HABLEMOS DE FANTASIA CON RUBÉN H. ERNAND

Tengo que confesaros dos cosas:

La primera es que para inaugurar esta nueva sección de entrevistas y colaboraciones Desde El Redondal, he abusado de la confianza de dos buenos amigos y grandes autores indies, sacándoles de sus conversaciones con Calíope, Clio, o cualquier otra de las musas que les inspiren, y casi obligándoles a venir a charlar con esta mortal y por tanto con vosotros.

La segunda es que, no contenta con distraerles ¡Me he atrevido a pedirles que nos hagan un regalazo! Pero para saber qué es, tendréis que llegar al final del artículo; ya se sabe que nadie da duros a peseta – ya chicos, qué queréis que os cuente, hoy se diría euros a céntimo pero, qué narices, queda más literario a la antigua usanza –

Hoy viene al Redondal Rubén H. Ernand, autor de la saga Grimdark El Trastorno de Elaranne, de dos de cuyos libros, La Primavera Ausente y La Corona Marchita ya os he hablado, pues me parecieron soberbios y a la altura de los autores consagrados.

Rubén nació en Canarias, aunque no reside allí en la actualidad. Por alguna razón ha decidido venirse a vivir entre godos. Estudió Filología Inglesa, y él dice que empieza a ser madurito. No pongo su edad no vaya a ser que me retire el saludo, que nos ha salido coqueto cual señorita victoriana (ahora me lo retira seguro). Claro que eso lo dice él que es escritor y vive de inventarse historias; mejor creedme a mi cuando afirmo que no es cierto.

Y aunque con tales antecedentes nos preguntemos aquello de ¿Qué hace un chico como tú en un sitio como éste?, escribiendo largas horas de su vida en vez de andar con su chica, a la que martiriza teniéndola como lectora beta, de copas (sé de sobra que no es un martirio para ella), nuestro lector egoísta de fantasía no puede hacer otra cosa que dar palmas con las orejas visto el resultado.

Dicho lo cual, La Eremita se pone en modo reportera literazzi (literario – paparazzi), de las pesadas, de esas que meten la alcachofa-micrófono en la boca del que quieren que hable, e inicia la ronda de preguntas. Rubén, hablemos de eso que nos apasiona a ambos, de Fantasía:

P: Dinos ¿Cómo fué tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Debía de tener unos diez años, tengo memoria de mosquito, cuando una de mis hermanas compró el primer libro de la saga El señor del tiempo de Louise Cooper en aquella cosa maravillosa, que todos los lectores de este país usábamos en los años 80/90, llamada Círculo de Lectores. Flipé muchísimo con lo que estaba leyendo. Warps, magos, gente con espadas, dioses y planos de conciencia superiores… ¿pero se puede escribir sobre estas cosas? Pues sí, se podía, y es lo que me gusta hacer ahora.

P: Vaya, parece que bloguera y escritor nos iniciamos casi con la misma saga. Se lo contaba hace poco a Tes, de La Bestia Lectora. Parece que El Iniciado, primer libro de la trilogía, tiene algún hechizo en su nombre y llama a más iniciados. Para los que nos leen, un warp en la saga de Louise Cooper es un tornado que se lleva a la gente por delante dejándola en otros lugares más o menos deseados. ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del género?

R: Siempre te influye algún autor, sea grande o no, porque escribir es interiorizar y hacer tuyo lo que has leído (y vivido, pero esa es otra historia). En mi caso, siempre digo que mis mayores influencias son Abercrombie, Tad Williams, Robert Jordan, David Eddings y, por que no, la propia Louise Cooper.

P: Permíteme indicar a nuestros lectores que en la Sección Cazamundos hay un índice de autores de fantasía con los links a la wiki, donde pueden consultar la obra de los escritores que mencionas con un solo click, si desean saber más. Siempre digo que los autores de fantasía sois como pequeños dioses creadores; ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación de tus mundos? ¿Es intuitiva esa cantería de mundos, según surge o lo has imaginado antes? ¿Qué puedes decirnos?

R: En mi caso es una mezcla de ambas. Antes de ponerme a escribir diseño las líneas maestras del mundo en el que va a desarrollarse. Hay que sentarse y contestar a unas cuantas preguntas: ¿Cómo es físicamente el mundo? ¿Qué cosas han ocurrido de importancia? ¿Quiénes lo pueblan? ¿Qué creencias y culturas tienen esos moradores? ¿Cuáles son las formas de gobierno que tienen? Y así hasta agotar todos los pronombres interrogativos xD. Después, mientras voy escribiendo la historia me centro en los detalles que necesito según las necesidades de la historia. Es decir, voy de lo macro a lo micro. En general, es un proceso intuitivo en general, pero hay que sentarse muchas veces e imaginar opciones y las ramificaciones que puedan tener para la historia que quieres contar.

P: Tenemos tus dos libros publicados en la mano ¿Tienes claro algún otro proyecto a futuro?

R: Hoy por hoy, estoy centrado en acabar la saga que constará de 4 volúmenes más un spin-off.

P: Yo los espero con impaciencia, y seguro que quienes nos estén leyendo y «te prueben» se unirán a mí. Por último ¿Porqué te decidiste por la autopublicación en vez de por los canales «tradicionales»?

R: Porque creía que era lo que me proporcionaba más control sobre mi obra y lo que me dejaba más tiempo para escribir. Creo que también es una forma de estar más en contacto con tus lectores, los precios son más ajustados y hay herramientas, como Kindle Unlimited, que benefician muchísimo al lector. Y, por supuesto, soy de los que creen que ser autopublicado es una decisión personal y no implica que seas mejor o peor que un autor que ha publicado con una editorial tradicional. Al final lo importante es hacer lo mejor posible tu trabajo y respetar a los que van a leerte.

No te robamos más tiempo Rubén. Esperamos ansiosos el tercer libro de El Trastorno de Elaranne que sabemos está a punto de salir del horno. Gracias y sabes que esta es tu casa.

Y bueno gente, aquí va la sorpresa: Rubén nos ha dejado 10 ejemplares digitales del primer libro de la saga, La Primavera Ausente, para que lo regalemos enviándolo por mail a las 10 primeras personas que comenten este artículo contestando correctamente lo siguiente:

¿Puedes decirnos un personaje de la saga de Libros o serie de TV Juego de Tronos de George RR Martin indicando la Casa a la que pertenece si la tiene? Comentad con la respuesta, un mail de contacto y si preferís formato MOBI (para Kindle) o EPUB y a los 10 primeros que contestéis correctamente os haremos llegar un ejemplar en los próximos días.

Los no afortunados o más tardones, os recuerdo que lo tenéis gratuitamente en préstamo en Kindle Unlimited, o podéis comprarlo por apenas 2,99 Euros.

Si estáis interesados en saber más de Rubén H. Ernand, podéis encontrarle en su página web.

Volvemos a vernos el próximo Miércoles en esta sección. Id por la sombra que se derriten las piedras.

El Trastorno de Elaranne II: La Corona Marchita – Rubén H. Ernand

Antiguos y nuevos amantes de la Literatura de Fantasía, pues sé que muchos de vosotros estáis descubriendo el género gracias al cine con El Señor de los Anillos y a la tele con Juego de Tronos, si de verdad queréis volver a leer algo muy bueno, me vais a agradecer que os recomiende El Trastorno de Elaranne de Rubén H. Ernand.
Si la primera parte, La Primavera Ausente , me pareció buena, la segunda, La Corona Marchita, me ha dejado sin palabras. Puedo afirmar sin ruborizarme un ápice, aunque ya se sabe que para gustos los colores, que no he leído nada mejor desde Rothfuss.
Un seguidor de Twitter me preguntaba tras recomendarle La Primavera Ausente si era como el escritor estadounidense, entiendo que me decía en calidad. En aquel momento le contesté que era diferente. Hoy le contestaría un sí rotundo. Sobre todo en esta segunda parte.
En ella nos reencontraremos con un Kirius aún titubeante que ha hallado sus orígenes isgardianos, tomando el rango de nobleza y riquezas que le corresponden por nacimiento, se ha separado de sus amigos y protectores, Terion y Vaelmir, por circunstancias que descubriréis en la novela, y ha perdido la voz del Ausente que le acompaña desde la niñez.
La amenaza tarkesia se cierne implacable sobre Balaeron, y Kirius, Terion y Vaelmir deben luchar, esta vez por separado, para que Isgarad no declare la guerra al Dominio y Balaeron se mantenga unida para poder hacer frente a la invasión enemiga con alguna posibilidad.
Entre intrigas cortesanas en Isgarad, la cabeza de Vaelmir pendiente de un hilo, y un Terion desubicado al principio, personajes como Alora, princesa de Isgarad, Berimar, Maddor y Abbil Randeo se presentan ante nosotros, mientras Dyan, Arvand, Minedea, Innae, Ceala, Shildan y Julius van tomando su lugar protagónico en la historia.
Sinopsis:

Kirius acaba de llegar a Isgarad, tras esquivar una muerte segura provocada por el veneno de ashal dorado. Para su propia sorpresa, ha conseguido recuperar su identidad y el legado de su familia de manos del propio rey; un legado que tiene múltiples caras y aristas y algunas de ellas cortan. Sin Vaelmir ni Terion a su lado, lo único que encontrará en el viejo hogar de los Brinnair es oscuridad, cenizas y soledad. Pero es muy consciente de que su historia está lejos de acabar. Advertido por el Ausente, su tenebroso acompañante con quien empieza a recuperar una conexión perdida, se prepara para un futuro incierto y carente de esperanza. Pronto descubrirá que el odio a su familia sigue muy presente en Isgarad y que la sombra de Malken, el caballero renegado que los asesinó, es más alargada de lo que creía.

Terion también regresa a su vieja patria, pero sus peores temores se han hecho realidad. Se enfrenta a una vida que detesta y a la que renunció mucho tiempo atrás, a la desconfianza del rey y al odio de Kirius por sus errores pasados. A pesar de todo, sabe que debe ingeniárselas para protegerlo de sus innumerables enemigos, confrontar a su hermano para evitar una guerra devastadora y hallar una manera de salvar a su amigo Vaelmir de una previsible ejecución.

Mientras tanto, muy pocos en Balaeron son capaces de apreciar el cambio que se está produciendo en el propio mundo. Las hojas caen en el bosque y el poder de hombres y dioses se marchita anticipando un evento que cambiará al mundo de forma radical: el Trastorno.

Y cuando algo que pasa en un libro al final hace que se te ponga un nudo en la garganta, sabes que has leído algo bueno
El estilo en esta segunda parte ha dado un salto cualitativo importante. Sin ser malo en la primera, en absoluto, en La Corona Marchita se notan las horas de rodaje narrativo, la experiencia es un grado supongo. Es algo más descriptivo, lo que enriquece la historia. Mirad, no me gusta hacer comparaciones, porque cada cual tiene su estilo personal, pero si quiero que os hagáis una idea del tipo de escritor que es Ernand, os diría que es una mezcla entre el ansia sangrienta y guerrera de Martin, tan Grimdark, y el lirismo de Rothfuss. Pero repito que no es que se parezcan, es intentar poneros en situación con ejemplos conocidos.
He dicho bien. Conocidos. Rubén es un autor indie, autopublicado. De esos que los noveles en estas lides de lo autopublicado tendemos a pensar que son rechazados de editoriales o directamente malos. Nada más lejos de la realidad. Gente como él, Jessica Galera, Marta Sebastián, Dolores Conquero, Mónica Gutiérrez… me quitan prejuicios de encima de un plumazo. Ya quisieran muchos «editorializados» estar a su altura.
El problema es que tienen que currarse ellos la autopromoción, y no es fácil ni barato. Pero os puedo asegurar que con buenos publicistas El Trastorno de Elaranne sería un Best Seller en España, así como alguna de las sagas de Jessica Galera darían para una serie de TV exitosa.
Creo que en El Redondal no os voy a recomendar nada «malo», es más, procuro traeros lecturas que pienso que os van a dejar un buen sabor de boca, así es que estaría bien que echáramos una manita a estos autores indies que valen la pena y hablemos de ellos, que el boca a boca también es efectivo.
La ventaja de los indies para nosotros es que sus libros son asequibles. Recuerdo el último de Rothfuss que leí, o más bien lo recuerdan los 22 eurazos salidos de mi cartera, o los 18 del último de Juego de Tronos de Martin y ya hace años. También es verdad que son en papel, no en kindle ni electrónicos.
Los libros de Rubén los tenéis en formato kindle por 2,99 Euros, o gratis si estáis suscritos a Kindle Unlimited.
Y si no tenéis con qué leer en formato kindle os voy a facilitar, además del enlace al libro de Rubén, la aplicación gratuita de amazon para leer en formato kindle, o en su defecto, el enlace a Calibre, que os permite convertir el formato kindle a ebook o pdf para tablet o móvil. No digáis que no os comparto herramientas para buenas lecturas.
 
 
Ahora sólo espero que la tercera y cuarta parte de esta saga sigan esa trayectoria ascendente. Las espero con impaciencia.
Id por la sombra, que Lorenzo aprieta ya que es un gusto. Y con mascarilla por favor.