UNA DE SERIES ROMÁNTICAS TURCAS MONAS Y ADORABLES PARA LOS PNP.

Veréis, hubo una temporada en mi vida en que me dio por seguir Reality Shows. Joer no me miréis mal, una tiene sus debilidades inconfesables, y además seguro que más de uno que dice que no los ve os cuenta la vida y milagros de los participantes, que os tengo calaos (guiño). Por suerte parece que me he curado. He intentado seguir ese nuevo de Telecinco y ha sido imposible por infumable, así es que enganchadetes míos, no os preocupéis en exceso, el tiempo lo cura todo, hasta ver telebasura.

Peeero…. se ve que como buena adicta que fui necesitaba mi metadona para los «Periodos de No Pensar», en adelante PNP. Intenté ver un culebrón latino que me llamó la atención. Dos minutos. No pude más. ¿Que por qué lo intenté? Pues porque una vez, pasando unos días en un hostal de Mérida, México, con habitaciones que daban a un patio vecinal, las buenas comadres mexicanas sacaban la tele a la hora de la siesta y veían una cosa que se llamaba «Camila» y no me digáis la razón porque ni yo la sé, pero el primer día la oí desde la ventana y al segundo estaba sentada con ellas. ¡Pero es que mi marido también!. Y mirábamos así como que no entendíamos lo que nos estaba pasando pero mirábamos.

Cuando dejé Mérida no tengo muy claro si me daba pena por irme o por no ver el final del culebrón… Si vale, estoy escribiendo esto bastante roja (y a mi edad eso del rubor se me ha olvidado lo que era) Y para aquellos que estáis pensando ahora mismo eso de «pero ¿y esta loca?…» pues en verdad os digo que el día menos pensado os encontraréis viendo Juanita la Llorona Enamorada en la puerta de una cabaña massai. Que yo leí la Divina Comedia con 15 años (el Decameron también, pero eso era por otras razones). Y si decís que no beberéis de ese agua, me voy a reír una jartá cuando os pille mirando de reojillo desde vuestro ilustre despacho lleno de sesudas estanterías la serie que ve la abuela en el salón. Que el cura era vuestro padre, ea.

A lo que iba. Una tarde PNP me puse un serial colombiano de narcos. No solo es que…. que no, vaya, es que encima no entendía lo que hablaban, aunque se supusiera español. Era como oír reggaeton y dame más gasolina que a ella le gusta la gasoliiiina así muy seguido y ufff… tengo debilidades pero no tantas. Así que recordé lo que hice durante mucho tiempo en findes PNP, que era repetir una playlist pero de series y cine, que se componía (compone) de:

Tuve un largo periodo PNP y todo eso me resultaba ya repetitivo. Culebrones ya dije que no, que no había manera… Y entonces T5 estrenó en prime time Love is in the air. Vi un par de capítulos y me parecieron muy comedia romántica hollywoodiense. Y empecé a ver de las turcas. Y me gustaron. Ese guiso tenía unos ingredientes de lo más atractivos para perder el tiempo en condiciones y no darle al coco. Y son:

  • Una prota femenina muy mona pero no guapísima – lo suficientemente mona para gustar a los tíos hetero y no lo suficientemente guapa para que nosotras la odiemos. Las guapas guapérrimas como Tuba Büyüküstün van a los dramas – . Simpática, pero algo tonta y torpe. Inteligente pero no lista. Y pobre pero honrá, faltaría más.
  • Un prota masculino guapo no, lo siguiente. De esos que niñes, si no se os caen las br.. quicir revolucionan hormonas que os queden al verlos es que estáis muertes, querides. Ricos. De los que si no hablan, no es que importe mucho porque basta verlos. Amos, que ya tienen que ser guapos los colegas. La serie es lo de menos, porque los empiezas a mirar a las cinco de la tarde y te dan las cinco de la mañana y no sabes si has visto algo más que al Can Yaman, al Serkan Cayoglu, al Kerem Bursin, o una serie, pero qué importa. Eso sí cariñes, no os olvidéis de pasar la fregona antes de iros a la cama que habéis dejado el suelo lleno de babas, si no otra cosa (pillines)
  • Una historia de amor graciosa, con muchas suegras, suegros, tíos, primas, amigos, amigas, abuelos, bisabuelos, y toda la cohorte familiar involucrada. Pelín de drama hacia la mitad. Y larga, muy larga, pero para eso está el botón de adelantar, para saltarse cachos repetitivos y hasta capítulos que son más de lo mismo. Y si no, vemos al Can, Serkan, Baris, Furkan x 2 etc…
  • Una mala malísima guapísima enamorada de los dineros y las hechuras del prota que le hará pasar a la prota las de Caín. Pero no ganará, aunque costará vencerla. Ah y el amigo menos guapo (porque no hay turco feo en estas series a no ser que vayan en tercera línea en cuanto a protagonismo) está siempre enamorado de la mala que no le hace caso. Y luego ya al final o el amigo se desenamora o la mala se hace buena (fatal, porque las malas turcas son geniales y buenas ya no tienen morbo)
  • Un escenario increíble. Sea rico o pobre. Con el Bósforo muy presente. Claro, es Estambul o alrededores casi siempre. Y resulta que los turcos tienen estilo con las casas.
  • Mucho té turco en vasitos bonitos. Café solo en las pedidas de mano o cuando se las dan de turcos muy turcos.
  • Un final feliz con boda antes, durante o después, pero siempre feliz. Y todes contentes

Y el resultado es que entretiene. Mucho. Y te deja ese regustillo almibarado de las comedias románticas de siempre.

En la imagen de la entrada tenéis unas cuantas. Buscadlas. A mí me encanta Tiempo de Cerezas (kiraz mevsimi), porque Serkan Cayoglu es mi debilidad, pero para gustos los colores. No me dedico a ir una por una porque esto trata en realidad de no dejar Noviembre con una sola entrada en el blog, que últimamente ando vagueando en exceso.

A la siguiente vengo con algo serio redondaliers, de verdad – si es que me dirigís la palabra después de mi confesión aquí escrita – . Permitid que me guasee un poco más de lo habitual de tanto en tanto. Y hoy, como ha ido de romance, os dejo besos.

P.D. : He descubierto que el lenguaje inclusivo es realmente cómodo, quién me lo iba a decir.

CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021: LOS REFLEJOS AUSENTES – FRANCISCO JAVIER RÓDENAS

Sé bien que para afirmar con rotundidad que estamos ante un finalista del Premio Literario Amazon 2021 tendría que haber leído tanto como el jurado del mismo. Pero cuando una obra tiene una calidad narrativa como Los Reflejos Ausentes, merece sin dudas destacarse, y no considero demasiado osado señalarla como tal, pues, como sabéis, llevo leídas obras participantes en un par de premios ya, y os puedo asegurar que está entre las mejores a mi criterio. Pero yo no soy jurado, solo una lectora, aunque una que cree reconocer la calidad esté o no en mi línea de lecturas preferidas.

Francisco Javier nos trae en esta ocasión un romance, pero uno diferente, con ciertas trazas de la distopía de su Néo Kósmo en cuanto a los nombres alegóricos de las ciudades en las que transcurre la historia. Una historia de amor y ausencia del pasado que se refleja en el futuro con misterio y anhelo.

Sinopsis y contraportada

Y el espacio entre Lucas y Telma, así como el que ellos mismos ocupan, contiene una historia de un personaje que observa al mundo sin implicarse y comienza a vivir cuando, obligado por las circunstancias y un curioso grupo de otros personajes, en vez de observar participa; la de una mujer que se reconstruye, y la de dos amantes del pasado que, aun ausentes, marcan el presente y el futuro de los dos amantes del presente.

Los nombres de las ciudades y las estaciones de tren como puntos de partida de viajes a tránsitos vitales, dos historias de amor, caracteres bien definidos y una trama misteriosa, así como el estilo del autor, hacen que esta novela merezca la pena disfrutarse.

Quiero dar las gracias a Francisco por dejarme leer su obra antes de ser publicada, a Margari, la gaditana de Mis Lecturas y más cositas, y a María la Klingonesa de Leyendo en K, por compartir conmigo la lectura y sus impresiones. Aprovecho para recomendaros que os deis una vueltecilla por sus blogs. Son más serias que yo y recomiendan cositas buenas. Para mi son un referente de buenas lecturas. Si ellas lo dicen, yo lo leo (cuando puedo).

Que el verano nos abandone pronto a todos. A más leer.

Los reflejos ausentes

  • ASIN ‏ : ‎ B09CZ48D6Z
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 3731 KB
  • Texto a voz ‏ : ‎ Activado
  • Tipografía mejorada ‏ : ‎ Activado
  • Word Wise ‏ : ‎ No activado
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 218 páginas

CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021 GÉNERO ROMANCE 2

Va la segunda y última entrega global sobre lo que he leído en romance entre los candidatos al PLA. Si escribo alguna más será de las de 5, porque con la que está cayendo me produce urticaria pensar en lo que conlleva el género. Me van a perdonar ustedes, pero un sábado 14 de Agosto en Madrid, a 40 grados a las nueve de la noche, pues va a ser que pensar en escenitas tórridas y excesivamente emocionales no me sube la bilirrubina, sino más bien la temperatura, y la ola de calor no está para bromas; si estalla el termómetro tengo que ir a por la escoba y hay que economizar movimientos, así es que no, no me apetece pensar en besos y caricias cuando de lo que tengo ganas es de decir «quita bicho, las manos y cualquier otra parte de tu cuerpo susceptible de emitir calor, quietas»

Pero lo prometí, así es que a cumplir. No esperéis demasiado. Mis neuronas están licuándose y así no hay manera.

Enlace a El Legado de la Bibliotecaria

Autor: L.D. Hevia Viejo

A esta historia de brujas, vampiros y asesinos le doy 4 estrellitas porque me he reído bastante.

Es una historia típica del género de romance sobrenatural, pero tiene un puntito diferente: una finísima ironía en cada una de las escenas, y a la vez un atisbo de un importante conocimiento de la autora sobre los temas sobrenaturales que trata.

Para que os hagáis una idea: hay una bruja mona y cabezota, como en todos, y hay un vampiro macizo, como en todos. Pero el vampiro es algo tonto. Mucha testosterona y poca neurona. Le quieres, claro, es el prota masculino, pero te enamoriscas poco, más bien te ríes.

A eso le unes una trama de asesinato bastante misterioso, y tienes un cocktail interesante en forma de novela.

Entretenida, muy entretenida. Apunto a esta autora en mi lista de lecturas divertidas cuando necesito cierto esparcimiento mental.

Romance sobrenatural.

Enlace a El banco de los secretos

Autor: Gaia Jiménez

Os confieso que tal vez esta bonita historia merecería más de 4 estrellas, pues tiene un estilo bello, impecable, con ese punto de recogimiento y análisis de sentimientos imprescindible para destacar por encima de cualquier novelita romántica intrascendente.

Pero aquí se me plantea un dilema personal. Una especie de «no eres tú, soy yo». Creo que estoy mayor para comprender ciertos problemas de pérdidas de rumbo vital a determinadas edades, y no conecto de ninguna manera. Me impacientan. Quiero sacudir a los protagonistas y soltarles un «déjate de chorradas y vive como puedas, como sepas, o ten huevos, u ovarios en este caso, y deja de vivir. Pero sobre todo deja de sentir pena por ti misma/mismo»

Mirad, no lo sé explicar mejor y ya lo siento. Después de todo es una bonita historia de amor o amores, impecable y bellamente escrita. Así es que creo que podréis disfrutarla y por eso me atrevo a recomendar que la leáis, porque en este caso, mi miniconflicto con esta novela, que es buena, es absolutamente arbitrario.

Me diréis que he recomendado otras en las que existen los mismos problemas de identidad. Y sí. Pero son hiperficticios. Aquí también, pero la autora los reviste con una nebulosa de realidad que me impacienta. Porque la novela en si es eso, una nebulosa de la protagonista (o una considerable empanada mental dicho en términos llanos). Pero es buena.

Romance.

Pues ya he cumplido. Sé que no es mi mejor artículo, pero la fundición o Altos Hornos que tengo por cerebro ha hecho lo que ha podido. La próxima os gustará, de verdad.

Id por la sombra… si la encontráis.

CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021: LA PIEDRA DEL SOL – DEBORAH P. GOMEZ

Hoy no hay entrada global, pues os traigo un 5 puntos de 5, de los megastar que creo que merecen entrada propia. Veréis, yo creía que iba a leer una novelita de romance más con ambientillo circundante misterioso. Pues nada más lejos. Romance tiene y mucho, pero en el mismo grado que suspense, y si bien al principio me costó un poco entrar en la historia, según avanzaba empecé a devorarlo hasta conocer el desenlace, de puritita intriga. Y sí, he utilizado un mexicanismo, pero viene al caso (o a la neta).

Vamos con la sinopsis, pero que nos la cuente Deborah que seguro que lo hace mejor, que para eso es escritora y periodista:

Hace 4 años que Elena dejó su Valladolid natal para comenzar su aventura periodística en Londres. Joven y decidida, no duda un instante cuando su jefa, la gran Gina Dillan, le pide que investigue a Ethan McGowan, un hombre con más secretos que dólares en el bolsillo que acaba de aterrizar en la ciudad.

Pero a Gina se le olvidó mencionar un pequeño detalle: Ethan está acusado de asesinato, tráfico de drogas y a saber cuántas cosas más. Tampoco mencionó que aquel psicópata fuera tan atractivo.

Elena empieza a desconfiar. Lo único de lo que Ethan parece culpable es de un exceso de ego y de imaginación. ¿A qué viene esa obsesión con la cultura nórdica? ¿Qué es ese colgante azteca que rodea su cuello? ¿Y por qué ese repentino interés con la historia de Valladolid?

Comienza así el caso McGowan, una investigación sin pies ni cabeza en la que presente y pasado se dan la mano y nada parece tener sentido. Lo único que Elena tiene claro es que la Piedra del Sol podría esconder un secreto que podría poner patas arriba la historia de la humanidad. Y es que su jefa ya le había advertido de que, para tener éxito, tenía que empezar por dudar de todas las verdades.

La Piedra del Sol (El Caso McGowan) es una novela de misterio, amor (enemies to lover), erotismo, historia y aventuras que te llevará de viaje a través de Roma, el México precolombino y las leyendas vikingas, pasando por una España pre pandémica y un Reino Unido en pleno Brexit.

Como veis, es una novela que se desarrolla en un entorno de temas de plena actualidad junto con otros que lamentablemente nunca dejan de estarlo.

Elena, periodista vallisoletana que, como muchos licenciados, emigra a Londres para optar por un mejor trabajo, que encuentra en una revista de moda femenina, se ve envuelta a instancias de su insoportable y elitista jefa, Gina, en la investigación a un posible narcotraficante y asesino mexicano-escocés, Ethan Mcgowan. Lo que en principio parece un caso de asesinato de una mujer a manos de un novio celoso, acaba convirtiéndose en una oscura trama sectaria, con reminiscencias de aquel infausto programa nazi conocido como Lebensborn. Y la autora nos introduce en esta trama partiendo de una premisa histórica probable y construyendo una paralela basada en ese ansia de muchos seres humanos de preservación de su pureza genética.

Todo ello aderezado con grandes dosis de romance, unos protagonistas con esa química que hace arder las páginas, escenarios de ensueño, personajes secundarios sólidos y con entidad propia, y un estilo narrativo actual, elegante, y sin apenas faltas de edición.

Me ha gustado conocer a esta autora, leer su historia, y que me gane incluyendo citas como esta:

Tú y yo tenemos un amor pendiente. Pero vamos a llamarlo café, que da menos miedo.

Selam Wearing

Como nota curiosa e hilarante, teniendo en cuenta que la acción del libro ocurre en el año 2019, os voy a dejar una conversación entre Elena y Gina, su jefa, que me ha hecho esbozar una sonrisa recordando aquellos tiempos en que, como Gina, pensábamos que China estaba muy lejos…

De momento no voy a mandarte muy lejos, necesito que cubras el Año Nuevo chino en Londres, si es que se llega a celebrar con la que está cayendo en Wuhan…

–¿Y qué tiene que ver Wuhan con Londres? –pregunto perpleja–. ¡China está a millones de años luz de aquí!

–¿En serio no has visto las noticias? –pregunta sin dar crédito a mi ignorancia–. ¿Dónde has estado metida, Lorena, en España o en Marte?

Mi cerebro está a punto de corregirle, pero sé a ciencia cierta que lo de cambiarme el nombre solo lo hace por fastidiar. Es la marca de la casa.

–Cuando estoy de vacaciones desconecto del mundo, así que me temo que sigo sin saber de qué me hablas –respondo al fin.

–Alguien se comió un murciélago en sopa y la han liado parda –me explica. La miro como si me estuviera hablando en chino, literalmente.

–La verdad es que no había oído nada de eso, ni siquiera sabía que pudieras hacer sopa de murciélago. Suena tan apetitosa como la sopa azul de Bridget Jones –respondo desconcertada–. (…) hemos estado viajando por el norte de España estos días y decidimos desconectar de telediarios y tecnología. (…). ¿Es grave?

–¿El coronavirus? –pregunta perpleja–. ¡No, no creo! Aunque los chinos son unos dramáticos y van a poner el país en cuarentena si no consiguen controlar el brote. Por suerte, parece una simple gripecita, no creo que trascienda más…

–¿Un país comunista como China reconoce una cuarentena y me dices que no es grave? –pregunto atónita–. Ve preparando el bunker…

–Tranquila, dudo mucho que el virus llegue a Londres. Como tú bien has dicho, están a millones de kilómetros de aquí. Te apuesto lo que quieras a que en dos meses nadie se acordará de esto.

La piedra del Sol – Deborah P. Gomez

Link de descarga Kindle Unlimited: La Piedra del Sol

  • ASIN ‏ : ‎ B08XM29CVQ
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 4483 KB
  • Uso simultáneo de dispositivos ‏ : ‎ Sin límite
  • Texto a voz ‏ : ‎ Activado
  • Lector de pantalla ‏ : ‎ Compatibles
  • Tipografía mejorada ‏ : ‎ Activado
  • Word Wise ‏ : ‎ No activado
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 647 páginas

Amenazo con volver pronto. No olvidéis el abanico que en esta temperatura infernal es un artefacto la mar de útil – y queda bonito qué puñeta –

CANDIDATOS AL PREMIO LITERARIO AMAZON 2021 GÉNERO ROMANCE 1

No quería hacerlo, pero al final no me he podido resistir a fisgar entre las obras participantes y leer unas cuantas. Os voy a hacer un spoiler de quién tiene la culpa: Don Francisco Javier Ródenas, autor de Néo Kosmo, a quien se le ocurrió mandarme un nuevo novelón aún no publicado preguntándome (a mí y espero que a algunos más) si debía presentarla. Un rotundo sí del que os hablaré en su momento.

Gracias a ello descubrí a Iris Romero y sus princesas de hielo que se derriten, algunos ejemplares dignos de nuestra Biblioteca de Los Horrores, y varias lecturas gratas de las que pretendo hablaros en 6 u 8 entradas. Quisiera dedicar dos artículos a romance – aquí tenéis el primero – dos a fantasía, dos a novela negra (ugh) y dos a otros géneros. El número de libros por artículo lo desconozco; irá según lo que encuentre.

En mi escala de valoraciones personal, puntuándolos de 1 a 5, no os traeré nada que a mi juicio esté por debajo de 4. Si merecen un 5 en mi opinión tendrán entrada propia y en solitario cual megastars.

Y para alcanzar el 4 deben tener no más de 3 faltas de ortografía justificables por edición en todo el texto, una redacción adecuadamente literaria (no solo buena) y una historia que valga la pena. El 5 pues… debe ser un top a mi entender. Si algún autor se pierde por aquí y desea que lea algo, puede hacérmelo saber mediante el formulario de contacto, pues hay ciento y pico páginas de candidatos y reconozco que de momento no he pasado de la 8, así es que si queréis darme un silbidito no haré oídos sordos, pero por favor, por el amor de Dios, Alá, Krishna, Buda y todo el Caos… si no estáis seguros de cumplir con los estándares de mis baremos de puntuación mejor nos ahorramos el mal rato, vosotros y yo, que blogueros hay muchos, yo no soy nadie, y para gustos los colores. Tampoco pasaría nada, puesto que aún no hago reseñas negativas, pero no os mencionaría, e ir «pa ná» es tontería que decía Mota el de la tele.

Esta vez no os voy a poner sinopsis, tendréis que pinchar el link, que ya sé que hace calor pero un click en el ratón no os resta una sola frigoría, je. (Creo que sueno un poco prepotente… disculpadme de verdad, no es mi intención, es que tengo la paciencia cortita y la lengua larga estos días) Vamos al lío:

Enlace a Mr. Damon

Autor: Noah Evans

Es la cuarta entrega de una serie que recorre las andanzas de cuatro chicas en su treintena, que se denominan a sí mismas unicornios. En la serie, compuesta de Mr. Lyon, El Malo, El Mago y Mr. Damon, Claudia, Natalia, Vicky y Mayte se enamoran de tipos que quitan el sentío, por supuesto, eso va inherente al romance por lo general, a cual más pintoresco.

Risas, buen rollo y mucho feelgood. Ratitos muy amenos. Noah Evans no es Jane Austen ni de lejos, pero gracias a Dios está a años luz de E.L. James y hierbas similares.

Para muy aficionados al romance. Abstenerse amateurs del género.

Romance contemporáneo.

Enlace a Tu voz bajo la lluvia

Romance victoriano light, es decir, muy pasado por el filtro de la actualidad. Típico tópico de Conde inglés que se enamora de bella granjera. Pero ¿sabéis qué pasa? que Jana Westwood tiene una forma de escribir que me encanta. Es muy lírica, y muy dada a adentrarse en el análisis de sentimientos y motivaciones de tal forma que al final, no es la historia en sí, no es lo que cuenta sino cómo lo cuenta. Y no suele haber anacronismos en sus narraciones.

Cuando me apetece leer romántica en Kindle Unlimited, Jana Westwood es una apuesta segura para mí.

Drama romántico con pinceladas históricas.

Enlace a En el corazón de alguien

Mirad, con este he dudado si hacerle una entrada propia, porque un 4,7 se merece de largo. Tal vez no le de el 5 por la edición, no lo sé exactamente… algo… algo no me acaba de entrar para darle el 5. Pero os confieso que he llorado a moco tendido con el final. Literalmente. Tal vez es el inicio el que no acaba de decidirme a darle el total de puntos… Sin dudas guardo el nombre de la autora para mis futuras elecciones de romántica, porque tiene visos de llegar a ser estupenda.

Si el principio os parece dudoso, os animo a seguir solo porque el final lo vale. Una historia de amor contemporánea en tiempos del COVID que nos hace sentir bastante bien la lucha y el desaliento de una sanitaria, Beth, protagonista de la historia, su entorno, su día a día y sus circunstancias. Con personajes muy reales y entendibles. Me ha gustado. Mucho. Pese al llanto. El caso es que me ha movido fuerte, no me ha dejado con la sensación de «uno más» con la que me quedo con muchas de estas lecturas y que olvido rápido.

Drama romántico contemporáneo.

Hasta aquí hemos llegado por hoy gente. Estos libros están entre las páginas 1 y 5 de los participantes al PLA de Amazon en género romance. Hay un par más que tengo pendientes. Os lo cuento a la próxima. Algún horror entre ellos y uno que no tengo muy claro si mencionar o no, pues llega al 4 justito si me esfuerzo, me lo pensaré.

Destacables para protagonistas de una entrada por ahora ninguno, aunque quiero señalar que me he podido saltar alguna obra maestra porque por alguna razón no me ha atraído la portada, que soy muy puñetera con eso, el título o la temática. Recordad, solo soy una aficionada y son mis gustos. No quiere decir que obviéis los demás, pues los horrores los vais a adivinar a poco que leáis las sinopsis. Solo pretendo ayudar con mi humilde criterio si os perdéis por el PLA y ante la marabunta de participantes, no os decidís.

Eso sí, si leéis alguno, de los que os traigo u otros, recordad puntuarlos y comentar en amazon. Entiendo que ayuda a los autores y es una manera de agradecerles que nos hayan hecho pasar un buen rato.

No os derritáis que Lorenzo promete ya venir con fuerza.

HASTA LAS PRINCESAS DE HIELO SE DERRITEN – IRIS ROMERO

Ya estamos en Julio. Y no sabemos ni cómo hemos llegado, pero aquí estamos. Para inaugurar el mes os traigo una lectura ultraligera, de esas que sueles descargarte cuando tus neuronas están para mucho ruido y pocas nueces, porque son gratis con KU – De verdad, algún día tengo que hablaros por fin de la peli de Kenneth Brannagh y Emma Thompson. Siempre lo digo y nunca lo hago. Algún día –

La mayoría de estas Fast reads, si, es mi adaptación literaria del Fast food, pasan sin pena ni gloria. Hasta te olvidas de que alguna vez las leíste, y que el autor/autora de gracias por ello porque si las recordara no dejaba títere con cabeza… En serio, cuando me despida del Redondal y me importe un bledo hacer enemigos literarios voy a escribir un artículo que se va a esoquenosediceperotodoshacemosaunquenoquedefinoenunblog la perra, ya me entendéis. Ahora es que me da como pereza pelearme así es que lo seguimos dejando en puntos suspensivos.

Pero de vez en cuando, te salta una que pasa con bastante más gloria que pena. Y entonces voy y la traigo, porque lo vale. Eso me ha pasado con Hasta las Princesas de Hielo se derriten, de Iris Romero.

El titulito se las trae, pero me hizo gracia la sinopsis, y como andaba buceando entre los participantes del Premio Amazon Storyteller por cumplir el trámite de leer alguna, pues se supone que escribo un blog de libros entre otras cosas, y me llamó la atención el argumento, me la bajé sin muchas expectativas.

Todo un acierto oigan, porque es una historia de amor, si, pero el amor es casi lo que menos importa. Iris nos sumerge de forma hilarante en el mundo de la televisión, de los reality shows, en forma de uno de lo más original (si algún productor de TV me lee que tome nota, previo permiso de la autora de la novela que ha tenido la ocurrencia). Los participantes recorren lugares malditos. No os desvelo cuáles, pero todos muy sonados y terroríficos. Aunque en este caso yo no se si hay que tener más miedo de los mitos del terror o de los participantes. Lo que le hacen a la pobre novia de Chucky… Ay, si fuera Iris Romero tendría miedo de ser tan iconoclasta con esas cosas, que las carga el diablo.

La pareja protagonista, una chica albina que ha nacido sin el gen del miedo, literalmente, y un medium que se parece a Tom Hiddleston, tiene una química nada repipi (me encanta esa palabra), lo que le añade un puntito de sazón al tradicional guiso romántico.

En suma, una novela divertida para leer en un ratito, bien escrita y que deja un buen sabor de boca. Sin más. Para una de esas tardes en las que uno/una no puede con la vida.

Me llamo Emma, 

aunque todos me conocen como
“Emma sin miedo”. 

Trabajaba como reportera, grabando en casas embrujadas o psiquiátricos abandonados. Parece espeluznante, pero una enfermedad muy rara me impide sentir miedo.

Mi vida era perfecta hasta que llegó William, o como me gusta llamarle: “El señor siniestro”. Dice que es médium, pero yo creo que tiene más cuento que otra cosa, y por su culpa he sido relegada al puesto de ayudante.

¿Es necesario decir que lo odio?

Según él, soy la mismísima princesa de hielo, 
fría y despiadada, 
y no sabe hasta qué punto es cierto.

Sinopsis de Hasta las Princesas de Hielo se derriten, de Iris Romero
  • ASIN ‏ : ‎ B09479T6B1
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 1558 KB
  • Uso simultáneo de dispositivos ‏ : ‎ Sin límite
  • Texto a voz ‏ : ‎ Activado
  • Lector de pantalla ‏ : ‎ Compatibles
  • Tipografía mejorada ‏ : ‎ Activado
  • Word Wise ‏ : ‎ No activado
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 426 páginas

La imagen de fondo del post es de prettysleepy1 en Pixabay

Enlaces de descarga del libro:

Kindle Unlimited : https://amzn.to/3qFX8dt

Si no lo tenéis, 2,99 euricos

Después de este paréntesis ligero, amenazo con volver con algo serio. Muy serio. Tanto que me está dando reparo empezar. Pero empezaremos. Cuidaos.

BAJO EL CIELO DE BERLIN – CARMEN SERENO

El calor insano que está apretando en este Junio madrileño invita a perderse por latitudes más frescas. Y como entre bichos pandémicos y carteras achuchadas no podemos permitirnos tomar aviones, trenes o barcos, siempre nos queda el recurso de los libros que nos hacen viajar tan lejos como el autor, en connivencia con el lector, quiera llevarnos. Y encima decidimos si queremos un viaje de aventura, romántico, fantástico… todo un chollo vamos.

Yo he elegido perderme con Carmen Sereno como guía, por Berlín y asomos de Estambul. Ya viajamos con ella, si recordáis, por Estocolmo y Wellington.

Lo que nos propone la autora en esta ocasión es conocer ese Berlín vivido por un alemán de ascendencia turca, Kriminalinspektor de la BKA, Jamal Birkan, y una enfermera alemana con cara de ángel, Nina Haas. Además, están muy buenos. Como siempre con Carmen. No os digo más que como aliciente, Herr Birkan es exactamente Can Yaman. Y mira que yo quería imaginarme a mi Serkan Cayoglu, pero ella no me deja. Su descripción del personaje lo hace imposible, y ves al actor turco como Jamal Birkan sin poder conceder otra licencia a tu imaginación. Pero oigan, si todas las obligaciones imaginativas son así, que me obliguen mucho que me dejo. Ay Allah Allah, qué calor.

Con un hilo argumental lamentablemente muy actual, pues gira en torno a la investigación de una serie de asesinatos racistas de ciudadanos de origen turco afincados en Alemania por parte de neonazis, recorreremos Kreuzberg, Charlottenburg, parte del antiguo Muro, Alexanderplatz, y otros lugares emblemáticos de Berlín. Todo ello mientras vivimos el incipiente romance entre el policía y la enfermera, que si bien es parte fundamental de la trama, no lo es todo, pues conocer la problemática social que plantea la autora y llegar a incriminar a los asesinos, que se conocen desde casi el principio, pero son difíciles de incriminar y cazar, es la trama en si misma.

Estamos ante una mezcla sorprendente de novela negra y romántica, pues tiene todos los ingredientes de crítica social, estructura policial y criminal bien estamentada e historia de amor que posibilita su inclusión en ambos géneros sin ningún género de dudas. Un libro que no decepcionaría a los detractores del romance. Os lo aseguro.

Lo dije y lo repito: la señora Sereno no me decepciona. Entretiene, pues aunque se mete en ciertos berenjenales que podrían hacer demasiado densa su novela, no es el caso, ya que aunque trata ciertos temas someramente se nota la labor de investigación y quedan reflejados en su justo punto. De hacerlo más en profundidad sería otro género. Apuesta segura en mis lecturas. Leedla. Si os place claro.

«¿Cómo puede volar un ángel cuando tiene las alas rotas?» Berlín, año 2015. El inspector Jamal Birkan se enfrenta al caso que cambiará su vida. Durante la investigación de unos asesinatos a ciudadanos turcos en la capital alemana, conoce por casualidad a Nina, una bella enfermera de rasgos angelicales por la que se siente poderosamente atraído. Sin embargo, la joven está relacionada con el caso, y Jamal deberá luchar con todas sus fuerzas contra esa atracción prohibida. ¿Serán capaces Nina y Jamal de mantener las distancias o se lanzarán al abismo sin mirar atrás? Un thriller romántico con sabor a Turquía de la autora ganadora del Premio Chic

Sinopsis. Bajo El Cielo de Berlín. Carmen Sereno
  • Editorial ‏ : ‎ Chic; N.º 1 edición (26 mayo 2021)
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tapa blanda ‏ : ‎ 496 páginas
  • ISBN-10 ‏ : ‎ 8417972501
  • ISBN-13 ‏ : ‎ 978-8417972509
  • Peso del producto ‏ : ‎ 550 g
  • Dimensiones ‏ : ‎ 15 x 3 x 23 cm
  • Version Papel https://amzn.to/3xsynUx
  • ASIN ‏ : ‎ B0953CSK27
  • Editorial ‏ : ‎ Chic Editorial; N.º 1 edición (26 mayo 2021)
  • Idioma ‏ : ‎ Español
  • Tamaño del archivo ‏ : ‎ 1901 KB
  • Texto a voz ‏ : ‎ Activado
  • Lector de pantalla ‏ : ‎ Compatibles
  • Tipografía mejorada ‏ : ‎ Activado
  • Word Wise ‏ : ‎ No activado
  • Longitud de impresión ‏ : ‎ 438 páginas
  • Version ebook https://amzn.to/3vqRCfC

SAGA TRECE TRONOS VI: ARKANAI – JESSICA GALERA

Trece tronos ha vuelto con su sexta entrega, Arkanai, para mover nuestros cimientos junto con los de Noctis y Luzaria. Si os apetece una lectura que no os permita ni un segundo de respiro, ni parar porque todo es tan intenso, tan veloz, que tenéis la imperiosa necesidad de saber qué ocurre de inmediato, pasando páginas diciéndoos «venga, esta es la última, mañana sigo», pero no podéis evitar devorar una y otra y otra hasta acabarlo… y después de hacerlo os quedáis con la sensación de ¿ya? bueno ¿y ahora?… para después pensar que queréis el siguiente para ayer, tenéis que leer esta saga.

No os apuréis, Jessica es una autora rápida en sus entregas, no os dejará en vilo demasiado tiempo. Y a pesar de que son ya cinco libros, aún tenemos mucho que explorar en el mundo conformado por Luzaria, Noctis, y ahora Necron.

La saga tiene ya cinco libros publicados. Buceando un poquito en el blog podéis encontrar reseñas de los cuatro primeros. Falta uno, Leggion, que es una precuela y a la vez aclara aspectos de Arkanai, aunque os confieso que no lo he leído aún y he podido seguir perfectamente el hilo. El orden que recomienda Jessica es:

1.- Dryadalis

2.- Reo

3.- Praes

4.- Kaisar

5.- Leggion

6.- Arkanai

Si en Kaisar pensábamos que la maldición de Caronte había llegado a su fin, el muro que dividía Luzaría y Noctis había caído y Adrien y Res, June y Elain podrían vivir su amor en paz, estábamos bien equivocados… pero dejo que Jessica os resuma el argumento antes de arriesgarme a hacer algún spoiler indeseado contándooslo yo:

Entre las ruinas de la antigua catedral élfica, June encuentra una vieja moneda dorada que encierra la rúbrica de un pacto ancestral. Y es que, a pesar de ser distinta a las trece que protagonizaron sus más recurrentes pesadillas en los últimos meses, no le cuesta reconocerla: es un arkanai, las monedas que sellan los pactos alcanzados con Caronte. Si la moneda sigue allí, en Luzaria, es porque uno de ellos aún no se ha saldado.

​Cuando Adrien se entera, decide no contarle nada a Resryon, cuya situación en Noctia es más que complicada: no todas las terras están dispuestas a olvidar y firmar tratados de paz, y el miedo a una nueva guerra se convierte en un fantasma que planea sobre las cabezas del propio Res, Anven y Elain.

Sin embargo, los secretos serán imposibles de contener cuando los elfos antiguos lleguen a Luzaria dispuestos a poner en jaque a aquella que los desafió: la reina Lada, cuyo amor por el rey brujo Laubrok podría desatar un nuevo desastre.

El pasado regresa con sorprendentes revelaciones y disyuntivas que pondrán a prueba a Resryon, obligado a tomar decisiones definitivas si desea que la historia recuerde a la Vakko de una forma distinta.

Ya os lo he avanzado: de nuevo la autora no nos da tregua. Dice que escribe de amores, que los hay, y a raudales, pero si esperáis que sean de los que os hacen salir corazoncitos rosas por los ojos, no la conocéis; serán corazones sí, pero con sangre, barro, y magia, mucha magia de todo tipo y color. Cada romance «galeriano» mueve guerras sin cuartel hasta convertirse más en una fantasía épica aderezada con romances no menos épicos y finales inesperados.

Y en esos romances guerreros, hay en Arkanai una sexualidad más explícita que en anteriores entregas, que nos deja cosas como ésta que voy a citaros, porque ha encantado mi espíritu guerrero, con un grado de erotismo que merece la pena leer:

—En esta mesa se han trazado mil estrategias de conquista. —El beso con el que pausó sus palabras fue lento, profundo, intenso, deslizando su lengua sobre la boca de Adrien mientras movía ligeramente la cadera sobre él. Las manos del lúzaro acariciaban sus costados, sintiendo que se derretía—. No podía evitar preguntarme —continuó susurrando— qué estrategia seguiría para conquistarte a ti, el imperio de tu cuerpo… y de tu alma.

Andreu, Jessica Galera. Arkanai : El Fin de la Dinastía (Trece Tronos) (Spanish Edition) (p. 320). Edición de Kindle.

Y yo, que ya estaba enamorada de la historia de Resryon y Adrien, me he derretido como el lúzaro, lo confieso. Pero no os confiéis, Jessica sigue poniendo a sus personajes en situaciones imposibles y a sus lectores con el alma en vilo sufriendo con ellos hasta el… ¿final?

No, no es el final. Aún nos quedan muchos Tronos por descubrir. No sobra ni uno. Falta.

Una última pista: no deis los amores por consolidados, las vidas por vivas ni las muertes por muertas ¿o si?…

Y una nota para todos los escritores de fantasía: ¿Queréis dejar de enloquecerme con los puñeteros elfos? ¿Son bien o son mal? ¿En qué quedamos? Unos hacéis que los ame, otros que los odie… Y encima la maldita cancioncita navideña esa de «Si tú tambien la cantas eres….» Pero después de leer Arkanai, aunque no pueda evitar cantarla cuando la oigo, no, no, no soy elfooooo (a menos que sea como mi Eugenne, mi personaje favorito de toda la saga)

Links de descarga : Formato mobi amazon Formato papel tapa blanda Y por supuesto la teneis disponible en kindle unlimited.

  • ASIN : B08R31VGZB
  • Idioma: : Español
  • Tamaño del archivo : 6084 KB
  • Uso simultáneo de dispositivos : Sin límite
  • Texto a voz : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Word Wise : No activado
  • Longitud de impresión : 583 páginas
  • En Papel:
  • ASIN : B08R4K61F1
  • Editorial : Independently published (20 diciembre 2020)
  • Idioma: : Español
  • Tapa blanda : 670 páginas
  • ISBN-13 : 979-8583843787

Una auténtica navidad – Angela bennet

Mirad chicos, no soy buena reseñando romántica, asumiendo que se me de bien hacerlo con algún otro género… pero tenía que traeros esta novelita por varias razones:

1.- Porque ha sido capaz de enternecer mi corazón de Grinch.

2.- Porque está muy, pero que muy bien escrita.

3.- Porque es como ver una teleserie navideña de Hallmark, de esas que no eliges, pero cuando te encuentras con ellas en la pantalla por casualidad sigues viéndola porque, en tiempos de cinismo y maldad es como salir al balcón y respirar un poco de aire limpio tras estar mucho tiempo en una habitación cargada. Te devuelve al corazón ingenuo de la infancia, a cuando creías en el género humano.

4.- Porque pasa en uno de esos pueblos yanquis entre montañas que parecen vivir en una eterna navidad, donde, aunque sea en los libros, no se ha olvidado el espíritu de comunidad.

5.- Porque la historia de amor es bonita sin excesos, lógica y creíble. Y no es tóxica (¡oh, milagroooo navideño!)

6.- Porque hay una niña encantadora nada repelente.

7.- Porque tiene magia navideña de la que puedes creerte.

8.- Porque hay una casa victoriana que se cae a trozos pero ah… promete y a mi me encantan las novelas que hablan de construir o reparar algo bonito.

9.- Porque a este guiso literario no le falta ni le sobra azúcar. Está en su punto.

Y qué demonios, porque es Navidad y me ha gustado. Gracias Kate, Lucy, Chris, y a ti Angela por crearlos.

Lamento la imagen chapucera, pero se adecua al estado que me ha provocado la novela. No me regañes mucho Rebeca, no quería darte trabajo de más.

Kate y su hija Lucy acaban de llegar a Telluride, un pueblo situado en las montañas de Colorado, en busca de un nuevo comienzo.

Chris, bombero de profesión, vive centrado en su trabajo y volcado en su pueblo. Arrastra un pasado doloroso y no busca tener una relación.

Sus caminos se cruzan, lo que surge entre ambos es inesperado y cambiará sus vidas.

Un pueblo encantador, un entorno idílico y una casa que supondrá un gran reto.

¿Conseguirán Kate y Chris superar sus miedos? ¿Podrán Kate y Lucy tener al fin una auténtica Navidad?

Sinopsis de Amazon

Enlace de Descarga: Una auténtica Navidad

  • ASIN : B08P7MRKXZ
  • Idioma: : Español
  • Tamaño del archivo : 1832 KB
  • Texto a voz : Activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Tipografía mejorada : Activado
  • Word Wise : No activado
  • Longitud de impresión : 221 páginas

A sangre y fuego

A SANGRE Y FUEGO

Empieza la semana con más oscuridad de la acostumbrada y no me refiero a los nubarrones de tormenta o a la niebla que azota las noches leridanas. Puede que fuera la migraña, la apatía o el sinsabor de encender el televisor y tener la desgracia de ver las noticias. Últimamente, manda la oscuridad.

Rebeca, que se ha convertido en mi musa pro-entradas-Redondal, me ha inspirado tocándome ese tema sensible que los escritores siempre guardamos como oro: los sentimientos.

Siempre he defendido que escribimos así como somos, que mostramos en nuestras historias más de lo que nos gustaría, que contamos nuestros sentimientos y nos abrimos en canal, aunque antepongamos la máscara de la metáfora. Desahogarse con la palabra, rezándole al dios secreto de lo oculto, para mostrar la sinrazón de nuestras vidas, ahogadas en tinta y papel.

Los lectores tenemos la responsabilidad de buscar al autor y rebuscar en sus entrañas, destripar cada palmo de letras para descubrir sus tesoros, acompañarlos en sus pesadillas y demonizar sus terrores.

Imagen de Anja en Pixabay

Autobiografías, el placer de contarlo tú mismo

Las autobiografías son narraciones de las vidas de personas contadas por ellas mismas. ¿Cuántos de nosotros no hemos soñado alguna vez con contar las peripecias de nuestras vidas? Siempre hay algo que merece la pena compartir, un episodio sombrío o el más espectacular jamás escrito. Nos creemos seres únicos y, en realidad, lo somos. Vivimos en paralelo, los unos junto a los otros, pero la forma de sentir esa realidad cambia de persona a persona y de ahí nuestro espíritu biógrafo.

Tampoco vamos a olvidar que contar algunas experiencias puede ser alentador para los que estén pasando por un momento similar, que nos pueden hacer reflexionar sobre temas que jamás hemos vivido o que, simplemente, fomentan nuestra conciencia social. No vivimos aislados en planetas, aunque nos guste alardear de que cada casa es un mundo por explorar. Nos parecemos, soñamos lo mismo, y también sufrimos igual.

La biografía es esa parte de la literatura que nos muestra que somos de carne y hueso, que por dentro nos corre la misma sangre que da poder al sentimiento. Viejas argollas de metal nos atan a las mismas disyuntivas, nos hacemos las mismas preguntas, buscamos la felicidad.

El “Diario de Ana Frank” marcó a todos aquellos que habían sufrido como ella, compartieron sus amarguras en plena Segunda Guerra Mundial y nos rebanó el corazón, sangrante de tantas batallas absurdas.

Infinidad de personajes famosos, políticos, actores, cantantes, deportistas… todos tienen su parcela personal donde contar cómo llegaron a la fama y los ardides vividos para conseguirlo. Nos podemos sentir identificados en algún momento con su relato o dejarnos llevar por la fantasía de una vida que supera la ficción. Tal vez nos suban el ánimo y nos recuerden que cualquiera puede conseguir sus sueños, luchando, con perseverancia y ahínco. Sentir que podemos lograrlo es una de las bazas de este tipo de lecturas.

Libros de autoayuda y superación personal

Recuerdo el libro “El Secreto” de Rhonda Byrne o “El poder está dentro de ti” L. Hay, de una época en mi vida en que me buscaba y no encontraba por ninguna parte. Son narrativas amenas, reflexivas, que intentan sacar una parte positiva de todas las cosas e intentar mejorar la vida del lector. Reconozco que cuando los lees te sientes bien. Puede que no te resuelvan la vida y que al finalizar la narración no haya ocurrido nada especial a tu alrededor. Seguirás teniendo los mismos problemas y el mundo girará en esa misma dirección desquiciante que nos aterra, pero sin duda, el poder de estos libros se basa en remover nuestras entrañas y sacar la basura fuera. Barrer todo lo que no interesa y centrarnos en ese presente olvidado del que nadie habla. Una aventura hacia ese desconocido interior al que nunca escuchamos como es debido. ¿Rendirse? ¡Atrévete a leer!

Libros espirituales

No están muy lejos de la autoayuda y a veces se confunden. A mí me gusta diferenciarlos haciendo hincapié en el papel que las diferentes religiones y filosofías han tenido sobre la historia de la humanidad. Siempre me han fascinado otras culturas y por ende, todas esas religiones desconocidas a las que millones de personas rinden culto a diario. Panteones repletos de dioses o uno solo, infunden sentimientos tan contradictorios como el amor y el miedo. La Biblia, El Corán, La Torá, el Budismo, Tao, I Ching… y muchos libros que hablan sobre ello en sus historias. Aquí incluyo porque siempre me hizo gracia, a “Y Dios vuelve en una Harley” de Joan Brady y “El Alquimista” de Paulo Coelho.

Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Cuentos de Navidad

Sí, es extraño que haya metido este tipo de cuentos, pero son entrañables y me remueven por dentro. ¡Y no solo en Navidad!

Lo sabéis, pero no queréis reconocerlo. Están ahí, aguardando todo el año a que abráis las puertas a sus mundos de magia y nieve. Más allá de la religión y la pura tradición, los cuentos navideños son pura fantasía, a medias entre el drama, la familia y el amor. Desde “Un cuento de Navidad” de C. Dickens y “El cascanueces” de Hoffman hasta el cuento navideño de nuestra compañera Jessica Galera Andreu “Diana, a la luz de un candil”.

Los cuentos proporcionan esa pizca de luz en un mundo de tinieblas, al calor del hogar, bajo un manto de fría realidad. ¿No es la época de los milagros? Desde luego, nos hace falta a todos uno, quizás podríamos escribir nuestro propio cuento navideño. Uno donde todo termina bien y 2020 ha sido solo un sueño…

Poesía

¡Ah, nada como el sentimiento vivo de la lírica para atrincherar el corazón! ¿Nunca os habéis quedado temblando ante unos bellos versos? La poesía tiene la capacidad de desmontar un corazón en apenas segundos, un arma afilada y convulsa que nos escupe al nivel del betún y nos arrasa por dentro como una hoguera. Sentir es como engañar al alma para que tiemble y deje su pedestal eterno; de las brasas de ese rastro luminoso nacen los versos.

Homero, Shakespeare, Baudelaire, E. Dickinson, Machado, Neruda, Calderón de la Barca… En todas las épocas y continentes ha habido personas dedicadas al antiguo oficio de crear poesía. Elegante manera de exaltar las más bellas pasiones, pero también las más temibles y oscuras. Los versos jamás dejan indiferentes.

Novela Romántica

Megan Maxwell, Elísabet Benavent, Nora Roberts, Abril Camino, Jane Austen, Emily Brönte…; hay un largo rastro de novelas antiguas y modernas donde el sentimiento aflora como parte natural de la vida. Se ríe y se llora, se ama y se odia. El amor hace de la vida un lugar más agradable y nos morimos por el placer de ser amados, nos sumergimos en la piel de los amantes y vivimos sus desgracias, apartamos la razón a un lado y nos dejamos llevar por el corazón. Aquel que no siente es que está muerto.

Imagen de Devanath en Pixabay

Fluir con los sentimientos

Si algo he aprendido en mi corta vida de escritora es que hay que dejarse llevar por los personajes y sus historias. Cuando se ama, se ama; cuando se llora, se llora. Las relaciones piden a gritos conflictos y soluciones, trampas mortales y limbos donde adentrarse en mil placeres diferentes. Para crear un sentimiento hay que vivirlo.

Quizás no nos da la vida para procurarnos ese episodio narrado, pero como buenos actores que somos, debemos meternos en la piel de nuestros personajes muy a menudo. Cuando escribimos somos nosotros mismos y mil vidas más. Contagiamos las palabras de crítica y rencor, de añoranza, pasión y deseo. Volcamos lo que el mundo nos da y lo reconvertimos en pedazos de historias de pseudo-realidad porque, más allá del relato, hay mucho del escritor que lo cuenta.

Para conocer en profundidad a los autores, solo hay que leerlos. Nuestros libros son rutas de paso para todo lo que sentimos, desde ideas políticas, nuestra forma de encarar relaciones románticas, nuestros deseos futuros… Todo está escrito y disgregado en pequeños tesoros escondidos, que el buen lector sabrá reunir e interpretar rebuscando en nuestras almas.

A modo personal, debo añadir que cuando decidí escribir “Por tu sangre”, mi primera novela autopublicada, me hallaba en un momento personal terrible. La fibromialgia se había apoderado de mi cuerpo y tenía el control sobre mi vida. Estaba hundida y escribir me sacó del agujero recordándome que tan solo yo tenía el dominio sobre mis actos. Escribí sobre vampiros por la fuerza y melancolía del personaje. Una dicotomía que entendía muy bien, porque yo misma sufría en mi piel la debilidad y me azotaba el recuerdo de una vida mejor. Los vampiros me salvaron de la depresión y pude volcar en ellos muchas de mis inquietudes y anhelos. Cada personaje que creamos lleva un poco de nosotros mismos porque le hemos dado vida con nuestra esencia vital, somos un poco vampiros todos convirtiendo seres cualesquiera en inmortales

Un placer, como siempre, desahogarme con el lector, camarada de mis emboscadas, amigo estelar.

Todas las veces que nos dijimos adiós – G.G. Velasco

Nota: Tal vez la estética esté un poco rara. En esta reseña he intentado seguir las instrucciones de inclusión que nos trajo Lehna Valduciel para facilitar la lectura a personas invidentes, evitando utilizar el formato predeterminado para citas y entrecomillados, sin cursivas, enlaces a la vista y añadiendo descripción de imágenes. Si no lo he logrado del todo, irá mejor con la práctica, e incluso perfeccionaré la estética sin omitir la inclusión. Gracias por compartir conmigo este viaje para mejorar las cosas y seguir leyendo pese a que no quede muy <<bonito>>.


<<La novela que tenéis entre manos nace justo de ello: de un beso nunca dado, de una eternidad particularmente interminable y de un silencio demasiado prolongado.(…) este libro es el particular cyborg que yo mismo me he encargado de enviar al pasado para tratar de reencauzar desde la ficción un presente y una realidad en serio peligro de empantanamiento.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 6). Edición de Kindle.>>

Veamos, ¿qué os parece si le damos un poquito al romance? Espero que aquellos a los que no os llama demasiado este género no huyáis despavoridos ante mi recomendación. Si acaso fruncid un poquito el ceño preguntándoos por qué a esta Eremita le da de nuevo por proponer novelitas rosas, y luego asombraos cuando descubráis que no es así en absoluto. El autor de esta novela no es de esos que limitan su narrativa a aquello de chico con problemas conoce a chica con carencias o viceversa, se encuentran, se desencuentran drama mediante, y después son felices, comen perdices, y se convierten, por obra y gracia de su amor, en seres humanos objeto de culto y ejemplo para los libros de autoayuda y coaching emocional. O tal vez sí, al menos en parte de la trama, pero con más, con mucho más.

Diría que es apta para ser leída tanto por los seres con cromosoma X dominante como por los de cromosoma Y – Me váis a perdonar, pero qué difícil es escribir de forma políticamente correcta en cuanto a distinción de características atribuidas al género, acertadamente o no, se refiere. Sobre todo ahora que hay más acepciones que hetero y homo, así es que seguiré adjudicando tendencias por predominancia cromosómica. Quizá se acerque bastante a lo que quiero expresar; aunque ahora que lo pienso podría denominarlo venusianas y marcianas… puede que fuera más poético… pero qué demonios, X e Y es más adaptable, y encima nos han dicho siempre que son incógnitas a despejar. Lo elijo así.- Madre mía, me percato en el repaso de en qué charco me he metido para evitar decir que los machos hetero no leen romántica o eso dicen. Pero ahora voy y lo dejo, no vaya a menguar mi fama de pisacharcos.

Como es mi primer contacto con la obra de G.G. Velasco, he ido a fisgar su web (https://www.ggvelasco.com/sobre_mi/) para saber quién es. He encontrado a un escritor independiente, nacido en Galicia y licenciado en periodismo, viajero impenitente y gran amante del cine. Tiene un perrito adorable llamado Floyd como homenaje a Pink Floyd (os lo cuento ahora que no me está mirando Mico con esos ojos felinos que me piden que nunca hable de perros, pero es que a mí me pueden los animales, qué le voy a hacer)

Todas las veces que nos dijimos adiós es su séptimo libro publicado. Cuenta en su haber con otros títulos como Nadie vendrá a rescatarnos (https://amzn.to/2QyxDtt), finalista del Premio Literario Amazon 2019, y parece ser un explorador, no solo del mundo, sino de diversos aspectos de la psique humana que plasma en forma de novela, ya sea negra, misterio, thriller… o romántica como en el caso que nos ocupa.

<<A veces basta con cuatro horas de especial trascendencia y un puñado de canciones para definir el sentido de toda una vida…

Cuando Selene Ézaro y Elio Quirán se ven obligados a separarse tras haber disfrutado de varias semanas inolvidables juntos en la Florencia de 1998, ambos protagonizan una de esas horas clave, pero lo que ninguno de ellos imagina es que solo será la primera en que se digan adiós, pues el destino, cuyos planes parecen seguir una misteriosa agenda propia, aún les tiene reservadas algunas despedidas a contrarreloj más.

Todos esos momentos decisivos componen, a lo largo de cuatro décadas, cuatro estaciones, cuatro países y cuatro bandas sonoras distintas, una conmovedora historia de amor en tiempo real, con un trasfondo autobiográfico insólito en el género, destinada a encoger el corazón de quienes todavía creen en la excepcionalidad de ciertas emociones.

Sinopsis de la contraportada>>

Velasco comenta en redes sociales a sus lectores habituales que esta novela <<no tiene nada que ver con lo que esperabais de mí>> Y esto os lo cuento queridos míos, por si algunos ya le habíais leído, puesto que yo parto sin prejuicios al ser el primero de toda su obra para mí. Ya avanzo que no será el último.

Es un libro con banda sonora, que el autor ha incluido al principio de las cuatro etapas en las que transcurre la trama. En forma de lista de reproducción en Spotify, con código de barras, acompaña y complementa la lectura, ya que la música referenciada ayuda a contextualizar las escenas, a la evocación, y es una parte esencial en su desarrollo. Una novela en la que se invita al lector a usar un sentido más. Pink Floyd, Battiato, Garbage, Aerosmith… canciones que no resultarán desconocidas al lector de mi generación, excepción sea hecha de ciertas inclusiones culturales islandesas de las que Velasco es admirador, que yo particularmente desconocía y me agrada descubrir.

Inciso: ya sabéis que mi frase favorita durante el cálido, desértico, tórrido verano madrileño es <<El año que viene, en Abril emigro a Islandia hasta Noviembre>> Lo haré. Algún día.

Viene al caso, especialmente Battiato, pues a lo largo de la historia podremos afirmar casi con seguridad que Elio es para Selene, y Selene para Elio, el sol y la luna, sus propios Centros de gravedad permanentes (título de una de sus canciones más conocidas).

La primera etapa, narrada desde el punto de vista de Elio, transcurre en Florencia, donde los jóvenes protagonistas se conocen en una escuela de idiomas. Podríamos decir que trata de inseguridades y besos anhelados y no dados. Los protagonistas viven su primera veintena, descubriendo el mundo y descubriéndose, dudando si lo que sienten es producto de un amor de verano en un entorno libre, asumiendo que es más y cuestionándose si <<Marcelino>>, eufemismo que Selene usa para referirse al destino predeterminado, volverá a cruzar sus caminos.

La segunda etapa, diez años después, narrada desde el punto de vista de Selene, se da en un lugar y circunstancias que nosotros, lectores, no habríamos podido imaginar como relacionados con ella. Narra un reencuentro más amargo que dulce y la constatación de los sentimientos que nacieron en la lejana Florencia, una vez más irresolutos. Sin embargo deja en esta lectora una sensación como la que describe Elio en la primera parte… ¿es cierto o es la sublimación de un amor de verano por parte del protagonista masculino? :

<<El carrusel de emociones contradictorias que acababa de zarandearme era lo más parecido a una esquizofrenia que había vivido nunca: casi como un péndulo, mi mente había oscilado en un mismo minuto de estar segura de que Selene, en cierto grado, también me deseaba a derretirse como un reloj de Dalí ante la perspectiva de que lo anterior solo hubiera sido una bonita película que yo mismo, con mi característica inclinación a envolver la monotonía de un aura épica, como en las películas, había orquestado en mi cabeza para no tener que aceptar la cruda realidad.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 31). Edición de Kindle.>>

Otros diez años pasan hasta la tercera Etapa, con Elio narrando en primera persona desde Japón, su residencia tras años viajando por el mundo y recuperándose de la depresión en que le sumieron varias circunstancias confluyentes. Con una bellísima descripción de Japón y sus tradiciones, otro amor en escena y una Selene ausente pero siempre presente en Elio, <<Marcelino>>, ese caprichoso indicador de lo que debe ser, usa todos los recursos a su alcance, incluídos fenómenos naturales, para impedir con contundencia lo que no debe ser y dar lugar a la cuarta etapa. Debo decir que leer este capítulo ha sido vivir una mezcla de El camarote de los hermanos Marx y aquella comedia romántica de 1999 interpretada por Sandra Bullock y Ben Affleck, Fuerzas de la naturaleza. Tan delirante que pese a lo dramático de la situación, resulta realmente hilarante.

«And even though our love is doomed», decía su parte más lograda, «even though we´re all messed up. We´re still waiting for tomorrow. We are still aching for tomorrow…».

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (pp. 187-188). Edición de Kindle.

Garbage. Even though our love is doomed.

La cuarta parte va a transcurrir en México. Y digo bien cuando utilizo el futuro, pues es el año 2028. Durante la colorida festividad de Los Muertos.Un reencuentro. Al partir, un beso y una flor como en la canción de Nino Bravo. Un Siempre. Un Nunca. Un Hasta Siempre. Tal vez un hasta nunca… porque:

<<—Nadie que haya cumplido sus sueños se dedica a escribir. Tal y como yo lo veo, la literatura es precisamente una forma alternativa de cumplirlos. —O de verter sobre el papel la frustración de no haberlos cumplido. —Eso también, claro.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 226). Edición de Kindle.>>

He leído una fantástica y atípica novela ¿romántica? sobre un amor que es porque no fue. Dos personas cuyo <<centro de gravedad permanente>> vital es amar el enamoramiento de los veinte años; esos sentimientos y sensaciones sublimadas que uno no vuelve a vivir en los treinta, cuarenta, cincuenta… cuando la vida nos atempera, ni conserva cuando se consuma, enfrentado a la realidad y al peso de la cotidianeidad y la costumbre.

Si a ello le unimos el aderezo de verlo literariamente narrado en un libro, en vez de en la consulta de un psicólogo, tenemos, me vais a permitir que me repita, pero esta vez sin interrogantes: Una fantástica Novela Romántica. No al estilo de Danielle Steele, ni tan siquiera de las Brönte, sino del movimiento literario romántico que pondera el sentimiento sobre los que lo sienten.

¿Autobiográfica? Puede que tenga retazos, o alguna historia haya servido de inspiración al autor… (si llega a leer ésto quisiera ver una foto de su mano y muñeca; quien lea la novela entenderá)

Elio, Selene, la música y un amor florentino son sus personajes protagonistas. Hay otros, pero son mero atrezzo en la historia. Historia cuya calidad va in crescendo en cada capítulo hasta llegar a su gran final, en que el autor establece casi un diálogo revelador con el lector a través de sus personajes. Bueno, y está Rita. Todas tenemos o hemos tenido una Rita en nuestra vida, la mejor amiga a la que nunca le parecen bien nuestras parejas.

He disfrutado la historia. Quizá me haya impacientado en ocasiones con una narrativa descriptiva larga del entorno queriendo desenlaces, acción, ver qué pasa. Hasta que he parado y he visto que, como buena viajera/lectora, el proceso consiste en saborear el camino/el detalle hasta llegar al destino/la conclusión. La puesta en escena de Velasco, con sus descripciones de lugares y sensaciones, tiene tanta belleza como el argumento en si mismo. El mismo Elio lo dice en la cuarta parte:

<<—La acción, claro —rezongó entretanto—. Todos adoramos la acción cuando nos enfrentamos a una historia y pocas veces nos damos cuenta de que los disparos, las explosiones y todos esos trucos tan efectistas casi nunca son lo verdaderamente sustancioso.

G. Velasco, G. . Todas las veces que nos dijimos adiós (Spanish Edition) (p. 234). Edición de Kindle.>>

Sin duda, una buena novela. Va el link de descarga, como siempre: https://amzn.to/31EJwEo para la versión kindle y https://amzn.to/31EepZH para la versión en papel.

Id por la sombra. O no, paraguas que hay tormentas este finde.

Versión digital:

  • Tamaño del archivo : 5259 KB
  • Longitud de impresión : 270 páginas
  • Word Wise : No activado
  • ASIN : B08FRT6M5S
  • Idioma: : Español
  • Texto a voz : No activado
  • Lector de pantalla : Compatibles
  • Tipografía mejorada : Activado

Versión impresa :

  • Tapa blanda : 294 páginas
  • ISBN-10 : 1651831122
  • ISBN-13 : 978-1651831120
  • Dimensiones del producto : 13.97 x 1.88 x 21.59 cm
  • Editorial : Independently published (12 agosto 2020)
  • Peso del producto : 449 g
  • Idioma: : Español

HABLEMOS DE MUNDOS FANTÁSTICOS Y AMORES ÉPICOS CON JESSICA GALERA ANDREU

Os contaba anteriormente que había hecho bajar a la Tierra desde esos mundos oníricos en los que suelen evadirse, a dos autores de fantasía amigos míos, para inaugurar la sección de entrevistas Desde El Redondal. Si Rubén andaba por el Olimpo con Calíope y Clio, nuestra autora de hoy tiene trato con Melpómene y Erato, porque guerrera es un rato (vaya, sin haberlo planeado me ha salido un pareado)

Antes de entrar en materia debo deciros que esta vez también hay regalito para 10, pues si no lo hago al principio, Terremoto Jess me va a volver del revés. Vale, ésta fue a propósito, un poco lamentable pero rima – ríe La Eremita que sigue sin saber cómo se ríe uno aceptablemente de forma literaria, sin escribir onomatopeyas o poner iconitos –

Sabemos por su web que Jessica Galera Andreu nació en Barcelona un 16 de Abril de… de… No, eso no os lo digo, lo leéis si queréis, pues soy firme partidaria de la solidaridad de género; la edad y el peso no se confiesan si una no lo desea. Taytantos. Eso es. Colaboró un tiempo con un diario deportivo, hasta que se decidió a dedicarse de lleno a escribir, por suerte para nosotros, sus ávidos lectores.

Tiene una máxima en su vida. ¿De Schopenhauer? ¿De Santa Teresa? Pues no queridos: ¡Del Príncipe! ¿de Maquiavelo? ¿de Felipe VI? Otra vez no, queridos: ¡de Bel Air!

Venga va, matizamos:

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo; si tienes un sueño, ve a por él».

(En busca de la felicidad) – Will Smith. 

Así ya es otra cosa ¿verdad? Jessica tiene eso, es voluntariosa, una grandísima luchadora pero de risa fácil y sonrisas acogedoras, con un gran sentido del humor; estoy segura de que me permitirá esta broma sin regañarme demasiado.

La descubrí por casualidad en una de mis incursiones en Kindle Unlimited. Vi un libro de fantasía sobre ángeles titulado Letargo, de la saga Divano, y a pesar de mi reticencia con el tema, lo descargué pensando que podía devolverlo enseguida si no me gustaba.

Devoré la saga completa en pocos días, y a pesar de que era reacia a escribir comentarios en Amazon – aún no existía El Redondal como tal. Lo había abierto sí, pero lo abandoné a la tercera entrada y no lo retomé hasta Enero de 2020 – escribí mi opinión en aquella plataforma:

Realidades alternativas, muchos mundos en una sola historia… de verdad me encantó. Y cumplí lo de seguirla. Quién me iba a decir entonces que nos haríamos amigas y las charlas con ella se convertirían en algo tan bueno y cotidiano como el café matutino. Pero a pesar de ello, gracias a Dios, separo a la escritora de la amiga, y me dejo llevar por Jessica Galera, que no por Jess, a viajes por una cantería de mundos tan compleja como la de Trece Tronos, su nueva e increíble saga.

Finalmente me pongo en modo Literazzi (paparazzi literaria) y le incrusto a la señorita Galera la alcachofa-micrófono hasta la campanilla:

P: Buenos días Jessica comenzamos por tus inicios. ¿Cómo fue tu primer contacto con la Literatura de Fantasía?

R: Yo empecé a leer en la adolescencia y mi primer contacto fue con La Historia Interminable. De pequeña había visto la película y luego, leer el libro fue todo un descubrimiento. Por esa época le daba a los clásicos por una colección de estos que a mis padres les regalaron pero entrar en el mundo de Michael Ende fue otra cosa. Y desde ahí hasta hoy.

(Aquí la entrevistadora pone cara de poker, porque aunque el libro de Ende es de lo mejor que ha leído, la película le parece lo que vulgarmente se llama un truño de los épicos, pero prosigue impasible el ademán)

P: ¿Piensas que te influye algún autor de los considerados Grandes del Género?

R: Yo creo que nos influyen todos los autores que leemos, en una u otra medida, sean grandes o no. De todos te empapas de algo, coges lo mejor, aprendes. Y luego tienes que buscar tu propio estilo, tu propia voz, ser tú.

P: ¿Sabes Jessica? Siempre he creído que tienes pequeñas pinceladas del estilo de Sarah J. Maas e Ilona Andrews, pero es cierto que eres muy particular, especialmente en la manera de tratar los romances sin distinción de géneros. Dinos, ¿hiciste algún intento fallido antes de publicar tu primer libro?

R: El primer libro que escribí lo publiqué. Es ‘La Última Alianza’. Por aquel entonces (2009) fue en régimen de coedición, un tochete de 700 páginas. Tiempo después, rescindí contrato con la editorial y lo autopubliqué en dos volúmenes: ‘La Profecía’ y ‘El Último Rey’. Antes jamás me había propuesto escribir y mucho menos publicar. Era algo que me gustaba y no se me daba mal del todo en el colegio, pero jamás me planteé nada más allá.

P: Y ahora eres una autora muy prolífica con decenas de libros autopublicados. Tu cantería de mundos es compleja y variadísima. ¿Puedes hablarnos un poco del proceso de creación? ¿Es intuitivo, según surge o lo has imaginado antes?

R: Yo soy muy brújula escribiendo, aunque como me gustan las sagas largas, cada vez me toca más hacer de mapa para intentar que no queden cabos sueltos y que toda la trama que se abre, se termine cerrando. Con los mundos me pasa algo parecido. A medida que la historia va necesitando nuevas ciudades, reinos o tierras los voy creando sobre la marcha, pero luego, a medida que la historia crece, sí va tocando sentarse y reagrupar un poco, hacerse el mapa y estructurarlo.

P: ¿Tienes claro algún proyecto a futuro? (La Eremita ríe para sí misma, pues sabe que Jessica es un proyecto andante, no para de idear)

R: ¡Si fuera solo uno! Habitualmente mientras escribo una novela me bullen mil ideas para otras tantas más en la cabeza. En esta ocasión se da todo en el Universo Trece Tronos. Después de haberle puesto punto y final a la saga principal, me quedan por delante seis volúmenes más. Por lo pronto ni puedo ni quiero salir de este mundo. Tampoco me puedo imaginar ahora mismo escribiendo otra cosa.

Damos las gracias por su tiempo a Jessica Galera Andreu, La Jess, no sin que antes nos deje 10 ejemplares digitales de Dryadalis, el primero de la saga Trece Tronos, como regalo para los lectores del Redondal, que estoy segura os va a encantar.

Los enviaremos por correo en el formato que nos indiquéis a los primeros 10 que comenten este artículo con su mail (no es para spam, no os enviaremos nada más allá del libro a no ser que os suscribáis al blog).

Si viajáis a Noctia, manteneos alejados de la Via Negra.

Nos leemos el Miércoles que viene con otra entrevista que estamos preparando.

Nadie muere en Wellington – Carmen Sereno

Hoy toca mi última incursión en romántica durante un tiempecito. Fantasía e Historia me echan de menos y me reclaman; dicen que me encuentran dispersa últimamente y que les va a costar abrirme la portada cuando vuelva a llamar. Bueno ya haré que me perdonen al volver de Wellington.
Aunque… pssssst ¿os cuento un secreto? Ahí voy: si la novela romántica actual es como «Nadie muere en Wellington» y no como Mividaenungloborosa, Llénamedewhatsappsonomeamas u otras calamidades semejantes, igual le vuelvo a dar una oportunidad un poquito más adelante, porque a ver, sabéis que idolatro a Austen y me encantan las Brönte, y claro, la romántica contemporánea suele andar muy lejos de satisfacer a esta austeniana de pro.
Pero si cambio el chip y dejo de buscar el siglo XIX en el XXI igual Emma Lavender y David Hunter desde Welly aportan a la parte rosada de mi cerebelo, esa que TODOS repito TODOS tenemos más o menos desarrollada, casi tanto como Catherine y Heathcliff desde Yorkshire (Discúlpeme Señora Brönte por

utilizarla de base para explicar mi argumento, salvando las distancias por supuesto. Valga como pago lo presente que está usted en el libro de Carmen Sereno).

Lo primero que me llamó la atención de esta novela fué su portada. La encuentro preciosa, y aunque suene superficial una bonita portada es un buen reclamo para la atención. Lo segundo, que Australia y Nueva Zelanda son dos de mis asignaturas pendientes, así es que ver la suma de estos dos factores y

pensar  «tengo que leerla» fué todo uno. Me hubiera encantado tenerla en papel, pero dada la situación he tenido que conformarme con la versión digital.

Vamos con la Sinopsis de la Editorial

«Con él aprendí que el amor no se mide en tiempo, sino en intensidad.»
Noviembre de 1999, Londres. Emma lleva una existencia triste y anodina desde la muerte de sus padres, pero cuando la tragedia la golpea de nuevo, decide dar un giro a su vida y empezar de cero en Wellington, la ciudad más feliz del planeta. Allí conoce a David, el misterioso dueño de una pequeña cafetería que la ayudará a instalarse, aunque también esconde muchas cicatrices que lo atormentan.
¿Serán capaces Emma y David de dejar atrás los fantasmas del pasado y concederse una segunda oportunidad? La esperadísima nueva novela de la autora de Maldito síndrome de Estocolmo

No creo en eso de que los amores reñidos son los más queridos, sino los más necesitados de un terapeuta de pareja o de un buen divorcio express, pero claro, y voy a citarme a mi misma en otra entrada,

«Vais a encontrar el inicio, desarrollo y típica conclusión de novela romántica que trata sobre una relación tóxica, esa de la que huiríamos en la vida real pero en los libros queda bonito; porque siendo sinceros una relación sana no da para un alarde literario (qué hubiera sido de nosotros, los lectores, si Anna Karenina siguiera viviendo tranquila con su esposo o si Madame Bovary no se dejara llevar por sus instintos más primarios y atolondrados)»

Sin embargo adoro las historias de sanación mediante el amor, y eso es justo lo que vamos a vivir en esta novela, una mujer que huye de una vida que no le satisface, con una infancia marcada por la pérdida y cierto grado de sordidez ambiental, y un hombre aferrado al dolor de una tragedia, con claros indicios de sufrir estrés postraumático. Y mientras se van enamorando, van sanando sus heridas, hasta llegar al bendito y sano final feliz.
Todo ello ocurre mientras viajamos por Wellington y sus alrededores, y conocemos un poquito de la cultura maorí de la mano de la gran capacidad descriptiva de Carmen. Eso fué lo que me gustó de su saga Estocolmo y lo que corrobora en su nueva obra. El entorno adquiere tanta importancia como los mismos personajes, valor añadido importante para que sus páginas no ahoguen en almíbar.
No lo hacen. Si vais a leer romántica contemporánea, «Nadie muere en Wellington» es toda una opción, Sin ñoñerías. Eso sí, los protas son muy guapos, sobre todo él, lo que está bien porque, seamos sinceros, es más fácil soñar con Chris Hemsworth que con Billy Crystal.
Añadir por último que bajo mi punto de vista la evolución de Carmen en esta novela con respecto a la saga Estocolmo es más que notable.
  • Tapa blanda: 384 páginas
  • Editor: Chic; Edición: 1 (11 de marzo de 2020)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8417972110
  • ISBN-13: 978-8417972110

El día que dejó de nevar en Alaska – Alice Kellen

Si si chicas y chicos con el corazón tierno, os estoy trayendo otra novelita romántica  de las de «chicamonaacomplejada», «chicoquetemueres» al verlo con abdominales de infarto… en fin, los ingredientes básicos de toda novela rosa que se precie. Pero esta vez confieso que me ha dejado con una sonrisilla en la boca porque, al contrario que muchas, empieza de base con dos personajes rotos, que van recomponiéndose y sanándose a sí mismos hasta llegar ¡a una relación sana! Y eso, lectores acostumbrados a las Anastasias, los Christians y derivados, es un antídoto a los litros de toxicidad que empapan tantas páginas de este género.
Así pues, tenía que reseñar y recomendar esta obrita, ya que, si como yo, buscáis estos días algo que os aligere la cabeza de tanta tragedia,  algo… como diría, como comerse una palmera de chocolate tras unos días de aburrida dieta saludable, «El día que dejó de nevar en Alaska» es una lectura más que recomendada. Sin más pretensiones.
Tiene un valor añadido importante además: la narrativa de Alice es ágil, fresca, nada repetitiva y suficientemente descriptiva como para trasladarte a los hielos de Alaska por un ratito y dejarte vislumbrar, sin excesiva profundidad pero bastante para hacerse una idea, sus paisajes, tradiciones y cultura.

La leí en unas 3 horas aproximadamente. Vamos con el argumento :
Heather llega a Inovik Lake destrozada, huyendo de una vida problemática en San Francisco. Abandona a su familia para no dañarla más, pues como adolescente conflictiva dada a los excesos ha cometido algunos errores. Escoge el lugar casi al azar, simplemente porque adora un poster de Alaska que decora su habitación, un lago, montañas y un oso.
Nada más llegar conoce a Caos, un simpático pero rebelde cachorro de husky, y a John, anciano criador  y entrenador de perros para trineos. Y con ellos, y otros peculiares habitantes del pueblo de raíces inuit, comienza su proceso de autoconocimiento y autosanación.
Nilak llegó tres años antes. Es huraño, antisocial, y guapo, muy guapo, de presencia imponente. Regenta junto con Seth el bar en el que trabajará Heather.
Por supuesto parecen no soportarse, típico tópico del género, pero se van descubriendo el uno al otro poco a poco y junto con ellos vamos conociendo las tragedias acontecidas en sus vidas, que les han llevado a romperse y encontrarse en ese lugar remoto. Y mientras hablan, se relacionan, comparten y se enamoran, van curándose el uno al otro hasta llegar a su final feliz como adultos emocionalmente sanos. Y se lo merecen, es bello leer el proceso. Cuando llegas al epílogo sonríes y por unos momentos subes a la nube de colores que te producen las endorfinas que la novela ha conseguido generarte.
Algo que me ha gustado muchísimo es que no solo Heather y Nilak son los pilares de la novela; tambien lo es Caos, el Husky que se entrega a Heather sin condiciones. Es tan, tan bonito vivir la relación entre humana y perro como la relación amorosa entre los protagonistas. O incluso más. Alice describe tan bien el poder sanador de una relación humano-animal que me ha hecho querer reseñar su novela y compartirla con vosotros.
Que os aproveche.

Editorial : Titania
Disponible en Kindle entre otros

Ficha técnica

ISBN:
978-84-16327-39-3
Publicación:
09/10/2017
Estado:
Publicado
Encuadernación:
Rústica con solapas
Formato:
150 x 225
Páginas:
352
Colección:
Código BIC:
FR Narrativa romántica
Código BISAC:
FIC027000 FICTION / Romance / General

Maldito Síndrome de Estocolmo – Carmen Sereno

A ver, digamos que la novela romántica pura y dura no está entre mis géneros favoritos. Me suelen poner bastante nerviosa las relaciones que en ellas se describen, ya lo dije en otra ocasión, pues son excesivamente tóxicas para mi concepto del amor, pero es cierto que una relación normal no da para una novela de este género.
Partiendo de la base de que la mayor parte de las veces daría de leches a los protas, y no entiendo cómo toleran situaciones en que la mayoría de los y las mortales mandaríamos al/a la susodicho/a a Parla, ya me entendéis, o con sus santos progenitores que los aguanten ya que los criaron… pues he terminado de leer «Maldito Síndrome de Estocolmo», he querido seguir con su segunda parte, Azul Estocolmo, y me lo he pasado bien, que es de lo que se trata.
Si os apetece tener una de esas sesiones de sofá, pelis románticas, chocolate y palomitas, pero con libros, la Serie Estocolmo es una buena opción (Yo repito en bucle Postdata Te quiero, Notting Hill, Orgullo y Prejuicio versión yanqui que es lo peor, Dirty Dancing y Tenías que ser tú, ese es el nivel de esas tardes, que son pocas al año pero que no me las quiten. Os acabo de descubrir uno de mis secretos inconfesables) . Bien escrita, que no es poco, semicreíble y con pasajes muy bonitos… me hace plantearme tener otra tarde inconfesable para libros e incluiría estos.

Vamos con la sinopsis de la Editorial :
«¿Quién eres realmente, Eric Grau, y qué ocultas bajo esa piel tan fría?»
Ana empieza a trabajar en Laboratorios Grau, una multinacional farmacéutica. Su jefe,Eric Grau, un hombre alto y atractivo al que todo el mundo llama Iceman, tiene fama de ser arrogante y despiadado, además de un auténtico depredador sexual. Al principio, la relación entre ambos es muy tensa, pero, poco a poco, la joven descubrirá que su implacable jefe no es el hombre de hielo que todos creen.
¿Podrá Ana resistirse al síndrome de Estocolmo que Eric despierta en ella?
De la ganadora del I Premio Chic de novela romántica
Bien, Ana es mona y Eric está bueno. Por supuesto. Ana se enamora de Eric. Eric está acostumbrado a arrasar por donde pasa y que le besen los pies. Ana no lo hace. Eric se enamora de Ana y por tanto se las hace pasar putas, pero ella le perdona todo… mirad de verdad, mejor leedlo, que no está mal, que aunque el argumento sea el de siempre Carmen nos lo cuenta bonito, y es que si yo sigo va a parecer que no. Igual es mejor que no vuelva a reseñar romántica ¿no? Pero en serio que se pasa bien y son buenos en el género.
Baste decir como recomendación que si leeré Nadie muere en Wellington, porque si algo tiene Carmen es que sus descripciones paisajísticas son muy muy buenas.
  • Páginas: 392
  • ISBN: 978-84-17333-19-5
  • Fecha de publicación: 10 de octubre de 2018
  • Género: Novela romántica
  • Serie: Estocolmo 1
Continuación en : Azul Estocomo

La Magia de ser Sofía – Elísabet Benavent

Publicado el marzo 31, 2018

Voy a empezar con una cita del primer libro que me pareció adorable:

Me gusta leer por lo que nos gusta hacerlo a mucha gente…porque al abrir los libros siempre encontramos un viaje y una vida que suplantamos y que nos probamos como un vestidito en Zara, sin el inconveniente de que a mí jamás me sube la pu(ta) cremallera a la primera”.

Una amiga me recomendó leer esta bilogía, y lo cierto es que aunque un poco reacia, pensando que me encontraría con una novelita chick lit, me he dejado llevar por la magia de Sofía y por su versión de Madrid, un Madrid que conozco y reconozco como mío, que tiene magia en sí mismo y que la autora ha sabido plasmar a las mil maravillas.

Si quereis pasar ratitos amenos, dejaos entretener por Sofía y su entorno. Vais a encontrar el inicio, desarrollo y típica conclusión de novela romántica que trata sobre una relación tóxica, esa de la que huiríamos en la vida real pero que en los libros queda bonito; porque siendo sinceros una relación sana no da para un alarde literario (qué hubiera sido de nosotros, los lectores, si Anna Karenina siguiera viviendo tranquila con su esposo o de Madame Bovary si no se dejara llevar por sus instintos más primarios y atolondrados).
Eso sí, en esta historia que podría ser una de tantas del género, de pronto surgen retazos que son francamente hechizantes, y que hacen que piense que Elísabet tiene madera de grande en narrativa. Y qué demonios, aunque la abofetearía muchas veces, he aprendido a apreciar a Sofía y a su Café de Alejandría, que me ha traído recuerdos de rincones de los que disfruté en mi viejo Madrid aunque ya no están.
Y me ha atrapado, dejándome con una leve sonrisa al final. Vamos con la sinopsis.
Reflexión : Qué difícil es escribir sobre un libro sin destripar la trama con spoilers…

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café…
…o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

La Magia de ser Sofía

La Magia de ser Nosotros

Editorial Suma de Letras

Trilogía All Souls – Deborah Harkness

Antigua entrada de WordPress Marzo 2018

Si en un caldero mezclamos un 70 % de fantasía, un 20 % de romance y un 10 % de ficción histórica muy bien tratada, tendremos como resultado la trilogía All Souls de Deborah Harkness, que ya suena como futura teleserie de éxito británica.
De la mano de Diana Bishop, una historiadora de la alquimia descendiente de brujas y profesora de Oxford, y Mathew de Clermont, vampiro con cientos de años, biólogo entre otras muchas cosas y también profesor de Oxford con membresía de uno de los Colleges más prestigiosos de la institución, visitaremos casas encantadas, viajaremos en el tiempo, libraremos batallas sobrenaturales, conoceremos personajes históricos como La Reina Isabel I y Sir Francis Bacon, y disfrutaremos de una prosa impecablemente traducida al español y una narrativa dinámica como pocas veces suele verse en este subgénero de fantasía no tan épica.
Brujas, vampiros y daimones nada naives como se acostumbra últimamente.
Muy recomendable para pasar unos ratos más que amenos. Descargable by the face en todas las páginas habidas y por haber… en todas