Qué libro D.E.R. leer según vuestro signo zodiacal

¡Cómo! ¿Que todavía no habéis leído ninguno de los libros que os recomiendo? Pues os voy a facilitar aún más la elección echando mano de mis añejos conocimientos astrológicos. Los que me conocéis sabéis que hubo un tiempo hace ya muchos muchos años en un Reino junto al Mar…. ah esperad no, que esa era Annabelle Lee, a mí no me dio por poner celoso al océano sino por estudiar astrología entre otras mancias. Locuras de juventud. A otros les da por ir muy bien, borrachos como cubas, y qué, que decía Obús (que a mi también, si he probado de todo, es lo que hay).
Bueno, que me desconcentro recordando oldies de los viejos buenos tiempos, vamos al lío. Os voy a ayudar a escoger una lectura del Redondal según vuestro horóscopo. Si de ésta no pillais un libro os dejo por imposibles (ja, ni de coña, alguna vez conseguiré tentaros, lo juro por arturo – y sobre Excalibur ya que hablamos de esoterismos-)
A nuestras fogosas, temperamentales y marcianas cabritas, Aries, os recomiendo una historia de bárbaros con mucha guerra entre sus páginas, El Alano de José Zoilo Hernández, que se yo que os va una buena pelea con fundamento
A nuestros terrenales y bien asentados toritos de Tauro os va a gustar el realismo de una buena novela negra como Cava dos Fosas de Félix García Hernán , que además sois sibaritas hasta para leer.
¡Ay los volátiles gemelitos Géminis! Que no podéis estar quietos en un sitio ni centrar la mente en una sola idea… pero no dejáis de ser lógicos mercurianos así es que os encantará resolver el misterio de El Ajedrecista de Esteban Navarro Pero como sois dos, seguro que vuestra otra mitad disfrutará enormemente con el Maldito Síndrome de Estocolmo de Carmen Sereno . Viajes y romance “tójunto” , qué más queréis.
Nuestros lunáticos, hogareños y adorables cangrejitos de Cáncer se van a encontrar como en casa leyendo La Magia de ser Sofía de Elísabet Benavent , amores poco cotidianos en lugares cotidianos, una novela llena de sensaciones y sentimientos como os gusta. Y os aseguro que no os importará viajar a Wellington con Carmen Sereno, pues Nadie muere en Wellington
Permítanme sus altezas los solares leones de Leo, orgullosos y sociables, niños en el bautizo, novios en las bodas y muertos en los entierros, recomendarles leer (ya, ya se que lo saben todo, pero aun así) La saga Los Hollows de Kim Harrison Tiene tanta acción como sus regias mentes puedan concebir. Algo de magia también pero, solo es una novela ¿no? Ahí lo admiten. No se peleen con Aries por el Alano que cuando ellos acaben igual se la prestan.
Mis queridos cosignatarios virginianos van a sentirse en un cómodo y ordenadísimo estado mental con un lógico y buen misterio de Ana Lena Rivera , cotidiano y costumbrista. Pero eso sí, los dos, y en orden cronológico, Lo que callan los muertos y Un Asesino en tu Sombra . Gracia es como nosotros. Seguro que es una mercuriana Virgo.
A los imparciales e indecisos Libra os gustaría leeros el Redondal completo. Podéis hacerlo claro, pero mientras pensáis por dónde empezar se os está pasando el arroz, balancitas, así es que, aunque me consta que no vais a hacerme caso, dejadme que os sugiera empezar por la Trata de Testigos de Marta Sebastián . Nada como una buena injusticia con solución para manteneros interesados en un libro.
No me miréis así, como intentando leerme el alma, mis plutonianos compañeros. Para vosotros, mis misteriosos y rencorosos escorpiones, que no se aún cómo me atrevo a haceros sugerencias, es toda la Novela negra del Redondal, pero además, añado una saga con fantasía, brujería e historia que os va a encantar, la Trilogía All Souls de Deborah Harkness . Y me atrevo a arriesgarme a que no volváis aquí en la vida porque se que os va a encantar. Y prometo traer negra más dura, pero dejad que esta Virgo se lo tome con calma y precisión.
A los terrenales, sensatos, cabezotas y ambiciosos carneros de capricornio también va a encantarles Cava dos fosas , pero quiero que vayáis más allá y le deis una oportunidad a la distopía realista de Guillem Morales en El Accidente de Lauren Marsh , porque aunque se salga un poco de vuestros parámetros lectores creo que si le pilláis el punto os va a encantar. Habla de Bruselas y de crisis de la construcción. Como en casa.
¡Alto ahí arqueros sagitarianos! Que sois como elefante en cacharrería, no medís. Tan idealistas caiga quien caiga… pero yo se bien que os encanta volar, que sois entusiastas de la fantasía. Pero como buen signo de fuego, no os encontraréis cómodos en lecturas pacíficas. El trastorno de Elaranne de Rubén H. Ernand está hecho para vosotros, a vuestra medida sin medida. Ya me daréis las gracias si os queda tiempo para mirar hacia abajo si eso.
Acuarianos, vuestro intelecto poco común con tintes de genialidad quedará más que satisfecho leyendo la fantasía steampunk de Gail Carriger y su Protectorado de la Sombrilla . Tantos y tantos inventos en forma de cacharritos como mariquitas-bomba… como si lo hubierais escrito vosotros mismos.
Mis sensibles e imaginativos pescaditos de piscis se van a encontrar como peces en el agua en La Librería del Señor Livingstone de Mónica Gutiérrez, y les encantará que Alice Kellen les cuente sobre El día que dejó de nevar en Alaska mientras Sonia López Díaz les dice Algunas Palabras

Las imágenes del zodiaco son de  Alexas_Fotos en Pixabay

No, no podeis llamarme Eremita Gracia.

Pillad paraguas que llueve

PREMIO LITERARIO AMAZON STORYTELLER 2020

Acabo de saber que las inscripciones para el Premio Literario Storyteller de Amazon estarán abiertas desde el 1 de Mayo hasta el 31 de Agosto de 2020. Picando encima de la imagen tenéis el enlace que os lleva a la página de información y supongo que de inscripciones.
El jurado está compuesto por escritores tan reconocidos como Isabel AcuñaJavier AznarFernando Gamboa y Blanca Miosi.
Sobre el 30 de Septiembre conoceremos los 5 finalistas y el ganador antes de fin de año.
Realmente no le envidio la labor a ese jurado, teniendo en cuenta que puede optar al concurso casi cualquiera y con cuantas obras quiera, y viendo lo que he visto en kindle, no se muy bien si no saldría corriendo si me propusieran formar parte. Aunque por otro lado, el placer de encontrar una perla entre tantas ostras igual compensa…

También quiero pensar que esa figura amplia de “El Patrocinador” (madre mía, casi merece ser un título), que presupongo son, aparte del Departamento correspondiente,  muchos curritos de Amazon leyendo de todo, se ocupará de filtrar un poco lo que llegue a los Exmos. miembros del Jurado… Me encantaría conocerle las tripas al sistema, como buena Virgo curiosa que soy…
El premio consta de 4.500 Euros, la posibilidad de publicar un audiolibro, y promoción en la plataforma a nivel nacional e internacional.
A cambio, el ganador cederá todos los derechos de primera publicación a Amazon, ofreciéndole un periodo de un mes para negociar “de buena fé” los términos y condiciones. No debe ser mal negocio con ese gigante que seguro hará una promoción a gran escala.
A los 5 finalistas les dan un Kindle Oasis y menciones en Amazon y medios. Los que no resulten finalistas pueden negociar con Amazon permanecer con ellos en exclusiva durante 30 días si el mismo Amazon se lo propone.
Realmente no lo veo mal, es un buen certamen para autores indies, noveles y aspirantes, aunque hay algunas cositas pequeñas que me chirrían un poquito leyéndolo todo pero supongo que es por mi desconocimiento del sector (aunque ando poniéndome al día, por mera curiosidad científica, no porque quiera escribir y publicar nada, qué pereza, yo con este aprendiz de blog alabando y criticando lo ajeno me sobro y basto – ríe la autora preguntándose cómo se reirá uno de forma aceptable por los amantes del buen castellano en un artículo – )
Me encantaría, gustaría, satisfaría hasta el infinito y más allá conocer la opinión de los autores sobre esta convocatoria. Cruzo los dedos para que alguno se pase por aquí, me lea y comente aunque sea de forma anónima.
Estaremos atentos a los participantes.
Con Dios, muchachos.

El Met emite en ‘streaming’ la ‘Gala en casa’ que reúne a 40 estrellas de la ópera

Noticia copiada textualmente del estupendo blog Diario Lírico al que voy a suscribirme en cuanto acabe el post. Y mañana a las 19h00 que me olvide el mundo. Amantes de la Ópera, no vamos a vernos en una igual a no ser que seamos millonarios.

“La Metropolitan Opera House de Nueva York ofrecerá este sábado 25 de abril la ‘Gala en casa’ en ‘streaming’ en la que intervendrán 40 cantantes de ópera desde distintos lugares del mundo. El concierto, que podrá verse gratuitamente en la página web del coliseo a partir de las 19.00 horas españolas (las 13.00 horas locales), estará disponible durante 24 horas. El director general del teatro, Peter Gelb, y su director musical, Yannick Nézet-Séguin, serán los anfitriones de la gala desde sus casas de Nueva York y Montreal, respectivamente y entre los participantes se encuentran tenores como Roberto AlagnaJavier Camarena o Jonas Kaufmann, sopranos como Anna NetrebkoRenée Fleming o Sonya Yoncheva, la mezzosoprano Elīna Garanča, el barítono Bryn Terfel o el bajo René Pape.

La ‘Gala en casa’ forma parte de la campaña de recaudación de fondos ‘La voz debe ser escuchada’ del Met (‘The Voice Must Be Heard’) “para apoyar a la empresa y proteger su futuro”, iniciada tras la suspensión de la temporada por la crisis del coronavirus. Se da la circunstancia de que los artistas trabajarán desinteresadamente, a pesar de que el teatro ha despedido temporalmente a los trabajadores de su coro y orquesta, además de hacer recortes salariales al personal administrativo y de no pagar los contratos suspendidos de los solistas. Además, según denuncian algunos cantantes, ni el director general ni el director musical han recortado sus elevados salarios, algo que sí han hecho por ejemplo sus homólogos de la Ópera de Dallas, que los han reducido un 25% y que, a pesar de haber rescindido los contratos de los cuerpos estables del teatro, mantienen sus seguros de salud, imprescindibles en un país cuya Sanidad es mayoritariamente privada.
Los cantantes actuarán en directo desde sus hogares y transmitirán vía Skype a All Mobile Video, cuyo equipo se usa en las transmisiones de alta definición del Met a otros teatros durante la temporada. Algunos artistas que están pasando la cuarentena en pareja cantarán juntos: Netrebko y el tenor Yusif Eyvazov desde Viena; Alagna y la soprano Aleksandra Kurzak en Le Raincy, Francia; Terfel y Hannah Stone, la ex arpista oficial del príncipe Carlos de Gran Bretaña, en Gales; el tenor Stephen Costello y la violinista Yoon Kwon Costello en Nueva York; y la soprano Nicole Car y el barítono Etienne Dupuis en París. En el único fragmento pregrabado, el director musical del coliseo, Yannick Nézet-Séguin, interpretará una versión en piano de la meditación de ‘Thaïs’ de Massenet desde su apartamento en Montreal, con el concertino del Met, David Chan, desde Closter, Nueva Jersey.
La soprano estadounidense Nadine Sierra intervendrá desde Valencia, en la única actuación que se hará desde España. El marido de la cantante es valenciano y ambos viven en la capital del Turia. De trayectoria internacional, la soprano ha actuado en dos ocasiones en el Palau de les Arts, en los títulos ‘Don Pasquale’ de Donizetti, y ‘El sueño de una noche de verano’ de Britten. Además de los ya citados, el reparto de la gala incluye:
Ildar Abdrazakov (que cantará desde Moscú, Rusia),  Marco Armiliato (Lugano, Suiza), Jamie Barton (Atlanta, Georgia), Piotr Beczał (Zabnica, Polonia), Angel Blu (Alpone Nueva Jersey), Lawrence Brownlee (Niceville, Florida), Joseph Calleja (Mellieha, Malta), Javier Camarena (Zurich, Suiza), David Chan (Closter, Nueva Jersey), Anthony Roth Costanzo (Nueva York), Diana Damrau y Nicolas Testé (Orange, Francia), Michael Fabiano (Bonita Springs, Florida), Renée Fleming (Virginia), Elīna Garanča (Roga, Letonia), Christine Goerk (Teaneck, Nueva Jersey), Gunther Groissböck (Lugano, Suiza), Jonas Kaufmann (Munich, Alemania), Quinn Kelsey (Toronto, Canadá), Isabel Leonard (Nueva York), Ambrogio Maestri (Lugano, Suiza), Peter Mattei (Bromma, Suecia), Erin Morley (New Haven, Connecticut), Lisette Oropesa (Baton Rouge, Louisiana), René Pape (Dresde, Alemania), Ailyn Pérez y Soloman Howard (Chicago, Illinois), Matthew Polenzani (Pelaham, Nueva York), Anita Rachvelishvili (Tbilisi, Georgia), Golda Schultz (Baviera, Alemania), Elza van den Heever (Montpellier, Francia), Michael Volle (Berlín, Alemania) y Sonya Yoncheva (Ginebra, Suiza).
La página del teatro recoge donaciones, bien en este enlace o bien por mensaje de texto: “envíe un mensaje de texto con METOPERA al 44321 en Estados Unidos o al 1-917-999-0700 para otros países. Se aplican tarifas estándar de mensajes de texto.

Mi regalo del día del libro para vosotros

Me encantaría poder regalaros un libro a cada uno de vosotros (¡Pero querría la rosa! ¡Me encanta recibir la rosa de Sant Jordi!) No puedo, por la situación y porque hasta que la lotería de Navidad no quiera caer en mis manos andamos achuchaos.

Asi es que se me ha ocurrido leeros yo misma, grabándome como he sabido y con mi móvil, así a pelo, uno de mis poemas favoritos, Itaca de Constantino Cavafis, que nos recuerda los muchos viajes de nuestra vida, lo importante del camino y la llegada final.
Antes se me daban bien estas cosas, ahora bueno… se nota el óxido, pero tomadlo por favor como un regalo que os quiero hacer de corazón para conmemorar un día señalado y recordad que lo que cuenta es la intención

Itaca (pinchar aquí)

La Biblioteca de los Prodigios

Mi bienestar blogueroemocional… A ver, un momento… ¡Vaya por Dios Corrector del demonio, ya estamos subrayando en rojo los palabros que a mi me sale de mi santo moño componer, porque a ti te incomodan!… pues le dan énfasis a lo que quiero decir y pienso seguir haciéndolo aunque tú me empapes el escrito de rojo. Que lo sepas. Verás tú cuando te hable de la canteríademundos la que me lías… pero esa es otra historia.
A lo que iba, que me disperso. Mi bienestar blogueroemocional (quieto Corrector que te estoy mirando mal) me pedía postear esta entrada como contrapunto a La Biblioteca de los Horrores, pues no sería justo que la una existiera sin la otra.
Conste que no me desdigo de ninguna de las palabras que escribí entonces, pues sigo encontrando horrores que no menciono porque ni dignos son de ello.
Autocita (este post va a estar lleno de Autocosas me parece):

El 60% del contenido de lo que os ofrece Kindle unlimited es muy bueno, bueno o aceptable, tal vez por eso lo mantengo. Incluso descubro algunos autores que se autopublican, que están a la altura de los consagrados y a veces la sobrepasan con creces.

Desde que descubrí que La Librería del Señor Livingstone es autopublicada, es decir, que ninguna editorial lo quiso, siento que, desde mi poco alcance, debo echar una manita a aquellos autores a los que les rechazan obras que los lectores leeríamos con gusto sin dudas, con mucho más gusto que algunas que sí publican.
Les aplaudo el valor de creer en ellos mismos cuando saben que tienen algo bueno entre manos, e inician la aventura de autopublicarse. Como hizo Proust. Si si, como os lo cuento, Al grandísimo Marcel Proust le rechazaron tantas veces que terminó pagando para que le publicaran.
No solo a él, a William Faulkner le rechazaron el Santuario por impublicable. A James Joyce su Ulises, y más cercano, Harry Potter de Rowling fué rechazado 12 veces.  En este enlace podréis ver cuántos autores y obras consagradísimos fueron rechazados por mentes editoriales preclaras.
Asi es que la autora de este aprendiz de blog va a traeros aquí todo aquello que lee que cree que merece la pena, ya sea mediante entradas comunes como esta, o dedicadas a cada libro en concreto. Por el momento os cuento las que leí hace algún tiempo y ya no tengo tan frescas como para dedicarles un post, pero me dejaron huella y ganas de volver a leer al autor. Vamos con la primera entrega:
  • Esteban Navarro, escritor de novela negra policiaca del que ya os recomendé El Ajedrecista y aún tengo en mi lista de lecturas descargadas La marca del Pentágono. Si picáis en el enlace os llevará a su página de Amazon, y las críticas de los lectores de casi todas sus obras son muy buenas en general.
  • Jessica Galera Andreu, escritora de Fantasía Young Adult que muchos adultos no tan jóvenes apreciarán como si lo fueran. Su “canteríademundos” angélica (bueno va, los entendidos lo llamarían worldbuilding pero tanto anglicismo no es bueno para nuestra literatura, así es que ella, Rubén H. Ernand y yo hemos rebautizado el término). De su saga “Trece Tronos” iremos hablando por entregas en entradas aparte, porque ella lo vale.
  • Diana Buitrago Los vampiros de esta escritora de Fantasía Urbana son algo serio, original, bien escrito y que te dejan con ganas de seguir leyendo. Se entremezclan ratos “crepusculares” con ratos “stokerianos”, y curiosamente combinan bien. Su estilo narrativo es además impecable.
  • Joana Arteaga Si tengo que volver a leer romántica me quedo con ella. Sus Chicas de Bleeker Street, aunque la historia sea típica tópica, son adorablemente feelgood. Para pasar un buen rato sin más, pero el caso es que lo pasas.
  • R.M. André es algo serio en fantasía, tanto su Senda del Arquero como su Tierra de Bestias son libros para no perderse. Si yo fuera una editorial ya os digo si le publicaría, que cosas infinitamente peores han caído en mis manos bien encuadernaditas y famosas.
  • Rubén H. Ernand Le vamos a dejar aparte de momento que acabo de empezar. Y lo poco que he leído me gusta, vaya si me gusta.
Hasta aquí llegamos por hoy, pero prometo intentar una entrada mensual similar mínimo dedicada a los valientes autopublicadores que valen la pena a mi entender. Los que publicáis redacciones del sobrino rezad para que no os pille que ando con ánimos belicosos; pero claro, eso es hoy, mañana seguramente os ignore.
No olvidéis el paraguas si vais a sacar al perro que está cayendo la del pulpo. Para el perro digo, vosotros mojaos que da gusto.

El dia en que el cielo cayó sobre nuestras cabezas – DEP Uderzo

Quiera Tutatis, ese dios que acompañaba a Asterix y Obelix, personajes con los que crecí y con los que aprendí más del Imperio Romano y lo locos que estaban esos romanos que en los libros de Historia,  por los que supe de la nariz de Cleopatra que movía mundos, acogerte en el cielo de los Druidas como Panoramix, porque tú Uderzo, eres un druida de las letras. Hoy 24 de Marzo de 2020 nos has dejado, como nos dejó en su día tu compañero Goscinny. Parte de mi historia se va contigo. Hoy La Galia está de luto. ¿Toda? ¡Toda! Hasta la irreductible Aldea Gala que situabas en la nariz de Francia. Que la tierra te sea propicia. Descansa en Paz.

(Imagen de Libertad Digital)

Follow my blog with Bloglovin

Especial San Valentín – El amor más bello en palabras e imagenes

Queridos enamorados y enamoradas:

Mañana es el Día de los Enamorados, nos dijeron un día los comercios, y nosotros hala, ahí, encantados, a adoptarlo también como propio, pues cuando surgió no existía ese Twitter que nos informa de todos los Días Internacionales de Algo que existen (Al que invente el Día Internacional del Qué Asco de Día le hago un monumento. Prometo) Ay si San Valentín levantara la cabeza… Ah no esperad, que no tiene, que se la cortaron. Vaya por Dios.
Yo que soy más chula que un ocho* decido escribiros un 13 de Febrero. La putada es que no sea Viernes para compensar el almíbar a raudales que correrá mañana. Que el 15 igual corre sangre de la brecha que le hizo la parienta al pariente al tirarle un plato porque no le gustó la cena enamorada, pero oye, el 14 de Febrero hay que decirlo con rosas, aunque penséis que así se le clave una espina hasta los higadillos al contrario y pille el tétanos.
Ya lo veis, soy una romántica empedernida.

Pero amé y amo. Amo todos los días aunque no tengan título. Amo hasta cuando odio, que lo que se siente a flor de piel es efímero, pero lo profundo arraiga y permanece aferrado.  Amo de esa manera en que le dejaría marchar si su felicidad no está conmigo. Puedo estar sin él pero no quiero. No me morí ni me moriré con él si se mata como pedía Sabina, pero un trozo de mí se mató con F cuando murió, y se mataría con I si se muriera. Porque sin ellos Soy menos aunque sea más. Quien quiera y pueda entender que entienda.
No, no soy una romántica de novela rosa, pero sí de entrañas. Cómo no serlo si el destino me ha concedido amar y ser amada dos veces. Me quitó y me dio. No tengo dinero pero soy millonaria en afectos, con lo que puedo decir que mi vida es un éxito. Cómo no celebrar pues el día aunque lo diga el Corte Inglés. Y para hacerlo os traigo lo que me llega a la piel y a las tripas. A mí me llena, de esa manera en que me llenó ver bailar al Bolshoi en Moscú o mi primera visión de la Catedral de León iluminada… de esa en la que piensas para ti misma “creo que después de ésto puedo morir tranquila, pues moriré de belleza, con el alma llena.

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

 

(Rayuela. Julio Cortázar
 
 
 
Amor constante, más allá de la muerte 
Francisco de Quevedo 
 
Cerrar podrá mis ojos la postrera 
sombra que me llevare el blanco día, 
y podrá desatar esta alma mía 
hora a su afán ansioso lisonjera; 
 
mas no, de esotra parte, en la ribera, 
dejará la memoria, en donde ardía: 
nadar sabe mi llama la agua fría, 
y perder el respeto a ley severa. 
 
Alma a quien todo un dios prisión ha sido, 
venas que humor a tanto fuego han dado, 
medulas que han gloriosamente ardido, 
su cuerpo dejará, no su cuidado; 
 
serán ceniza, mas tendrá sentido; 
polvo serán, mas polvo enamorado.
 
 
Os dejo un link de youtube a la que para mí es la película romántica por antonomasia. Me vais a tomar por loca, pero es el Drácula de Coppola. Pensadlo. Pueden sacrificarse muchas cosas por amor y así lo han descrito las bellas artes durante mucho tiempo. Pero ¿quién sacrifica su mortalidad por amor? Para mí es el summum de los sacrificios. Condenarse a no sólo vivir sin descanso sino sin consuelo por la muerte del amado, en oscuridad y eterno vacío, buscando llenar lo que jamás podrá llenarse. Perder el alma. Por amor. Y la escena de la absenta es absolutamente soberbia y con su punto romántico también
 
(*) ¿Sabeis por qué se dice ser más chulo que un ocho? Pues por  un tranvía. Como os lo cuento.  O mejor que os lo cuente el blog Secretos de Madrid que no tiene desperdicio y lo hace mejor. Pero conste que lo sabía, lo sepais.

Librotesoros que no puedes dejar de leer antes de morir

No podía dejar pasar esta entrada en mi aprendiz de blog (perdóneme señor río Manzanares por apoderarme de su calificativo, pero me permito la licencia, ya que somos paisanos). Son más que libros, son tesoros que marcaron épocas de mi vida y despertaron mis ansias de leer más y más. No voy a osar reseñarlos, sería un atrevimiento excesivo por mi parte. Tan sólo pondré los títulos y unas citas. A los que paséis por aquí os invito a dejarme en comentarios vuestra/vuestras obra/obras favoritas. Seguro que entre todos reconstruimos la Biblioteca de Alejandría en El Redondal.
Nota mental: Hacer una entrada sobre las grandes bibliotecas del mundo y su historia. Ultimamente me muero por ir a la Bodleiana.

EL SEÑOR PRESIDENTE
(Miguel Angel Asturias)
 
“La dicha no sabe a carne. Junto a ellos bajaba a besar la
tierra la sombra de un pino, fresca como un río. Y cantaba en
el pino un pájaro que a la vez que pájaro era campanita de
oro:
–¡Soy la Manzana-Rosa del Ave del Paraíso, soy la vida,
la mitad de mi cuerpo es mentira y la mitad es verdad; soy
rosa y soy manzana, doy a todos un ojo de vidrio y un ojo de
verdad: los que ven con mi ojo de vidrio ven porque sueñan,
los que ven con mi ojo de verdad ven porque miran! ¡Soy la
vida, la Manzana-Rosa del Ave del Paraíso: soy la mentira de
todas las cosas reales, la realidad de todas las ficciones”
SONATAS
(Ramón María del Valle-Inclán)
 
“Eres el más admirable de los Don Juanes: Feo, católico y sentimental.”
“Era un mal sagrado el de María Antonieta. Aquella noche rugió en mis brazos como la faunesa antigua. Divina María Antonieta, era muy apasionada y a las mujeres apasionadas se las engaña siempre. Dios que todo lo sabe, sabe que no son éstas las temibles, sino aquellas lánguidas, suspirantes, más celosas de hacer sentir al amante, que de sentir…”
LA CELESTINA
(Fernando de Rojas)
“Verdad es; pero mal conoces a Celestina. Cuando ella tiene que hacer, no se acuerda de Dios ni cura de santidades. Cuando hay que roer en casa, sanos están los santos; cuando va a la iglesia con sus cuentas en la mano, no sobra el comer en casa. Aunque ella te crió, mejor conozco yo sus propiedades que tú. Lo que en sus cuentas reza es los virgos que tiene a cargo, y cuántos enamorados hay en la ciudad, y cuántas mozas tiene encomendadas, y qué despenseros le dan ración y cuál mejor, y cómo les llaman por nombre, porque cuando los encontrare no hable como extraña, y qué canónigo es más mozo y franco. Cuando menea los labios es fingir mentira, ordenar cautelas para haber dinero: por aquí le entraré, esto me responderá, esto replicaré. Así vive esta que nosotros mucho honramos”
ORGULLO Y PREJUICIO
(Jane Austen) 
“La vanidad y el orgullo son cosas diferentes, aunque muchas veces sean utilizados como sinónimos. Una persona puede ser orgullosa sin ser vana. El orgullo tiene que ver más con nuestra opinión de nosotros, mientras la vanidad con lo que los demás piensen de nosotros.”
“Cuanto más conozco el mundo, más me irrita, y todos los días confirmo mi creencia en la inconstancia del carácter humano y en la poca que me inspiran las apariencias de mérito o talento.”
EL SEÑOR DE LOS ANILLOS
(JRR Tolkien) 
No voy a poner aquí citas de Tolkien. Todos habeis visto la película y es una buena versión, contrariamente a lo que nos tienen acostumbrados (la palma de la mala versión se la lleva La Historia Interminable de Ende, es un asesinato punible, pero de eso, si queréis, hablamos en otra ocasión). Os recomiendo muy encarecidamente que leáis los libros. Es el Padre de la Literatura fantástica, y  toda una experiencia que te borra del mundo mientras entras en sus páginas
LA MONTAÑA MAGICA
(Thomas Mann) 
 
Tengo que ponerlo todo. Es de lo más bello que he leído en la vida. No puedo traducirlo. No es cuestión de ser incapaz, sabeis que soy bilingüe francés-español, pero traducido pierde tanta belleza que prefiero que useis el google translator bajo vuestra responsabilidad o hagais un esfuerzo si teneis nociones, porque el texto es improfanable. Mis disculpas.
—Je t’aime —balbuceó—, je t’ai aimé de tout temps, car tu es le Toi de ma vie, mon rêve, mon sort, mon envié, mon éternel désir…
—Allons, allons! —dijo ella—. Si tes precepteurs te voyaient…
Pero él sacudió la cabeza con desesperación, inclinado el rostro hacia el suelo, y contestó:
—Je m’en ficherais, je me fiche de tous ces Carducci et de la République éloquente et du progrès humain dans le temps, car je t’aime!
Ella le acarició dulcemente con la mano los cabellos cortados al rape en la nuca:
—Petit bourgeois —dijo—. Joli bourgeois à la petite tache humide. Est-ce vrai que tu m’aimes tant?
Y exaltado por este contacto ya sobre las dos rodillas, la cabeza echada hacia atrás y los ojos cerrados, él continuó hablando:
—Oh, l’amour, tu sais… Le corps, l’amour, la mort, ces trois ne font qu’un. Car le corps, c’est la maladie et la volupté et c’est lui qui fait la mort; oui, ils sont charnels, tous deux, l’amour et la mort, et voilà leur terreur et leur grande magie! Mais la mort, tu comprends, c’est d’une chose mal famée, impudente, qui fait rougir de honte; et d’autre part c’est une puissance très solennelle et très majestueuse (beaucoup plus haute que la vie riante gagnant de la monnaie et farcissant sa pensée; beaucoup plus venerable que le progrès qui lavarde par le temps), parce qu’elle est l’histoire et la noblesse et la pitié et l’eternel et le sacré qui nous fait tirer le chapeau et marcher sur la pointe des pieds… Or, de même le corps, lui aussi, et l’amour du corps, sont une affaire indecente et fâcheuse et le corps rougit et pâlit à sa surface par frayeur et honte de lui-même. Mais aussi il est une grande gloire adorable, image miraculeuse de la vie organique, sainte merveille de la forme et de la beauté, et l’amour pour lui, pour le corps humain, c’est de même un intéret extremement humanitaire et une puissance plus educative que toute la pédagogie du monde…! Oh, enchantante beauté organique qui ne se compose ni de teinture à l’huile ni de pierre, mais de matière vivante et corruptible, pleine du secret fébrile de la vie et de la pourriture! Regarde la symétrie merveilleuse de l’edifice humain, les épaules et les hanches et les mamelons fleurissants de part et d’autre sur la poitrine , et les côtes arrangées par paires, et le nombril au milieu dans la mollesse du ventre et le sexe obscur entre les cuisses! Regarde les omoplates se remuer sous la peau soyeuse du dos, et l’échine qui descend vers la luxuriance double et fraîche des fesses et les grandes branches des vases et de nerfs qui passent du tronc aux remeaux par les aiselles, et comme la structure des bras correspond à celle des jambes. Oh, les douces régions de la jointure intérieure au coude et du jarret avec leur abondance de délicatesses organiques sous leurs coussins de chair! Quelle fête inmense de les caresser ces endroits délicieux du corps humain! Fête à mourir sans plainte après! Oui, mon Dieu, laisse-moi sentir l’odeur de la peau de ta rotule, sous laquelle l’ingénieuse capsule articulaire sécrete son huile glissante! Laisse-moi toucher dévotement de ma bouche l’Arteria femoralis qui bat au front de la cuisse et qui se divise plus bas en les deux artères au tibia! Laisse-moi ressentir l’exhalation de tes pores et tâter ton duvet, image humaine d’eau et d’albumine, destinée pour l’anatomie du tombeau, et laisse-moi périr, mes lèvres aux tiennes!
Y si habeis llegado hasta aquí ¿me contais de vuestras joyas literarias?

La Biblioteca de los horrores

No sufráis, mis poquitos lectores, ni huyáis despavoridos, que no me ha dado por ponerme a escribir un libro con ese título, un poco manido pero no me neguéis que prestaríais atención. No, ni tengo la imaginación, creo, ni las ganas, ni los recursos suficientes para hacerlo. Esto va de otra cosa.
Veréis, dado el estado de mi monedero últimamente, no puedo permitirme muchas alegrías literarias. Pero, como dice el refrán, “aunque la bolsa esté exhausta, el día de gastar se gasta”, y no dispuesta a renunciar a uno de los mayores placeres que para mí tiene la vida, leer, pensé que bien podía permitirme la suscripción a Kindle Unlimited. Por un precio inferior a 10 euros puedes descargar a tu reader una buena cantidad de obras, conocidas y menos conocidas.

El 60% del contenido de lo que os ofrece Kindle unlimited es muy bueno, bueno o aceptable, tal vez por eso lo mantengo. Incluso descubro algunos autores que se autopublican, que están a la altura de los consagrados y a veces la sobrepasan con creces. Pero vayamos al 40% restante, que por lo general corresponde a autopublicaciones.

Pues bien, aquí es donde “El grito” de Munch se me queda corto para expresar gráficamente lo que siento. La tecla de borrado de mi tablet está literalmente desgastada del uso. Y os explico las razones mediante una clasificación personal:

1.- Los “Perdone usted ¿Podría hablarme en cristiano?” : Estos obviamente ni me los descargo, porque desde la descripción soy incapaz de descifrar su género, el argumento, la trama… Ya a priori parecen escritos por el “cuélebre” que cantaba Victor Manuel, que ha ido a la escuela a aprender a hablar al revés. En fin… Al menos os ponen sobre aviso y pasáis directamente, lo que se agradece.
2.- Los “Argumento Zenzasional”: En estos lees la descripción y piensas que no está mal, te gusta. Lo descargas y comienzas. Ay. Os prometo que no tengo nada contra la escritura en español americano; de hecho una de mis obras favoritas de todo el universo universal es “El Señor Presidente”, de Miguel Angel Asturias, que escribe cosas como “¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre, sobre la pobredumbre! ¡Alumbra, lumbre de alumbre, sobre la pobredumbre, Luzbel de piedralumbre! ¡Alumbra, alumbra, lumbre de alumbre…, alumbre… alumbra, alumbra, lumbre de alumbre…, alumbra alumbre!”  y habla de zopilotes y otros términos cuyo significado debo buscar. Y me encanta. Pero cuando me escribes un libro en lenguaje de culebrón y la acción transcurre no en Colombia sino en la Rusia zarista, y no te provoca sentimientos sino zentimientos en el corasón mientras te pones los sapatos y miras con intencidad a tu papasito lindo, a tu bebito lindo ay mami loves you… pues esta castellana recia, Pilar La Eremita, amante de la buena prosa, echa de menos una hoguera con combustible de papel (o un virus informático letal para ciertos “”harchibos”).
3.- Los “Ay tía Milady te enrollas con ese conde y te paga un sueldo Nescafé”: Nos situamos en la Inglaterra victoriana ¿si?, en la época de mi adorada Jane Austen. Vemos a un grupo de tímidas jovencitas debutantes que acuden a un baile en Almacks vestidas con colores pastel, modosas y recatadas. Hablan entre ellas. ¿Y qué dicen? “Tia te lo juro o sea es que el otro dia cuando fui de shopping me encontré con el Conde de Windsor que no sabes qué bueno está tía así es que Milady de verdad si te besa la mano enrollate con él “. Os juro por Arturo que hay un montón así, y yo no se si cortarme las venas o dejármelas largas, que tengo la huella dactilar difusa de darle al borrado con prisas antes de que se me quemen las retinas.
4.- Los “¿Hortografía? ¿I eso que es?” :  Encontrarse con un “haber niño, qué has echo con lo que avía encima de la mesa que se lo tenía que llebar a tu madre. Hay haber ahora que hago que yo lo dejé ay” es lo de menos. Hay cosas mucho, muchísimo peores, como fuertes olores ha quemado y horrores diversos. Una vez fui a Urgencias aquejada de un fuerte dolor de ojos, al borde del sangrado, y el médico me prescribió leer solo libros que hubieran pasado por las manos de expertos correctores.
Y el factor común a los cuatro puntos: cuando en el colegio nos enseñaban a redactar tan solo correctamente, andábamos de charleta con las Milady-tías de Halmacks ¿no?
Mi recomendación para aquellos autores noveles que sean tan valientes como para autopublicarse es que antes de escribir lean, que lean mucho, y que antes de dar al botoncito de enviar comprueben si están enviando un libro o la redacción de su sobrino de primaria. De nada. Porque esta vez ha sido anónimo. A la próxima menciono autor y “hobra”.
Tener una ilusión y llevarla a cabo por todos los medios posibles está bien, pero un poquito de por favor y vergüenza torera; hay que tener algo de autocrítica y ser conscientes de nuestras limitaciones, que si yo quiero ser arquitecta construyo una casa de muñecas antes que el Empire State.

Fuentes: Kindle Unlimited de Amazon

De mudanzas, especias que no lo son, y creaciones invisibles

¡Toma título! Si hasta parece que voy a escribir serio, y no de los eventos consuetudinarios que acontecen en la rua que decía Machado para hablar de… pues si, de algo tan simple como lo que pasa en la calle dicho con grandilocuencia, que hace leer al pedante. O sea, que si te has equivocado y has llegado hasta aquí por esas cosas del caprichoso azar (y porque lo voy a publicar en Twitter qué demonios), no vas a leer El Lazarillo de Tormes o Los Cuentos del Conde Lucanor, tan dados a empezar sus capítulos con el tan famoso y útil De… lo que sea, sino un desvarío sabatino de una cualquiera (persona ¿eh?, no empecemos), o de Fulana (y seguimos, que luego dicen del machismo, ay Señor Señor) de Tal. Venga, que voy a lo que iba.

Andaba yo toda ufana por las redes comentando despreocupadamente un programita de TV de esos con que los pedantes de los eventos consuetudinarios se llevan las manos a la cabeza y se rebajan a insultar y hacerse de cruces a los que nos gusta lo que pasa en la calle (además), cuando algo llama poderosamente mi atención: una idea increíble, mágica, en la cual unos escritores se ofrecen a ser amigos invisibles de sus lectores regalándoles una parte de ellos, un poquito de su obra, UN LIBRO.  La idea la promueve o publica un perfil con nombre de especia picante: Ana Kayena.

Me pongo a investigarla un poquito y me encuentro con una joyita. No os cuento más, descubridla vosotros mismos:
Obviamente me apunto rauda cual centella. No tengo mucho que ofrecer, sólo unos ojos ávidos de leer, una imaginación, más bien escasita, dispuesta a que la lleven de viaje al infinito y más allá, y un inmenso respeto por aquellos que son capaces de crear realidades y fantasías en las que quiero sumergirme con gusto. A cambio debo comentar lo que lea.
Y así recuerdo que hace dos años inicié una modesta aventura en forma de blog en WordPress. Se lo comento a Ana kayena como quien no quiere la cosa y ella me sugiere continuar y la mudanza a blogger. Y aquí estamos, para lo que guste y para lo que no, reiniciando la aventurilla.
Muchísimas gracias Ana, esta minientrada va por tí. Y que tiemble Kindle unlimited que me voy a despachar a gusto con las autopublicaciones. Pero eso será mañana. Feliz 2020