque no me simpatiza nada ¿Sabéis lo que es llevárselo a la oreja y que el puñetero se caliente con la que nos está cayendo? Vamos, que no me llaméis por favor, y él no me gusta, así es que no le bautizo. Mi anterior I-phone 4S sí se llamaba Kalíkrates también, ese sí que me caía bien. Pero se quedó obsoleto el pobre, que últimamente los aparatos envejecen a más velocidad que yo, que ya es decir.

En fin, que hace mucho calor en la capital del Reino de un ex-rey que sale de naja que dicen en ValleKas. No se ni cómo no se derrite el COVID y se nos vuelve casi segunda oleada. Claro que al paso que vamos se van a derretir los humanos y el bicho desaparecerá por licuefacción de potenciales contaminados.

Todo esto, además de delirios de un cerebelo que va a pasar en cualquier momento de sólido a líquido, viene muy a cuento del Novelón que os traigo hoy. Otro. Ya sabéis que soy muy parca en el uso de esa palabra en mayúsculas y aumentativo. Pero cuando es, es. Y va de combustiones no demasiado espontáneas.

Afirmo e informo que he encontrado otra joyita entre mis apreciados indies: la Fiesta por el Fin de Yuri Morillo Castaño. Una delirante y apocalíptica obra de terror y ciencia ficción, primera del autor, ante cuya portada piensas que vas a encontrar una obra infantil tipo Monsterhigh o High School Musical con aditivos, pero nada más lejos. Al final la misma portada es casi una ironía que comprendes al acabar de leer. No se si hubiera llamado mi atención como para darle una oportunidad de no ser porque menciona a Bowie, y claro, los que me conocéis sabéis que nunca podría resistirme a semejante presentación. Mi David nunca me conducirá por sendas inadecuadas.

Vamos con la Sinopsis

FIESTA POR EL FIN es una novela que oscila entre el terror y la fantasía urbana, con un pie puesto en el humor más negro y referencias continuas a la cultura pop y la música punk e indie. Una historia de supervivencia pero también de madurez, de incertidumbre y de los cambios en las relaciones personales en esencia, heredera de autores como Neil Gaiman, Stephen King, H.P. Lovecraft, Alan Moore, Clive Barker o Richard Matheson.
____________________________________________________

Bienvenidos a cualquier ciudad.

Bienvenidos a los tiempos de la bruma y la ceniza.

Para Clara y sus amigas la existencia se ha convertido en un pálido reflejo de lo que fue, habitando en pequeñas vidas grises y ansiando la promesa de un fin de semana que se antoja igual de apagado, mientras se aferran a un pequeño hilo de esperanza casi inexistente. Ya que, ¿cómo sobrevivir en una crisis a la que es difícil ponerle rostro que culpar?

Pero todo puede ir a peor, cuando una nueva amenaza proveniente de otro lugar, más concreta pero también más terrorífica, se cuela en su mundo para liquidar de una vez por todas la realidad que conocen. ¿Cómo enfrentarse a lo extraordinario? ¿Cómo derrotar a algo que puede reducirte a rescoldos ardientes con solo rozarte? Quizá contando con la controvertida ayuda de un inesperado desconocido que ni siquiera parece humano…

Lo primero que llama la atención es la ciudad distópica en la que transcurre la acción, pues se trata de una distopía tópica. Como os lo cuento. Ni se me hubiera ocurrido escribir algo así a finales de Enero, pero hoy, con la pandemia aún encima y sus consecuencias políticas y económicas, el escenario presentado por Yuri está relativamente cerca de convertirse en realidad. Se trata de un barrio obrero en decadencia por abandono. La carestía y la miseria hacen mella en edificios y habitantes, en comercios cerrados, suministro eléctrico intermitente amenazando con ser inexistente, comunicaciones interrumpidas, seguridad inexistente, pues las fuerzas del orden son insuficientes para controlar una ciudad en clima de preguerra y crisis… Cada cual buscándose la vida como puede intentando mantener la idiosincrasia de lo que fué… ¿os suena? ¿En qué acabará la tan cacareada Nueva Normalidad?

En tal ambiente viven los protagonistas de la novela, encabezados por Clara, una casi treintañera que sobrevive como puede, rodeada por sus vecinos y amigos: la vieja y sensata Águeda y su nieto Alex, una pareja formada por Sonia, una punk de gran sentido artístico y la inteligencia emocional de un pepinillo, y la dulce Juana, su compañera infatigable y hogareña, los bunkerizados Gómez y el neonazi Alfred. Y gatos, muchos gatos, como Bicho, el de Clara, acostumbrado a buscarse la vida ante la desidia, el spleen de Clara, que ya ha matado a su helecho Ignacio por falta de riego, pues la supervivencia pura y dura no da margen a ocuparse de mascotas y decoraciones.

Cómo me imagino a Colins. Y el autor confirma que le inspiró The White thin Duke en su creación

Un buen día aparece en el salón de Clara un tipo alto, pálido, de extraños movimientos que se hace llamar Colins. Y comienza una pesadilla ardiente y terrorífica que prefiero que leáis, pues sabéis que detesto los spoilers.

Van apareciendo a lo largo de la novela otros personajes que no tienen desperdicio, como George e Ivanka, amigos de Clara, Umberto, el ex-alcalde de la ciudad, una mezcla entre Julián Muñoz y Santiago Abascal, Candelas y Clara2…. a cual más especial. Juntos o separados, vivirán una pesadilla que parece ser el principio del fin. Por no hablar de sus antagonistas, que Clara describe perfectamente en esta lapidaria frase.

¿Qué coño está pasando aquí? ¿Se ha abierto un puto portal rollo Hellraiser a otra dimensión y están pasando todas las criaturas de pesadilla del puto Clive Barker sin que nadie nos haya dicho nada?

Morillo Castaño, Yuri. Fiesta por el fin (Spanish Edition) (p. 201). Edición de Kindle

Los personajes de Yuri Morillo tienen tanto peso específico que, cuando llega la Fiesta por el Fin y se forman los corrillos que se suelen hacer en toda congregación maxigrupal, y se suceden escenas que van de una conversación a otra – transición realizada a ritmo de títulos de canciones – se puede identificar quién está diciendo qué sin que el autor lo mencione tan siquiera, incluso aquellos que acaban de aparecer por primera vez en escena.

Llena de referencias a la cultura underground, comics, fanzine, movimiento punk bien entendido. con una protagonista con la que cualquiera de vosotros podéis identificaros, y momentos culmen aterrorizantes en los que no puedes apartar tus ojos de las páginas, os aseguro que esta novela vale la pena de principio a fin. Y escribe de pm…. prosa cuidadísima y vocablos difíciles de esos que no veía utilizar desde hace tiempo de forma tan adecuada para cuadrar descripciones.

Para adictos a las emociones fuertes, sin ser de esas que hacen que no puedas dormir por las noches. Vamos, que me ha encantado.

Por último, una cita del libro para Diana, Jess y Carolina, tan amantes ellas de los dragones. Para que sepan que hay otra cara

Clara imaginó que ese debía de ser el tipo de bramido que soltarían los dragones cuando se estaban dando un festín en las cumbres más altas de las montañas nebulosas. La clase de ruido primigenio que haría a los neandertales cagarse encima de miedo a lo desconocido en sus cuevas por las noches e inventar el fuego para ahuyentar a lo que fuera que lo emitiese. El mismo horror que daba lugar a  mitos y leyendas. O a ritos y religiones.

Morillo Castaño, Yuri. Fiesta por el fin (Spanish Edition) (p. 240). Edición de Kindle.

Os dejo el link de Kindle Unlimited para la descarga del libro como siempre. Fiesta por el fin. E id por la sombra no me vayáis a salir ardiendo. Je.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 2505 KB
  • Longitud de impresión: 273
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B08863YXJ4

EL 31 DE JULIO LLEGA NOCTEA: EL IMPERIO DEL CUERVO DE DIANA BUITRAGO

Y viendo la portada no me digáis que no tiene pintaza. A Diana la leí en una historia de vampiros. Vampiros muy diferentes a los que nos tiene acostumbrados Hollywood (y no Nosferatu o Drácula, esos sí eran vampiros y no príncipes azules con colmillitos, que no sabes muy bien si te van a chupar la sangre para convertirte en un ser de la noche o para hacerte una estética y lipo gratis) y toda la literatura creada como spin off de Crepúsculo. Me gustó su bilogía “Por tu sangre”, así es que estoy deseando hincarle el colmillo a Noctea, o echarle el ojo no me vaya a cargar mi reader.

Aquí va la Sinopsis:

La noctea es una extraña enfermedad que ha empezado a recorrer las calles de Missana, sembrando de muerte a la capital del imperio larkyano. La ciudad se divide entre los muertos, los cobardes y los vivos; acompañados de un ejército de cuervos que empieza a invadir la urbe lentamente.

Solo un misterioso objeto podrá salvarlos. ¿Pero qué esconde la imagen tras el espejo? Algunos ya se preguntan cuál es el precio a pagar y otros deambulan por la noche como fantasmas, con la mirada en blanco y la piel carcomida por la humedad.

Cientos de cuervos, que se alimentan de los ojos de los cadáveres, aguardan en la muralla su turno para conquistar su antiguo imperio. ¿Pero quiénes son en realidad aquellos siniestros esclavos del cielo?

Una marcada y un fugitivo. Un orador con una promesa de amor. Una princesa condenada a muerte. Una misteriosa hechicera con un secreto. Una ninfa guerrera con una misión. Dos hermanas separadas por un trono. Un emperador en decadencia. Una enfermedad divina…

Intrigas, tesoros, magia, ninfas, piratas y oradores contra hechiceras, maldiciones y demonios marinos, donde nada es lo que parece y tan solo la imagen especular te devuelve la mirada más sincera.

¿Quién hay al otro lado del espejo? Salvación, libertad, sangre y muerte.

La noctea no es una enfermedad, es la cura…

Promete de todo, asi es que yo lo voy a tener en cuantito que salga. Habiendo leído previamente a Diana confío en que me va a gustar. Os tendré informados o… vosotros a mi.

No os derritáis que tenemos que llegar a Otoño aunque ahora no veamos cómo. Qué calor. Si estuviéramos en una novela de fantasía apostaría a que andamos cerca del infierno.

COLABORACIONES i: BEREN Y LúTHIEN DE j.R.R. TOLKIEN POR TES NEHUÉN DE LA BESTIA LECTORA

Hace algunas semanas, alguien que había encontrado El Redondal por esos azares de las redes, me escribió proponiéndome una colaboración entre nuestros blogs en forma de intercambio de artículos.

No era algo que me hubiera planteado hacer a priori, pero su tono era tan educado y simpático que decidí al menos visitarla. Me encontré con esta maravilla:

https://www.bestialectora.com/

Fisgando un poquillo supe que La Bestia lectora es un proyecto conjunto entre el programador Damián Álvarez y la que se llama a sí misma tan solo Lectora – para mí visto el contenido de su blog es una experta en la materia de la que habla, libros, por supuesto – Tes Nehuén. Mejor dejo que os lo cuenten ellos, pues tienen una sección explicativa, Bestias

Ambos han dado vida a un blog literario muy especializado en Poesía, aunque encontraréis igualmente ensayo y ficción. Y es una gozada leerlo, porque además se aprende. Sus biografías de autores son más que destacables, las colaboraciones ¡Y los juegos! ¡Que tienen una sección dedicada a juegos con el Ahorcado que es un vicio de los malos!

Tenía que aceptar la colaboración. No me sentía muy a la altura de semejante pedazo de blog, pero me dije: “Tes escribe con la cabeza, metódica, seria y detallista, yo lo hago con las tripas, más a bulto y a emociones, riéndome hasta de mi sombra… igual la mezcla resulta”

Y resultó. No le pido que nos hagamos blogs hermanos como el asunto ese de las ciudades hermanas porque no existe tal cosa – jajaja. Vamos que paso de reírme literariamente porque onomatopéyicamente libera más potenciales –

Y ese resultado que resultó, aquí y a continuación lo tenéis. Decía que no sabía de Fantasía, y con Tolkien no me atrevo ni yo que soy una iconoclasta. Aún estoy boquiabierta. Vosotros, cuando acabéis de leerla, cerrad la boca que entran moscas.

La gran historia de amor de J.R.R. Tolkien: Beren y Lúthien

Por Tes Nehuén de La Bestia Lectora Desde El Redondal

Beren y Lúthien es la gran leyenda de amor escrita por J.R.R.Tolkien. Una historia que cabalga a través de dos personajes que, perteneciendo a pueblos distintos, se aman y luchan por consolidar ese amor frente al mundo cueste lo que cueste. Una historia de amor fascinante, atravesada por la guerra y la desesperación, que apareció por primera vez en El Silmarillion y que ahora ve la luz de forma independiente, en una exquisita edición de Minotauro, con notas y comentarios de Christopher Tolkien, el hijo del escritor, y unas fabulosas ilustraciones de Alan Lee.

El amor y la guerra

Beren y Lúthien son dos personajes que han acompañado a Tolkien lo largo de toda su vida y que aparecen, a veces con otros  nombres, en todas sus obras. Se cree que a través de esta relación indestructible el escritor anglosajón inmortalizó su amor y devoción hacia su esposa, Edith Mary Bratt. De hecho, en la lápida que ambos comparten, son éstos los nombres que aparecen. ¿Cómo no íbamos a dedicarle un libro único y delicado a los amantes amados de Tolkien?

A través de esta lectura podemos descubrir la ternura siempre presente en la obra de Tolkien y también su visión pesimista respecto al mundo de los hombres. Sin embargo, la historia de amor entre Beren y Lúthien nos invita a redescubrir y pararnos, sobre todo, en esa mirada luminosa que no falta tampoco en ninguna de sus narraciones. Aquí podemos disfrutar de una historia donde la guerra modifica el mundo y amenaza al amor, se lo traga todo, y consigue romper incluso aquello que parecía destinado a sobrevivir para siempre.

Seguramente es ésta una de las más épicas historias de Tolkien, en tanto y en cuanto narra el viaje del héroe en un tono que a ratos tira de la poesía épica y, que en su tono narrativo, va abrazando diversas voces, intentando conglomerar todas las experiencias y emociones en pos de un objetivo claro: alcanzar una mayor conciencia del mundo, es decir, explicar mejor el corazón de la humanidad. En lo que respecta a su forma, cumple con creces con lo que una espera de una buena aventura épica.

El equilibrio que se establece entre violencia y ternura es otro de los rasgos fundamentales de esta obra. A lo largo de la historia asistimos a las imágenes más crueles de la batalla, pero también a situaciones cotidianas de fidelidad, amistad y amor, que pueden servirnos para comprender la amplitud del pensamiento tolkiano. De este modo, Tolkien consigue ofrecernos luz en medio de las tinieblas y nos invita a pensar en la parte clara de la existencia.

En lo contextual habría que señalar que Tolkien escribió esta novela cuando volvió de Somme, donde combatió durante la Primera Guerra Mundial, y donde vivió algunas de las experiencias más significativas y dolorosas de su vida: en el campo de batalla perdió a dos de sus grandes amigos. Es posible que el dolor de la pérdida sea el responsable de cierta ensordecedora tristeza que abarca el tono de este libro; no obstante, quizá gracias el recuerdo de esa amistad y el amor que sentía hacia Edith le hayan servido de aliciente para sobrevivir con ilusión a tan devastadora experiencia. Probablemente, es gracias a ello que ha podido dejarnos aquí algunas de las escenas más hermosas de toda su obra, donde el amor y la lealtad son protagonistas.

Por qué hay que leer esta novela

Entre las buenas razones para no perderse esta historia hay que destacar los fabulosos comentarios y aclaraciones de Christopher, que resultan muy útiles no sólo para comprender esta historia en particular, sino también para tener una idea más amplia de todo el universo de Tolkien, de su forma de trabajar y de pensar. Asimismo, las ilustraciones de Alan Lee también merecen muchísimo la pena, y constituyen otra buena razón para no perderse esta maravillosa historia.

Respecto a la tristeza que señalaba antes, es importante aclarar que también tiene que ver con el tipo de historia que Tolkien se proponía escribir. No debemos olvidar que la melancolía por el tiempo perdido es uno de los rasgos principales de cualquier historia épica. Es la pérdida lo que lleva al poeta o al narrador a contar sus aventuras, y el deseo de conseguir resignificar de alguna forma el sufrimiento de los que han quedado por el camino. Quizá podría ser ésta una buena novela para internarse en la lectura de este tipo de narraciones, para llegar más tarde a obras indispensables como la Eneida de Virgilio y la Odisea de Homero, que nadie NADIE debería perderse.

Por último, si ya has leído a Tolkien, conocerás de sobra a Lúthien y Beren y quizás pienses que no es necesario leer este libro. No obstante, creo que merece la pena leer esta novela para acercarte a ellos en solitario y conocer más detalles de su historia.

En cuanto al tono y el ritmo es un libro que se acerca más a El Simarillion, evidentemente. Esto significa que por momentos el ritmo es lento porque aparecen extensas descripciones y largos poemas que ralentizan el curso de los acontecimientos. O sea que no vas a encontrarte con El señor de los anillos, donde la acción ocupa gran parte de la narración y el ritmo es bastante ágil, sino con una historia llena de pausas, de imágenes detalladas, de reflexiones y de silencios. Si te gustan este tipo de narraciones, entonces, este libro te fascinará como a mí.

En conclusión, Beren y Lúthien es un libro maravilloso, poético y tierno; por lo que creo que ningún amante de la fantasía, por ende, ningún seguidor del maravilloso blog «Desde el Redondal», debería perdérselo.

Qué ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo tras esta pedazo de reseña? Porque ésto sí es una reseña. Yo tengo unas ganas locas de desempolvar a Tolkien.

Solo puedo añadir que ha sido un honor colaborar con La Bestia Lectora, que inaugura la sección de Colaboraciones Desde El Redondal.

HABLEMOS DE MUNDOS FANTÁSTICOS Y AMORES ÉPICOS CON JESSICA GALERA ANDREU

Os contaba anteriormente que había hecho bajar a la Tierra desde esos mundos oníricos en los que suelen evadirse, a dos autores de fantasía amigos míos, para inaugurar la sección de entrevistas Desde El Redondal. Si Rubén andaba por el Olimpo con Calíope y Clio, nuestra autora de hoy tiene trato con Melpómene y Erato, porque guerrera es un rato (vaya, sin haberlo planeado me ha salido un pareado)

Antes de entrar en materia debo deciros que esta vez también hay regalito para 10, pues si no lo hago al principio, Terremoto Jess me va a volver del revés. Vale, ésta fue a propósito, un poco lamentable pero rima – ríe La Eremita que sigue sin saber cómo se ríe uno aceptablemente de forma literaria, sin escribir onomatopeyas o poner iconitos –

Sabemos por su web que Jessica Galera Andreu nació en Barcelona un 16 de Abril de… de… No, eso no os lo digo, lo leéis si queréis, pues soy firme partidaria de la solidaridad de género; la edad y el peso no se confiesan si una no lo desea. Taytantos. Eso es. Colaboró un tiempo con un diario deportivo, hasta que se decidió a dedicarse de lleno a escribir, por suerte para nosotros, sus ávidos lectores.

Tiene una máxima en su vida. ¿De Schopenhauer? ¿De Santa Teresa? Pues no queridos: ¡Del Príncipe! ¿de Maquiavelo? ¿de Felipe VI? Otra vez no, queridos: ¡de Bel Air!

Venga va, matizamos:

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo; si tienes un sueño, ve a por él”.

(En busca de la felicidad) – Will Smith. 

Así ya es otra cosa ¿verdad? Jessica tiene eso, es voluntariosa, una grandísima luchadora pero de risa fácil y sonrisas acogedoras, con un gran sentido del humor; estoy segura de que me permitirá esta broma sin regañarme demasiado.

La descubrí por casualidad en una de mis incursiones en Kindle Unlimited. Vi un libro de fantasía sobre ángeles titulado Letargo, de la saga Divano, y a pesar de mi reticencia con el tema, lo descargué pensando que podía devolverlo enseguida si no me gustaba.

Devoré la saga completa en pocos días, y a pesar de que era reacia a escribir comentarios en Amazon – aún no existía El Redondal como tal. Lo había abierto sí, pero lo abandoné a la tercera entrada y no lo retomé hasta Enero de 2020 – escribí mi opinión en aquella plataforma:

Realidades alternativas, muchos mundos en una sola historia… de verdad me encantó. Y cumplí lo de seguirla. Quién me iba a decir entonces que nos haríamos amigas y las charlas con ella se convertirían en algo tan bueno y cotidiano como el café matutino. Pero a pesar de ello, gracias a Dios, separo a la escritora de la amiga, y me dejo llevar por Jessica Galera, que no por Jess, a viajes por una cantería de mundos tan compleja como la de Trece Tronos, su nueva e increíble saga.

Finalmente me pongo en modo Literazzi (paparazzi literaria) y le incrusto a la señorita Galera la alcachofa-micrófono hasta la campanilla:

P: Buenos días Jessica comenzamos por tus inicios. ¿Cómo fue tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Yo empecé a leer en la adolescencia y mi primer contacto fue con La Historia Interminable. De pequeña había visto la película y luego, leer el libro fue todo un descubrimiento. Por esa época le daba a los clásicos por una colección de estos que a mis padres les regalaron pero entrar en el mundo de Michael Ende fue otra cosa. Y desde ahí hasta hoy.

(Aquí la entrevistadora pone cara de poker, porque aunque el libro de Ende es de lo mejor que ha leído, la película le parece lo que vulgarmente se llama un truño de los épicos, pero prosigue impasible el ademán)

P: ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del Género?

R: Yo creo que nos influyen todos los autores que leemos, en una u otra medida, sean grandes o no. De todos te empapas de algo, coges lo mejor, aprendes. Y luego tienes que buscar tu propio estilo, tu propia voz, ser tú.

P: ¿Sabes Jessica? Siempre he creído que tienes pequeñas pinceladas del estilo de Sarah J. Maas e Ilona Andrews, pero es cierto que eres muy particular, especialmente en la manera de tratar los romances sin distinción de géneros. Dinos, ¿hiciste algún intento fallido antes de publicar tu primer libro?

R: El primer libro que escribí lo publiqué. Es ‘La Última Alianza’. Por aquel entonces (2009) fue en régimen de coedición, un tochete de 700 páginas. Tiempo después, rescindí contrato con la editorial y lo autopubliqué en dos volúmenes: ‘La Profecía’ y ‘El Último Rey’. Antes jamás me había propuesto escribir y mucho menos publicar. Era algo que me gustaba y no se me daba mal del todo en el colegio, pero jamás me planteé nada más allá.

P: Y ahora eres una autora muy prolífica con decenas de libros autopublicados. Tu cantería de mundos es compleja y variadísima. ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación? ¿Es intuitivo, según surge o lo has imaginado antes?

R: Yo soy muy brújula escribiendo, aunque como me gustan las sagas largas, cada vez me toca más hacer de mapa para intentar que no queden cabos sueltos y que toda la trama que se abre, se termine cerrando. Con los mundos me pasa algo parecido. A medida que la historia va necesitando nuevas ciudades, reinos o tierras los voy creando sobre la marcha, pero luego, a medida que la historia crece, sí va tocando sentarse y reagrupar un poco, hacerse el mapa y estructurarlo.

P: ¿Tienes claro algún proyecto a futuro? (La Eremita ríe para sí misma, pues sabe que Jessica es un proyecto andante, no para de idear)

R: ¡Si fuera solo uno! Habitualmente mientras escribo una novela me bullen mil ideas para otras tantas más en la cabeza. En esta ocasión se da todo en el Universo Trece Tronos. Después de haberle puesto punto y final a la saga principal, me quedan por delante seis volúmenes más. Por lo pronto ni puedo ni quiero salir de este mundo. Tampoco me puedo imaginar ahora mismo escribiendo otra cosa.

Damos las gracias por su tiempo a Jessica Galera Andreu, La Jess, no sin que antes nos deje 10 ejemplares digitales de Dryadalis, el primero de la saga Trece Tronos, como regalo para los lectores del Redondal, que estoy segura os va a encantar.

Los enviaremos por correo en el formato que nos indiquéis a los primeros 10 que comenten este artículo con su mail (no es para spam, no os enviaremos nada más allá del libro a no ser que os suscribáis al blog).

Si viajáis a Noctia, manteneos alejados de la Via Negra.

Nos leemos el Miércoles que viene con otra entrevista que estamos preparando.

EL MAESTRO DE ILUSIONES – ALEJANDRA DE SAN CRISTÓBAL

Hace ya algunos años solía acudir cada cierto tiempo a un curioso local en Madrid, la Sala Houdini. La había abierto el mago Pablo Segóbriga, popular en los círculos del ilusionismo y maestro de magos muy talentosos.

Algunas noches a la semana, en aquel lugar tan particular, a veces escalofriante, ya que tenía como decoración objetos con tradición de malditos que fueron comprando a lo largo del mundo (muñecas espeluznantes, pianos que se decía tocaban solos, estatuas que no te quitaban la vista de encima…), pero siempre muy interesante, varios magos ofrecían a pequeños grupos, pues el aforo era limitado, sesiones de magia de cerca tras pedir tu copa, que dejaban atónito y admirado al espectador.

Pensé que había cerrado, pues intenté volver en algunos ocasiones en años recientes y nadie me daba razón. Hoy veo con sorpresa que está en la web (es decir, tengo que volver cuando el COVID quiera darnos al fin su venia de salir con seguridad). Es uno de esos lugares curiosos en Madrid que vale la pena visitar para pasar un rato inolvidable. Un mago en vuestra mesa, a muy poquito espacio de vosotros ¿Lo imagináis?

Una de las salas de Houdini

“Pero a ver que nos aclaremos, Eremita ¿Ahora tienes un blog de bares de copas?” – os diréis – Pues no gente no, aunque podría hablaros de algunos sitios pintorescos sin problemas, pero no es el caso. El asunto es que volviendo a bucear en los candidatos al Amazon Storyteller, he encontrado una apasionante historia de magos que me ha recordado aquellos viejos buenos tiempos.

Porque El Maestro de Ilusiones trata entre otros temas de Houdin y Houdini, presentes en una historia mágico-detectivesca muy intrigante. Ésta es la sinopsis de la autora:

En 1825, un joven relojero recibe por error unos libros de magia que cambiarán su vida para siempre.
Durante el siglo XX, el gran Harry Houdini sorprende al mundo con sus habilidades.
En la actualidad, un profesor de universidad verá cómo su tranquilo mundo se desvanece sin previo aviso.
Tres hombres, tres épocas distintas, pero un solo misterio que los mantiene unidos

Para ampliarla un poquito: un solitario y huraño profesor de Historia del Ilusionismo, Alexander Castro, tras realizar una exhibición ante sus alumnos, se desvanece, y al despertar ha perdido los recuerdos de los últimos 9 meses de su vida.

Él, que nunca ha tenido amigos pero si una fortuna en el banco, se encuentra con un compañero de piso al que ha alquilado una habitación, y una amiga con la que los últimos contactos no fueron precisamente amistosos. Descubre con sorpresa que ha invertido su dinero en comprar la que fuera la casa de Houdini en Nueva York…

¿Qué ha ocurrido en ese tiempo que ha puesto su vida patas arriba? Sin memoria, con dos desconocidos que poco a poco van colándose en su vida, se lanza a una investigación que le llevará a Estados Unidos y Francia, a encontrar personajes que parecen conocerle y a los que él no ha visto en su vida, hasta encajar las piezas del puzzle.

Intriga a manos llenas es lo que tiene esta novela bien escrita y argumentada, muy facilita de leer, que os hará pasar un buen rato y conocer secretos del ilusionismo ¿O será magia?

Dejad que os lo cuente Alejandra San Cristóbal. Y suerte para ella en el Premio Amazon Storyteller 2020

Enlace a Kindle Unlimited para descarga gratuita : El Maestro de Ilusiones


Formato: Versión Kindle
Tamaño del archivo: 1773 KB
Longitud de impresión: 268
Números de página – ISBN de origen: B087RGBV6W
Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B087Z3N9LQ

HABLEMOS DE FANTASIA CON RUBÉN H. ERNAND

Tengo que confesaros dos cosas:

La primera es que para inaugurar esta nueva sección de entrevistas y colaboraciones Desde El Redondal, he abusado de la confianza de dos buenos amigos y grandes autores indies, sacándoles de sus conversaciones con Calíope, Clio, o cualquier otra de las musas que les inspiren, y casi obligándoles a venir a charlar con esta mortal y por tanto con vosotros.

La segunda es que, no contenta con distraerles ¡Me he atrevido a pedirles que nos hagan un regalazo! Pero para saber qué es, tendréis que llegar al final del artículo; ya se sabe que nadie da duros a peseta – ya chicos, qué queréis que os cuente, hoy se diría euros a céntimo pero, qué narices, queda más literario a la antigua usanza –

Hoy viene al Redondal Rubén H. Ernand, autor de la saga Grimdark El Trastorno de Elaranne, de dos de cuyos libros, La Primavera Ausente y La Corona Marchita ya os he hablado, pues me parecieron soberbios y a la altura de los autores consagrados.

Rubén nació en Canarias, aunque no reside allí en la actualidad. Por alguna razón ha decidido venirse a vivir entre godos. Estudió Filología Inglesa, y él dice que empieza a ser madurito. No pongo su edad no vaya a ser que me retire el saludo, que nos ha salido coqueto cual señorita victoriana (ahora me lo retira seguro). Claro que eso lo dice él que es escritor y vive de inventarse historias; mejor creedme a mi cuando afirmo que no es cierto.

Y aunque con tales antecedentes nos preguntemos aquello de ¿Qué hace un chico como tú en un sitio como éste?, escribiendo largas horas de su vida en vez de andar con su chica, a la que martiriza teniéndola como lectora beta, de copas (sé de sobra que no es un martirio para ella), nuestro lector egoísta de fantasía no puede hacer otra cosa que dar palmas con las orejas visto el resultado.

Dicho lo cual, La Eremita se pone en modo reportera literazzi (literario – paparazzi), de las pesadas, de esas que meten la alcachofa-micrófono en la boca del que quieren que hable, e inicia la ronda de preguntas. Rubén, hablemos de eso que nos apasiona a ambos, de Fantasía:

P: Dinos ¿Cómo fué tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Debía de tener unos diez años, tengo memoria de mosquito, cuando una de mis hermanas compró el primer libro de la saga El señor del tiempo de Louise Cooper en aquella cosa maravillosa, que todos los lectores de este país usábamos en los años 80/90, llamada Círculo de Lectores. Flipé muchísimo con lo que estaba leyendo. Warps, magos, gente con espadas, dioses y planos de conciencia superiores… ¿pero se puede escribir sobre estas cosas? Pues sí, se podía, y es lo que me gusta hacer ahora.

P: Vaya, parece que bloguera y escritor nos iniciamos casi con la misma saga. Se lo contaba hace poco a Tes, de La Bestia Lectora. Parece que El Iniciado, primer libro de la trilogía, tiene algún hechizo en su nombre y llama a más iniciados. Para los que nos leen, un warp en la saga de Louise Cooper es un tornado que se lleva a la gente por delante dejándola en otros lugares más o menos deseados. ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del género?

R: Siempre te influye algún autor, sea grande o no, porque escribir es interiorizar y hacer tuyo lo que has leído (y vivido, pero esa es otra historia). En mi caso, siempre digo que mis mayores influencias son Abercrombie, Tad Williams, Robert Jordan, David Eddings y, por que no, la propia Louise Cooper.

P: Permíteme indicar a nuestros lectores que en la Sección Cazamundos hay un índice de autores de fantasía con los links a la wiki, donde pueden consultar la obra de los escritores que mencionas con un solo click, si desean saber más. Siempre digo que los autores de fantasía sois como pequeños dioses creadores; ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación de tus mundos? ¿Es intuitiva esa cantería de mundos, según surge o lo has imaginado antes? ¿Qué puedes decirnos?

R: En mi caso es una mezcla de ambas. Antes de ponerme a escribir diseño las líneas maestras del mundo en el que va a desarrollarse. Hay que sentarse y contestar a unas cuantas preguntas: ¿Cómo es físicamente el mundo? ¿Qué cosas han ocurrido de importancia? ¿Quiénes lo pueblan? ¿Qué creencias y culturas tienen esos moradores? ¿Cuáles son las formas de gobierno que tienen? Y así hasta agotar todos los pronombres interrogativos xD. Después, mientras voy escribiendo la historia me centro en los detalles que necesito según las necesidades de la historia. Es decir, voy de lo macro a lo micro. En general, es un proceso intuitivo en general, pero hay que sentarse muchas veces e imaginar opciones y las ramificaciones que puedan tener para la historia que quieres contar.

P: Tenemos tus dos libros publicados en la mano ¿Tienes claro algún otro proyecto a futuro?

R: Hoy por hoy, estoy centrado en acabar la saga que constará de 4 volúmenes más un spin-off.

P: Yo los espero con impaciencia, y seguro que quienes nos estén leyendo y “te prueben” se unirán a mí. Por último ¿Porqué te decidiste por la autopublicación en vez de por los canales “tradicionales”?

R: Porque creía que era lo que me proporcionaba más control sobre mi obra y lo que me dejaba más tiempo para escribir. Creo que también es una forma de estar más en contacto con tus lectores, los precios son más ajustados y hay herramientas, como Kindle Unlimited, que benefician muchísimo al lector. Y, por supuesto, soy de los que creen que ser autopublicado es una decisión personal y no implica que seas mejor o peor que un autor que ha publicado con una editorial tradicional. Al final lo importante es hacer lo mejor posible tu trabajo y respetar a los que van a leerte.

No te robamos más tiempo Rubén. Esperamos ansiosos el tercer libro de El Trastorno de Elaranne que sabemos está a punto de salir del horno. Gracias y sabes que esta es tu casa.

Y bueno gente, aquí va la sorpresa: Rubén nos ha dejado 10 ejemplares digitales del primer libro de la saga, La Primavera Ausente, para que lo regalemos enviándolo por mail a las 10 primeras personas que comenten este artículo contestando correctamente lo siguiente:

¿Puedes decirnos un personaje de la saga de Libros o serie de TV Juego de Tronos de George RR Martin indicando la Casa a la que pertenece si la tiene? Comentad con la respuesta, un mail de contacto y si preferís formato MOBI (para Kindle) o EPUB y a los 10 primeros que contestéis correctamente os haremos llegar un ejemplar en los próximos días.

Los no afortunados o más tardones, os recuerdo que lo tenéis gratuitamente en préstamo en Kindle Unlimited, o podéis comprarlo por apenas 2,99 Euros.

Si estáis interesados en saber más de Rubén H. Ernand, podéis encontrarle en su página web.

Volvemos a vernos el próximo Miércoles en esta sección. Id por la sombra que se derriten las piedras.

Cazamundos

La libertad de la fantasía no es una huída a la irrealidad; es creación y osadía (E. Ionesco).

Con esa certera frase de Eugéne Ionesco os presento “Cazamundos”, la sección de “Desde El Redondal” dedicada a la fantasía en exclusiva. Tal vez os preguntéis la razón de dedicar una sección completa a un género, casi como empezar un blog nuevo cuando El Redondal ya va tirando. Es simple:
1.- El mundo de la fantasía tiene tantas categorías y subgéneros como cualquier otra ficción, puesto que es un mundo en si mismo. Podemos encontrar Historia, Épica, Lírica, Drama, thriller, crimen… de todo. Algo muy vasto para contenerlo en un blog no especializado a no ser que lo trates de pasada… Y a veces me corto con todo lo que os contaría y no cuento porque no nos engañemos, un blog literario llama a lectores y autores afines… no digo nada y lo digo todo.
2.- Aunque la fantasía es mi género favorito, no quiero prescindir de tratar muchos otros, como el histórico que me apasiona también, el narrativo costumbrista, el negro al que me están aficionando mis Yincaneras, y tantos otros. Pero obviamente la cabra tira al monte que dice el refrán, y mi afán de compartir fantasía estaba especializando mi blog principal. Así es que solución salomónica o tirar por la calle de en medio: con un hechizo binario abro un portal mágico a una sección especializada. Y aquí estamos, pudiendo fantasear a placer y sin cortarme ni autocensurarme, dejando El Redondal para lo demás.
Es parte del Redondal y a la vez funciona como blog independiente. Prometo intentar compartir contenidos interesantes, tanto en literatura como en cine y series, pues es lo que más veo y mucho antes del boom de LOTR y GOT. Podré hablaros de series increíbles como Sense 8, Carnivale y algunas otras, amén de seguir con mis libros.
Si queréis acompañarme en esta aventura y soñar junto conmigo, ayudaría que me siguierais, por apoyo moral y ánimo más que nada. Si no os lo impide la artritis o un dedo roto, dadle al botoncito va.
Aprovecho para compartir este estupendo artículo de Ana González Duque hablándonos de los subgéneros fantásticos.
Nos vemos, aquí o al otro lado, o en ambos. Total es un click. May the Force be with you (con manita de trekkie. ¿Y veis? no pasa nada, porque en Fantasía, TODO es posible, hasta crossovers imposibles)
Si me leéis Desde El Redondal, daros una pasadita por Cazamundos, que esta entrada estará en ambos lugares, pero las reseñas, sí está bien, reseño o algo así, pasan aquí.

Reinos Oscuros 1: La Asistente del Diablo – HD Smith

Os traigo la primera entrega de una de esas sagas de fantasía oscura protagonizadas por una mujer de armas tomar, que me gusta tanto leer en periodos en los que en mi cabeza no asimila lecturas complejas.
Recuerdo que mi padre y mis tíos leían las novelitas del Oeste de Estefanía de tapa flexible, finitas y en formato bolsillo. Mi padre las compraba con los periódicos cada día en vacaciones, y yo confieso que cuando se me acababan aquellas “Revistas Lily” o las “Historias Selección” o los Comics del Jabato y El Capitán Trueno, también caían algunas de aquellas novelas si no tenía otra cosa a mano.
De adolescente y joven (young adult que dicen las editoriales) devoré todas las novelas de Sven Hassel, pero esas son cosa seria y merecen una entrada por si mismas. Porta, Hermanito y toda la tropa me acompañaron muchas noches ya no tan adolescentes.
Y de un tiempo a esta parte opto por estas sagas de protagonista femenina – excepto el Druida de Hierro de Kevin Hearne que también merece entrada aparte – con mucha acción, mucha cantería de mundos sofisticada en ocasiones, un tanto naïve en otras, pero siempre muy entretenidas. En fin, otros leen novelas del Oeste o juegan a la play.
Ya os presenté a Rachel Morgan y a Anita Blake. Ahora os presento a Claire Cooper, una pelirroja que trabaja como secretaria del Diablo, en un edificio de oficinas como todos los edificios de oficinas de Manhattan; parece haber llegado para quedarse.
Sinopsis :
Después de cinco años de trabajar con el Diablo, Claire Cooper cree que, fuera de eso, vive una vida normal. Hasta que se ve en peligro por un asesinato que no cometió.
Desesperada por salvar su vida y su alma, entra al Purgatorio, pero tiene un conflicto con la Reina Pagana. Ella tiene sus propios planes y utiliza a Claire para vengarse del Diablo. Claire averigua que cada soberano compite en una carrera por descubrir a “la chica” de la profecía, que arreglará el tiempo.
A medida que Claire destapa pistas sobre el verdadero asesino, ella se da cuenta de que debe ser más lista que los hijos del Diablo, o terminará prisionera en el Purgatorio para siempre.
Olvidaos de la idea tradicional de Paraíso, Infierno y Purgatorio, de Dios y Diablo como los conocemos, pues los reinos que Smith así denomina en su saga se parecen como un huevo a una castaña a los que conocemos como tales; son cielos, purgatorios e infiernos distópicos, es decir, el más difícil todavía, escribir una distopía dentro de la distopía. No son especialmente originales. Pero sí entretenidos. Y sangrientos, muy sangrientos… digamos que es ver una de Bud Spencer y Terence Hill en lugar de una de Gary Cooper, para que nos aclaremos, ya que mencionábamos el Oeste más arriba.
Y luego está Mab, sí, la Reina Mab, la de las Hadas de Shakespeare, pero aquí es la Reina del Purgatorio. Es decir, un batiburrillo entre la tradición judeocristiana y El Sueño de una Noche de Verano, pero oye, si entramos sin “prejuicios” y no somos exigentes en exceso, punto que creo haber dejado claro en la introducción, echaremos un ratillo. Si en próximas novelas aparece el Nirvana ya os contaré (el del Gordo sedente no el de Kurt Kobain, aunque quien sabe, es lo que tiene la fantasía, que cabe todo)…
Hay un inframundo, regido por un Druida con un equipo de matones druidas mafiosos (¡toma ya!), donde igual puedes tomarte un café en un Starbucks que asistir a una pelea con apuestas de demonios. Hasta un servicio de Uber intermundos que tienen, oigan, de lo más completito.
No, no hay vampiros, ni hombres lobo ni zombies, al menos de momento, pues creo yo que con Smith nunca se sabe si vemos su tónica general. Hay demonios, paganos que son algo así como brujos pero no, druidas y humanos. A los ángeles se les presupone, pero en esta novela llamarle ángel a alguien es como llamarle imbécil.
(Inciso en forma de consejo que me agradeceréis con el alma si no se la vendéis al Diablo – a mi no hace falta, no he preparado aún una sección de almas en mi armario y mi casa no admite más contenido – : Ved la serie de TV Good Omens. Es de las mejores y más hilarantes que he visto en mucho tiempo sobre esta temática de Ángeles y Demonios)
A la pobre Claire le hacen de todo, y ella, que tiene un poder increíble pero que no controla, va con la L de novata en poderes por los mundos, va saliendo como puede, la mujer, que es una arreglalotodo a gusto de nadie, porque oye, todos quieren cargársela. Tanto que hasta a mí me dan ganas de cargármela.  Pertenece a todos y no pertenece a nadie… es… bueno es Claire. Es humana pero no. Esas cosas que tienen los libros.
Y pese a todo, aunque parezca que es infumable por lo que os cuento, me ha entretenido un montón y es interesante y amena. Por eso os la dejo por aquí, por si queréis pasar un rato tonto pero divertido, si os apetecen violencia y puñetazos a raudales. A otros les da por el amor de multimillonarios y bellezas tontas; yo es que no tengo el ese pa farolillos, será la cuarentena.
De la saga, hay dos libros traducidos. Dos más en inglés que supongo traducirán, y si no, pasaremos el rato tonto refrescándonos para no oxidarnos. Como consejo : descargadlos solo si teneis kindle Unlimited porque son gratis. Gastar… no, no vale la pena. Ya sabéis que cuando lo vale os lo indico. Aquí van los enlaces:

La Asistente del Diablo
La Encantadora de Nombres
Dark Forsaken
Dark Contender

Ea, me voy con las lecturas serias de mis Yincaneras que toca una simultánea. Id por la somba.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 3192 KB
  • Longitud de impresión: 365
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B07XVS89PB
  • Tapa blanda: 336 páginas
  • Editor: Wild Fey LLC (2 de febrero de 2020)
  • Colección: Reinos oscuros
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1942030088
  • ISBN-13: 978-1942030089

Siete Luces Oscuras – Daniel Dopazo Lafuente

La frase que me viene a la mente al acabar de leer “Siete Luces Oscuras” es aquella que dice que el Infierno está lleno de buenas intenciones. Cada personaje de cada uno de los relatos las tiene. Al principio, claro. Y acabamos como acabamos… muertos o no, muertos pero no. O si…
Debería haber saludado ¿verdad? Es que estoy tan sobrecogida… por no usar la palabra más fea que viene a significar más o menos lo mismo… y aunque sabéis que me tomo demasiado a menudo licencias en cuanto a la corrección que se espera de un blog “literario” ésta puede que me parezca excesiva, así es que usamos la palabra mona.
No suelo leer relatos, pero me llamó la atención esta antología de ellos, tal vez por alguna crítica leída, tal vez por la portada, que hay que reconocer que acojona… ups, vaya por Dios, utilicé la palabra. Pues si no os importa la dejo, que Cela también lo hacía y le reían las gracias hasta los más puristas. Hombreyá.
Esa portada, mezcla de gárgola de Notre Dame y ángel caído de Legión no es más que un anticipo de lo que nos espera dentro. Siete relatos de ciencia ficción y fantasía oscuros, sangrientos, y con finales que te dejan literalmente con la boca abierta.
Sinopsis:

Siete luces oscuras está formado por siete historias con la fantasía, el terror y la ciencia ficción más retorcida. Siete historias de personajes torturados, de escenarios de pesadilla, de fines nobles y sombríos.
Un satélite artificial que alberga los últimos recuerdos de la humanidad.
Una religión dispuesta a sacrificar a su mesías para conseguir la salvación.
Un psicópata que se cree un héroe.
Un traficante de órganos abandonado en un mundo carente de agua.
Un sanatorio donde las distintas realidades paralelas pueden ser la clave para una paciente.
Un demonio maldito con la inmortalidad por un pecado que cometió.
Una vieja iglesia de la que sale una lúgubre melodía.
La moralidad humana abraza sus extremos en estas siete historias.

¿Qué le pasaría a una humanidad sin cuerpo? ¿Sería el apocalipsis o iría más allá? ¿Puede una religión llevarnos mediante la genética a tener una mente-colmena? Atreveos a leer a Daniel. A ver, bien bien no sé si lo pasaréis, pero es toda una experiencia, os lo garantizo.
Todos y cada uno de los relatos son excelentes en sí mismos, aunque tengan el denominador común de la trascendencia del alma, excepto uno. Uno que os juro que me ha dejado “de pasta de boniato”. Pasmada vaya. Tanto que al terminarlo me reí bastante, y no tenía muy claro si estaba bien reírse de eso, pero bajo mi punto de vista era un humor negro, tan negro… Se trata de El Héroe. Es directamente inenarrable.
Encima Daniel escribe de p…. eeeeh, os creéis que lo diría… pues tenéis razón. Escribe de puta madre. Hala, a reclamar a Cela.
Os prometo comportarme a la próxima… o no… Dejo en enlace de Amazon y por favor, no os lo perdáis que no os vais a arrepentir. Es muy cortito y algo que os ponga los vellos de punta os facilita su depilación posterior así en que dos en uno.
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 16213 KB
  • Longitud de impresión: 151
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B08262RBJW

El Trastorno de Elaranne II: La Corona Marchita – Rubén H. Ernand

Antiguos y nuevos amantes de la Literatura de Fantasía, pues sé que muchos de vosotros estáis descubriendo el género gracias al cine con El Señor de los Anillos y a la tele con Juego de Tronos, si de verdad queréis volver a leer algo muy bueno, me vais a agradecer que os recomiende El Trastorno de Elaranne de Rubén H. Ernand.
Si la primera parte, La Primavera Ausente , me pareció buena, la segunda, La Corona Marchita, me ha dejado sin palabras. Puedo afirmar sin ruborizarme un ápice, aunque ya se sabe que para gustos los colores, que no he leído nada mejor desde Rothfuss.
Un seguidor de Twitter me preguntaba tras recomendarle La Primavera Ausente si era como el escritor estadounidense, entiendo que me decía en calidad. En aquel momento le contesté que era diferente. Hoy le contestaría un sí rotundo. Sobre todo en esta segunda parte.
En ella nos reencontraremos con un Kirius aún titubeante que ha hallado sus orígenes isgardianos, tomando el rango de nobleza y riquezas que le corresponden por nacimiento, se ha separado de sus amigos y protectores, Terion y Vaelmir, por circunstancias que descubriréis en la novela, y ha perdido la voz del Ausente que le acompaña desde la niñez.
La amenaza tarkesia se cierne implacable sobre Balaeron, y Kirius, Terion y Vaelmir deben luchar, esta vez por separado, para que Isgarad no declare la guerra al Dominio y Balaeron se mantenga unida para poder hacer frente a la invasión enemiga con alguna posibilidad.
Entre intrigas cortesanas en Isgarad, la cabeza de Vaelmir pendiente de un hilo, y un Terion desubicado al principio, personajes como Alora, princesa de Isgarad, Berimar, Maddor y Abbil Randeo se presentan ante nosotros, mientras Dyan, Arvand, Minedea, Innae, Ceala, Shildan y Julius van tomando su lugar protagónico en la historia.
Sinopsis:

Kirius acaba de llegar a Isgarad, tras esquivar una muerte segura provocada por el veneno de ashal dorado. Para su propia sorpresa, ha conseguido recuperar su identidad y el legado de su familia de manos del propio rey; un legado que tiene múltiples caras y aristas y algunas de ellas cortan. Sin Vaelmir ni Terion a su lado, lo único que encontrará en el viejo hogar de los Brinnair es oscuridad, cenizas y soledad. Pero es muy consciente de que su historia está lejos de acabar. Advertido por el Ausente, su tenebroso acompañante con quien empieza a recuperar una conexión perdida, se prepara para un futuro incierto y carente de esperanza. Pronto descubrirá que el odio a su familia sigue muy presente en Isgarad y que la sombra de Malken, el caballero renegado que los asesinó, es más alargada de lo que creía.

Terion también regresa a su vieja patria, pero sus peores temores se han hecho realidad. Se enfrenta a una vida que detesta y a la que renunció mucho tiempo atrás, a la desconfianza del rey y al odio de Kirius por sus errores pasados. A pesar de todo, sabe que debe ingeniárselas para protegerlo de sus innumerables enemigos, confrontar a su hermano para evitar una guerra devastadora y hallar una manera de salvar a su amigo Vaelmir de una previsible ejecución.

Mientras tanto, muy pocos en Balaeron son capaces de apreciar el cambio que se está produciendo en el propio mundo. Las hojas caen en el bosque y el poder de hombres y dioses se marchita anticipando un evento que cambiará al mundo de forma radical: el Trastorno.

Y cuando algo que pasa en un libro al final hace que se te ponga un nudo en la garganta, sabes que has leído algo bueno
El estilo en esta segunda parte ha dado un salto cualitativo importante. Sin ser malo en la primera, en absoluto, en La Corona Marchita se notan las horas de rodaje narrativo, la experiencia es un grado supongo. Es algo más descriptivo, lo que enriquece la historia. Mirad, no me gusta hacer comparaciones, porque cada cual tiene su estilo personal, pero si quiero que os hagáis una idea del tipo de escritor que es Ernand, os diría que es una mezcla entre el ansia sangrienta y guerrera de Martin, tan Grimdark, y el lirismo de Rothfuss. Pero repito que no es que se parezcan, es intentar poneros en situación con ejemplos conocidos.
He dicho bien. Conocidos. Rubén es un autor indie, autopublicado. De esos que los noveles en estas lides de lo autopublicado tendemos a pensar que son rechazados de editoriales o directamente malos. Nada más lejos de la realidad. Gente como él, Jessica Galera, Marta Sebastián, Dolores Conquero, Mónica Gutiérrez… me quitan prejuicios de encima de un plumazo. Ya quisieran muchos “editorializados” estar a su altura.
El problema es que tienen que currarse ellos la autopromoción, y no es fácil ni barato. Pero os puedo asegurar que con buenos publicistas El Trastorno de Elaranne sería un Best Seller en España, así como alguna de las sagas de Jessica Galera darían para una serie de TV exitosa.
Creo que en El Redondal no os voy a recomendar nada “malo”, es más, procuro traeros lecturas que pienso que os van a dejar un buen sabor de boca, así es que estaría bien que echáramos una manita a estos autores indies que valen la pena y hablemos de ellos, que el boca a boca también es efectivo.
La ventaja de los indies para nosotros es que sus libros son asequibles. Recuerdo el último de Rothfuss que leí, o más bien lo recuerdan los 22 eurazos salidos de mi cartera, o los 18 del último de Juego de Tronos de Martin y ya hace años. También es verdad que son en papel, no en kindle ni electrónicos.
Los libros de Rubén los tenéis en formato kindle por 2,99 Euros, o gratis si estáis suscritos a Kindle Unlimited.
Y si no tenéis con qué leer en formato kindle os voy a facilitar, además del enlace al libro de Rubén, la aplicación gratuita de amazon para leer en formato kindle, o en su defecto, el enlace a Calibre, que os permite convertir el formato kindle a ebook o pdf para tablet o móvil. No digáis que no os comparto herramientas para buenas lecturas.
 
 
Ahora sólo espero que la tercera y cuarta parte de esta saga sigan esa trayectoria ascendente. Las espero con impaciencia.
Id por la sombra, que Lorenzo aprieta ya que es un gusto. Y con mascarilla por favor.

Saga Trece Tronos 2: Reo – Jessica Galera Andreu

Seguro que recordáis aquel anuncio de patatas fritas en que decían “¿a que no puedes comer solo una?” Eso es exactamente lo que ocurre cuando comienzas una saga de Jessica Galera Andreu. Ya me pasó con Divano. Con trece tronos voy por el mismo camino. Hasta las cinco de la mañana estuve ayer leyendo Reo sin poder parar. Estoy considerando seriamente pedir a la autora una indemnización por daños y perjuicios a mis horas de sueño, o, en su defecto, un antiojeras milagroso (algunos libros deberían llevarlo como regalo promocional en vez de un marcapáginas, y a fé que éste es uno de ellos)
Si en Dryadalis empezábamos a conocer las formas de vida de Luzaria y Noctis (o Átraro, como lo denominan sus habitantes), y a los personajes que van a acompañarnos durante los cuatro libros de la saga, empezando a entrar en materia, en Reo ya vamos a tumba abierta. La acción se sucede desde el inicio y no hay punto de inflexión. Caronte recorre ya en su barca la Vía negra hecha río en busca de su tributo en almas. Cada capítulo os impulsa a continuar al siguiente con ansias de conocer el desenlace, aunque disfrutando de cada paso o palabra que nos va a llevar a saberlo.
Un momento ¿dije saberlo? Ja. Sí, claro que llegas a saber una parte, pero al mismo tiempo se abre otra trama relacionada y aparecen nuevos personajes de los que dejan huella. Trece Tronos vuelve a dejaros sin aliento y con necesidad imperiosa de continuar hasta llegar a la conclusión.
Y los finales “galerianos”…. os voy a contar algo: quien dice que Ana Guerra es la Reina del hype, nunca ha leído a Jessica Galera. Cuando se pone en modo saga, no hay manera de cerrar un libro sin desear abrir el siguiente de inmediato. No da tregua. Ni al principio, ni en medio, ni al final.
Sinopsis de “Reo”
Una vez rota la Ley Común, el Muro de Caronte ha quedado sellado. Los noctis ya no son bienvenidos en Luzaria y tampoco los lúzaros lo son al Imperio de la Noche, pero algo sigue gestándose a uno y otro lado de la silenciosa mole de piedra, donde los secretos se destapan.
Adrien es incapaz de dejar de pensar en Tayr a pesar de todo lo ocurrido. June sabe que poner la verdad sobre la mesa llevará a su hermano a tomar la decisión más difícil de su vida, pero los acontecimientos se precipitan y Adrien está dispuesto a todo por defender lo que siente y a aquel por quien lo siente.
​Las monedas con las que se paga el paso a Caronte serán esenciales para moverse con ciertas garantías en un mundo cubierto de intrigas e intereses cruzados; no solo poque el barquero ha salido de paseo, sino porque todos desean hacerse con los arkanais; enemigos y aliados parecen guardar un fin común: Romper la maldición y la libertad de las terras del imperio. ¿Qué puede haber de malo en ello?
​”No hay peor cárcel que una mente atormentada ni mayor laberinto que un corazón roto”.
Adrien y June volverán a Noctis, y se reencontrarán con Resryon, Moran, Elain, Eugenne y Otanna, mientras aparecerán otros nuevos personajes fascinantes como Zarik, Lucilla y Tine. Todo ello mientras son vapuleados en guerras y traiciones que…. que nos os cuento más ¡a leer!
Los mundos de pesadilla de Galera son de lo más original que he encontrado en fantasía. Akiteria, la cárcel en la que Tayr/Resryon da comienzo a la aventura, me ha fascinado. Y sorprendido. Mucho.
La trama argumental importante sigue siendo el romance entre Res y Adrien, pero os puedo asegurar que no estamos ante un libro de romance. Ni de lejos aunque lo tenga. Es un libro de guerra, de traiciones, de egos superlativos, monstruos y leyendas. Y Amores de Sangre y Furia.
(Una apreciación personal: me encantaría que alguna vez la autora dejara a sus personajes limpios durante más de tres páginas. Siempre acaban cubiertos de lodo, tierra, sangre… así es la historia)
La saga continúa en:
Aunque yo voy a continuar leyendo de inmediato hasta terminar, como no puede ser de otra forma, ya tenéis suficientes elementos para decidir si queréis leer esta saga. Si lo hacéis os garantizo diversión y movida de la buena.
Os dejo los enlaces de kindle. Si estáis suscritos a Unlimited son gratis. Si no, no os cuestan más que lo que gastaríais en un par de cafés
 
 
Ah, me encantan las sagas. Me garantizan que algo que me gusta me va a durar algún tiempo, sobre todo cuando voy por la mitad.
No salgáis sin mascarilla que hay bichos.

Leer Más

Saga Trece Tronos 1: Dryadalis – Jessica Galera Andreu

Tenía muchas ganas de presentaros a Jessica Galera Andreu , y ya toca.
La descubrí en mi periodo de bruma literaria, por ese caprichoso azar que cantaba Serrat.
Veréis, cuando me suscribí a Kindle Unlimited , como podía leer todo lo que quisiera y borrar sin complejos (si buceáis un poco en El Redondal encontraréis un post llamado… bueno venga va, os lo enlazo para facilitaros el curro… La Biblioteca de los Horrores ) intenté leer tanta basura cuyo argumento me llamaba la atención que llegué a pensar en abandonar la suscripción y a creer que eso de los autores indies pues… era mejor ni volver a tocarlo.
Y entonces llegaron ellas. A saber: Diana Buitrago, una bilogía de Marta Sebastián con cuya historia me quedé, aunque no con su nombre, y los extraños mundos angélicos y realidades paralelas de Jessica en su saga Divano, que os recomiendo encarecidamente por su originalidad en un género en que se ha escrito de todo. No voy a escribir sobre ello porque hace tiempo y no lo tengo suficientemente fresco en la cabeza, pero os aseguro que me quedé con la idea de leer más de la autora.
No os voy a negar que puede calificarse de literatura juvenil o new adult, pero es absolutamente apta para los que ya dejamos muy atrás eso de ser “news” y sin embargo seguimos adorando ser exploradores de los Reinos que, cual dioses de sus propios mundos, crean los autores de fantasía.
Trece Tronos. Nada menos. Y tan llamativo es el contenido como el título. En la primera entrega de la saga, Dryadalis, conoceremos los territorios de Luzaria y Noctis, separados por el Muro de Caronte.
En Luzaria, regida por el Consejo de la Luz, viven los humanos, los feéricos y los elfos. Hay día y noche. En Noctis, donde gobiernan las 13 terras la emperatriz Liatli y su Consejo de Nyx, viven los seres de la noche, tales como brujos, vampiros, zombis, licántropos, nigromantes… y nunca hay día.
Las tensiones crecen en las 13 terras. La escalada a una guerra inminente que implicará a Luzaria es imparable.
Mejor os lo cuenta Jessica:

Humanos, elfos, feéricos y mareas conviven en la bulliciosa ciudad de Luzaria. Pero cuando el Toque de Queda suena, las calles quedan desiertas y en el oscuro barrio amurallado de Noctia, las puertas se abren: nigromantes, brujos, vampiros, licántropos y demonios pueden campar a sus anchas por la ciudad lúzara al amparo de la Ley Común, que justifica cualquier acción que lleven a cabo entre la medianoche y el amanecer.

Y es que lúzaros y noctis llevan años impulsando acciones con el fin de potenciar los lazos entre ambos mundos, separados solo por el enorme muro que encierra Noctia en su interior: el imperio de la noche. La Ley Común engloba también el denominado Intercambio.

June es una joven humana que pasará el próximo año de su vida viviendo en Noctia, mientras que Tayr, un enigmático brujo, lo hará en su casa, bajo su techo y junto a su hermano Adrien, cuya curiosidad hacia él crecerá al mismo tiempo que una incontenible atracción, pero. ¿Quién es realmente Tayr?

Los personajes centrales son sin dudas June, Adrien y Tayr, y aunque las aventuras y desventuras de June en Noctis resultan interesantes y sorprendentes para empezar a conocer la trama de la saga, en Dryadalis engancha la historia de Adrien y Tayr y su romance interracial.
Debo decir que me ha sorprendido la absoluta naturalidad con la que la autora nos hace vivir un romance entre dos muchachos. No es habitual en la literatura que un escritor aborde el tema sin pasarlo por encima en muchas ocasiones. Jessica no lo hace. Con ella vives el romance sin distinción de género, raza o religión. Y eso, en el mundo hipócrita que vivimos, es más que un valor añadido. Yo me he enamorado de Adrien y Tayr (aunque Adrien sea a veces un tonto a las tres y muy “fostiable”; si, tenía que decirlo)
Dryadalis acaba de tal forma que enseguida quieres tener acceso al siguiente libro de la saga, Reo, y de lo que en él acontezca informaré a vuesas mercedes en cuanto pueda.
Una sugerencia a la autora: revisar la edición. Hay algunos pequeños errores que deberían corregirse aunque no afecten a la lectura ni hagan daño a los ojos, no son ortográficos ni de estilo, pero te distraen y te sacan de la historia por unos momentos. Entiendo que debe ser cosa de la subida a Amazon, pero si pudieran evitarse… sería perfecto.

Os dejo el enlace de descarga para los que tenéis Kindle. Está incluído en Unlimited:

Dryadalis

Tapaos las cabezas que está cayendo la del pulpo en la capital del Reino.

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 5726 KB
  • Longitud de impresión: 402
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B07V77VH25

El Trastorno de Elaranne I : La Primavera Ausente – Rubén H. Ernand

Os saludo, Navegantes de las Palabras. Me han llegado noticias de allende los libros contándome que ha surgido en las remotas tierras de la antigua Elaranne un nuevo maestro del género de Fantasía, Rubén H. Ernand.
Nos espera en Rynad, ciudad del Reino de Merethia. Preparad vuestros enseres de viaje, pues partimos a su encuentro para recorrer con su imaginación, personificada en los caracteres de Kirius, Terion, Vaelmir, Dyan, Arvand e Innae, los cinco Reinos que conforman Balaeron.
Junto con ellos, debemos impedir una guerra entre reinos vecinos para no malgastar fuerzas que necesitaremos, pues un enemigo más grande acecha: Tarkesia, repuesta de los Azotes sucesivos infligidos en el pasado por las tropas balaerianas, se ha unificado y quiere invadir Balaeron.

¿Os suena bien? Pues palidece frente a lo que vais a encontrar en el primer libro de la saga El Trastorno de Elaranne, “La Primavera Ausente”, opera prima de Rubén H. Ernand.

Sinopsis del autor:

Hace siete años una devastadora epidemia, conocida como la Plaga, asoló los cinco reinos de Balaeron. Kirius, superviviente de la terrible enfermedad, vive en una próspera ciudad del reino de Merethia junto a su abuelo, bibliotecario de la ciudad. El joven arrastra unas extrañas secuelas que perturban su mente y lo apartan de los demás. Un siniestro ser imaginario, al que él llama el Ausente, lo atormenta haciendo que su cordura esté siempre en peligro. Kirius intenta combatir su propia oscuridad interior confiando en que los sueños de seguir los pasos de su padre, a quien nunca conoció, se conviertan en realidad.

Todo cambia cuando la muerte reclama al único hombre que se preocupaba por él. La llegada de un misterioso extraño, que parece tener fuertes vínculos con sus padres, cambiará su vida para siempre. Cuando varios reinos parecen abocados a una guerra que puede sumir en el caos a las tierras de Balaeron, Kirius se ve arrastrado a una carrera contrarreloj para evitar el conflicto. Mientras tanto, en su interior, tiene lugar un enfrentamiento encarnizado en el que lucha por discernir si se está volviendo loco y por superar el temor que le provocan el críptico Ausente, y una insondable oscuridad que parece empeñada en seguir sus pasos.

Los lectores del género de fantasía tendemos a buscar referentes en sagas anglófonas. Tras iniciarnos con Tolkien (o eso espero, pues es el Maestro de maestros, y si alguno de vosotros me dice que solo ha visto la película, sin leer la trilogía, y se considera experto en fantasía, ya puede reconsiderar su experiencia, pues es un simple amateur) quién no ha leído a Sanderson,  Sapkowski, Salvatore, Weiss y Hickman, Martin, o más recientemente Rothfuss, aunque a éste le leen expertos y profanos en la materia, que bien lo vale.
Es hora de volver la vista a nuestro idioma, pues os puedo asegurar tras leer a Ernand en su primera entrega, no me cabe duda alguna de que nuestro producto local no tiene nada que envidiar a los referentes; tenemos Grandes en el género y aquí os traigo a uno de ellos como muestra.
He disfrutado como lo hacía de jovencita cuando empezaba a conocer los reinos fantásticos, a personajes como Drizzt-do-Urden, Yandros, Tarod y Cyllan, Geralt de Rivia o Kvothe, y estoy segura que tras finalizar la saga añadiré a Kirius a la lista.
El Libro consta de tres partes, Una vieja Promesa, El Signo del Cuervo y Sangre, Sombra y Hueso.
Si bien los primeros capítulos tienen un comienzo algo desconcertante, entiendo que porque nos adentramos en territorio desconocido, con la confusión de lugares y personajes que eso supone, todo va ordenándose enseguida y nos enganchamos a la historia de la vida de Kirius, un vacilante adolescente que irá convirtiéndose en un hombre joven ante nuestros ojos.
Viviremos sus dudas, sus miedos e inseguridades, que son muchas, su sensación de soledad como huérfano y como portador de un poder que desconoce y le abruma. Con él iremos encajando las piezas en su lugar, pues Rubén es capaz de hacernos ver su mundo con los ojos de Kirius, y descubrirlo todo junto con él, sin anticipos innecesarios que nos roben el factor sorpresa.
Acompañan a Kirius dos personajes a cual más potente, el isgario Terion y el norvadiano Vaelmir, pero como no quiero desvelaros nada que la sinopsis nos os haya indicado ya, dejo que los descubráis vosotros, pues es parte del encanto de adentrarse en la cantería de mundos del autor.
Mención merecen también el aspirante a riadeim (mago) Arvand, amigo de Kirius, y la joven Tarkesia Innae, de los que espero saber más en otras entregas, pues en ésta son tan solo algo más que un esbozo, pero se intuye su importancia futura.
Habéis leído bien. He utilizado “cantería de mundos” en lugar de “worldbuilding” Es el término que acuñamos la escritora de fantasía Jessica Galera Andreu, el aquí tratado Rubén H. Ernand y yo misma, pues tenemos un idioma precioso y riquísimo como para usar anglicismos que podemos definir en español, que además es  muy lírico.
La prosa del autor es clara y directa, no exenta de cierto sentido poético en las descripciones, en las que no se extiende más allá de lo necesario, algo de agradecer.
Carolina de Bloodlines os trae esta gran entrevista al autor. Leedla, es interesante.
Podéis encontrar el libro en kindle, disponible también en kindle unlimited. Os dejo el enlace¨

Ver La Primavera Ausente

Por último, petición de una lectora a los escritores de fantasía: por lo que más queráis, introducid glosarios en todos los libros. Ayudan un montón.

Con Dios, lectores, o en este caso, con Los Tres.

Formato: Versión Kindle

  • Tamaño del archivo: 2302 KB
  • Longitud de impresión: 532
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Editor: IDP (14 de abril de 2018)
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B07C6LTSRY
  • Word Wise: No activado