DONDE HAYA TINIEBLAS – MANUEL RIOS SANMARTÍN

Gente, no vais a creer lo que voy a escribir a continuación. Preparados, listos, ya: ¡Me he divertido leyendo novela negra! Todo un thriller policiaco para más señas, con esa temática tan típica que suele verse en las series de polis de TV: mafiosos rusos, prostitutas de lujo, curas retrógrados y retorcidos… Pero bueno, todo eso os lo cuento después o voy a acabar esta «reseña», «opinión» o lo que sea en un tris, y no es plan. En serio chicos, me vuelvo loca intentando definir lo que hago; por mucho que yo diga que son opiniones lo llaman reseñas, y a mi me parece pretencioso, pero bueno, habrá que adaptarse a aquello de a donde fueres haz lo que vieres.

Como es la primera vez que traemos al autor por estos lares redondaleros, me dejáis que os hable un poco de él ¿verdad? Porque además os va a sorprender lo que hay que contar. Yo lo flipé cuando lo supe via Twitter, así es que ahora os toca alucinar a vosotros. Allá va:

Fuente: Web del Autor

Este señor de las pistolas y los billetes, que no se si va a perdonarme haber elegido esta foto entre todas las de su galería, pero es que a mi me ha hecho gracia, qué le vamos a hacer, es Manuel Ríos Sanmartín. Todo un director de cine y TV, productor ejecutivo y guionista.

No es el primero que tenemos por aquí. No sé si recordáis a Guillem Morales y El accidente de Lauren Marsh, distópica y dura novela negra que leímos hace tiempo. ¿Por qué a todos los cineastas les dará por este género? Curiosidad más que nada.

Dejemos que el mismo Manuel nos hable sobre él, o su web más bien. Aprovecho para invitaros a visitarla, es bastante interesante:

PRODUCTOR EJECUTIVO/DIRECTOR ARGUMENTAL
Series: SIN IDENTIDAD, 2 DE MAYO, MIS ADORABLES VECINOS, COMPAÑEROS, MENUDO ES MI PADRE.
Miniseries: RESCATANDO A SARA, HISTORIAS ROBADAS, RAPHAEL, SOY EL SOLITARIO.
DIRECTOR
Miniseries: RESCATANDO A SARA, RAPHAEL, SOY EL SOLITARIO.
Series: COMPAÑEROS, MENUDO ES MI PADRE, MAS QUE AMIGOS.
Cine: NO TE FALLARÉ, PERDÓN PERDÓN (cortometraje).
GUIONISTA
Miniseries: JOAQUÍN SABINA (Biopic, en desarrollo),
CABALLO DE TROYA, RESCATANDO A SARA, HISTORIAS ROBADAS, RAPHAEL, SOY EL SOLITARIO,
Series: SIN IDENTIDAD, 2 DE MAYO, MIS ADORABLES VECINOS, COMPAÑEROS, MÁS QUE AMIGOS, MENUDO ES MI PADRE, MÉDICO DE FAMILIA.
Cine: NO TE FALLARÉ, MARADONA, AMIGOS…
NOVELISTA
CÍRCULOS (Ed. Suma de Letras. 2017) LA HUELLA DEL MAL
(Ed. Planeta. 2019).
PREMIOS
Premio Ondas (Compañeros, Médico de familia) TP de Oro
(Compañeros, Médico de familia), PREMIO INJUVE…

Ahí es nada ¿eh? Ya os avisé, que había mucha tela que cortar con este hombre ¿Cómo no iba a gustarnos su novela? Que es la tercera parece, así es que cuando nos vuelva a dar por la novela negra, habrá que retomarle.

¿De qué va Donde haya tinieblas?

Solo un asesino en serie en tiempos de Instagram hará que dos policías se pongan de acuerdo: él, un boomer chapado a la antigua; ella, una milenial con ganas de cambiar el mundo.

Una modelo de diecisiete años a la que le falta el ombligo desaparece en Madrid. Los inspectores Martínez y Pieldelobo se hacen cargo de la investigación, pero chocan desde el primer momento. Él es un padre cincuentón y caótico, tierno pero mordaz y un tanto anticuado; ella, una milenial combativa, inteligente y feminista.

Mientras recorren por España lugares misteriosos y templos en apariencia tranquilos, surgen dos hipótesis para desenmascarar a un asesino en serie: o la mafia rusa está detrás de una red de prostitución de lujo o hay un psicópata religioso que pretende enmendarle la plana al mismo Dios.

Este thriller plantea una reflexión irónica sobre la intolerancia, la dicotomía entre pecado y belleza, entre misericordia y castigo, y las relaciones entre el hombre y la mujer como dos seres destinados a entenderse desde el principio de los tiempos.

Sinopsis de Donde haya tinieblas. Manuel Ríos Sanmartín

Karolina Mederev, famosa modelo e instagramer rusa, de esas que publican en sus stories hasta el diámetro del cereal apto para veganos que han consumido en el desayuno, ha desparecido misteriosamente. Mientras los inspectores de la UDEV (Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta, de la Policía Nacional) Martínez y Pieldelobo investigan en Madrid lo que creen un secuestro, la joven aparece muerta en el altar de una ermita extremeña con frescos del Génesis en su bóveda.

Él, Juan Martínez, es un cincuentón no mal parecido, un babyboomer de educación tradicional católica, empático, sagaz y con mucha filosofía de vida común, de esa que proporciona el día a día cuando tienes capacidad para interpretarla. Uno de tantos, que intenta ser políticamente correcto y adaptarse con más o menos acierto a los tiempos vertiginosos en los que las redes sociales son la nueva vida en sí misma. Tiene una habilidad especial para los motes, ante su reconocida incapacidad para recordar nombres (El Muñequín, La Bótox, El Clinteastwood, La Pitbull…) Y es, ante todo, un buen poli y un buen tipo.

Ella, Nuria Pieldelobo, es una treintañera millenial guapísima de educación laica, y lo que hoy llamaríamos feminazi, muchosdanes en aikido, cabezota, competitiva, insoportable e inteligente. Cada uno de sus actos es una reivindicación feminista, y se cree en poder de la razón absoluta. Para interactuar socialmente con ella sin recibir una andanada verbal demoledora o decenas de miradas de desprecio, de esas que hacen encogerse al tipo más bregado, se necesita un manual de… de… de lo que le parece bien a Nuria Pieldelobo y no llenaría un capítulo.

Y esta pareja forzosa y casi antagónica va encajando poquito a poco como van encajando a lo largo del libro las piezas para llegar a la resolución del espeluznante caso que nos plantea el autor, que hace que el lector entienda los mecanismos mentales que hacen pensar a Pieldelobo en asuntos relacionados con mafias rusas, explotación de menores y prostitución de alto standing, aunque queramos muchas veces sacudirla ante su empecinamiento, y tendamos más a seguir la línea de pensamiento de Martínez, que va convenciéndonos de la motivación con explicación de la imaginería religiosa que puede llevar al descubrimiento del culpable.

No creo estar haciendo spoiler ninguno, puesto que por los títulos de las partes en que se divide la novela ya podemos intuir de qué se trata. Y aún así el viaje con ellos merece la pena, tanto como su paulatino e interesante acercamiento de posturas. Os aseguro que hay pasajes impagables en los diálogos entre ellos, tan disfrutables como la misma trama de la novela. Dejo una cita que me ha provocado la carcajada, de uno de sus múltiples diálogos (Debo aclararos que la novela está narrada en primera persona por Martínez):

—Me he leído la Biblia —dijo engullendo un buen pedazo de paletilla con un trozo de pan que había cogido de la cestita—. Me la habías regalado para eso, ¿no?

Casi me atraganto de la sorpresa. Lo había hecho más para reírme de su incultura religiosa que porque esperase que se la fuera a empollar de verdad.

—¿Entera? —acerté a preguntar.

—He empezado por el Génesis, claro está —prosiguió—. Y tengo que reconocer que es entretenido.

—El mayor best seller de la historia de la humanidad.

—Tiene de todo: buenos y malos, gente con superpoderes, desastres naturales, amenazas, asesinatos…

—Lo pilla Marvel y hace una saga.

Ríos San Martín, Manuel. Donde haya tinieblas

Destacable me parece una observación de un testigo, monitor de spinning, al que Martínez llama con retranca El fitnessmanager: resolver hoy en día un crimen con las vidas publicadas en redes sociales, cámaras en cada rincón, etc… tiene poco mérito. El mérito lo tenían los policías del XIX, investigando sin tanta tecnología… claro que hoy en día se sigue sin conocer a ciencia cierta quién fué Jack el destripador… Ay, igual prefiero no saberlo que yo soy mucho de Holmes, Poirot, Miss Marple (eran del XX pero no estaban «enredados»). Una clásica, vaya.

También quiero contaros que Manuel Ríos Sanmartín ha conseguido dejarme literalmente con la boca abierta en Donde haya tinieblas en cinco ocasiones. En general he podido seguir el argumento no sin sorpresa pero pillándole la lógica, pero esas cinco cosas no las esperaba, no. Por supuesto no voy a contároslas… puede que lo comente si me lo preguntáis, pero en privado que no es cuestión de arruinaros giros argumentales que os remuevan algo.

Y que me he leído de algo menos de la mitad hasta el final del tirón, entre que no podía parar y que tengo la cabeza con algunas preocupaciones covidianas que no me dejaban conciliar el sueño (de momento soy negativa, pero dos familiares no. Y somos cuatro. Eso sí, todos vacunados, no debería llegar la sangre al río, pero andamos en aislamiento)

Pillad paraguas o escudo antigranizo. Y leeros Donde haya tinieblas. Sigo con la racha de Negra. Me quedan dos y vuelvo a fantasía u otras hierbas. Cuidaos.

Editorial: Editorial Planeta (9 Junio 2021)
Temática: Novela contemporánea | General Novela | Novela negra | Thriller
Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos
Número de páginas: 528

  • ISBN-10 ‏ : ‎ 8408243144
  • ISBN-13 ‏ : ‎ 978-8408243144

El Visitante – Jon Vendon

Hace pocos días, me contactó via Twitter un autor novel que amablemente, me solicitaba que leyera, si me era posible el primer capítulo de su novela, recientemente autopublicada. Es algo que me pasa con relativa frecuencia, y todavía me extraña y me halaga, pues este Redondal es chiquitillo y no nos engañemos, nos leéis cuatro gatos. O eso quiero pensar para no sufrir de pánico escénico y quedarme sin palabras, o decirlas tartamudeando..

E..e..e.el..ca..ca..caso (venga no, Eremita, que te leen cuatro gatos) El caso es que me entró bien, que una es muy suya pa‘ lo suyo y cuando vienen en plan de oyess tia que me leash, que soy lo mash y eshcribo de pm, pues a mí mayormente no me da la gana aunque el susodicho se llame Miguel de Cervantes y me esté perdiendo El Quijote. Me pareció muy cortés, y yo, firme seguidora de Lady Mary Wortley Montagu, decidí echar un vistazo.

Se llama Jon Vendon, su libro es El Visitante, y me tuvo desde que leí el argumento. Diferente, intrigante, y de mi estilo. Decidí traéroslo. Y allá vamos.

Realmente no es mucho lo que he podido averiguar sobre él. En su perfil de redes dice ser de Barcelona, y rezando a San Google he sabido un poquito más a través de una entrevista publicada en el blog Tablón Cultural:

Es biólogo y escribía relatos antes de decidirse a autopublicar su opera prima, que es la que nos ocupa. La única foto es la de su perfil de redes.

Un tipo misterioso sin dudas. Algún día intentaremos que nos conceda una entrevista para saber un poco más… O no, y dejamos intacta esa variante literaria de escribir con pseudónimo, como Georges Sand o Fernán Caballero.

Doscientas ochenta y tres páginas divididas en nueve capítulos, que comienzan con una cita del Nuevo Testamento:

«Y estando Él sentado en el monte de los Olivos, se le acercaron los discípulos en privado, diciendo: Dinos, ¿cuándo sucederá esto, y cuál será la señal de tu venida y de la consumación de este siglo? Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo el Padre. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.» Mateo 24:3.

Vendon, Jon. El Visitante (Spanish Edition) (p. 6). Edición de Kindle.

Ahí es nada. ¿Os imagináis que vuelve para mediar en el conflicto árabe-israelí y apoyar a un Papa modernista que curiosamente se llama Jorge y es chileno? ¿os suena? Pues ahí va la sinopsis:

Un hombre impide que un terrorista se inmole en una sinagoga de Jerusalén. Sin documentación, ni indicios que permitan conocer su procedencia, la identificación del sujeto que ha evitado el atentado se convierte en un rompecabezas para el Mossad, la agencia de inteligencia israelí. A falta de nombre, los dos agentes encargados del interrogatorio lo apodan «el visitante». Un joven ha grabado con todo detalle lo sucedido junto a la sinagoga, y el video, subido a las redes sociales, se hace viral, lo que provoca que el hombre retenido por el servicio de inteligencia israelí se convierta en un héroe, por cuya liberación se convocan manifestaciones a través de internet. Durante la protesta ante el Parlamento de Israel en Jerusalén, el ejército abre fuego contra los manifestantes, causando la muerte de decenas de personas, lo que desencadena una crisis internacional que pone contra las cuerdas al Gobierno de Israel. El Papa viaja a Jerusalén de incógnito con la única finalidad de entrevistarse con el héroe anónimo, quien finalmente es puesto en libertad. Tras su liberación se producen una serie de extraños sucesos. Mientras, los agentes encargados del caso no cesan de investigar sobre el individuo, que se ha convertido en una incógnita perturbadora para todos aquellos que han tratado con él.

Vendon, Jon. El Visitante (Spanish Edition) (p. 2). Edición de Kindle.

Sabéis de mi curiosa manía de fusionar escritores para daros una idea de lo que vais a leer en base a obras conocidas. Pues bien, Jon Vendon en El Visitante es, salvando las distancias, una combinación entre John Le Carré con su Chica del Tambor y JJ Benitez con su Caballo de Troya (el primero, que tiene tantos que perdí la cuenta, creo haber leído cuatro o cinco). Y el resultado me ha encantado.

Me fascina el Mossad. Me muero por ir a Jerusalem. De un tiempo a esta parte me ha dado por escuchar Getsemaní en las tres versiones conocidas, la de Ian Gillan, la de Ted Neeley y la de Camilo Sesto, a cual mejor. No podía no gustarme. Vendon nos introduce en el Mossad, aunque muy por encima, y nos lleva por las calles de Jerusalem de una forma tan creíble que, sabiendo de su misterioso perfil, me he llegado a plantear si no es un agente retirado. Pero no, encontré la entrevista y supe que era un biólogo. Lástima. Hubiera puesto una pizca de pimienta más a la obra.

El libro es ágil. Mantiene la intriga en cada secuencia de tal forma que es imposible dejarlo sin querer saber más. Es impredecible dentro de lo predecible. Sé que es difícil semejante contradicción, pero es así. Sabes quién es el personaje misterioso, imaginas fácilmente lo que va a ocurrir, y sin embargo, el poder de Jon es que quieres leerlo.

En el transcurso llegamos también al Vaticano. Como con el Mossad e Israel, no profundiza en exceso, y sin embargo da detalles suficientes para sostener la trama.

Si no conoce personalmente aquello de lo que escribe, no me cabe duda de que se ha documentado concienzudamente. Invito al autor a matizar más los claroscuros, por ahora más claros que oscuros, en futuras novelas, que espero y deseo haya, pues tal vez lo ha reflejado muy someramente. Porque se intuye que puede.

Algo parecido me pasa con los personajes. Son adorables. Todos. Y puede que en un espía o un yihadista desee un poco menos de adorabilidad. Y a pesar de todo, esa misma adorabilidad junto con la espiritualidad – por supuesto – del personaje en torno al cual gira todo, deja muy buen sabor de boca, sin perder un ápice de acción y misterio. Si no existe el género Thriller-feelgood, Jon Vendon acaba de inventarlo. Ya. Suena raro. Tendréis que leerlo para creerlo.

Su estilo narrativo, si bien no es incorrecto, necesita madurar aún un poquito. Tiene muchísimas partes impecables y otras verdecitas, excesivamente coloquiales, pero para ser su primera novela, lo damos por bueno, puesto que no impide una lectura correcta. Una amiga me ha señalado que es posible que tenga giros de catalanoparlante en castellano que a mí puedan resultarme chocantes.

En resumen, una novela entretenida que sin duda os hará pasar buenos ratos. Y Jon Vendon promete. Le seguiré con interés. Y por supuesto le animo a continuar. Hay más que madera de escritor: hay un bosque entero.

Os dejo el link. Gratuito con Kindle Unlimited: El Visitante

  • Tamaño del archivo : 3160 KB
  • Longitud de impresión : 283 páginas
  • Word Wise : No activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Texto a voz : Activado
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B086GWNZJZ
  • Versión impresa: Peso del producto : 467 g
  • Tapa blanda : 265 páginas
  • ISBN-13 : 979-8637813797
  • Dimensiones del producto : 15.24 x 1.52 x 22.86 cm
  • Editorial : Independently published (27 marzo 2020)
  • Idioma: : Español
  • ASIN : B088T1CP19

TRATA DE TESTIGOS – MARTA SEBASTIAN

Resulta que ya había leído a Marta Sebastián y no lo recordaba, o más bien no asociaba los libros, que si recuerdo, con ella.
En mi descargo debo decir que fué una época difícil y confusa en que solo quería leer historias que me hicieran no pensar y me importaba muy poco de quién. Leí muchas cosas que he olvidado, solo para pasar el rato, y sin embargo, aunque no recordara a Marta, sí a Antía, protagonista de Sueños de Cristal y El amanecer de un sueño, una bella historia sobre la superación de los malos tratos.
Pasados los dos o tres primeros capítulos, cuyo estilo debería revisarse un poquito para considerar al libro «redondo» del todo… que me perdone la señora Sebastián porque no se decir exactamente en qué pero les daría un par de vueltecitas, quizá les quitaría un poquito de remoto aroma a chicklit que tienen… que desaparece enseguida porque el resto no tiene absolutamente nada a lo que poner objeciones en cuanto a estilo… ni tiene nada de chicklit…
Que me voy del tema; decía que pasados esos primerísimos capítulos, me he visto inmersa en una historia que merece la pena. De hecho llevo un par de días leyendo con «ojo reseñador» y empezaba a aborrecer hacerlo, planteándome aquello de «qué hace una chica como yo en un sitio como éste». Dejarlo vamos, y leer para mí, leer sin contar. Y Marta ha conseguido que me meta en la historia y me olvide de que luego tengo que contarlo. Así es que ahora voy y lo cuento. Porque me apetece.

SINOPSIS

¿Y si de la noche a la mañana tuvieras que desaparecer?
Amistad, amor, un buen trabajo… Abril siente que es la protagonista de una de esas hermosas novelas románticas que tanto le gusta leer.
Sin embargo, la aparición una noche de Khady, una chica senegalesa que está huyendo de un presente demasiado oscuro, cambia su destino para siempre.
¿Qué hacer cuando nada es como te creías, cuando ya no sabes en quién puedes confiar?
Participante en el Premio Literario Amazon 2020
De la noche a la mañana, Abril, la veinteañera protagonista de la novela, ve como su vida da un vuelco al ayudar a Khady, una belleza senegalesa, tras encontrarla huyendo herida y aterrorizada en la carretera. Ambas se ven inmersas en una vorágine que las conduce a ser incluidas en un programa de protección de testigos. Para saber qué las lleva a ello tendréis que leer la novela, pues si os cuento más os vais a perder descubrir las causas aunque podáis intuirlas.
Algo que me gustó mucho de Marta es que, contrariamente a lo que suele pasar en la novela negra, o al menos en las que he leído hasta ahora, es que el argumento de sus novelas, y en ésta no iba a ser menos, sin dejar de ser trepidante, si da treguas. Intercala momentos que te dejan sin aliento con momentos en que puedes respirar sin aburrirte nunca; introduce cierta cotidianeidad en medio de un ambiente terrorífico. Y se agradece. Los momentos románticos dotan además de cierta ternura a una lectura dura.
Me agrada que la protagonista no sea tonta, tan solo inconsciente del modo que lo seríamos cualquiera en su situación. Y ha creado a una coprotagonista adorable, Khady, a la que te dan ganas de proteger tanto como lo hace la propia protagonista.
Leyendo Trata de Testigos pasareis unos ratos amenos no exentos de emoción.
Mis deseos de recuperación completa a Marta tras haber sufrido el COVID y mucha suerte en su participación en el Premio Storyteller de Amazon.
El libro está disponible en Kindle unlimited. Os dejo el enlace.

Trata de Testigos

Formato: Versión Kindle
Tamaño del archivo: 1229 KB
Longitud de impresión: 235
Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B0881YT4VT

Nota : El libro tendrá foto con Mico, pero ay, está en celo, no tengo forma de pillarla en pose hasta que no se le pase.

Cava dos fosas – Félix García Hernán

Os traigo un Novelón. Si, así, con mayúsculas. Una obra buena hasta decir basta. Narrativa impecable, argumento intachable, sólido y creíble, desarrollo de infarto, engancha como la que más. ¿Si la recomiendo? A ojos cerrados. Con un pero: contraindicada para «ánimos en estado de alarma» Y ese ha sido justo mi estado de ánimo durante la lectura.
Tal vez no esté hecha esa miel para la boca de esta asna, pues debo reconocer que la lectura de Cava dos fosas me ha producido sentimientos encontrados: por un lado quería abandonarla para dejar de pasarlo mal con los personajes; por otro pasaba páginas y páginas como una posesa a ver si al fin se solucionaba todo o simplemente conocer el desenlace.
No es lectura para pusilánimes, desde ya lo advierto. No se trata de que tenga una violencia física exacerbada, pues tiene la justa. Pero la violencia psíquica, la radiografía de un secuestro, esa si es, bajo mi punto de vista, brutal, de la que más duele y más huella deja. Si a ello le sumamos la maestría de Félix García Hernán para introducirnos en la mente y sensaciones de secuestradores y secuestrados, tenemos como resultado un cocktail molotov en forma de novela que no deja indiferente a nadie.

Sinopsis de la Editorial

Javier Gallardo, a sus cincuenta y cinco años, es uno de los comisarios de policía más respetados y brillantes del país. Sin embargo, desencantado, decide aislarse un tiempo en la Vall de Boí y replantearse su futuro en el cuerpo. Allí, mientras disfruta de este retiro, tendrá que enfrentarse a una oscura y reaccionaria forma del mal con la que se encaró recién salido de la academia y que marcó su carrera y su corazón para siempre.
Porque los inicios de Gallardo en el cuerpo, en una sociedad frágil que afrontaba sin ninguna garantía su transición hacia la democracia, no fueron fáciles. A fuerza de desengaños, pronto aprendió que el enemigo, a veces, estaba mucho más cerca de lo que podía imaginar. Treinta años después, sus adversarios, que ya creía sepultados, volverán con más inquina que nunca para saldar cuentas pendientes con un plan maquiavélico que atacará directamente a aquello que más le importa.
Con una tensión dramática digna de los mejores autores del género y una prosa directa y contundente, Félix García no da tregua al lector hasta la última palabra y lo sumerge en un viaje sin concesiones por las más oscuras trincheras del poder, para descubrir que treinta años no son suficientes para enterrar todos los demonios del pasado.
Yo viví mi primera juventud durante la transición, y reconozco a la perfección cada hecho narrado por el autor. Algunos, aunque son ficción, hasta puedo identificarlos con ciertos sucesos, quizá no tengan que ver. A los más jóvenes leer Cava dos fosas os puede resultar educativo para saber cómo se movían las instituciones y cuál era el ambiente por aquel entonces, pues García Hernán los plasma tal cual en la vida y obra de los protagonistas de la novela, Javier Gallardo y Diego de Arbeloa, así como en los «secundarios»

Sobre todo me ha llamado la atención la absoluta solvencia y credibilidad de unos personajes que se sostienen por sí solos, tan reales que no parecen materia de una ficción.

De nuevo, como parece ser usual en la novela negra según lo poco que he leído, pasado y presente saltan constantemente para hacernos entender con absoluta claridad el momento de la trama y por qué se llegó a ella, que en definitiva es la venganza psicótica y nunca mejor dicho, maquiavélica,  de un extremista de derechas contra el policía que lo encarceló.
¿Me ha gustado? Mmmmsssssnnnnioio ¿Me ha removido? Por completo. ¿Es buena? buenísima; no le pongo seis gatitos porque cinco es el máximo que contemplé. ¿Volveré a leer a Félix García Hernán? Pues me quedo con ganas de echarle el guante a Delfines de plata, pero sin dudas cuando esté más entera.
Tremendo el final, tremendo.

Por último gracias a las chicas de #SoyYincanera con las que siempre es un placer compartir Lectura Simultánea.

Páginas 352

Idioma Español

Año de publicación 2020

Numeración 103

ISBN 978-84-17847-45-6

El Ajedrecista – Esteban Navarro

En estos días de aislamiento, en los que Twitter está más activo que nunca, he tenido ocasión de «conocer» a autores desconocidos para mí, que no para el gran público (el autor del libro que reseño tiene unos cuantos premios y es considerado de los mejores en su género). Ya sabéis todos de mi escasa querencia hacia la novela negra, con la que he sido muy prejuiciosa.
La #Yincanera Ana, mi mentora en estas lides, me está introduciendo en el género, así es que he abierto la mente y me he encontrado a Esteban Navarro, que ofrece de vez en cuando poder descargar sus obras en kindle de forma gratuíta o por lo que cuesta ese café que en estos días no tomamos.
Tuve la suerte de descargar así «El Ajedrecista», una novela negra policíaca que os hará pasar un buen rato y conocer un poco más los intríngulis de la policía española, no en vano Navarro fué agente entre 1994 y 2018, por lo que (a veces lamentablemente, ya me comprenderéis cuando leáis la novela) se aprecia que conoce en profundidad aquello de lo que trata.
Lo primero que debéis saber nos lo avisa el propio autor mediante una cita del cineasta Jean-Luc Godard en el inicio:

‘Una historia debe tener un comienzo, un medio y un fin, pero no necesariamente en ese orden’.

Vamos, como siempre, con la sinopsis:

Un matrimonio de recién casados adquiere un piso de segunda mano. En el trastero hay pertenencias del propietario, fallecido diez años atrás, y la intermediaria de la venta (una amiga de la actual propietaria) les dice que una vez adquieran el piso se pueden deshacer de esos efectos.Antes de cerrar el trato les hace un suculento descuento con una única condición: tendrán que conservar el baúl de tres cerrojos que hay en el trastero hasta que la propietaria (que reside en una residencia de ancianos) fallezca.

Eso le dijeron los dioses a Pandora: no abras esta caja… y llegaron los males al mundo.

Sergio, un policía nacional recién destinado a Mataró, y su mujer, Ángela, compran un piso cuyo bloque fué construído por el propietario del mismo piso que ellos compran, Anselmo Calenda, para pasar sus últimos años de vida con Aurora, su mujer. No es excesivamente grande, pero tiene un trastero de quince metros cuadrados, en el que se encuentran un baúl de tres cerrojos que no pueden abrir hasta que muera Aurora.
Al cerrar el trato, por un precio más que ventajoso, Sergio y Ángela averiguan que Calenda murió diez años antes en el trastero, cuando una estantería le cayó encima. Realmente ¿le cayó o se la tiraron?
No os desvelo demasiado, pues Navarro nos lo cuenta casi al inicio de la novela, que efectivamente no fué un accidente sino un crimen, perpetrado por la sobrina del anciano Anselmo, Rita, personaje fascinante donde los haya.
Creo que es de las pocas veces en que «voy con el malo», con la mala en este caso, aunque tengo que usar ese dicho tan manido de que ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos, y de hecho si un carácter del libro me enamora, es la asesina.
Partiendo de esa premisa, Navarro nos enloquece un poco con saltos de tiempo, haciéndonos viajar del presente al pasado y de nuevo al presente en cada capítulo, recorriendo la vida y la trayectoria de todos los implicados en la trama. Y aunque no soy partidaria de este estilo, pues prefiero la narración de línea continuada en el tiempo, debo reconocer que es absolutamente necesario para saber las motivaciones de cada quién, y qué los ha llevado a la situación que nos ocupa.
Y de fondo, casi siempre físicamente ausente pero constantemente presente como un vigía intuído, esa figura inquietante del Ajedrecista, un autómata del siglo XVIII con un solo brazo, capaz de jugar partidas de ajedrez.
El final se vislumbra en los últimos capítulos, aunque debo confesar que el último ha conseguido dejarme algo atónita. Yo esperaba que… creía que… en fin, tendréis que leerlo para saberlo.
  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 1537 KB
  • Longitud de impresión: 241
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B0826Z9F14
  • ISBN: 9781670264602
  •  
  • Navarro, Esteban. EL AJEDRECISTA (Spanish Edition) . Publisher. Edición de Kindle.